Quién inventó la bombilla y su historia

Llegas a tu hogar por la noche, accionas un interruptor y se hace la luz. ¿Es magia? No, es gracias a la bombilla. Un invento que funciona con electricidad y que ha cambiado la vida del ser humano de una manera increíble. Pero debes saber que no siempre ha sido así de sencillo. ¿Te gustaría conocer la historia de la bombilla?, ¿sabes quién la inventó? En CurioSfera.com te queremos dar la respuesta a todas estas preguntas y muchas más. ¿Comenzamos?

También te puede interesar conocer la historia de la radio.

Índice de contenidos

Quién inventó la bombilla

La bombilla o lámpara incandescente fue obra de dos genios: el inglés Joseph W.Swan (1828 – 1914) y el norteamericano Thomas Alva Edison (1847 – 1931). La primera bombilla eléctrica vio la luz y se hizo el 21 de octubre de 1879 tras muchos años de experimentos y fracasos.

quién inventó la bombilla
Thomas Alva Edison, unos de los dos inventores de la bombilla

Muchas personas creen que el inventor de la bombilla fue Thomas Edison, pero éste verdaderamente lo que consiguió fue perfeccionar el invento de Joseph Swan y que funcionase con más efectividad y durante mucho más tiempo. Además, Edison también patentó el 27 de enero de 1880 la bombilla eléctrica o bombilla incandescente, cosa que no hizo Swan.

quién descubrió la bombilla
Joseph Wilson Swan, uno de los padres de la bombilla

Ambos pretendían lo mismo: transformar la electricidad en luz mediante un instrumento que mejorase los resultados de la ya existente lámpara de arco eléctrico inventada en 1811 por Humphrey Davy (1778 – 1829).

También te puede interesar la historia de la computadora.

 inventor de la bombilla eléctrica

Historia de la bombilla

Se ensayó con diferentes filamentos metálicos incandescentes e incluso con otros de procedencia vegetal como el algodón o fibra de bambú carbonizado y encerrado herméticamente al vacío en el interior de un globo de vidrio, estableciéndose la conexión mediante dos hilos de platino.

Pero la vida útil de aquella bombilla era efímera, un par de cientos de horas, y el rendimiento escaso: daba poca luz y además ésta no se mantenía constante sino que parpadeaba y decrecía en intensidad.

El principal problema con el que tropezaron los inventores de la bombilla eléctrica, Edison y Swan, fue cómo impedir que los filamentos se fundieran por el calor. En 1883 se intentó con filamentos elaborados con una solución de celulosa, y en 1905 se probó con carbón metalizado capaz de resistir altas temperaturas y proporcionar una luminosidad aceptable: cuatro lumen por vatio. Pero el rendimiento era pobre y la duración de la bombilla muy escasa.

historia y evolución de la bombilla

La solución definitiva se encontró en los filamentos metálicos: primero el osmio y luego el tantalio. En 1909 la bombilla quedó casi configurada con el filamento de wolframio.

Las primeras bombillas eran de fabricación artesanal, por lo que se trataba de un producto caro. Hoy se fabrican en serie mediante máquinas automatizadas que producen miles de bombillas por hora.

Como curiosidad, existe una bombilla que lleva encendida más de 115 años (ver noticia completa aquí). Está funcionando ininterrumpidamente desde el año desde 1901 y se encuentra en un cuartel de bomberos de California, en Estados Unidos.

También te recomendamos la historia del teléfono.

El origen de la bombilla

No se puede entender el origen de la bombilla sin antes conocer un poco el de la electricidad. La palabra electricidad es griega: del término elektron = ámbar. De hecho, el filósofo Tales de Mileto describió (624 a.C – 546 a.C) en el 600 a.C. el poder electrostático de un trozo de resina fósil que se trajo de las orillas del Báltico, el ámbar. También las civilizaciones hindúes antiguas experimentaron que calentando cierto tipo de cristal se podía atraer hacia ellos las cenizas calientes.

La electricidad es una forma de energía tan asombrosa y rica que un gramo de materia al que se le sacara el potencial energético que encierra, podría mantener encendida una casa con diez bombillas de cien vatios cada una durante tres mil años.

La primera máquina que produjo una chispa eléctrica la creó en el siglo XVII Otto von Guericke (1602 – 1686): era un globo giratorio de azufre sobre el que una persona apoyaba su mano para producir un frotamiento.

el origen de la bombilla
Máquina electroestática de Otto von Guericke

El primero en utilizar esta fabulosa energía fue el italiano Alejandro Volta (1745 – 1827), a quien Napoleón había encargado en 1801 hacer una demostración de su famosa pila, primera fuente continua de energía eléctrica de la historia.

Veinte años después el británico Michael Faraday (1791 – 1867) ponía en marcha el primer motor eléctrico. Este mismo personaje inventó la dinamo o generador de electricidad, y el transformador para modificar el voltaje en 1831.

los origenes de la bombilla
Michael Faraday

A principios del XIX el escocés William Murdoch (1873 – 1912) iluminó su casa y una fábrica de tejidos mediante el mismo procedimiento: una nueva luz producida por el hombre de manera científica.

También te puede interesar la historia del aire acondicionado.

Historia de la bombilla en España

A España llegaron en 1881, año en el que Tomás Dalmau estableció en Barcelona una ‘Sociedad de Electricidad’ dedicada a la fabricación de bombillas o lámparas incandescentes.

cuándo llegó la bombilla a España
Anuncio de bombillas en “MADRID CIENTIFICO”. 1911

Aquel año se instalaron quince bombillas grandes, o lámparas, a lo largo del barcelonés Paseo de Colón, y se llevó a cabo una prueba de alumbrado eléctrico con bombillas en la Puerta del Sol de Madrid.

En España ya existía desde 1873 una central eléctrica. En 1987 la bombilla magnética del francés Jean Fritsch solucionó una de las molestias: cambiar una bombilla sin quemarse.

Para ello ideó un sistema de montaje y desmontaje, la bombilla M-Lux, que podía insertarse en el casquillo con una sola mano y sin necesidad de enroscado, por imán. Esta idea le valió el Gran Premio del Salón Internacional de los Inventores de Ginebra.

Es posible que también te guste conocer la historia de la fotografía.

Etimología e historia de la palabra bombilla

“Bombilla” es forma diminutiva de bomba que a su vez dio lugar a la voz “pompa”, como la de jabón, forma que añadió al término la nota semántica de objeto o cosa esférica o de globo. En latín se llamaba bombus, del griego bombos, con el significado de zumbido, en cuyo caso era acepción de naturaleza onomatopéyica.

Audio sobre el inventor de la bombilla

Te ofrecemos también este audio en el que se habla sobre quién fue el inventor de la bombilla:

¿Quieres saber más?

Esta ha sido la Quién inventó la bombilla y su historia, que no deja de evolucionar cada día que pasa. Como las nuevas bombillas de bajo consumo y las de tecnología LED, que dan más luz, duran más y tienen un consumo de energía realmente bajo.

Desde CurioSfera.com esperamos que este artículo te haya sido útil y ameno. Si necesitas consultar otros artículos similares, obtener más respuestas, o deseas ver otras curiosidades históricas y datos peculiares, te invitamos a visitar la categoría de Historia. Pero si te resulta más sencillo, escribe tus preguntas en el siguiente buscador. Y recuerda, si te ha gustado, dale un me gusta, compártelo con tus amistades y familiares, o deja un comentario. :-).

COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here