Historia de la calculadora

El ser humano ha estado constantemente evolucionando. Llegó un momento en que tuvo la necesidad de tener que calcular las operaciones matemáticas básicas de un modo rápido y efectivo.

Primero el ábaco, y posteriormente la calculadora, han sido elementos fundamentales para que la humanidad sea actualmente como la conocemos.

Descubre con CurioSfera.com como ha sido la evolución e historia de la calculadora y su antecesor el ábaco. Además averigua quién fue su inventor, cuándo y dónde.

Origen de la calculadora

Como hemos comentado en la introducción, hace ya miles de años que la civilización se vio en la necesidad de poder realizar cálculos de una manera mecánica, sin errores y rápidamente.

Para el comercio, recaudar impuestos, llevar la contabilidad, e incluso la agricultura… cada vez era más frecuente la necesidad de realizar cálculos cada vez más complejos.

Para resolver este problema primero surgió el antecesor o padre de las máquinas de cálculo: el ábaco. No sería posible entender la una sin el otro, por ese motivo, vamos a empezar por el principio.

Al finalizar, tal vez te interese leer: el origen de los números.

Historia del ábaco

En este apartado de nuestro artículo te vamos a explicar brevemente cómo ha sido la historia del ábaco. Pero sobre todo darte la respuesta a estas 4 preguntas:

  • ¿Qué es un ábaco?
  • ¿Quién inventó el ábaco?
  • ¿Cuándo se inventó el ábaco?
  • ¿Dónde se inventó el ábaco?
  • Evolución del ábaco

Hace ya cinco mil años, se conoce que los babilonios llevaban sus cuentas mediante el uso de un artilugio muy peculiar de su invención: el ábaco.

Esta palabra es derivada de una voz semítica que significa “polvo”, por ser una tabla de madera recubierta de arena finísima sobre la cual se marcaba con un estilete las cifras. Otros expertos atribuyen el origen de su nombre del griego abax= arena.

historia del abaco

Los griegos, que utilizaron este sistema de cálculo, empleaban una escudilla cuadrada llena de arena sobre la que trazaban una cuadrícula con líneas verticales, horizontales y diagonales.

Los números a multiplicar se disponían, mediante marcas en la arena, a lo largo de las casillas de la parte superior y mediante complejos y tediosos procedimientos se llevaba a cabo la operación.

Del ábaco primitivo se pasó al que todos conocemos actualmente. El ábaco moderno es un tablero o marco que sostiene una serie de cordones donde van ensartadas cierto número de bolitas. Era la forma universal que el mundo antiguo tuvo para contar.

Es tan eficaz que en la India se siguen utilizando. También los campesinos chinos siguen apegados al suan pan, como se llama allí al ábaco.

que es un abaco y quien lo invento

Los campesinos japoneses cuentan con el soroban, ábaco de sus antepasados.Porotro lado, entre muchos pueblos de los que componen la vieja Rusia el único medio de llevar las cuentas diarias es el tschotyo ábaco rudimentario.

También se utilizó entre los griegos, romanos, judíos, árabes y los demás pueblos civilizados. Cabe destacar que en Europa no se generalizó su empleo hasta poco antes del siglo X.

Con el ábaco se podía y se pueden realizar las cuatro operaciones aritméticas básicas: sumar, restar, multiplicar y dividir.

Cuando los españoles llegaron a América a finales del siglo XV vieron que tanto los incas como los mayas utilizaban el ábaco como medio de calcular.

El ábaco o tablero contador estuvo en pleno uso hasta bien entrado el siglo XVII. Ya que en esta época comenzaron a aparecer los primeros ingenios o máquinas de cálculo.

Quién inventó la calculadora

En este punto del post te explicamos los aspectos principales sobre la historia de la calculadora. Dándote la respuesta a las siguientes cuestiones:

  • ¿Cuándo se inventó la calculadora?
  • Inventor de la calculadora
  • ¿Dónde se inventó la calculadora?
  • ¿Qué es una calculadora?
  • La primera calculadora
  • Evolución de la calculadora

En 1624 se inventó el primer ingenio mecánico para contar: la máquina aritmética del profesor Wilhelm Schickard de la universidad alemana de Heidelberg, conocida como “reloj calculador” capaz de realizar las operaciones aritméticas básicas.

Pero la primera calculadora se creó en 1642. Su inventor fue Blaise Pascal, cuyo padre era contable. Con tan solo 19 años, creó la máquina de calcular para liberar a su progenitor del aburrido trabajo de sumar una y otra vez columnas de números.

Blaise Pascal inventor de la calculadora

Para ello, utilizó una serie de ruedas dentadas integradas en un sistema mecánico, logrando así sumas de hasta ocho columnas de cifras. Asimismo, también podía realizar restas.

Las multiplicaciones podían realizarse mediante un número enorme de sumas, lo que convertía esta operación en algo terriblemente aburrido, tedioso y pesado. En 1645 fue bautizada con el nombre de pascalina.

El artilugio funcionaba de forma similar al cuentakilómetros de los automóviles. Se sustanciaba en un delicado y complejo mecanismo de embrague que se llamó sautoir.

Blaise Pascal quiso vender su invento. Para ello construyó en torno a las setenta unidades, algunas de las cuales llegaron a las manos del rey de Francia.

la pascalina primera calculadora
La Pascalina

La pascalina fue perfeccionada en 1694 por el alemán Gottfried W. Leibnitz. Podía sumar y restar como la de Pascal, pero ahora además era capaz de multiplicar y dividir. Con una novedad importantísima añadida: extraía raíces cuadradas.

Era una máquina muy elemental ya que se basaba en el sistema mecánico del cálculo denominado “paso a paso”.

Leibnitz llevó a cabo una segunda máquina calculadora en 1706 que llamó “calculador escalonado”, que consistía en un cilindro de nueve dientes cortados paralelamente al eje por el que se adelantaban sucesivamente: el diente calculador podía moverse sobre el cilindro.

Este principio se ha seguido empleando incluso hasta en algunos modelos de calculadoras de los años 1960, desde que las fabricara en el XIX, Charles X. Thomas.

Por entonces aparecieron las calculadoras analógicas a partir de voltímetros y amperímetros, y en 1835 el inglés Charles Babbage, profesor de matemáticas de la Universidad de Cambridge.

evolucion de la calculadora
Calculadora Analógica

Presentó su revolucionaria teoría del “motor analítico”, primer ordenador numérico del mundo, que podía combinar las operaciones aritméticas con decisiones basadas en sus propios principios de cálculo mediante un complejo sistema de cincuenta ruedas dentadas. Los datos eran introducidos mediante tarjetas perforadas.

El estado de la tecnología del momento no permitió llevar hacia adelante los brillantes descubrimientos de Babbage y sólo fue posible construir una versión rudimentaria de la máquina analítica.

Independientemente del mundo de las computadoras u ordenadores, que tratamos en este otro artículo, la primera calculadora efectiva fue creada en 1939 por el matemático norteamericano George R. Stibitz: la Model 1 Relay Computer. Stibitz se valió de relés telefónicos que funcionaban usando sólo las cifras 1 y 0.

La primera calculadora la montó en una caja de tabaco, donde introdujo algunos relés telefónicos usados y unas lámparas; todo quedó montado en un fin de semana: había nacido la calculadora binaria.

calculadora cientifica

Posteriormente aparecería, gracias a los circuitos integrados y microchips la calculadora digital. Con una capacidad de cálculo sorprendente, las calculadoras científicas son capaces de realizar cálculos complejos de trigonometría, logaritmos, funciones, probabilidades, porcentajes, números complejos, realizar gráficas, etc.

¿Quieres saber más?

En CurioSfera.com nos agradaría conocer mediante un comentario si este post titulado La historia de la calculadora te ha sido útil y te haya gustado. Del mismo modo, te invitamos a pasarte por nuestra categoría de historia o ciencia para descubrir más datos curiosos e interesantes. También puedes preguntar directamente tus dudas en el buscador que encontrarás a continuación.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here