Remedios naturales que evitan la caída del cabello

La caída del cabello ha sido desde siempre, un tema estético de gran importancia que no solo afecta a los hombres, sino también ha sido el responsable del aumento en consultas dermatológicas por parte de muchas mujeres.

Te vamos a explicar los mejores remedios para la caída del pelo.

Índice de contenidos

Cuánto cabello se cae normalmente

Todas las personas perdemos cabello diariamente y de manera regular. Es decir que una persona pierde al día cerca de 100 o 200 cabellos ya que forma parte de la regeneración celular y que en 6 meses se renovará en su totalidad. Es sabido que la llegada del otoño aumenta la caída del cabello, por lo que muchas personas optan por priorizar su cuidado para mantenerlo en óptimas condiciones, lográndolo a través de una adecuada nutrición y fortalecimiento del mismo de modo que favorezca su sano crecimiento.

Elementos que promueven su caída

Sabemos que hay factores tan comunes como la alimentación, el estrés, el cepillado y lavado excesivo que promueven la caída del cabello. Podemos decir con certeza que una alimentación pobre en nutrientes no beneficiará en nada al crecimiento de nuestro cabello. Es necesario incluir en la dieta diaria el consumo de alimentos ricos en vitaminas B, D, E y minerales como el zinc, magnesio, manganeso, selenio, potasio (entre otros) considerados indispensables en el proceso de la regeneración de nuestro sistema nervioso en general. También hay que señalar que la forma en cómo cuidamos nuestro cabello es importante.

El cabello sometido al calor de secadores y planchas térmicas, productos del cuidado diario, tintes e incluso champús inadecuados pueden acabar dañando sus raíces y ser la causa de su caída. Otros motivos que pueden contribuir en su caída, son los hormonales (menopausia o el alumbramiento en el caso de las mujeres embarazadas), el consumo de ciertos medicamentos y químicos o el padecimiento de trastornos en la tiroides.

Los mejores remedios naturales anticaída

Mascarilla de Aloe Vera. Sólo se requiere de cortar horizontalmente una penca gruesa de aloe vera (usar preferentemente las que se encuentran en la base de la planta) y frotar con suavidad el cristal justo en la raíz del cabello. Dejar que seque en su totalidad y enjuagar con abundante agua. Para obtener mejores resultados, se sugiere hacer este procedimiento diariamente.

Aplicación de té verde. El té verde es muy conocido por su rico aporte en antioxidantes que benefician el fortalecimiento del cabello y evitar así su caída excesiva. El primer paso a realizar es preparar una tisana como lo haces normalmente. Dejar enfriar y una vez que el líquido se encuentre a una temperatura tolerable, viértelo en tu cabello al finalizar la ducha, a modo de tónico capilar. Déjalo secar y aplica este remedio por lo menos 2 veces a la semana.

Masaje con aceites. Puedes aplicar sobre tu cuero cabelludo unas gotas de aceite de ricino, almendras o incluso romero. Los dos primeros son conocidos por su gran capacidad de humectación y el ricino tiene grandes cualidades que favorecen el crecimiento del cabello. El aceite de romero también es muy empleado para nutrir y fortalecer nuestro cabello; se sugiere aplicarlo moderadamente y favorecer su absorción a través de suaves masajes circulares en el cuero cabelludo. De esta manera se estimula la circulación de la sangre y ser favorece el fortalecimiento de los folículos pilosos.

La solución definitiva: Injerto de cabello

Cuando hemos utilizado todos los remedios naturales y no vemos resultados, es momento de recurrir a soluciones más elaboradas pero que al mismo tiempo nos ofrezcan seguridad y certeza en los resultados. Empresas especializadas como Sanantur ofrecen a sus pacientes, alternativas profesionales y eficaces, que resuelven de una vez y para siempre el problema de la caída del cabello, organizando viajes y paquetes hacia Turquía, pues actualmente es un referente muy importante en lo que respecta a precio y calidad cuando hablamos de injerto capilar.

La diferencia de precios que hay entre Europa y Turquía radica en los bajos costes de mano de obra que junto con la subvención que ofrece el gobierno de este país, facilita el acceso a precios muy bajos para la realización de procedimientos médicos y de estética. Los años de experiencia en este tipo de tratamientos han hecho posible la reducción de los tiempos de una intervención, facilitando la recuperación en mucho menos tiempo que en España.

1 COMENTARIO

  1. gracias por la información lo voy a probar todo.. jajaja llevo unos meses que madre mia, me voy a quedar calva seguro… 🙁 ufff espero no tener que llegar al extremo del injerto…

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here