Cómo conseguir una licencia de actividad para cafeterías

Una cafetería, para iniciar su actividad como negocio, requiere de una licencia que le permita ejercer como tal. Sin esta licencia, y sin los requisitos que hay que cumplir, es imposible a efectos legales poder abrir el local. De no disponer de ella, el dueño de la cafetería se verá expuesto a una sanción y al cierre del establecimiento.

La licencia de actividad para cafeterías, una actividad catalogada como clasificada y que necesita de la realización de un proyecto de actividades, se expide a todos aquellos locales en los que se van a servir a los clientes en una barra o un mostrador todo tipo de bebidas frías y calientes, tapas frías, refrescos, helados, repostería y bollería.

Documentos y tramitaciones a presentar para obtener la licencia de actividad

El dueño o el encargado de la cafetería deberá presentar los siguientes documentos y tramitaciones para obtener la licencia de actividad de su cafetería:

  • Certificado Urbanístico: hay que presentar en el Ayuntamiento un plan urbanístico de la zona para obtener este certificado
  • Proyecto de obra y Delineación de Planos: en el proyecto de obra hay que incluir una memoria descriptiva y constructiva, los planos de la obra, el presupuesto de ejecución, un estudio de la gestión de residuos y un estudio básico de seguridad y salud
  • Proyecto de Instalaciones: las instalaciones de la cafetería deben cumplir con la normativa vigente, por lo que han de disponer de un certificado que así lo acredite
  • Proyecto de Interiorismo: en este proyecto hay que incluir un levantamiento de los planos, el diseño de la intervención, un desarrollo de las memorias descriptivas y constructivas, los planos de la obra y el presupuesto

Es muy recomendable que todos estos trámites se lleven a cabo con suficiente antelación a la apertura del local. El plazo de obtención de las mismas puede variar en función del ayuntamiento o la comunidad autónoma en la que se encuentre la cafetería. Por tanto, es muy aconsejable solicitar información previamente para ir sobre seguro.

Al mismo tiempo, y dependiendo de donde esté situada la cafetería, es probable que se requiera de una autorización expresa de la comunidad de propietarios para ejercer una actividad clasificada. Un detalle este último que no sucedería si el local se halla en suelo industrial.

En definitiva, solicitar una licencia de actividad para cafeterías es un requisito indispensable para todo aquel que desee abrir un local de este tipo. Las gestiones y trámites que hay que llevar a cabo se pueden demorar un poco en el tiempo. Sin embargo, de no disponer de ella se puede llegar incluso a clausurar el negocio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here