La cigüeña: características, qué comen, dónde viven y tipos

La Cigüeña es un ave que a todos nos despierta simpatía. Tal vez por la típica imagen llevando un bebé en su pico o en sus grandes nidos realizados en las torres o campanarios. Pero conoces ¿qué es una cigüeña? En CurioSfera.com te explicamos las características de las cigüeñas, su hábitat, los diferentes tipos, qué comen, cómo se reproducen y muchos más datos curiosos sobre esta ave zancuda.

También te puede interesar conocer las aves exóticas del mundo.

Índice de contenidos

Características de la cigüeña

cigüeña descripción

¿Cómo es una cigüeña? Pues bien, la cigüeña es un ave que pertenece al numeroso grupo de las zancudas. Como indica su nombre, estas aves poseen unas largas patas que parecen zancos que son de color rojo.

Se sirven de ellas para caminar por las aguas de los estanques, pero también por  las orillas de los ríos y los lagos, y otros lugares de aguas que sean poco profundas.

Su cuerpo es fino, su cuello es largo y con forma de “S”. Su cabeza es pequeña respecto al cuerpo y su pico es alargado, estrecho y puntiagudo. Sus plumas son abundantes y suaves al tacto, habitualmente de color negro y blanco.

Es un animal muy bonito y esbelto. Las cigüeñas tienen un vuelo lento y pesado, con el cuello extendido pero ligeramente inclinado; la cigüeña común es un auténtico ejemplo de vuelo a vela o planeado.

cigüeña ficha técnica

Su vuelo es muy grácil y espectacular de ver debido a que dispone de una alas muy grandes. Sus alas, que son largas y anchas, le permiten mantenerse y sostenerse en el aire sin precisar batirlas, con lo cual no necesitan prácticamente gastar energía para desplazarse de un sitio a otro.

Anda con marcha lenta y pausada, se suelen posar sobre una pata, con lo cual facilita el riego sanguíneo de sus largas extremidades inferiores.

Migran en bandadas irregulares, son de costumbres sociables y en ocasiones crían en colonias.

La temperatura corporal media de las cigüeñas ronda los 42 grados centígrados y su corazón (que pesa aproximadamente un 2% del total de su cuerpo) emite 240 pulsaciones por minuto. En vuelo horizontal alcanza una velocidad de 45 kilómetros a la hora.

Las zancudas de gran tamaño son más bien torpes andando con estas altísimas patas. Se mueven lentamente, rígidas como muñecos, y en caso de peligro prefieren escapar rápidamente volando.

Muchas de ellas adoptan una posición curiosa cuando duermen. Encogen una pata y la doblan contra su cuerpo, sosteniéndose con la otra, recta y tiesa como un bastón, perfectamente y sin perder el equilibrio.

Por si quieres saberlo, cigüeña en inglés es Stork. Es Cigogne en francés, en alemán es Storch y en portugués se llama Cegonha.

Ficha técnica

  • Orden: Ciconiiformes
  • Familia: Ciconiidcie
  • Genero: Ciconia
  • Especie: Ciconia ciconia.
  • Peso: entre 2,8 y 4,4 Kg el macho y entre 2,7 y 4,1 Kg la hembra.
  • Longitud y tamaño: 100 cm.
  • Envergadura alar: 200 cm.

Morfología

  • Ave de tamaño grande
  • Ojos negros
  • Pico largo y recto de color rojo
  • Alas con retículas negras
  • Cola blanca
  • Cuello largo
  • Patas largas y rojas
  • Cuatro dedos, los tres anteriores reunidos en la base por una membrana, y el posterior bien desarrollado

Qué comen las cigüeñas

alimentación básica de la cigüeña

Se nutren sobre todo de insectos y pequeños animales que viven en los pantanos, lagos, charcas u estánques: peces, ranas, lagartos, insectos, crustáceos, moluscos, gusanos, anguilas, serpientes.

También se alimentan de otros pequeños animales como ratones, topos, pequeños pájaros, conejos y liebres. En caso de escasez de alimento o de necesidad se han visto cigüeñas alimentándose de basura, restos de comida humana y hasta carroña (pequeños animales muertos).

Otra característica común a estas aves zancudas es el pico fuerte, largo y agudo. Les sirve de arma, de arpón para ensartar sus presas y excavar en el fango y como pinza para tomar el alimento.

dieta de la cigüeña

La anatomía de estas aves, está perfectamente adaptada para poder alimentarse dentro de su hábitat. Está provista de largas patas para andar en las zonas pantanosas, y de un largo pico que le permite capturar las presas de las que se alimenta.

Se han llegado a encontrar más de 1.000 saltamontes en un estómago de cigüeña. Esto demuestra que las cigüeñas son un magnífico insecticida que, además de barato y efectivo, no contamina ni las aguas, ni las tierras, ni los alimentos.

También suelen situarse en los campos de cultivo, siguiendo a los tractores, aprovechándose de que en su labor, van dejando sin refugio a animales como insectos, ranas, sapos, topillos, musarañas y ratones, que quedan a merced de su pico.

No se sabe, en realidad, cuando ni porqué esta especie se adapta tan bien a los medios humanos, pero es lógico pensar, que la presencia del hombre, aun siendo un peligro en sí mismo, ahuyenta por otra parte a los depredadores; además, el desarrollo normal de la vida en los núcleos urbanos, hace que aparezcan algunos lugares donde el alimento es abundante como las charcas y los vertederos de basura.

En muchas ciudades o grandes poblaciones con río la zona de alimentación de las cigüeñas se localizan sobre todo en él. El problema es que en los días de alta contaminación, el oxígeno disuelto desciende en sus aguas, y las carpas y barbos mueren o deambulan agonizantes en superficie, facilitando así, su captura.


Esto supone un problema, no sólo de intoxicación en el caso de ingerir peces en mal estado, sino de nutrición, ya que potencialmente la especie tiene una dieta muy variada, que le reporta todos los elementos nutricionales necesarios y en el caso de consumir exclusivamente un tipo de alimento se pueden presentar anemias o deficiencias vitamínicas.

El problema se agrava en la ceba de los pollos. También el aprendizaje normal de los jóvenes volantones, se vería alterado al incorporarse estas pautas de alimentación que no son higiénicas ni saludables.

Los vertederos de basuras urbanas son uno de los sitios donde la cigüeñas consiguen el alimento, y si bien esto, en principio, puede facilitar su alimentación, sobre todo en épocas de escasez de insectos, por otra partí les perjudica al ingerir productos tóxicos.

las cigüeñas comen peces, animales y basura

La ingestión de plásticos y gomas confundidas con alimentos, son causa de la muerte de adultos y también di pollos, si estos productos son aportados en la dieta que, desde sus buches los padres regurgitan en el nido.

El uso de insecticidas para que no proliferen las moscas en el basurero, puede influir negativamente en la fertilidad y en el posterior desarrollo de los huevos.

Un buen cercado de los basureros, con una eficaz vigilancia, además de la clasificación de los residuos, sobretodo la separación de los tóxicos y su posterior almacenaje en vertederos especializados, sería parte de las soluciones que hay que adoptar, para que las distintas especies de aves que acuden a los vertederos, no corrieran peligro de envenenamiento.

Razonablemente, esto hay que hacerlo, no solamente por las cigüeñas, sino porque lo exige una buena gestión ambiental de los residuos urbanos.

Dónde viven las cigüeñas

hábitat natural de las cigüeña

Si quieres conocer el hábitat de las cigüeñas, debes saber que suelen encontrarse en los márgenes y orillas de los ríos, aguas de los estanques y lagos. También en otros entornos con aguas poco profundas donde buscan su alimento, como prados húmedos y humedales.

Las cigüeñas construyen sus nidos en torres o campanarios de iglesias, en los tejados de las casas o en los árboles. Cada pareja se acostumbra su propio nido y regresa a él durante varios veranos, volviendo a ponerlo en orden cada vez añadiéndole nuevas ramas.

Por este motivo en muchos países, los nidos (aparte de las cigüeñas) también están protegidos y está prohibido tocarlos. Incluso en las épocas en las que las cigüeñas no lo estén habitando.

en que país vive la cigüeñaEn España, pese a que la mayoría de cigüeñas anida sobre edificios humanos, el resto lo hace sobre árboles, preferentemente sobre pinos olmos, robles y encinas, e incluso sobre canchos o berruecos.

Por lo tanto, es evidente, que la Cigüeña Blanca o cigüeña común tuvo un hábitat original montaraz y silvestre, que todavía perdura en aquellas parejas que anidan sobre árboles o rocas.

Esto la aproxima, en costumbres, a su pariente la Cigüeña Negra y reafirma la teoría de que, ambas, tuvieron un antecesor común, del que descienden.

Sin embargo, hay dos diferencias fundamentales entre estas dos especies congéneres: una es la adaptación a los medios antropógenos en el caso de la blanca, mientras que la negra prefiere los cortados y paredones ribereños, y la otra es la tendencia al colonialismo, muy desarrollado en la primera, siendo, en cambio, la segunda de hábitats y hábitos solitarios.

Sus áreas de campeo y alimentación se extienden por prados, pastizales, charcas y ríos, si bien últimamente se están volviendo asiduas de los basureros.

Cuánto viven las cigüeñas

Las cigüeñas pueden llegar a vivir más de 20 años. Pero se han dado casos en los que su longevidad es aún más elevada. Por ejemplo, en Suiza, en reseñas y sin la influencia de factores negativos, han llegado a pasar de los 30 años de vida.

La mortalidad en los primeros años de vida es muy elevada, próxima al 50% en el primer año, y se debe sobre todo a las condiciones que soportan en las áreas de invernada.

Sucesivamente va disminuyendo con la edad, empezando a subir drásticamente a partir de la quincena. La esperanza de vida aumenta progresivamente en los primeros años llegando al cénit sobre los 8, 9 y 10 años, para alcanzar los mínimos tras los 18 años de edad.

Tipos de cigüeñas

tipos de cigüeñas
Especie de cigüeña africana

Existen varias especies de cigüeñas que presentan pequeñas diferencias entre ellas. Principalmente en el color de su plumaje y pequeñas variaciones en su pico. Entre otras tenemos:

  • Cigüeña Blanca (Ciconia ciconia linneaus)
  • Cigüeña Negra (Ciconia nigra)
  • Cigüeña de pico abierto africana (Anastomus lamelligerus)
  • Cigüeña Oriental (Ciconia boyciana)
  • Cigüeña de cuello blanco (Ciconia espicopus)
  • Cigüeña de pico abierto Hindú (Anastomus oscitans)

En la naturaleza y en los zoos podemos ver muchas especies de zancudas, entre ellas la grulla, el flamenco, el marabú, la espátula, el ibis y la garza. Pero sin duda alguna las zancudas más notables son las cigüeñas.

Son aves respetadas por doquier y que gozan de muchas simpatías; en algunos países de Asia y África son incluso consideradas sagradas por lo que no se las puede molestar ni hacerles daño.

Cómo se reproducen las cigüeñas

cigüeña reproducción

El ciclo reproductivo de las cigüeñas comprende varias etapas. A continuación te vamos a explicar todas ellas con todo detalle para que conozcas en profundidad la reproducción de la cigüeña:

La llegada

La cigüeña, generalmente, está considerada como anunciadora de la primavera, y su retraso o adelanto se asocia con la duración del invierno. Como dice el refranero: “Por San Blas, la cigüeña verás; y si está cerca el verano, más temprano”.

Las cigüeñas llegan a las torres de Iglesias y Catedrales algunas ya en diciembre, muchas en enero y la mayoría a primeros de febrero, dependiendo como nos indica la sabiduría del refranero, de las condiciones climatológicas de la temporada invernal.

Vienen desde lejanas tierras africanas, donde han pasado parte del invierno, y regresan cada año a sus lugares de nidificación, recorriendo en algunos casos hasta 10.000 Km.

Hay parejas que no migran a Africa, su adaptación a ciertas localidades es tal, que le permite alimentarse, incluso en invierno, y por lo tanto permanecen todo el año en el lugar de nidificación.

La pareja de cigüeñas: comportamiento nupcial

A partir de Febrero, las cigüeñas son cada vez más asiduas a los nidos, aumentan los avistamientos sobre las plataformas y, poco a poco, van habitando torres, espadañas y tejados.

Las parejas más expertas son las que primero ocupan su “casa”, la reconocen y la defiende con mucha agresividad ante parejas jóvenes, que todavía no saben dónde colocarse para criar. La pasión de esta defensa se debe al fuerte vínculo que une al ave y al nido, al cual son fieles temporada tras temporada.

Los estudiosos de la etología de la cigüeña, aseguran que el nido es importante, también, en el reconocimiento entre los individuos que forman las parejas, de tal forma que, el nido, sería el vínculo de unión.

El macho suele llegar, aproximadamente, una semana antes que la hembra; ésta al llegar, reconoce a su cónyuge en su propio nido.

El hecho es, que después del divorcio invernal, se forman las parejas de cigüeñas, siendo éste e instante en que, el aire de la ciudad, comienza a propagar repetidamente o crotoreo o canto de la cigüeña, llamado por el verbo popular “machacar de ajo” o “hacer el gazpacho”.

Al crotorear las contorsiones que realizan son muy espectaculares; inclinan el cuello hacia atrás, hasta rozar con la cabeza el plumaje del dorso o espalda, lanzando, de forma espasmódica, el tableteo al aire.

Cada vez que se produzca el reencuentro en la plataforma nidal, esta pauta de comportamiento será repetida a modo de saludo o bienvenida.

El nido de la cigüeña

cómo construye el nido la cigüeñaEn la construcción del nido, intervienen, de igual a igual, ambos sexos. El macho trabaja con mayor frecuencia de acarreador de material y la hembra “hace la casa”, colocando y entrecruzando ramas, para formar una estructura sólida y acogedora.

Si la pareja ha vuelto al nido de años anteriores, la labor será la de restauración, adecuando el nido y dejándolo en condiciones habitables para la puesta y la cría.

La labor a realizar depende del deterioro sufrido, debido (siempre que no haya intervenido el hombre) a los factores climáticos del invierno. En el caso de nidos de nueva construcción el trabajo es más duro, debiendo dedicar al menos 2 semanas.

Dos preguntas interesantes:

  1. ¿Cuánto pesa el nido de una cigüeña?: Pues bien, esta auténtica obra de ingeniería animal pesa aproximadamente 50 kilos.
  2. ¿Cuánto mide un nido de cigüeña?: la respuesta es entre medio metro y un metro de altura y de un metro de diámetro.

Como acabamos de comentar, las dimensiones medias de los nidos rondan el metro de altura, su diámetro mide también aproximadamente un metro. Existe, de todos modos una gran variedad de tamaños, llegando a veces a construirse “rascacielos” de 2 metros y de más de 500 kilos de peso.

Las funciones que tiene que cumplir un nido bien construido, son las de proteger a huevos y polluelos de la humedad y del frío, y, además, hacer menos visible a los adultos durante la incubación.


La construcción del nido por parte de las cigüeñas, parece ser un instinto hereditario en el que interviene poco la experiencia, lo cual es una ventaja para los emparejamientos noveles, que deciden criar por primera vez.

Las características del hábitat en que vive la cigüeña se reflejan en la infraestructura del nido, de modo que, entre los materiales de construcción que utilizan en los pueblos y ciudades se encuentran plásticos, cuerdas, trapos y gomas que acarrean en los vertederos de residuos sólidos, mientras que el uso de estos materiales, desciende a medida que el lugar de ubicación del nido se hace más silvestre.

Para la cigüeña, todas estas pautas tienen como finalidad, preparar su organismo para la reproducción. A través de ellas, se estimula la ovulación de la hembra y maduran las gónadas del macho.

La época reproductora de las aves puede considerarse dividida en tres fases:

  1. Fase de aceleración: en ella se produce el crecimiento de las gonadas, el intento de conseguir pareja y la ocupación del nido.
  2. Fase de culminación: dirigida hacia la ovulación y la cópula.
  3. Fase de reposo: se produce tras la cría, cesa todo comportamiento sexual, y los testículos de los machos se reducen de tamaño.

El cortejo de las cigüeñas presenta dos momentos diferentes:

  1. El primero en el tiempo es el cortejo previo al emparejamiento. Tiene como fin la formación de la pareja, después del viaje migratorio.
  2. El segundo es el cortejo previo a la cópula. Sus objetivos son la sincronización de la predisposición sexual, la orientación de la pareja hacia el nido y la inhibición de la agresividad entre macho y hembra.

Los hábitos coloniales están muy arraigados en la especie, a pesar de lo cual, las parejas poseen la consciencia de cierto espacio vital, que defienden ante las otras cigüeñas.

Las disputas, en principio, son intimidatorias, pero si no surten el efecto deseado, se llega a veces a una lucha, en la que las cigüeñas esgrimen sus picos contra el adversario que, entonces, si suele darse por vencido.

En algunas iglesias colocan las cigüeñas dos nidos que tan solo se encuentran separados por la veleta. Dos parejas suelen criar todos los años y no se producen altercados que interfieran en el desarrollo de las polladas. La razón puede ser que ambas parejas sean de la misma familia.

Las crías

polluelos de cigüeña
Cigüeña con dos crías

Lo primero que debes saber es que las crías de las cigüeñas reciben e nombre de cigoñinos. A poco de llegar la primavera comienzan las primeras puestas.

El cuidado de los huevos y su incubación es tarea compartida, aunque es la hembra, llevada de su instinto maternal, la que pasa más tiempo sobre los huevos. Su compañero la releva, de vez en cuando, para que ella estire las patas y reponga fuerzas.

Los huevos son puestos con intervalos de dos días y su número varía de 2 hasta 6. Son removidos cada poco, para asegurarles el calor necesario en toda su superficie, evitando así, que los embriones mueran de frío.

El pollo, para salir del huevo, se ayuda con un pequeño diente que tiene en el pico y que se denomina carúncula. Es difícil conseguir datos fiables de la proporción de huevos huecos, ya que el ornitólogo, si es responsable, sacrifica el dato científico, para no causar molestias, que pudieran dar al traste con el éxito de la incubación.

cuánto miden los huevos de la cigüeña
cigüeña bebé

En alguna ocasión se pueden observar nidos con cinco pollos. Pero esto se produce cuando los pollos de nidos cercanos comienzan a andar por los alrededores del nido, a veces, visitan a sus vecinos y se instalan.

Estos encuentros suelen producirse sobre los 40 o 50 días de vida, en los que ya el instinto, lleva a los pollos a “patear” el entorno del nido, y puede incitarles a ello, cuando están hambrientos, el hecho de que el aporte de comida se produzca en el nido de al lado antes que en el suyo.

Los huevos son de color blanco mate de dimensiones medias 80 x 52 mm. En su desarrollo, los cambios morfológicos más evidentes que sufren son:

  1. La transformación de color blanco y el aspecto algodonoso de plumón al nacer, que progresivamente va adquiriendo tonos negros hasta llegar al plumaje adulto.
  2. La variación de color del pico y de las patas que vira desde un pardo oscuro hasta que empiezan a aparecer en la base del pico y en las patas el naranja vivo final.

Los últimos pollos en salir de los nidos, pueden tener más de una semana de diferencia de edad con respectos a sus hermanos mayores, lo cual ocasiona desventajas a la hora de conseguir el alimento, que los padres regurgitan en el centro del nido y pueden morir de hambre y debilidad.

La sabia naturaleza, no suele desaprovechar nada y, aunque puede parecer una tanto cruel, los pollos que mueren, son devorados por los padres e incluso por los hermanos.


Esta pauta se denomina cronismo y es una forma de control de la natalidad, que es beneficiosa para la especie, sobre todo en aquellos momentos y ambientes en que la comida escasea.

Si la comida abunda los pollos mayores satisfarán su apetito y quedará suficiente alimento para el benjamín.

Como solución a este problema, algunos grupos conservacionistas están realizando una campaña de recogida de pollos de difícil supervivencia, para trasladarlos a otros nidos donde sólo hay uno o dos pollos, procurando que estén en parecido estado de desarrollo que los cigoñinos adoptados, para que sean criados por los padres adoptivos, como si fueran hijos propios.

En días calurosos, los adultos aportan el agua necesaria, dejándola caer de sus picos sobre los pollos, de modo que estos no sólo beben, sino que en cierta forma son “duchados” por sus padres. Además les protegen del sol y de la lluvia extendiendo las alas sobre sus cabezas.

Qué comen las crías

En los días de finales de la primavera y primeros del verano, el acarreo de comida es continuo, primero las presas son troceadas, luego, a medida que los pollos van creciendo, se aportan animales enteros. La dieta suministrada es muy variada y depende de la localidad donde se encuentre instalado el nido.

Los pollos necesitan alimentos ricos en proteínas para su crecimiento. Así son frecuentes los aportes de ranas, sapos, culebras lagartos, pequeños roedores y peces entre los vertebrados y langostas, saltamontes, grillotopos y escarabajos entre los insectos.

Cuándo vuelan las crías

Cerca de los 45-50 días de vida los pollos son inquietos, recorren los alrededores del nido y aletean insistentemente como si quisieran despegar.

A veces, estos ejercicios de realizan a instancias de los padres, que sienten que ha llegado el momento de preparar a sus hijos para que el día en que se lancen al aire por primera vez, puedan remontar el vuelo y evolucionar con la suficiente habilidad que les permita salvar los edificios o los árboles que rodean el nido.

El tiempo que tardan los cigoñinos en realizar su primer vuelo es, aproximadamente, el doble del que duró la incubación, por lo tanto, como ésta suele durar 30 días, es alrededor de 60 después de su nacimiento, cuando la mayor parte de los volantones, inician sus evoluciones en el aire entre torres, gárgolas y arbotantes.

Su inexperiencia les hará a veces chocar contra las paredes o aterrizar de bruces, lo que en días de fuerte viento puede resultar mortal de necesidad para alguno de ellos. Como indica el sabio refranero:

  • “El día de San Juan, salen los cigoñinos a volar.”
  • “Por san Pablo, cigüeña al campo.”

Emancipación de las crías

La familia de cigüeñas permanece unida todavía 2 o 3 semanas, en ellas los pollos aprenden a alimentarse por su cuenta, a remontarse en espiral sobre las corrientes de aire caliente (térmicas) y a relacionarse con otros jóvenes, todo ello encaminado a prepararse bien para la migración.

Por las noches la familia al completo duerme en el nido, pero los lazos empiezan a aflojarse y ya se presiente la cercana emancipación.

Los pollos de las cigüeñas se dice que son nídícolas, al contrario de los de otras aves, de los que se dice que son nidífugos. Las aves han adoptado, en su evolución, dos soluciones para el desarrollo de las crías después de su salida de los huevos:

  1. Pollos nidífugos son aquellos que, tras la eclosión de los huevos, pueden caminar o nadar y capturar el alimento por sí mismos. Ejemplos típicos son los pollos de la Perdiz Roja y de la Avutarda.
  2. Pollos nidícolas, que nacen ciegos y desprotegidos, dependen totalmente de sus padres en ese momento, tanto para la alimetación como para proporcionarles el calor necesario. Este es el caso de la familia de las cigüeñas y de la de las garzas, por poner dos de los más conocidos ejemplos.

La migración de la cigüeña

cómo emigran las cigüeñas

Las cigüeñas son hábiles voladoras. Cuando vuelan adoptan una posición alargada: el cuerpo, el pico y las patas forman una línea recta. Baten las alas lentamente y hasta, cuando los vientos son favorables, planean con las alas inmóviles, como las águilas.

La cigüeña es un ave migratoria: transcurre la estación invernal en un sitio donde hace calor, África meridional, y después, en verano para huir de las altas temperaturas, abandona el continente africano y veranea en Europa central, especialmente en Alemania, Polonia y Rusia. Tal vez te interese leer: por qué emigran las aves.

Al llegar el otoño las cigüeñas emprenden el viaje de regreso, con etapas de unos cien kilómetros diarios, hacia los países cálidos. Las que han permanecido en verano en Europa occidental alcanzan África a través de Francia y España, cruzando el estrecho de Gibraltar y el desierto del Sahara.

Las que parten de Europa oriental, en cambio, se dirigen hacia Yugoslavia, Grecia y Turquía, para descender finalmente a lo largo de la costa del este de África. Todos estos datos son importantes para conocer qué es una cigüeña.

Para más información te recomendamos nuestro artículo sobre la migración de la cigüeña

Relación con el hombre

El origen de la relación del hombre con la cigüeña se pierde en la noche de los tiempos. Pero lo que parece evidente es que es una relación antiquísima, y en ella, ambas especies son beneficiadas.

La cigüeña asienta la mayoría de sus nidos sobre construcciones humanas, o en árboles cercanos a estas. Así, se libera de posibles depredadores, menos adaptados al medio humano que ellas. Por otra parte, las actividades humanas le proporcionan una despensa permanente.

Las labores agrícolas remueven, cortan y mecían las capas más superficiales del suelo, trayendo a la superficie la fauna que en él vive. Dicho de otra manera, deja al descubierto, grillos, lombrices, larvas de insectos, topillos, topos y un sin fin de animales que quedan, a modo de gran festín a disposición de la cigüeña. Estas son las ventajas que la cicónida obtiene.

Por su parte, el hombre, se encuentra con un aliado que limpia sus tierras de labor de animales considerados dañinos para las cosechas.

Pero aparte de este mutuo interés, algo más que se escapa a nuestros ojos, y que quizás haya que situarlo en el terreno de lo espiritual, debe de haber para poder explicar esta profunda arraigambre del blanquinegro pájaro en nuestras tradiciones culturales, en nuestro arte y en nuestra literatura, durante casi toda nuestra historia como especie.

El refranero popular tiene innumerables citas que se refieren a ella, las más conocidas, se hacen eco de su llegada tras la invernada en el continente negro (África):

  1. “Por San Blas, la cigüeña veras; y si antes la vieres, año de bienes “
  2. “Por San Blas, la cigüeña verás; y si no la vieres, año de nieves”

La revolución tecnológica de la agricultura, que necesita una masiva utilización de productos químicos para preservar las cosechas contra las plagas, ha restado mérito al papel ecológico de la cigüeña como limpiadora de los campos.

A partir de la segunda guerra mundial, Europa necesita alimentar a su población y por lo tanto producir cereales a destajo, sin dejar descansar la tierra de un año para otro; así, el suelo, no podía recuperarse de forma natural.

El descenso en materia orgánica, año tras año, hizo que los cada vez mayores aportes de fertilizantes químicos compensaran el debut además las plagas se empezaron a combatir con los plaguicidas, lo cual no sólo implicó una disminución en el alimento para la cigüeña, sino que el que era ingerido estaba contaminado. Esto rompía la armonía entre hombre y cigüeña.

El consumo de insectos y otros animales envenenados por los plaguicidas, resulta muy tóxico para la cigüeña, e influye negativamente en el desarrollo de huevos y pollos.

Al enturbiamiento de dicha relación, contribuyó la actitud que se tiene en algunos lugares con los nidos, cuyo peso, puede dañar los tejados donde se asientan; y que, por consiguiente, eran derribados sin más.

Otras veces el motivo del derribo, eran las molestias causadas con los excrementos que, cayendo desde lo alto, manchaban calles y plazas.

Todo esto provocó una etapa de descenso poblacional de la que parece que se ha empezado a salir. La reacción de grupos conservacionistas ante esta situación, provocó un cambio de actitud, lo que en los últimos quince años, ha supuesto una notable mejoría en las poblaciones de cigüeñas.

A pesar de las pequeñas molestias que las cigüeñas nos pueden causar, no hay que olvidar que debemos ser compañeros de viaje en la tierra; su belleza, su beneficiosa dieta, y el derecho a existir como cualquier otra especie, deben de inclinar la balanza a su favor, v así ganarse nuestro respeto.

De dónde procede la cigüeña

Antepasado de la cigüeñas
Archaeopteryx

Para conocer los antecedentes paleonteológicos, debemos remontarnos al Archaeopteryx, que está considerado como el primer ave. Este primer antepasado de la cigüeña,, vivió durante el Jurásico Superior y se extinguió en el Triásico.

Por lo tanto coincidió en el tiempo con los Dinosaurios. Sus características morfológicas eran una mezcla de las de los reptiles y de las de las aves.

El registro fósil del orden ciconiformes abarca desde el Eoceno (Inglaterra) hace 140 millones de años hasta nuestros días. Las cigüeñas, sin embargo no aparecen hasta el Mioceno, 100 millones de años después.

La cigüeña en peligro de extinción

amenazas de las cigüeñasEn general, la cigüeña blanca se enfrenta con una serie de amenazas y problemas que hace que su conservación sea muy delicada y que siempre esté presente el riesgo de desaparecer. A continuación te exponemos los principales motivos:

Los tendidos eléctricos

Los tendidos eléctricos, causan todos los años un buen número de muertes de cigüeñas. La proliferación de líneas eléctricas cerca de los lugares donde anida o se alimenta la cigüeña, sin tener en cuenta la proximidad de las aves, es la causa principal. Dos tipos de accidentes ocurren en los tendidos:

  1. – Electrocución, al posarse en las torres eléctricas .
  2. – Colisión, sobre todo en zonas con nieblas, donde el ave no ve la línea y choca contra ella.

Un buen diseño del trazado de líneas, la señalización con salvapájaros de algunos tramos de tendido eléctrico, el aislamiento de trozos de cables peligrosos en los postes frecuentados por las aves, el desvío de Eneas problemáticas y el enterramiento de otras, son medidas necesarias, para preservar, no sólo a las cigüeñas, sino a muchas especies protegidas, sobre todo del grupo de las rapaces, que caen víctimas de la actual red de transporte de electricidad.

Aunque menos conocidas, las colisiones contra cables de compañías telefónicas son más frecuentes de lo que se cree, y se deberán subsanar del modo expuesto para las colisiones en líneas eléctricas.

Algunas cifras nos demuestran la importancia, como factor negativo, de los tendidos en la mortalidad de cigüeñas, donde en algunas regiones, el 50% de los cadáveres encontrados tuvieron esta causa.

También en Europa el problema es grave, concretamente en Dombes (Francia) el 50% de los cigoñinos nacidos perecieron en los tendidos eléctricos.

Confirmando todo esto, los datos de anillamiento en Europa, arrojan un porcentaje del 85% de las muertes de cigüeñas cuyas anillas fueron posteriormente recuperadas.

Destrucción de los indos

En ocasiones se acusa a estas aves de ser causantes del deterioro de los tejados, si bien es verdad que, el peso de los nidos influye, otras veces, la ruina de los edificios se debe a su propio mal estado de conservación.

De todas formas, lo mejor es que, cada cierto tiempo (3 o 4 años), y siempre cuando las cigüeñas estén todavía en Africa, se proceda al rebaje de la plataforma, retirando de ella las ramas y palos necesarios, para que, el volumen del nido, no llegue a afectar los tejados y techumbres de los edificios en los que está ubicado.

A veces, es interesante instalar nidos artificiales, que sustituyan a aquellos conflictivos, bien para preservar los edificios o para que la cigüeña encuentre un sitio más cómodo y menos peligroso para la pollada.

No son raros los casos, en que los nidos de cigüeñas son derruidos, simplemente, porque ensucian con sus excrementos calles o plazas.

Sin negar que para nadie es agradable esta situación, si hay que decir que quienes así actúan, tienen una visión ignorante e insolidaria y que las molestias cesarían, simplemente, ubicando un nido artificial en un lugar cercano y que resulte menos molesto.

Contaminación de los ríos

La contaminación del agua de ríos y charcas, es para la cigüeña peligrosa, porque su alimentación está muy ligada a las zonas húmedas, tanto fluviales como lagunares. Los peces, anfibios y los invertebrados acuáticos intoxicados, contaminaran en cadena a sus predadores.

Intoxicación de la comida

Los vertederos de residuos sólidos urbanos, como ya se ha dicho, constituyen una despensa de alimento para la cigüeñas, pero a la vez, provoca en ellas intoxicaciones e indigestiones, que pueden ocasionar la muerte de algunos individuos.

Las cuerdas y gomas son recogidas por las cigüeñas y colocadas en los nidos, lo que a veces produce el ahorcamiento de pollos. Es preciso, para disminuir estos accidentes, no abandonar las cuerdas que rodean las alpacas de paja en el campo.

La clasificación de residuos, con la retirada de aquellos tóxicos, a zonas con especiales medidas para no permitir el acceso de las aves, y el buen cercado del vertedero, disminuiría el peligro de envenenamiento de todos aquellos animales asiduos de las basuras.

Pesticidas

El empleo incontrolado de pesticidas y el abuso de las cantidades empleadas de estos productos, envenenan los campos en los que se alimentan las presas de la cigüeña, y por ende, ella misma quedará intoxicada al consumirlas.

Los efectos posteriores, conllevan la disminución de la fertilidad de la especie y el mal desarrollo de las puestas y de los pollos.

La restricción en el uso de aquellos plaguicidas más tóxicos, junto a la potenciación de la lucha biológica contra las plagas, se impone como solución a este grave problema.

La caza y el furtivismo

En la migración, y durante la invernada, la especie sufre un importante número de bajas, al ser capturada para alimentarse por algunos pueblos africanos. Esta costumbre, está muy arraigada en países como Sudan, donde se espera con ansiedad la llegada de las cigüeñas.

De 500.000 cigüeñas que llegan al Sudan, aproximadamente unas 3.000 perecen por esta causa. Parece ser que estos pueblos respetan a su cigüeña autóctona, (Cigüeña Abdim), y que piensan que les trae buenos augurios de lluvia.

A pesar de que la cigüeña es una especie estrictamente protegida, y que por lo general, goza del respeto y la simpatía de casi todos, todavía cada año son abatidas en número considerable por francotiradores sin escrúpulos.

La lucha contra este tipo de acciones, es una lucha contra la ignorancia \ la falta de conciencia, por eso hay que acudir a los programas de sensibilización ambiental, para acabar con estas aptitudes y, por supuesto, que el peso de la Ley caiga sobre los autores de estos atentados contra el patrimonio natural de todos.

Robo de huevos y de pollos

El coleccionismo de huevos y pollos, es una práctica, más frecuente de lo que pudiera parecer. El destino es, casi siempre, el museo particular de algún coleccionista o la trastienda de algún taxidermista furtivo. A veces, son exportados clandestinamente al extranjero, a aquellos países que no tienen el privilegio de ser ocupados por la cigüeña. Actualmente, la ley impone una multa de 6.000 Euros, a quien de muerte a pollos o robe huevos de esta especie protegida.

Modificaciones de su hábitat

La transformación del entorno que rodea los nidos supone, en ocasiones, el abandono de la melificación en sitios en los que, tradicionalmente, se realizaba.

En efecto, la proliferación de grandes edificios, de antenas, de cables de teléfonos y de conducción eléctrica, alrededor de la iglesia en que estaba ubicado el nido provoca tal incomodidad, que la cigüeña decide cambiar de lugar y busca para criar otros lugares más seguros.

La proliferación de alambradas para separar fincas, aumenta el peligro de colisión, tanto al aterrizar como al despegar precipitadamente, se pueden producir choques, sobre todo en aquellos alambres de reciente e instalación, y en días de malas condiciones atmosféricas y escasa visibilidad.

Grafiosis

Merece especial mención la grafiosis. Esta enfermedad producida por un hongo y transmitida por un escarabajo, asola a estas aves. Si los nidos están instalados sobre árboles enfermos, al morir éstos con el tiempo, se produciría el derrumbe de las plataformas

Climatología adversa

Los factores meteorológicos, como el viento, la lluvia el pedrisco o los rayos, son causa de cierta mortandad de cigüeñas.

En las ciudades, quizá sea el viento el elemento que provoca. Los fuertes vientos pueden obstaculizar las maniobras de vuelo y producir choques contra edificios, o fallos en el aterrizaje.

Además, los pollos pueden caer de los nidos, y las propias plataformas pueden, a su vez ser fácilmente derribadas.

Depredadores de la cigüeña

La cigüeña posee buenas defensas naturales, como su fuerte y largo pico, que hacen que prácticamente no tenga enemigos potenciales, aparte del hombre.

Son raros los casos de predación hecha por animales, pero sí se han encontrado a veces restos de cigüeñas en nidos de rapaces poderosas como el Águila Imperial e incluso del leopardo (ver noticia aquí).

Conservación

Muchos pueblos respetan y admiran a las cigüeñas, son numerosas las personas o asociaciones que se dedican a su estudio v conservación, incluso los estados han firmado convenios de protección, que aunque no son exclusivos para las cigüeñas, sí las benefician al igual que a otras especie protegidas.

Algunos gobiernos han tomado medidas proteccionistas, port cuenta, para resolver conflictos puntuales como es el caso de Israel donde las migraciones son seguidas por radares militares, pues no son raros los accidentes entre aviones y cigüeñas.

Son varias las razones que imponen la preservación de esta maravillosa especie:

  1. Es beneficiosa para la agricultura
  2. Sus nidos y ellas mismas se integran en los paisajes más típicos de nuestros pueblos y ciudades.
  3. Forman parte del patrimonio natural y cultural que hemos heredado de nuestros antecesores, y que debemos conservar para el disfrute y admiración de nuestros sucesores.
  4. Respetándolas, demostramos nuestra cultura y nuestra conciencia ambiental, como una especie más que somos, de todas las que pueblan la Tierra.

Nidos artificiales

construir nido para cigüeñasPara mejorar la calidad de vida de las cigüeñas y facilitar su permanencia en la ciudad, en ocasiones se hace necesario la instalación de nidos artificiales. También, para resolver los conflictos surgidos ante posibles daños a edificios históricos y, sobre todo, cuando estos van a ser restaurados, puede ser una buena solución

La retirada temporal del viejo nido y la adecuación en las cercanías de un nido artificial, que asegure la permanencia, en ese lugar, de la cigüeña.

Una vez finalizada la obra, se resolverá la cuestión de, si es o no mejor, volver a colocar el nido en su lugar original o, por el contrario, es más positivo para la seguridad del ave y del edificio, que permanezca en el nuevo emplazamiento.

Los problemas entre las cigüeñas y el Patrimonio Histórico, no lo son si se tiene buena voluntad por las partes interesadas. Por una lado, los restauradores deben tener presente en sus proyectos, la existencia de los nidos de esta especie protegida y el impacto que causaría la restauración.

Por otro, y en caso que la estabilidad de algunos de los elementos arquitectónicos fuese gravemente afectada por la presencia de un nido de cigüeña, cabría la posibilidad de retirarlo e instalar, en algún edificio cercano y que esté en buenas condiciones, el mismo nido u otro artificial de nueva realización.

La cigüeña adorna, embellece y da vida a muchos edificios históricos ¿por qué no somos respetuosos con ella?

El estado del Patrimonio histórico contiene muchas joyas arquitectónicas abandonadas durante siglos no se derrumban por la presencia de cigüeñas, sino que es, en su lamentable estado de conservación, donde hay que buscar, la mayoría de las veces, la causa de su ruina.

De todas formas, a la hora de decidir la instalación de nidos artificiales, hecho que no debe de hacerse nunca a la ligera, se precisa estudiar bien la situación-problema que causa la iniciativa de instalación. Entre otras cosas hay que tener en cuenta:

  1. Que es preferible que en la zona ya haya habido cigüeñas con anterioridad.
  2. Que existan en sus cercanías zonas húmedas y campos, donde el ave pueda alimentarse.
  3. Que el sitio elegido éste lejos de lugares con excesivo tránsito , o en caso de que este exista, que esté lo suficientemente alto para no recibir molestias.
  4. Que en la construcción del nido se tenga en cuenta que el resultado final debe ser, o de parecer, lo más natural posible.
  5. Que es desaconsejable utilizar cuerdas para unir ramas, ya que estas ocasionan problemas de estrangulamiento e indigestión.
  6. Que siempre es mejor realizar el trenzado de ramas finas, capaces de doblarse y sujetarse bien.
  7. Que se debe rellenar el interior con arena y hojas, acondicionando un agradable habitáculo para la futura pollada.
  8. Que debe realizarse su colocación cuando las cigüeñas se encuentran invernando en Africa.
  9. Que, debido al peso que puede llegar a alcanzar, hay que asegurar bien la estructura básica del nido al tejado o a la viga con cemento, e incluso, si se cree necesario, reforzar su estabilidad mediante soldadura.
  10. Que las dimensiones apropiadas son de 1,50 m de diámetro interior y 50 cm de fondo.
  11. Que lo primero que hay que hacer es pedir permiso al propietario de la finca o del edificio donde se ubica el nido.

Audio del sonido de las cigüeñas

Si quieres saber como es el sonido que hacen las cigüeñas, escucha el siguiente audio:

¿Quieres saber más sobre aves?

Desde CurioSfera.com esperamos haber respondido a tus dudas con este artículo titulado llamado Qué es una cigüeña. Si quieres acceder a más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, te puedes pasar por nuestra sección de animales. También puedes emplear el buscador de nuestra web.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here