Sabueso italiano (Segugio italiano)

Entre las características del sabueso italiano, también conocido como segugio italiano, destaca su habilidad para la caza y su enérgica apariencia. Existen dos variedades: la de pelo corto y la de pelo duro. Cuenta con un carácter es equilibrado, independiente y leal. En CurioSfera.com te explicamos TODO sobre la raza de perro sabueso italiano: temperamento, aspecto, salud, enfermedades, alimentación, cuidados e historia. Además de consejos para la compra o adopción de un cachorro, su educación y adiestramiento. ¿Comenzamos?

También te puede interesar conocer las características del Beagle

Índice de contenidos

Carácter del sabueso italiano

qué carácter tiene el sabueso italiano pelo lisoExisten dos variedades, el sabueso italiano de pelo corto y el sabueso italiano de pelo duro, que, a pesar de ser la más antigua, en la actualidad es la menos popular de las dos. Posee un carácter sobrio, muy resistente e imperturbable.

Se adapta a la perfección a las condiciones de las regiones más pobres de Italia, pues necesita muy poco para sobrevivir, y aunque es utilizado también como perro de compañía, su personalidad es un tanto distante e independiente.

Asimismo, el hecho de haber convivido durante siglos con comunidades humanas ha hecho que su temperamento algo distante e independiente se haya ido amoldando y dulcificando hasta convertirlo en un más que aceptable compañero, con un comportamiento leal y cariñoso, sin ser por ello pegajoso, pero sí sociable y dotado de un carácter muy equilibrado.

sabueso italiano comportamiento

Así, su relación con la familia se puede calificar de buena y se lleva bastante bien con los niños, aunque no se comporta nunca de manera excesivamente dulce o zalamera, pero con las personas extrañas se sigue mostrando vigilante y un tanto receloso, sin resultar temeroso, agresivo ni tímido.

Algo parecido ocurre en su relación con otros animales, pues con los demás perros es tranquilo y cordial, pero en cambio cuando se encuentra con animales de otras especies saca a relucir sus instintos más primarios y muestra una fuerte tendencia a darles caza, por lo que es conveniente no dejarlo cerca de ese tipo de mascotas.

En cuanto a su hábitat ideal, aunque puede adaptarse a vivir en la ciudad, su entorno natural es el campo o la montaña, los espacios abiertos en plena naturaleza donde poder rienda suelta a su instinto y hacer mucho ejercicio.

cómo se comporta sabueso italiano

Esto es algo vital para esta raza, que necesita correr a diario en libertad durante un buen espacio de tiempo para quemar todo el exceso de energía que va acumulando a lo largo del día.

Un sabueso italiano aburrido se convierte en una fuente de problemas, pues desarrolla un comportamiento muy destructivo y se vuelve también excesivamente ruidoso, con las consiguientes molestias que esto acarrea a los vecinos y los lógicos problemas y quejas que de ello se derivan.

  • Energía: a Es muy activo, enérgico y dinámico, por lo que necesita hacer mucho ejercicio intenso a diario.
  • Temperamento: se trata de un animal audaz, independiente, entregado, valiente, resistente y muy activo. Se adapta a todo tipo de terreno y es resistente y veloz. Es un perro audaz pero poco comunicativo.
  • Adaptabilidad: Puede llegar a vivir en la ciudad, pero su hábitat natural es el campo
  • Sociabilidad: media/Alta. Es cariñoso con su familia, pero con las personas desconocidas se muestra receloso y algo arisco.
  • Salud: Es un perro sano y robusto.
  • Longevidad: media/Alta. Vive bien de 10 a 15 años.
  • Utilidad: versátil. Perro de caza, a veces se usa para compañía.
  • Utilización: caza y compañía.

También te puede gustar el perro basset hound

Características del sabueso italiano

sabueso italiano características físicas

Para conocer las características físicas del sabueso italiano, debes saber que la raza antiquísima relacionada íntimamente con los lebreles egipcios, el sabueso italiano es un perro muy común en su país de origen, pero muy poco conocido fuera de él. Tradicionalmente se lo ha utilizado para la caza del conejo, que sigue siendo su uso principal.

Pero también se lo puede emplear en otro tipo de disciplinas, ya que es tenaz, incansable y posee un extraordinario sentido del olfato y, en consecuencia, una gran capacidad para el rastreo.

Respecto a su apariencia general y su aspecto, se trata de un perro con un cuerpo de estructura cuadrada, ya que su altura a la cruz es igual que la longitud del tronco. De proporciones equilibradas, posee una musculatura fuerte y un dorso bastante recto, con la cruz ligeramente más alta que la grupa.

sabueso italiano de pelo corto características

Su cabeza tiene una forma alargada y ligeramente elíptica. La longitud del hocico es la mitad de la de la cabeza. La trufa es grande, con los orificios nasales muy móviles, y de color negro.

Los ojos son almendrados, grandes y brillantes, son de color ocre oscuro y se sitúan en posición semilateral, Los bordes de los párpados son negros. Su expresión es de gran dulzura.

Cuenta con unas orejas anchas, largas, colgantes y triangulares. Planas en casi toda su extensión, terminan en una punta estrecha que se dobla suavemente hacia dentro.

Tiene los pies del tipo “liebre”, con dedos arqueados y juntos, y almohadillas delgadas, duras y de color negro. Las uñas son fuertes, encorvadas y negras.

sabueso italiano de pelo duro características

Su cola es delgada en la base y uniforme en toda su extensión, salvo en la punta, donde es más fina. En reposo la lleva colgando y llega hasta el corvejón.

Respecto a su pelaje, el pelo en la variedad de pelo corto es denso y liso; en la variedad de pelo duro mide cerca de 5 cm, y forma barba y cejas bastante pobladas, pero sin llegar a cubrirle los ojos.

Veamos ahora cómo es el sabueso italiano y el estándar de la raza:

Estándar de la raza

sabueso italiano estándar de la raza

  • Apariencia general: con una constitución bien equilibrada, perfectamente simétrica y desarrollada, este sabueso es delgado, musculoso y sin indicio de grasa, lo que le permite una actividad incansable.
  • Tamaño y talla: mediano/grande.
  • Altura de la cruz: variedad de pelo duro: entre 52 y 60 cm los machos y entre 50 y 58 cm las hembras. Variedad pelo corto: entre 52 y 58 cm los machos y entre 48 y 56 cm las hembras.
  • Peso: variedad de pelo duro: entre 20 y 28 kg los machos y entre 18 y 26 kg las hembras. Variedad pelo corto: entre 18 y 28 kg los machos y entre 16 y 26 kg las hembras.
  • Origen: Italia.
  • Otros nombres: Italian Hound / Chien courant Italien / Italienischer Laufhund / Italienische Bracke / Segugio italiano.
  • Cuerpo: compacto, bien musculado y de líneas armoniosas.
  • Cabeza: es alargada y representa casi la mitad de la altura a la cruz.
  • Cráneo: visto desde arriba, tiene forma casi ovalada, mientras que visto de perfil los ejes del cráneo y los de la caña nasal son divergentes. El perfil superior es ligeramente abombado. Tiene los arcos cigomáticos poco desarrollados y la protuberancia occipital es poco visible.
  • Hocico: el perfil de la caña nasal es convexo y las caras laterales del hocico son convergentes.
  • Trufa: es grande, fresca, húmeda y de color negro. Las ventanas nasales son móviles y están abiertas.
  • Ojos: son grandes, almendrados, brillantes y de color ocre oscuro. Están algo ladeados. Los párpados se adaptan perfectamente al globo ocular y los bordes son negros.
  • Orejas: son largas, anchas, planas, colgantes y triangulares. Están implantadas al nivel de los arcos cigomáticos. La inserción, torcida y muy rígida, desvía las orejas hacia el frente. La punta se dobla ligeramente hacia dentro.
  • Depresión naso-frontal (stop): está muy poco marcada. El perfil superior se eleva desde el hocico en una suave pendiente que llega hasta el cráneo.
  • Mandíbulas: son fuertes y presentan dentadura completa, con piezas dentales de color blanco y de un tamaño normal. La mordida es regular y completa en tijera, aunque algunos ejemplares cierran en pinza.
  • Cuello: muy delgado y ligero. La piel es fina, sin pliegues ni papada.
  • Pecho: tiene los costados levemente convexos y los arcos costales superiores están arqueados. La cavidad torácica es de anchura media, con las costillas no muy ceñidas y ligeramente convexas.
  • Espalda: presenta un perfil dorsal recto, con músculos fuertes pero poco marcados, la región lumbar corta y la grupa convexa.
  • Miembros anteriores: son verticales y bien aplomados. Los hombros son largos y con músculos delgados y bien definidos, con las puntas de los omoplatos juntas. Los antebrazos son verticales, y los brazos, bien pegados al cuerpo, poseen músculos secos y largos.
  • Miembros posteriores: están bien aplomados y dotados de una sólida osamenta. Las piernas son más cortas que los muslos, están provistas de músculos delgados y sólidos y de huesos ligeros. Los muslos poseen músculos salientes y bien diferenciados unos de otros. Sus rodillas se encuentran perfectamente aplomadas en relación con la extremidad, y las corvejones están situados a baja altura y bien angulados
  • Pies: de forma ovalada, son los llamados “pie de liebre”; presentan los dedos arqueados, con almohadillas delgadas, duras y de color negro y uñas fuertes y curvadas, en general negras. Algunos ejemplares tienen las uñas claras.
  • Cola: se implanta alta, en la línea de la grupa, y, en el arranque, es más gruesa en el sabueso de pelo duro, Está cubierta de pelo en toda su extensión y llega hasta los corvejones. El perro la lleva caída, y cuando está en movimiento la eleva y puede sobrepasar la línea de la espalda.
  • Piel: es fina y delgada, con las mucosas pigmentadas de color negro,
  • Pelo: en el de pelo duro es más suave en la cabeza, las orejas, las extremidades, la cola y el hocico, y tiene barba y cejas pobladas, aunque no le cubren los ojos. En el de pelo corto es denso y liso, con pelos duros sobre el tronco, el hocico y las extremidades
  • Color: predominan los mantos unicolor leonado en toda su gama, desde el rojo oscuro, a veces carbonado, al leonado claro; este manto puede presentar una máscara blanca en el hocico y el cráneo, que puede ser o no simétrica, una estrella blanca en el pecho y manchas de este último color en el cuello, la cola y las extremidades. El manto del sabueso italiano puede ser también negro y fuego, y cuando aparece una mancha blanca en el pecho se dice que el perro es tricolor.
  • Movimiento: cuando caza, se mueve preferentemente al galope.
  • Clasificación FCI: FCI nº 198 (pelo duro) y nº 337 (pelo corto). Grupo 6 – Sabuesos, perros de rastro y razas semejantes. Sección 1 – Perros tipo sabueso.

También te recomendamos la raza de perro dálmata

Historia y origen

sabueso italiano historiaLa historia y los orígenes del sabueso italiano, también conocido como segugio italiano, se remontan a los antiguos lebreles egipcios que llegaron hasta Grecia acompañando los comerciantes fenicios que recorrían los puertos del Mediterráneo.

Los griegos, especialmente en la época de Alejandro Magno, apreciaron enseguida las grandes condiciones de estos perros y los llevaron consigo en sus viajes para aprovecharlos en la caza del conejo.

Así, estos magníficos animales llegaron hasta la península itálica, a la que se aclimataron a la perfección y donde se cruzaron con las razas locales. De hecho, su anatomía ha cambiado poco desde sus orígenes, pues hay evidencias de la existencia en el antiguo Egipto de algunos lebreles de orejas colgantes, frente a los más habituales de orejas erectas.

Los romanos eran muy aficionados a los perros y los utilizaban en multitud de funciones, desde la caza y la guarda hasta la mera compañía, así que sometieron a aquellos lebreles traídos de Grecia a varios cruces con algunas razas locales, incluyendo molosos de la época, hasta que consiguieron afinar aún más el sentido del olfato y la perseverancia del segugio original, y terminaron de darle forma a esta raza de sabueso tan particular y muy diferenciada de las demás que componen su grupo.

Algunas de las primeras representaciones pictóricas y escultóricas de un can muy similar al actual segugio italiano proceden del Renacimiento, y en este sentido resulta especialmente significativo un cuadro encontrado en el castillo de los Este, en Ferrara, cerca de Padua, así como el hecho de que fuera muy habitual representar a la diosa Diana Cazadora acompañada por un perro muy parecido al actual segugio italiano.

El aprecio por este tipo de perros fue muy grande desde el comienzo de su utilización como perro de caza y prueba de ello es el hallazgo bastante común de esqueletos de perros muy parecidos en algunos enterramientos de diferentes épocas, por lo general cerca de las casas e incluso compartiendo la tumba con sus amos.

Y como la raza fue muy apreciada desde sus orígenes, se extendió rápidamente por toda Italia hasta dar lugar a una población muy heterogénea con multitud de variedades agrupadas en torno a un nombre común.

Al final, en el siglo XIX, cuando la cinofilía empezó a ser considerada una actividad seria y bien organizada, todas estas variedades, entre las cuales la de Lomellina y la alpina eran las más significativas, terminaron por ser agrupadas en sólo dos que se diferenciaban básicamente por su tipo de pelo: duro o corto. El sabueso italiano de pelo duro fue el primero en obtener un reconocimiento oficial de su estándar, pero en la actualidad es el menos conocido de los dos.

A comienzos del siglo XX la raza alcanzó un punto de popularidad muy alto que culminó con la consecución de trofeos tan importantes como la Copa de Europa de caza por parte de ejemplares de la raza a principios de la década de 1930, y con la fundación de la Societá Italiana Pro Segugio, que contribuyó a consolidar la labor de selección y de control de la calidad y homogeneidad de la raza.

Aun así, fuera de su país el sabueso italiano es una raza muy poco conocida y no es habitual verla lejos de los ambientes cinegéticos o compitiendo en exposiciones caninas.

Educación y adiestramiento

cómo educar sabueso italianoRespecto a cómo educar a un sabueso italiano, decir que se trata de un perro puro de trabajo cuyas características más típicas son su dureza y frugalidad, ya que desde un principio fue adoptado como perro de caza por la sociedad rural más pobre de Italia, por gentes que poco tenían que ofrecer a su perro y que no podían permitirse el lujo de contar con más de un ejemplar.

Por eso, el segugio es el típico perro que da mucho y espera muy poco a cambio, más allá de una caricia y de la posibilidad de compartir su tiempo con su familia humana.

Todo esto hace que la conexión que establece con su guía o su amo sea muy especial, pues como animal muy inteligente que es, aprende muy deprisa y tiene unos grandes deseos de agradar.

Por ello, suele ser fácil de adiestrar, aunque algunos ejemplares resultan más testarudos de la cuenta, una característica que tiene fácil solución con un adiestramiento bien dirigido y coherente.

Utilizado fundamentalmente para la caza, que aún sigue siendo su ocupación fundamental en la actualidad, el sabueso italiano se especializó en la caza de liebres y conejos, para la que utiliza una técnica muy particular: se dedica a rodear los animales trazando grandes círculos en torno a ellos y hace que se muevan hacia el lugar en que se encuentra el cazador.

Alimentación

qué come el sabueso italiano

perros amazonEn cuanto a cómo alimentar a un sabueso italiano, debido a su alto nivel de energía que gasta durante todo el días, a alimentación debe ser abundantes en proteínas (de origen animal) para poder cubrir las altas necesidades energéticas de este can y aportar la nutrición adecuada a los músculos, esqueleto y articulaciones.

Pero no solo eso, también es necesaria una dieta equilibrada con grasas de calidad que le permitan mantener en perfecto estado su pelo, los ojos y su piel, y sirvan de combustible a su extraordinaria energía.

Por otro lado, es recomendable dividir la ración diaria en dos tomas. Tampoco es aconsejable alimentar al perro inmediatamente después ni antes de hacer ejercicio.

Afortunadamente, no es complicado encontrar comida para perros de esta raza en las tiendas de mascotas especializadas o a través de tiendas en Internet.

Salud y enfermedades

sabueso italiano enfermedadesTípico perro de trabajo, de selección antigua y siempre utilizado para la caza, el sabueso italiano es un animal básicamente sano y expuesto a pocos problemas de importancia, excepto algunas enfermedades articulares.

En todo caso, el veterinario es el encargado de marcar siempre la pauta que se debe seguir respecto a las vacunaciones, desparasitaciones y demás controles sanitarios.

Cuidados específicos de la raza

cómo cuidar sabueso italianoperros amazonEn cuanto a cómo cuidar a un sabueso italiano y su mantenimiento estético, es muy sencillo, pues basta con un cepillado semanal en el caso de los ejemplares de pelo corto, y uno más frecuente para los de pelo duro.

Además necesitan que se les elimine rutinariamente el pelo muerto con ayuda de los dedos o de una cuchilla especial para evitar que el pelo sano se enrede o pierda su textura natural. Con estos pocos cuidados, el sabueso italiano resulta un compañero activo, sano, fuerte, feliz y muy entregado a su familia.

¿Quieres saber más sobre perros?

Desde CurioSfera.com esperamos que este post titulado El sabueso italiano te haya gustado. Si quieres ver otros tipos de perros, te recomendamos que visites nuestra categoría razas de perros. Y si quieres acceder a consejos y respuestas sobre salud, alimentación, comportamiento y mucho más… pásate por la categoría de perros.

Del mismo modo, puedes escribir tus preguntas en el buscador de respuestas de nuestra web que encontrarás a continuación. Y recuerda, si te ha gustado, compártelo con tus amistades y familiares en las redes sociales, o déjanos un comentario. 🙂

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here