¿Se puede reemplazar la leche materna para los bebés?

Que la leche sea el mejor alimento que se puede dar a los bebés es algo indudable. La lactancia materna, según los especialistas médicos, se debe dar hasta cumplidos los seis meses de edad como mínimo pudiendo extenderse hasta los dos o tres años. Pero, ¿qué sucede si la mamá no puede amamantar a su bebé? En CurioSfera.com te lo explicamos.

La Organización Mundial de la Salud, junto a la Asociación Española de Pediatría, recomienda que la lactancia materna debe ser la alimentación exclusiva del bebé en los primeros seis meses de vida.

No obstante, siempre cabe la posibilidad de que la madre se encuentre incapacitada por diferentes motivos de darle a su bebé el alimento que necesita. Por ésta causa y para cubrir la necesidad de darle al bebé una leche especialmente completa es que se encuentran en el mercado diferentes marcas de complejos sustitutivos.

¿Cómo alimentar al bebé ante la imposibilidad de amamantarlo?

Los complejos sustitutivos de la leche materna, tienen una composición que es específica para los bebés, con valores nutricionales muy similares a la leche materna, y están conformados por las leches de continuación.

Algunas de estas leches que sustituyen a las maternas, tienen en su composición el aporte de Omega 3, DHA más hierro, y eso es muy bueno, porque estos nutrientes son esenciales en el desarrollo del niño, tanto físico, intelectual como visual.

El consumo de éstas leches desde que el nacimiento del niño hasta cumplir los dos o tres años de edad, proporcionan beneficios a su proceso madurativo cerebral y también al desarrollo de sus retinas.

Esta leche es obtenida de la leche de vaca, pero al elaborarla se modifican las proporciones de las proteínas, para que sea lo más parecida posible a la materna. Además es enriquecida con vitaminas y minerales que son los que el bebé necesita para un desarrollo sano. Esta leche sustitutiva debe tener el aporte de calcio, vitamina D, vitamina E, yodo, zinc y folato, que son de vital importancia en el desarrollo óseo y corporal.

Diferentes tipos de leche sustituta o de continuación

Leche tipo 1

Las leches que sustituyen a la materna tienen varios tipos según la edad y las necesidades del niño. Durante su crecimiento, el bebé tiene diferentes necesidades, por ejemplo la del tipo 1, que es también llamada leche de inicio, la toman desde que nacen hasta los seis meses de edad.

Leche tipo 2

Otra variedad que se encuentra en el mercado es la leche tipo 2, que es  la más utilizada. Está formulada para bebés desde los cuatro a seis meses en adelante. Cuentan con una alta concentración en hierro y omega 3, más el refuerzo de vitaminas y minerales, y son recomendadas hasta el segundo semestre de edad.

Son las que realmente se les llama de continuación, porque permiten que las mamás que dejan de alimentarlos con la leche materna a partir de los seis meses, o en los casos en que la leche materna ya no alimente de forma eficiente al bebé.

También son un complemento ideal para acompañar las primeras papillas del bebé, o de los alimentos sólidos, que los pediatras recomiendan a partir del primer semestre.

Leche tipo 3

También nos encontramos la leche tipo 3, que también (también conocida como leche junior o leche de crecimiento). Se les da a los niños a partir del año de edad. Las leches tipo 3 tienen valores más reforzados en vitaminas, minerales, grasas modificadas, entre otros agregados nutricionales esenciales en esta etapa de crecimiento del niño.

Muchos bebés nacen con el problema de la intolerancia a la lactosa, que en la mayoría de las ocasiones puede tratarse de un problema hereditario. Es de vital importancia poder detectarlo, sobre todo cuando el bebé comienza con su dieta sólida más la leche materna.

Para estos casos las fórmulas de continuación sin lactosa representan la solución al problema.

Hay una variedad que es una leche especialmente creada para aquellos bebés que tienen problemas para digerir la lactosa. Esta leche ayuda a prevenir problemas gastrointestinales provocados por la lactosa en los niños. Sin embargo, igual contiene la fuente de vitaminas y minerales que el niño necesita para su desarrollo.

¿Quieres saber más sobre alimentación?

En CurioSfera.com deseamos que te haya sido útil este artículo llamado ¿Se puede reemplazar la leche materna para los bebés?. Te invitamos a entrar en nuestra categoría de alimentación para poder acceder otros textos parecidos.

Del mismo modo, si te resulta más cómodo, puedes obtener más respuestas o puedes hacer tus preguntas en el buscador de nuestra web que ponemos a tu completa disposición.

Y recuerda…, puedes compartir este post en las redes sociales o con tu familia y amistades. También puedes dejarnos un comentario con tu opinión o seguirnos en Facebook. 😊

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here