Peligros para un gato dentro de casa ⚠️ y cómo evitarlos

El gato que vive dentro de ca­sa está expuesto a ciertos peligros. Aunque no esté amenazado por automóviles o perros, está expuesto a riesgos de otra natu­raleza como resultado de su curiosidad natural y de nuestra pro­pia negligencia. En CurioSfera.com te los explicamos todos y también cómo puedes evitarlos. ¿Comenzamos?

Tampoco te pierdas el gato fuera o dentro de casa

  1. Algunos objetos de la casa que pueden ser peligrosos para tu gato son las agujas de coser y los alfileres, que pueden ser in­geridos por el gato o clavarse en las patas.
  2. El plástico para envoltorios, el celofán y las esponjas son un peligro para tu gato. De ser ingeridos provocarían un desastre en los intestinos (ver por qué vomita un gato)
  3. El vidrio roto siem­pre es peligroso, porque puede incrustarse en los “cojines” de las zarpas y causarle mucho dolor y siendo muy difícil su extracción posterior.
  4. La basura ha de ser evacuada rápidamente, o al me­nos ha de tenerse en un recipien­te bien cerrado, de modo que el gato no pueda apropiarse de huesos, celofán y otros objetos peligrosos.
  5. La ingestión de aspiri­na y de tabaco es extremada­mente peligrosa para los gatos y hay que tomar precauciones pa­ra que estas sustancias no que­den nunca a su alcance.
  6. La ma­yor parte de las plantas son tóxicas para los gatos, entre ellas el enebro y la poinsetia o flor de Pascua. Por lo tanto, si tienes gatos, no tengas plantas. Con frecuencia la gente no se da cuenta de que muchas plantas de interiores co­munes y corrientes no solo son peligrosas para los gatos, sino que les resultan fatales si llegan a comerlas.
  7. El sentido común aconseja que si pones veneno para ratas en tu subterráneo, garaje o algún rincón de la casa no debes permitir que tus mascotas vayan a esos lugares, pero muchas veces nos olvidamos.
  8. Los recipientes mal cerrados o abiertos de pintu­ra, trementina, insecticidas para plantas o hierba, anticongelante para el automóvil, y productos parecidos son una invitación a te­ner problemas. Si bien un gato no ingeriría intencionadamente una de estas sustancias peligrosas, es posible que se contamine una pata al pasar, lo que podría cau­sarle un envenenamiento secun­dario al lamerse esa pata para limpiarla.
  9. Los contenedores mal cerrados de limpiadores, pulido­res y productos químicos similares que suele haber en baños y cocinas son también invitaciones a que se produzcan desgracias dentro de la casa.
  10. Si tienes un perro recuerda que ciertos productos considerados seguros para los perros pueden ser peligrosos para los gatos. Lee todas las ins­trucciones a fondo antes de em­plear cualquier producto. En ca­so de duda, solicita el consejo de tu veterinario.
  11. No permitas el acceso de su gato a zonas húmedas puesto que los gatos son tan suscepti­bles a los resfriados y enferme­dades respiratorias como los se­res humanos.
  12. Otro peligro para un gato dentro de casa consiste en la bolita de naftalina. A los gatos les encanta “pillar” cosas, cazarlas, perseguirlas, cogerlas con sus patas delante­ras, luchar con ellas y enterrarlas con las patas traseras. Los obje­tos favoritos para estos juegos son aquellos como las bolitas de naftalina que hacen ruido cuan­do el gato juega con ellos sobre superficies duras como los pisos de las casas. Aunque probable­mente el gato no intente comer­se una bolita de naftalina, la sus­tancia que contiene se adherirá a las patas y cuando el gato se lama la ingerirá y enfermará.
  13. Las moscas ponen sus hue­vos en zonas húmedas, y como suelen meterse dentro de las ca­sas a pesar de las rejillas mos­quiteras, no debes dejar que la comida húmeda de tu ga­to permanezca mucho tiempo en el comedero. Es muy importante recordar esto, especialmente en verano, pero es una regla que conviene seguir durante todo el año porque, si los huevos se in­cuban, las larvas que de ellos salen pueden ser muy peligrosas para la salud del gato. Siempre que sea posible, impide que tu gato se coma las moscas que probablemente atrapará.
  14. Aunque un animal mantenido dentro de casa está mucho me­nos expuesto a las pulgas que un gato que vive en libertad al ai­re libre, el gato casero siempre puede entrar en contacto con estos parásitos (ver cómo comprobar si mi gato tiene pulgas). Las pulgas ponen sus huevos en la cama del gato, en las grietas del suelo, o en cualquier otro lugar seco. Es po­sible que los huevos no se incu­ben hasta haber trascurrido largo tiempo desde la puesta. Por esta razón el lugar donde duer­me tu gato ha de ser mantenido muy limpio, y hay que lavar fre­cuentemente las mantas que usa. Pasar cuidadosamente la aspiradora por los rincones, ar­marios y alfombras ayudará a prevenir problemas de este tipo. Las pulgas son un riesgo para la salud de tu gato porque aparte de la irritación que le produce el continuo rascarse, estos peque­ños parásitos pueden transmitir ciertos tipos de gusanos.

El gato que habita en el interior de la casa puede vi­vir (si excluimos las enfermeda­des graves) una vida larga y completa contigo si tiene los cuidados adecuadados.

Probablemente tengas un gato porque deseas tener la compañía y el agrado de tenerlo contigo. Dale muestras de tu cariño re­gularmente y él te corresponderá del mismo modo; de este modo los años que compartáis serán agradables y placenteros.

El gato casero necesita pocos cuidados para disfrutar de su vida en el interior de la casa: hay que cambiarle su arena regularmen­te, lavando la caja (con jabón pero preferiblemente no con pro­ductos desinfectantes tóxicos), hay que proporcionarle un ras­cador en el que el gato pueda ejercitar y afilar sus uñas, así co­mo algunos juguetes, agua fresca, una pequeña zona que pue­da considerar propia y cuidados regulares para eliminar el pelaje suelto.

¿Quieres saber más sobre gatos?

Si quieres ver otros artículos parecidos a Peligros para los gatos en casa te invitamos a visitar la categoría de mascotas. También puedes realizar tus preguntas directamente en el buscador de nuestra web.

Y recuerda, si te ha gustado, compártelo en las redes sociales o con tus amistades y familia. Así otros amantes de los felinos lo podrán conocer. También nos puedes dejar un comentario con tu opinión o dudas. Además, si quieres estar al día, sigue nuestra página sobre mascotas en Facebook. 😉

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here