Historia de las transfusiones de sangre y su inventor

La historia de las transfusiones de sangre nos dice que han salvado millones de vidas, posiblemente incluso la tuya. En la actualidad se practican cientos de ellas en los hospitales, pero no siempre ha sido así. En CurioSfera.com te explicamos el origen de la transfusión sanguínea, también quién la inventó y cómo ha evolucionado con el paso del tiempo.

Tampoco te pierdas origen e historia de la medicina

Origen de las transfusiones de sangre

Hace algunos miles de años los aborígenes australianos hacían transfusiones de sangre. Se habían adelantado en muchos siglos a los conocimientos médicos europeos en lo tocante a la circulación de la sangre.

Fue el español Miguel Servet, víctima de la intolerancia y fanatismo protestante, el primero en desarrollar la teoría del riego sanguíneo. Este médico aragonés de la primera mitad del siglo XVI se había inspirado en teorías médicas del sabio árabe del siglo XIII Ibn al Nafis, que ya habló en su tiempo de una circulación pulmonar.

Ambos sabios sirvieron de base para los trabajos científicos posteriores del inglés William Harvey, a quien se le ocurrió la idea de que el corazón era una bomba que trabajaba mediante fuerza muscular, y clave para la distribución por todo el organismo del líquido vital.

Si la sangre era un río interior, a su corriente podría incorporarse más sangre, lo mismo que un río mayor puede recibir el aporte de otro menor. Los primeros experimentos tendentes a hacer buena esta teoría parece que los llevó a cabo R.Lower, promotor de la experimentación en animales.

Parece que fue Juan Bautista Denys el primero en atreverse a practicar transfusiones sanguíneas en humanos en junio de 1667 procediendo a transvasar a un adolescente de quince años, a quien previamente había practicado una sangría, cierta cantidad de sangre de cordero, un litro de sangre arterial exactamente.

Al año siguiente uno de sus pacientes murió tras la transfusión, pero al parecer no fue ésta lo que le mató, sino cierto veneno suministrado al paciente por su propia esposa. No tardó en ser prohibida toda experimentación de este tipo, más por novedosa que por peligrosa.

Te recomendamos la historia de la aspirina

Quién inventó la transfusión de sangre

A principios del siglo XIX, en el año 1818, el médico inglés James Blundell llevó a cabo con éxito una transfusión en el hospital londinense de Guy. Se valió de una jeringa para llevar a cabo la transfusión o transvase.

quién descubrió las transfusiones sanguíneas
James Blundell, padre de la transfusión de sangre

Al principio solo se hicieron transfusiones en caso de vida o muerte, pero en 1829 una paciente recién parida salvó su vida gracias a la abundante transfusión de sangre que se le administró, con lo que el prestigio de este tipo de remedios alcanzó cotas altas.

James Blundell había ideado dos clases de ingenios para llevar a cabo la transferencia de sangre del dador al receptor.

También te puede interesar quién descubrió la penicilina

Si quieres ampliar la información de dónde, cómo, y quién es el inventor o descubridor de las transfusiones sanguíneas, te recomendamos que veas este breve vídeo:

Evolución de las transfusiones sanguíneas

Durante la guerra franco-prusiana de 1870 la transfusión fue una de las actividades médicas más utilizadas y exitosas. Fue entonces cuando empezó a plantearse una de las complicaciones: la coagulación, preocupación científica a la que se dedicó el austriaco Karl Landsteiner en 1909, dando con la causa: los distintos tipos sanguíneos que no siempre son compatibles (ver origen e historia del microscopio).

Aunque hoy sabemos que los grandes grupos sanguíneos son cuatro, entonces no se tenía constancia de la diversidad de sangres, y fue su estudio y análisis lo que hizo posible la transfusión de sangre segura y sin riesgos, hasta la reciente aparición de enfermedades como el sida.

Las transfusiones primitivas, es decir, las efectuadas en el siglo XIX, se hacían directamente del donante al paciente.

Hoy, la institucionalización del banco de sangre ha acabado con aquel procedimiento. Solo hace falta que la solidaridad funcione y que las incógnitas sean despejadas al respecto de las posibilidades de una sangre artificial.

Y aunque todavía no se ha conseguido, se han alcanzado algunos éxitos. Por ejemplo, en 1979 el japonés R. Naito se inyectó una dosis de doscientos miligramos de un derivado del petróleo: el fluosol DA, de color blanco lechoso. Es en esta sangre artificial, incapaz de ser portadora de gérmenes como el virus del sida y otros, donde algunos ven el futuro de las transfusiones.

Te gustará también conocer quién inventó los rayos X y su historia

Para finalizar te recomendamos que escuches el siguiente audio dónde el Doctor Santiago Rojas y la Doctora Miryam Rodríguez hablan sobre la importancia de las transfusiones de sangre y de la necesidad de donarla para quien la necesita:

¿Quieres saber más sobre historia?

Desde CurioSfera.com esperamos haberte podido ayudar a encontrar lo que buscas con esta reseña histórica sobre el origen e historia de las transfusiones de sangre. Si deseas saber más, te recomendamos que visites nuestra categoría de HISTORIA, donde encontraras otros artículos similares.

Si te ha gustado, puedes compartirlo en las redes sociales o seguir nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos tu opinión mediante un comentario o darnos un “like”. 😉 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here