Historia

En esta categoría de nuestra web vas a poder elegir entre 15 tipos diferentes de artículos y reseñas históricas. Haz click en el grupo que más te interese consultar. Entra, descubre y… ¡¡¡sorpréndete!!!:

             

Todo tiene una historia

Todas las cosas tienen una historia, por pequeñas que sean. A veces, incluso una gran historia. Tragedias, dramas y comedias se esconden en el origen de los objetos a los que la cotidianeidad ha sumido en el anonimato.

Aquí se recogen desde las historias de las cosas más pintorescas, más curiosas y más divertidas que uno pueda imaginarse, hasta la historia de los mayores descubrimientos e inventos de la humanidad.

Hemos buceado en la historia, viajado sin descanso, rastreado en bibliotecas de todo el mundo y en libros inimaginables buscando un dato, una fecha, una pista para completar el círculo de conocimientos sobre cualquier objeto, instrumento o similar que pueda despertar tu curiosidad.

Aquí, por ejemplo, aprenderás las peripecias que han dado origen a los botones, el taburete, el ataúd, las cerillas, el desodorante, el peine, la plancha, el estropajo o el ascensor, entre muchas otras cosas.

Indagamos quiénes fueron los inventores de las patatas fritas, la tortilla, el chicle, las ensaladas, el bocadillo, la margarina, las salchichas, el croissant, las hamburguesas, el turrón o los helados.

Nos sorprenderemos con el ingenio que pergeñó el imperdible, la dentadura postiza, la cremallera o la bragueta. Y nos meteremos en camisas de once varas hablando del papel higiénico, la taza de váter, el orinal, el corsé, la lavativa o el preservativo.

Hay de todo un poco y resulta tan llamativo e interesante que nos alegra muchísimo que hayas accedido a nuestra web para conocer la historia de todas las cosas que nos rodean.

Historia, inventos y descubrimientos

Llamamos invento a todo aquello que el hombre ha sabido encontrar para hacerse con ello más llevadera la vida. Es voz procedente del latín invenire= hallar, a través del participio pasivo inventum= encontrado.

Hay que tener in mente que no es lo mismo inventar que descubrir. Decimos que Isaac Peral inventó el submarino, y que el doctor Fleming descubrió la penicilina. El submarino no existía antes de que Peral lo creara; la penicilina, sí.

  • Fleming se limitó a observar un fenómeno y aplicarlo luego.
  • Peral creó algo que no existía. Inventar es hallar una cosa nueva.

Descubrir es dar a conocer algo que era desconocido por estar hasta entonces cubierto o velado; averiguar una cosa que se ignoraba, destaparla para ponerla a la vista de todos.

En cuanto al término “cosa”, no tiene límites semánticos por su condición de palabra “ómnibus”’, pero no obstante esa circunstancia a nadie se le escapa su extensión semántica.

De hecho ¿qué hay, de qué nos rodeamos sino de cosas? Pero las cosas de que hablamos aquí no son cualesquiera cosas, sino esas cosas fruto de ideas geniales que ha tenido el hombre a lo largo de su historia, los pequeños inventos hijos de la necesidad, ya que el hombre ha sido dotado de un especial olfato que le lleva a descartar lo innecesario y sólo encuentra lo que de verdad le es útil.

Por eso, del repertorio de cosas que aquí historiamos ninguna hay que no le haya rendido servicio extraordinario; ninguna es vana ni superflua. Todas han supuesto una mejora en las condiciones de vida del hombre, y una alegría cuando fueron encontradas.

Como los estudiantes de griego saben, eureka es la primera persona singular del pretérito perfecto de eurisko= hallar, encontrar. La tradición asegura que Arquímedes, del siglo III a.C. salió a la calle desnudo gritando esta palabra al descubrir el principio que lleva su nombre tras salir de la bañera.

Las leyes físicas son descubrimientos que iluminan el conocimiento; las cosas de nuestra vida diaria, como las zapatillas o el reloj, son inventos o hallazgos felices. Piensa en ello y convendrás con nosotros en que cuanto aquí recogemos no sólo es digno de celebración sino también merecedor de que la Humanidad le erija un monumento.

No sorprende, para muchos países, ciudades y regiones los inventos o mejoras introducidas en ellos supuso su entrada en la Historia.

En otro tiempo, en vez de levantar monumentos se escribían sonetos, por eso, entre los que el Fénix de los Ingenios dedicó a mujeres hermosas, capitanes aguerridos, hombres de estado y sucesos de importancia no olvidó a los inventores de las cosas.

La humanidad estamos en deuda con el universo anónimo y pequeño de las cosas que nos hacen la vida llevadera, ya que en las grandes visiones del mundo, de la presencia del hombre sobre la Tierra solemos perder de vista lo que más cerca tenemos: las cosas con las que nos desenvolvemos en nuestro quehacer.

El hombre no inventó las cosas al azar, sino con un propósito. No hay objeto pequeño a nuestro alrededor que no tenga una historia amplia y una peripecia compleja en lo que a su hallazgo se refiere.

Historia de los inventos

Si actualmente disponemos de un nivel de vida que nuestros antepasados ​​difícilmente podían imaginar es, sobre todo, porque a lo largo de la historia hemos ido acumulando novedades que nos permitían vivir mejor.

Estos inventos podían ser cosas abstractas, como la música o el cero, o bien objetos que podíamos tocar y utilizar, como el papel o los submarinos. Cada invento se acumulaba a los ya existentes para hacernos la vida un poco mejor. Al menos en teoría.

A veces hacía la vida mejor a los militares, que podían matar con más eficiencia, pero las cosas son como son y tal vez los humanos no hemos mostrado mucho cordura a lo largo de la historia.

Saber cómo se han inventado las cosas y cuál es su origen nos ayuda a valorar el ingenio humano y nos permite apreciar mejor el momento que nos ha tocado vivir. También nos permite hacer el ejercicio de imaginar cómo sería nuestro mundo si alguno de estos inventos no hubiera funcionado.

De inventos que han marcado un antes y un después. Aquí hemos hecho una recopilación de algunos de los inventos más representativos e intentando abarcar un poco de todos los campos.

Muchos inventos tienen una historia similar, iniciados a Mesopotámia, Egipto, China o América, implantados por los romanos, estancados en la época medieval y redescubiertos en el Renacimiento.

Historia de los grandes inventos de la humanidad

A pesar de las numerosas obras enciclopédicas y temáticas, son muchos quienes tienen serias dificultades para encontrar la información que buscan; su curiosidad intelectual suele frustrarse, en no pocas ocasiones, al tener que enfrentarse a unos textos reservados al iniciado.

Las reseñas históricas de nuestra web han sido escritas pensando en el doble objetivo que hace que un lector se interese: disfrutar de su lectura u obtener unos datos, precisos, completos, autorizados y actuales.

De Arquímedes a Leonardo, los grandes cerebros de la humanidad, al esforzarse para buscar su nivel más bajo de energía, han demostrado cómo la invención no es sino la hija legítima de la divina pereza.

Desde la escuela de Alejandría a la tecnología china y del Renacimiento a la mitad del siglo XIX, infinidad de instrumentos técnicos testimonian el esfuerzo del hombre para adaptarse a su entorno.

Los inventos que han revolucionado nuestra forma de relacionarnos con el mundo circundante: agricultura y alimentación; arte militar; química y física; comunicación, cultura y mass media; energía y mecánica; industria, materiales, ingeniería civil y herramientas; instrumenta de medida y matemáticos; medicina y salud; transportes..

De lo imaginario a lo real y de lo que empezando como simple tanteo acabó convirtiéndose en procedimiento fiable o en artefacto, un completo repertorio de aquellos inventos que más han hecho por mejorar nuestra vida cotidiana…