Razas de gatos

Si quieres conocer todas las razas de gatos que existen, aquí vas a poder acceder a toda la información que necesitas. Desde las más conocidas y populares, a las más extrañas y desconocidas. Podrás conocer su carácter, comportamiento, características, tamaños, pesos, colores, variedades, historia, alimentación y cuidados específicos de cada una de las especies de gato.

Desde CurioSfera.com esperamos que te sea de ayuda y sirva para que puedas amar aún más a estas adorables mascotas felinas. ¿Comenzamos?

Índice de contenidos

🐱 Tipos de gatos

Las diferentes clases de gatos se clasifican en tres grupos principales que te mostramos a continuación. Haz click en las imágenes para ver todas las razas de gatos de dicho grupo y obtener información sobre cada especie:

🐈¿Cuántas razas de gato existen?

En la actualidad, los diferentes clubes y asociaciones internacionales felinas tienen registradas 100 razas de gatos domésticos. Todas ellas con sus características, carácter, colores y variedades correspondientes.

Dichas entidades son las responsables de catalogar, reconocer y admitir a una especie de gato si cumple con las especificaciones y requisitos que su normas exigen. Para diferenciarlos se han creado tres grupos:

  1. Gatos de pelo corto
  2. Gatos de pelo semilargo
  3. Gatos de pelo largo

Historia de las razas de gatos

razas de gatos historiaLos gatos llevan milenios viviendo con los humanos, pero se empezaron a criar selectivamente hace poco. A finales del siglo XIX, las primeras exposiciones felinas estimularon la creación de clubes de raza en Europa y Norteamérica.

Las primeras razas de gato fueron las que se habían desarrollado de forma natural, pero los criadores pronto empezaron a usar sus conocimientos de las pautas hereditarias para crear una paleta de colores y dibujos de pelaje. Esta reciente intervención humana, mediante la cría selectiva del gato, ha producido algunos resultados notables.

El origen de los registros de raza

Posiblemente, la primera exposición felina tuvo lugar en tiempos de Shakespeare, en la feria de San Gil de Winchester, Inglaterra, en 1598. Este autor dijo del gato que era una “criatura inofensiva y necesaria” y en esta exposición su habilidad para cazar ratones debió de valorarse tanto como su carácter y aspecto. En Tailandia, el Libro de poemas de los gatos recopiló gatos de diversos tipos y colores.

La primera exposición felina oficial tuvo lugar en Londres en 1871. Su organizador fue Harrison Weir, quien redactó los estándares para todas las razas de gatos expuestas y actuó como uno de los tres jueces.

La primera exposición felina que atrajo la atención pública fue organizada por James T. Hyde en 1895 en Madison Square Garden, Nueva York; el campeón fue un Maine coon. En 1887, se fundó en Gran Bretaña el National Cat Club, presidido por Harrison Weir, y en 1896 el American Cat Club se convirtió en el primer registro norteamericano.

Registros modernos

club razas de gatosEl registro de gatos con pedigrí más grande del mundo es la Cat Fanciers Association (CFA), fundada en 1906, con clubes en EE.UU. y Canadá, Sudamérica, Europa y Japón. La filosofía de la CFA es purista y, por ejemplo, sólo permite cuatro colores de Birmano.

El registro más liberal o experimental tal vez sea la International Cat Association (TICA), fundada en 1979 y con sede en Norteamérica. Este registro acepta razas nuevas antes que cualquier otra asociación y fomenta la experimentación.

El Governing Council of the Cat Fancy británico (GCCF) se fundó en 1910. Sus principios son rígidos, pero no tanto como los de la CFA, y está representado en Sudáfrica, Nueva Zelanda y Australia. En Europa, muchos registros pertenecen a la Fédération Internationale Féline (FIFé), fundada en 1949. La FIFé sostiene que es la organización felina más grande.

Viejas y nuevas razas de gatos

razas de gato descripciónLas razas de gatos pueden dividirse en dos grupos, que emergieron cronológicamente. Las primeras son las que aparecieron de forma natural en poblaciones felinas aisladas. Muchas se caracterizan por el color o el dibujo del pelaje y genéticamente son en su mayoría “recesivos” que no pueden cruzarse con otras razas.

Por ejemplo, el dibujo ticked del Abisinio es un rasgo recesivo que ha potenciado la cría selectiva. Otras razas se caracterizan por llamativas mutaciones, como el Bobtail japonés y el Manx.

Algunas razas evolucionaron naturalmente en tipos que luego se reconocieron como razas; el British y el American shorthairs, y el Europeo de pelo corto, los gatos Bosques de Noruega y de Siberia y el Maine coon pertenecen a este grupo. Otro rasgo importante que define estas primeras razas es la longitud del pelaje.

Los Orientales de pelo corto, Ocicats, Angoras y Asiáticos son creaciones británicas recientes. Éste es el sector de “crecimiento” en el mundo felino, y en el siglo XX aparecieron más razas que en toda la historia anterior. Además se está trabajando para obtener más razas de gatos cariñosos.

Los criadores de gatos sostienen que, si seleccionan para la cría ejemplares saludables, pueden producir gatos sanos incluso con un acervo genético pequeño. No obstante, los problemas genéticos de salud y la susceptibilidad a ciertas enfermedades pueden aparecer tarde.

Descripciones de las razas de gatos

Si bien el aspecto de los gatos con pedigrí es muy consistente, los rasgos de personalidad pueden variar, pues dependen en gran parte de las experiencias de cada gato. La historia de las razas de gatos describen sus orígenes y su evolución.

Algunas historias están muy claras, pero otras pueden ser más oscuras: las razas más antiguas pueden estar envueltas en un halo de misterio, e incluso los orígenes exactos de algunas de las razas más recientes son controvertidos. Las anotaciones contienen detalles de los estándares para los gatos de exposición.

Diferencias internacionales

No todos los registros reconocen las mismas razas de gatos, ni los mismos colores y dibujos en cada raza. La misma raza puede incluso tener un aspecto distinto en países diferentes; por ejemplo, los colores de Siamés reconocidos en Gran Bretaña y Europa están considerados en Norteamérica una raza aparte por la CFA.

La información sobre los colores aceptados por los principales registros (GCCF para los gatos británicos, FIFé para Europa y CFA para Norteamérica y Japón), por lo tanto puede variar.

¿Cómo surge una raza de gato?

razas de gatos coloresEl gato es un depredador con un diseño casi perfecto. Su equilibrio y flexibilidad le permiten cazar presas pequeñas y huir de depredadores más grandes. El cerebro y sus sistemas nervioso y hormonal se combinan para evitar el derroche energético, permitiéndole, no obstante, las explosiones de actividad.

La anatomía del gato doméstico es casi idéntica a la de los felinos salvajes; la mayoría de problemas médicos están causados por lesiones o enfermedades. Los órganos internos se han adaptado para sobrevivir; sus sistemas digestivo y excretor le permiten ayunar más tiempo que cualquier otro animal domesticado y su sistema reproductor único garantiza que procree todos los años.

Aunque es un cazador solitario, ahora se halla en proceso de abandonar la total independencia en favor de una actitud más dependiente. Su conducta hacia otros gatos y las personas refleja este cambio evolutivo. La intervención humana ha modificado su conducta natural.

El hombre ha estimulado el gatito que lleva dentro, y los gatos adultos se han vuelto más dependientes de las personas y más sociables. No obstante, es improbable que su necesidad innata de cazar cambie, al igual que su forma de concebir y criar a sus gatitos.

Genética felina

genetica razas de gatosAunque los detalles de la genética son complejos, su base es sencilla. Toda la información necesaria para la vida reside en los genes que contienen todas las células del cuerpo. Todas las células del cuerpo de un gato contienen un núcleo, con 38 cromosomas, distribuidos en 19 pares, lo bastante grandes como para verse con un microscopio óptico potente.

Cada cromosoma está formado por una doble hélice estrechamente enrollada de ácido desoxirribonucleico (ADN), que a su vez está integrada por miles de unidades llamadas genes. Cada gen está constituido por cuatro proteínas -A, T, C y G- que, combinadas, proporcionan la información de la vida de un gato.

Replicación y mutaciones

Cada vez que una célula es sustituida, sus cromosomas se copian. Se genera ácido ribonucleico (ARN) para complementar cada media hebra y luego se usa como molde para formar nuevo ADN. En el proceso de replicación puede producirse un error, o mutación, por cada millón de copias.

Los óvulos y los espermatozoides contienen sólo 19 cromosomas, la mitad de cada par. En la concepción, los 19 cromosomas del óvulo se unen con los 19 del espermatozoide, creando 19 pares nuevos. Los gatitos heredan la mitad de su material genético de cada progenitor. Cuando los cromosomas se aparean, los genes para cada rasgo también lo hacen. A veces, se producen mutaciones en los óvulos o espermatozoides, creando nuevos rasgos.

La información específica sobre un rasgo siempre se halla en el mismo sitio en cada cromosoma: en un par de cromosomas, este par de sitios se llama alelo. La información puede variar en un alelo. Si es la misma en ambos sitios, las instrucciones son homocigóticas; si es distinta, son heterocigóticas.

Genes dominantes y recesivos en los gatos

Las variaciones genéticas en los rasgos, como la longitud del pelaje, son dominantes si se necesita una copia para que el efecto se exprese, y recesivas si hacen falta dos copias en un par, una de cada cromosoma.

Los rasgos originales tienden a ser dominantes y las nuevas mutaciones recesivas: los gatos tenían originalmente el pelo corto y el gen para este pelaje se indica como L, pero hace tiempo ocurrió una mutación que produjo un gen recesivo para el pelo largo, que se indica como l.

Un gato que muestra un rasgo dominante puede ser heterocigótico y portar el gen recesivo alternativo, enmascarado por el dominante un gato con un rasgo recesivo debe ser homocigótico para tal rasgo y no portar el gen alternativo.

Dos gatos de pelo corto heterocigóticos – Los Ll-, portadores del gen recesivo para el pelo largo- producen si se aparean, un promedio de dos garitos Ll, uno LL y uno ll de pelo largo. El aspecto externo no indica cuál de los tres primeros gatitos es portador del gen l, que les permitirá tener descendientes de pelo largo.

El efecto de los fundadores

Durante cientos de milenios, los antepasados africanos del gato doméstico actual fueron casi uniformemente tabbys rayados de pelo corto. No obstante, desde que migraron de África han aparecido centenares de colores, dibujos y longitudes de pelaje.

En la gran población felina del norte de África, cualquier mutación genética que surgiera al azar tenía pocas posibilidades de expandirse a menos que supusiera una clara ventaja para el gato. En una población aislada, las mutaciones tienen más posibilidades de sobrevivir.

Las razas de gatos alemanes, los gatos anaranjados y blancos de Escandinavia o los polidáctilos de Norteamérica, son mutaciones de la “norma” genética; cuando estos gatos se llevaron a regiones con pocos gatos o ninguno, representaron un gran porcentaje de un acervo genético reducido La influencia de los primeros miembros de una población felina se llama “efecto de los fundadores”.

Los fundadores ejercen una fuerte influencia en una población nueva; por eso predominan en algunos países ciertos dibujos o colores. Entonces, ¿qué es lo que constituye una raza de gato?

Las diferencias genéticas potenciales en el seno de una raza son más numerosas, en promedio, que las diferencias genéticas entre dos razas distintas. La definición de raza se basa en una serie de efectos obvios, como el color o la longitud del pelaje o la morfología.

Las razas y las enfermedades genéticas

Los criadores usan las leyes genéticas para seleccionar rasgos específicos como el color o la morfología. Pero también pueden seleccionar, sin saberlo, otros genes enmascarados peligrosos. Por ejemplo, los gatos Persas son propensos a tener riñones poliquísticos, y el Devon rex es portador de un trastorno muscular.

En la selección natural, estos genes peligrosos se eliminan del acervo genético o persisten a un nivel muy bajo; la cría selectiva ha permitido que sobrevivan y se hereden. Éste es el mayor problema genético que afecta a los gatos.

En EE UU, el Instituto Nacional del Cáncer está investigando sobre la genética felina. En Inglaterra, Alex Jeffreys desarrolló un sistema para identificar a un individuo a partir de una muestra de ADN (“huella dactilar genética”), que puede usarse para investigar la paternidad.

En los gatos con pedigrí, que a menudo tienen un ADN similar, sobre todo las razas con menos individuos, estas pruebas sólo pueden descartar al padre, no identificarlo. La mayoría de apareamientos entre gatos continúan siendo al azar y la selección natural es aún la influencia más poderosa en el futuro genético del gato doméstico.

Colores de pelaje

El pelaje del gato original era agutí con bandas de colores diseñado para camuflarlo en su entorno natural. La primera mutación de este pelaje a uno de un solo color fue probablemente el negro; esta mutación a menudo se ve en otros felinos, como la pantera. Hubo otras mutaciones para el rojo, blanco y la dilución de los colores sólidos. Estas pocas variaciones genéticas crearon el marco para los muchos colores de pelaje que existen hoy.

Pigmentación

Todos los pelos coloreados contienen cantidades variables de los dos componentes de la melanina, eumelanina y feomelanina. La eumelanina produce el negro y el marrón, y la feomelanina, el rojo y el amarillo. Todos los colores se basan en la presencia o ausencia de estos gránulos.

El pigmento se fabrica en unas células cutáneas, melanocitos, y su distribución está determinada genéticamente. Los gatos con el pelo de un solo color “no agutí” se llaman unicolores o sólidos. Los pelajes unicolor son recesivos: el gato debe portar dos copias del gen no agutí para enmascarar su ‘”verdadero” dibujo tabby original.

Densidad del color

Algunos gatos tienen el pelaje lustroso y tupido. Este puede ser negro, chocolate, canela y rojo ligado al sexo. Tienen al menos una copia del gen “denso” (D), que es dominante y asegura que cad, pelo tenga numerosos glóbulos de pigmento para producir el color más intenso.

Otros gatos tienen pelajes “diluidos” más claros de color azul, lila, cervato y crema ligado al sexo. Poseen dos copias del gen I diluido (d),que es recesivo y disminuye el número de glóbulos de pigmento por pelo: el efecto es crear un tono más claro de los colores I densos.

Algunos criadores piensan que existe un gen “modificador de la dilución”, llamado dm, que domina sobre el gen diluido d, per- localizado en un sitio del cromosoma distinto y, por lo tanto, capa: de “interactuar” con d. Si un gato porta el rasgo diluido dd y el gen dm, tendrá un color “modificado”: el azul.

Colores ligados al sexo

Hay pruebas sólidas de que el gen para los colores rojo o anaranjado de los gatos está localizado en un sitio específico del cromosoma X determinante del sexo. En su forma dominante (O), el gato será rojo; en la recesiva (o), permite que se muestre cualquier otro color que porte el gato.

Un gato macho, con una combinación cromosómica XY, sólo puede tener una copia del gen; si lleva un O será rojo, y si lleva un o será de otro color. Las gatas, como tienen una combinación XX, pueden tener dos copias.

Serán rojas si llevan dos copias de O, o de otro color si llevan dos copias de o. Esta combinación las hace carey e interactúa con todos los demás genes que controlan el color, produciendo careys en todos los colores sólidos y diluidos.

Colores orientales y occidentales

Los colores tradicionales de los gatos occidentales son el negro y su diluido el azul, y el rojo y su diluido el crema, junto con sus versiones bicolor y el blanco sólido. Las razas occidentales como el Britishshorthair, American shorthair, Europeo de pelo corto, Maine coon y Bosque de Noruega empezaron con estos colores.

Algunas razas tienen colores incluso más exclusivos como el Van turco, que sólo es bicolor o crema. (No obstante, ahora se crían otros colores que han sido aceptados por la FlEé.)

Los colores orientales tradicionales son el chocolate y el canela, y sus diluidos, lila y cervato. Ahora, los colores se han “transportado” de un grupo de razas al otro. En Gran Bretaña, los British shorthairs se aceptan en los colores orientales, y el Birmano a menudo se cría ahora en rojos y cremas “occidentales”.

Colores blancos y bicolores

El blanco domina sobre el resto de genes para el color, ya sea como blanco total (W), ya sea como el gen para el moteado blanco (S) que produce los bicolores. El pelo blanco, a diferencia del resto, no contiene ningún pigmento.

Un gato blanco está genéticamente coloreado y transmite este potencial para el color a su descendencia. Los gatos blancos tienen el gen dominante W, que enmascara la expresión de los demás genes para el color.

El color subyacente puede apreciarse en la mancha de pelo que algunos gatitos tienen en la cabeza al nacer. A medida que crecen, esta mancha desaparece para que el blanco sea puro. La sordera está a veces asociada a los genes W y S, aunque es más frecuente en los blancos de ojos azules que en los de ojos amarillos o anaranjados. Estos gatos blancos difieren de los gatos albinos, muy escasos, cuyos ojos rosados carecen de pigmento.

Los gatos bicolor tienen el pelaje blanco con manchas de color -los carey y blanco se clasifican como bicolores o tricolores— y son de dos tipos. El bicolor estándar es blanco en un tercio o la mitad del cuerpo, concentrado en las patas y partes inferiores.

El dibujo van, originalmente exclusivo del Van turco, pero presente ahora en otros gatos, es blanco con manchas sólidas o carey en cabeza y cola. Una teoría sostiene que estos gatos llevan dos copias del gen para moteado blanco S, lo cual les confiere una superabundancia de blanco.

Estándares para los colores de gato

Aunque sólo hay unos pocos genes que causan los colores óolidos, las asociaciones de raza complican las cosas dando nombres distintos al mismo color genético, en función del gato. Esta tendencia predominante sobre todo en los pelajes con dibujos, pero también ocurre en los unicolor.

El lila se llama lavanda en algunas asociaciones norteamericanas, los Orientales negros de pelo corto se llaman Ébano, los Orientales de pelo corto que son genéticamente chocolate se llaman Habana en Gran Bretaña y Castaños en Norteamérica, y el Habana chocolate es más parecido canela y se llama Castaño. En el Van turco, el rojo y blanco se IIama Castaño y blanco. La CFA denomina Calicós a los gatos carey debido a su similitud con el calicó estampado.

Según los estándares de raza, el color de la nariz, labios y almohadillas debería armonizar con el del pelaje: rosado en los gatos blancos, negro en los negros, azul en los azules, de rosado a rojo ladrillo en los rojos. Esto puede variar: en algunos casos, el color de estas partes depende de la raza, o incluso de la asociación.

Dibujos del pelaje

Debajo de la inmensa variedad de tonos y dibujos, todos los gatos son tabbys “disfrazados”. De igual forma que el más mimado de los gatos de compañía conserva las capacidades de sus antepasados depredadores, el dibujo tabby oculto es un recuerdo de las raíces del gato (bajo su sofisticado aspecto externo), un origen al que siempre puede regresar.

Mediante la cría selectiva, los criadores han favorecida incluso creado, los dibujos moteado, tipped y pointed. Éstos son posibles gracias a mutaciones en la genética de los dibujos del pelaje felino, mutaciones que habrían reducido el camuflaje natural en estado salvaje, pero que dejaron de set peligrosas en cuanto el gato vivió en el entorno humano

La herencia tabby

El antepasado del gato doméstico, el gato montés africano, es un tabby rayado, camuflado para ocultarse y cazar en la naturaleza. El dibujo tabby original genéticamente dominante ha sido heredado por todos los gatos domésticos.

El pelo entre las rayas o motas tabby contiene bandas de color, casi siempre claras en la base y oscuras en la punta, que sirven de camuflaje. Este dibujo se halla en otros animales, incluyendo ardillas, ratones y agutíes, los roedores que han dado nombre. Las bandas de color, combinadas ton las rayas tabby, camuflan al gato en una variedad de entornos distintos.

Dibujo dominante

Todos los gatos heredan alguna forma del gen para el dibujo tabby. Los genetistas llaman A al gen dominante para el agutí. Cualquier gato que hereda A de al menos uno de los padres tendrá el pelaje dibujado, lo cual se indica con A. Los colores existen porque hay una alternativa al agutí genéticamente recesiva, llamada no agutí, o a.

En los gatos que heredan este gen de ambos padres, descritos como aa, el pelo parece de un solo color, pero si se observa pueden verse marcas tabby; son más evidentes en los gatitos y a menudo desaparecen con la edad. Hay cuatro tipos básicos de marcas tabby atigradas o listadas; clásicas o manchadas; ticked o abisinias, y moteadas. Aunque estos cuatro dibujos se distinguen bien, son variaciones mutadas del mismo gen tabby dominante.

Colorido

Las listas del tabby atigrado son estrechas, paralelas y discurren por los flancos. Este dibujo predominó en Europa hasta hace unos siglos, cuando tomó el relevo el dibujo tabby clásico.

Los tabbys clásicos tienen anchas bandas que en los flancos adquieren forma de ostra. La distribución de este dibujo en los gatos de Norteamérica y Australia indica que fue una exportación popular, si bien accidental, de Gran Bretaña en los siglos XVIII y XIX.

En los tabbys ticked: las marcas definidas se restringen a la cabeza, patas, cola y cuerpo. Parece que los pelajes ticked se extendieron al este hacia Asia, y no al norte, hacia Europa. En Sri Lanka, Malasia y Singapur hay gatos ticked.

Los dibujos de los tabbys moteados se forman al truncarse las rayas tabby. Las motas de muchas razas europeas y americanas siguen las rayas de los tabbys atigrados, pero hay otros dibujos. Las del Ocicat siguen el dibujo clásico y las del Mau egipcio son al azar.

El gen I no es el único que restringe el color. La restricción del a las partes distales se llama pointing. Los gatos pointed tienen el cuerpo claro y las orejas, los pies, la cola y la nariz más oscuros. En los machos, también el escroto.

Un enzima sensible al calor de las células pigmentarias controla este dibujo. La temperatura normal del cuerpo inhibe la producción de pigmento, pero en las partes distales, donde la temperatura de la piel es inferior, el enzima se activa y las oscurece.

El pointing puede ocurrir en cualquier color o dibujo. Los nacen blancos, los gatos de los países más fríos son más oscuros que los de zonas más cálidas y el cuerpo de todos los gatos se oscurece con la edad.

La forma más clara es el dibujo del Siamés. En el dibujo del Birmano, la diferencia entre el cuerpo y las partes distales es tan leve que algunos no lo consideran pointed.

Gatos unicolor y tabby

Todos los gatos son portadores de un dibujo tabby, sea rayado (T-), ticked (Ta-), manchado (tbtb) o algún otro dibujo no definido hasta ahora. El alelo aa enmascara las marcas tabby: el pigmento melánico llena todo el pelo y los gatos parecen unicolores o carey.

El alelo A- expresa las marcas tabby. Que un gato sea aa o A- no afecta a los colores rojos ligados al sexo. La sutil diferencia entre los sólidos y los tabbys en estos colores es poligenética y determina si las marcas son leves o fuertes.

Gatos tabby plata, sombreado, humo y tipped

El gen inhibidor I bloquea la producción de color. En los gatos no agutí sólo las raíces son blancas, mientras que en los agutí se ve afectada más parte del pelo La diferencia entre los unicolores sombreados y los tabbys plata es poligenética, dependiendo de la intensidad de las marcas tabby.

Los efectos poligenéticos también distinguen los pelajes sombreados de los lipped, aunque algunos sostienen que hay un gen inhibidor “de banda ancha”. En los colores rojos ligados al sexo, las diferencias entre los gatos humo, sombreados, tabby plata y tipped son poligenéticas.

Gatos siamés, tonquinés y birmano

Técnicamente, todos estos dibujos son pointed. Todos son sensibles al calor, con casi todo el color (en el Siamés) o el color más oscuro (en el Birmano) concentrado en las partes distales, las zonas más frías del cuerpo.

El color también está ligeramente degradado o aclarado, por ejemplo el negro se vuelve color foca (seal) en Siamés y marrón en el Birmano. El Tonquinés no posee un gen propio: es un híbrido, con un suave pointing de los genes para el pojnted t el sepia. Siempre producirá variantes de estos dibujos, así como su dibujo visón propio.

Forma de la cara y del cuerpo

razas de gatos forma cabezaLa mayoría de razas felinas no se definen por el color o el dibujo del pelaje. Más a menudo, se diferencian por la forma característica de su cara y cuerpo, y a veces por rasgos físicos distintivos como la ausencia de cola o las orejas caídas.

Las razas felinas muestran diferencias en el carácter que concuerdan, en una medida considerable, con diferencias constitucionales: las razas enjutas y esbeltas suelen ser más vivaces y expresivas que las más compactos y musculosas. Estas diferencias morfológicas, desde los gatos compactos y robustos hasta los enjutos y sinuosos, sigue una ruta geográfica de oeste a este.

Diferencias entre las razas de gato

Las diferencias entre las razas actuales se han desarrollado a partir de variaciones naturales halladas en las poblaciones sin pedigrí. En gran medida, estas variaciones fueron moldeadas por los entornos en los que evolucionaron y la morfología de una raza es a menudo un buen indicativo de su origen geográfico.

Razas de gatos de climas fríos

Los gatos domésticos más pesados y compactos evolucionaron por selección natural en los climas fríos. Muchas de estas “razas naturales” tienen la cabeza grande y redondeada, el morro ancho moderadamente corto, el cuerpo macizo con el pecho ancho, las patas robustas con los pies redondos y la cola recia, de corta a mediana en longitud. Están diseñados para retener el calor corporal.

Ejemplos de pelo corto de estos gatos compactos son el British shorthair, el American shorthair y el fornido Chartreux. Otras razas pueden al principio diferir sólo en un aspecto de su morfología.

El Scottish fold se desarrolló usando British shorthairs y se distingue por sus orejas. En la cría del American wirehair se usaron American shorthairs, aunque ahora se está volviendo más “oriental” o “extranjera”. El desarrollo del Manx fue paralelo al del British shorthair y no una rama de éste; ahora parece aún más robusto que su pariente próximo.

Los gatos de pelo largo originales, los Persas, también eran robustos y musculosos, lo que les permitía soportar los severos inviernos en las altas montañas de Turquía, Irán y el Cáucaso. La raza aún conserva el poderoso cuerpo original.

Otros rasgos, como la cara achatada, han sido introducidos y exagerados en las décadas de cría selectiva. El gato Bosque de Noruega, el Bosque de Siberia y el Maine coon se desarrollaron en climas fríos a partir de gatos de granja que vivían en el exterior.

Razas de gatos orientales

Los gatos más esbeltos pertenecen a las razas orientales. La mayoría evolucionaron en climas cálidos. Con su cabeza cuneiforme de grandes orejas, patas finas, cuerpo esbelto y cola larga y delgada, estos gatos han desarrollado la máxima superficie corporal con el fin de poder eliminar el exceso de calor.

Tradicionalmente esta morfología tiene los ojos ovales y oblicuos y su ejemplo más típico es el gato Siamés. Hay quien sostiene pruebas sólidas, que la forma actual de los Siameses se debe a os estereotipos occidentales sobre la delicadeza oriental.

Por ejemplo el Bobtail japonés, que es claramente más fornido en Japón que en Norteamérica, se está criando para parecer más “oriental” y delicado. En Occidente se han creado nuevas razas que imitan el estilo oriental.

El gato Oriental de pelo corto se creó en Occidente, después de que se extinguieran los gatos de pelo corto no pointed de entre los Siameses originales importados del sudeste asiático.

Otras razas claramente occidentales, como el Cornish rex y el Devon rex, se han criado para que se asemejen a las orientales. Entre las razas orientales, el Siamés es el más popular, aunque ahora su aspecto extremo repele a algunas personas. En cambio, el híbrido de Siamés y Birmano, el equilibrado Tonquinés, es ahora muy popular.

Razas de gatos semiextranjeras

Hay otro grupo de gatos con rasgos físicos que se hallan a medio camino entre los musculosos gatos del norte de Europa y los gatos más sinuosos de los climas más cálidos de África y Asia. Estos gatos enjutos pero musculosos a menudo se llaman “semiextranjeros”.

Razas como el Angora turco, el gato Azul ruso y el Abisinio tienen los ojos ovales y ligeramente oblicuos, la cabeza cuneiforme, las patas esbeltas pero musculosas, los pies ovales y la cola larga y suavemente ahusada.

Varias razas se han derivado de los semiextranjeros naturales. Algunas no son más que nuevos colores o longitudes de pelo de sus razas progenitoras, incluyendo el Nibelungo y los gatos Rusos negro y blanco, más controvertidos.

La moda parece favorecer la morfología semiextranjera: el Somalí es un gato muy popular en la publicidad norteamericana, donde se presenta como un gato elegante y llamativo.

Nuevas morfologías

A diferencia de los perros, el gato doméstico parece tener una gama de tamaños genéticamente predeterminada. Sólo el cruzamiento con otras especies, un paso polémico, podría cambiar esto. Dando lugar a razas de gatos pequeños o razas de gatos grandes, por ejemplo. Incluso se dan lugar razas de gatos enanos.

Hay una serie de razas que se clasifican en virtud de un único rasgo anatómico, a menudo una malformación. Por ejemplo, la falta de cola del Manx está asociada a patologías letales. El gato doméstico ha evolucionado a lo largo de muchos años hasta alcanzar casi la perfección. La intervención de los criadores de gatos que ponen en peligro esta perfección inherente es arrogante e injustificada.

Forma y color de los ojos

Los gatos tienen unos ojos inusualmente grandes paro el tamaño de la cabeza. Esta proporción refleja la de la mayoría de animales, incluido el hombre, durante la lactancia; éste es sin duda uno de los factores subliminales que nos incita a cuidar a los cachorros, y los gatos se benefician de ello.

Los gatitos nacen con los ojos azules, pero cambiar color a medida que maduran. Los adultos los tienen narrón cobrizo, anaranjados, amarillos o verdes; a veces, permanecen azules debido a genes para el color del pelaje.

Algunos gatos sólo se exponen mientras son jóvenes y su color de ojos es más vivido. Otros, en cambio, pueden tardar varios años en desarrollar su color definitivo.

Forma de los ojos

Los ojos de los gatos monteses son ovales y algo oblicuos. Las razas próximas al gato “natural”, como el Maine coon (uno de los componentes de las razas de gatos grandes), tienen estos ojos “salvajes”. Las razas occidentales más antiguas, como el Chartreux, tienen los ojos redondos y prominentes.

En los gatos orientales son más comunes los ojos almendrados. Las formas extremas pueden causar problemas. Unos ojos prominentes en una cara chata tienden a lagrimear y sufrir infecciones, mientras que los muy oblicuos son propensos a retener mucosidad.

Colores de los ojos

Los gatos monteses tienen los ojos de color avellana o color cobre, a veces con una tendencia al amarillo o al verde. La cría ha producido una gama de colores en los gatos domésticos que abarca desde el azul brillante hasta el anaranjado.

En los gatos casi ningún color de ojos está determinado por el color del pelaje, aunque algunos estándares de raza sí los vinculan: los tabbys plata, por ejemplo, a menudo deben tener los ojos verdes, pero genéticamente pueden tenerlos cobre o dorados.

El único color de ojos ligado al color del pelaje es el azul. Los ojos azules están causados por formas de albinismo que producen una falta de pigmentación tanto en el pelaje como en el iris. Los gatos de ojos azules con el pelaje blanco a menudo son sordos, porque, por desgracia, el gen que causa la falta de pigmentación hace también que se seque el fluido del órgano de Corti.

Los ojos azules del Siamés (descubiertos por el naturalista del siglo XIX Peter Pallas en el Cáucaso), no están asociados a la sordera, pero pueden estarlo a una visión deficiente. Los primeros Siameses a menudo bizqueaban para compensarlo; la cría ha eliminado este bizqueo, sin pérdida aparente de agudeza visual.

En los gatos hay al menos otro gen, muy poco frecuente, para los ojos azules, que aparece con cualquier color de pelaje. La genética de estos gatos aún se está investigando.

¿Quieres saber más sobre gatos?

Desde CurioSfera.com esperamos que este post titulado Razas de gatos te haya gustado. Si quieres acceder a otros artículos sobre salud, alimentación, comportamiento y educación felina otros artículos parecidos, te recomendamos que visites nuestra categoría sobre gatos. Del mismo modo, puedes escribir tus preguntas en el buscador de respuestas de nuestra web que encontrarás a continuación. Y recuerda, si te ha gustado, compártelo con tus amistades y familiares en las redes sociales, o déjanos un comentario.

2 COMENTARIOS

  1. ¡Qué artículo tan completo! Es excelente la explicación de los distintos genes que afectan la apariencia de los gatos. Me confirmas por favor: ¿hay razas que no se pueden mezclar?

  2. Muy buen post, me encantan los gatos, mis preferidos eran el sagrado birmania y el persa, pero tengo la suerte de tener un british short hair y tengo que decir que es una pasada, cariñoso a más no poder y limpio…

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here