5 aspectos a tener en cuenta en una instalación de gas natural

Instalar el servicio de gas natural en casa supone muchos beneficios para las personas, tanto por lo práctico que es, como por el ahorro de dinero y de energía. La seguridad es otro de los factores que valoran mucho los usuarios ya que no requiere de almacenamiento en casa, razón por la que cobra mayor relevancia que la instalación la realicen profesionales en la materia.

Tampoco te pierdas qué es el gas metano

Índice de contenidos

¿Qué aspectos debes tener en cuenta en una instalación de gas natural?

La experiencia y buenas referencias de una empresa de instalaciones de gas natural son aspectos a tener presentes a la hora de elegir cuál te ofrecerá el servicio, sin embargo, hay otros aspectos que necesitas tener cubiertos para evitar inconvenientes de último momento:

  • Lo primero que debes hacer es cerciorarte de que a la zona donde resides llega la red de distribución de gas natural.
  • Solicita un presupuesto de instalación a la compañía que distribuye el gas en esa zona, con el presupuesto deben suministrar la correspondiente memoria técnica.
  • Puedes decantarte entre contratar a un instalador autorizado o a la distribuidora de gas.
  • Seguidamente puedes proceder a solicitar el alta de gas natural a la empresa que has decidió contratar.
  • Después de finalizada la obra, el instalador que has seleccionado previamente emite un Certificado de Instalación si todo está en orden, el mismo será verificado por la distribuidora la cual genera al mismo tiempo el código CUPS.

Estos cinco pasos son los que comprenden el proceso de contratación de gas natural y es importante que los tengas muy en cuenta para que la instalación se lleve adelante con éxito.

¿Qué beneficios tiene el gas natural?

Si bien es cierto que para gozar de este servicio es necesario invertir en las obras de instalación, el gas natural es una fuente de energía continua que resulta mucho más económica que otras gracias a que los precios no fluctúan, los equipos rinden a su máximo potencial con la cantidad de combustible exacta y por lo tanto el consumo energético es más bajo.

Mayor confort para los habitantes del hogar ya que cuentan de forma continuada con agua caliente para todas las instalaciones de la casa que lo necesitan, incluso el sistema de calefacción.

El suministro directo y continuado permite disfrutar del servicio sin riesgos de interrupción, ya que no requiere de un sistema de reparto por el cual esperar.

Te evitas las molestias de ocupar un espacio para almacenar los recipientes de gas, lo cual aumenta los riesgos de accidentes.

Las obras de instalación no son nada complicadas y además las empresas te suelen facilitar toda la asesoría que necesites.

Con el gas natural en casa vas a minimizar las emisiones de CO2 que van a parar al medio ambiente, ya que esta es una fuente de energía limpia.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here