Historia del fuego 🔥 Origen, descubridor y Evolución

En la actualidad podemos encender un fuego de una manera muy sencilla. Pero, ¿conoces la historia del fuego? No siempre ha sido así de fácil, ¿cómo surgió el fuego?, ¿cuándo se consiguió dominarlo? ¿Cómo hacían el fuego antes? Para responder a todas estas preguntas y muchas más, en CurioSfera.com te hemos preparado esta reseña histórica.

Tampoco te pierdas la historia de la rueda

Índice de contenidos

🔥 Cuándo se descubrió el fuego

Los restos más antiguos de hogueras encendidas por el hombre se encuentran en los yacimientos keniatas de Koobi Fora y Chesowanja, y en los etíopes de Bodo y Gaded.

¿Qué año fue el descubrimiento del fuego?

No eran propiamente seres humanos como nosotros, sino nuestros antepasados, los australopitecos, que tenían aún un cerebro muy pequeño y andaban semierguidos como algunos simios, quienes descubrieron el fuego, a tenor de los restos de troncos carbonizados que tienen entre 1.500.000 y 1.400.000 años de antigüedad.

Esta datacíón ha sido posible gracias a los avances de la antracología, ciencia que estudia lo restos de madera carbonizada.

También te puede interesar la historia de los bomberos

Origen del fuego

cuál es origen del fuego¿Cuándo surgió el fuego? Cuando los primeros seres humanos abandonan África, llevan el fuego consigo. Sin embargo, el fuego que usaban los australopitecos fue conseguido probablemente de algún incendio.

Seguramente, al caer un rayo sobre un árbol, éste se incendiase. El hombre primitivo consiguió mantener este fuego alimentándolo con más troncos y ramas de árboles.

Pero esto tenía un gran inconveniente, debían estar siempre pendiente para que no se apagase. Ya no todavía no conocían cómo crear el fuego. Algo que aprendieron como veremos a continuación.

te gustará también la historia del calzado

Cómo se hacía el fuego

Sería un pariente del australopitecos, el Hornos erectus, cuyos primeros fósiles fueron hallados en Java con una antigüedad similar, quienes se adjudiquen la domesticación del fuego, que en aquellos tiempos podía conseguirse de dos maneras:

cómo hacían el fuego en la prehistoria

  1. Por frotamiento entre dos objetos, haciendo que el calor obtenido produzca la ignición
  2. Por percusión, golpeando, por ejemplo, dos piedras de pedernal de las que saltan chispas.

Poco más adelante las técnicas de obtención del fuego se dividen en tres categorías:

La fricción circular.

El fuego se obtiene por rotación de una varilla de madera dura introducida en una cavidad hecha en un trozo de madera más blanda.

El movimiento de rota­ción rápido que se le imprime a la varilla directa­mente con las palmas de las manos, o indirecta­mente con la ayuda de una correa, produce un calentamiento suficiente para encender los materiales combustibles

La fricción oblicua-posada

Es una técnica por fricción. Emplea la frotación o la aserradura continua de un trozo de madera con otro trozo de madera generalmente más duro.

El calor producido de esta manera es transmitido a una materia fácilmente inflamable. Las formas modernas de esta técnica son las cerillas químicas o el encendedor

La percusión oblicua-posada

Emplea la proyección de chispas sobre una materia fácilmente inflamable (estopa, hojas secas, etc.), con la ayuda de piedras duras (cuarzo, sílex) que se golpean contra otras piedras duras o contra nódulos metálicos (piritas de fierro).

La imagen obtenida de la película En busca del fuego, de Jean Jacques Annaud, de 1981, muy realista por cierto en cuanto al uso del fuego, se da hoy día en algunos pueblos.

Tampoco te pierdas la historia del cine

Cuándo se dominó el fuego

cómo se dominó el fuegoEl desarrollo de las técnicas para produ­cir fuego proporciona al hombre una ventaja decisiva sobre las demás espe­cies. El dominio del fuego le permite protegerse mejor de los depredadores, calentarse, alumbrarse, mejorar su ali­mentación, desarrollar nuevas artes.

El fuego es probablemente una conquista del Homo erectus. Parece seguro que las primeras hogueras no son anteriores a la glaciación alpina de Mindel, es decir, al período de inten­so enfriamiento que conoció Europa entre 500.000 y 300.000 años antes de Cristo, y que corresponde a los tiempos acheulenses.

Las primeras hogueras conocidas

El primer emplazamiento conocido es proba­blemente la caverna de L’Escale, en Bouches- du-Rhóne (Francia). Si aceptamos que data del Mindel I, se trata del hogar más antiguo de origen humano descubierto en el mundo.

¿Cuál es el homínido que descubrio el fuego?Más reciente, pero de datación más exacta, es el yacimiento de Vértesszóllós en Transdanubio (Hungría), donde se observa la presencia de gran número de guijarros colocados ordena­damente al lado de pequeñas hogueras reple­tas de huesos quemados y de carbón de hueso.

Debemos citar un tercer emplazamiento, sin duda contemporáneo de la glaciación de Mindel, pero que todavía plantea problemas de datación: Terra Amata, cerca de Niza (Francia).

Señalemos, además, los yacimientos mindelenses de Torralba y de Ambrona en España y el de Teting en Mosela, Francia. Fuera de Europa, el emplazamiento más anti­guo es el de Chuku-Tien, en China, cuyas cenizas podrían ser contemporáneas del Mindel I.

Curiosamente, no se encuentra ningún rastro de fuego en África o en el Próximo Oriente en este período, quizá debido a un problema de conservación de las cenizas en el suelo, o, con mayor probabilidad, a que los acheulenses, nómadas en esta parte del mundo, ignoraban su utilización.

La tesis según la cual el hombre se habría con­tentado primero con recoger y mantener el fuego obtenido a partir de incendios naturales o de erupciones volcánicas es, además de refutable, indemostrable.

La civilización del fuego

Sin embargo, no podemos dejar de pensar totalmente que el hombre prehistórico haya sido un recolector de fuego antes de ser un productor, pero, como subraya André Leroi-Gourhan, “en vano buscaríamos en alguna tribu poco conocida un caso en que el fuego haya sido obtenido de un incendio o de un volcán”; de hecho, actual­mente, ningún pueblo practica una explota­ción de tanto riesgo.

El brasileño Sidney Possuelo, que trabajó muchos años con el gobierno brasileño a la busca de tribus perdidas en la Amazonia, explica que algunos indios todavía conservan fuegos encendidos por sus antepasados (los abuelos, por ejemplo) en el interior de troncos con los que se desplazan a todas partes.

Una vez controlado el fuego, el hombre lo utiliza para calentarse y cocinar, pero en cuanto se inicia el Neolítico y se desarrolla la agricultura, el ser humano empieza a usarlo para quemar los bosques y abrir territorios a los cultivos y, especialmente, a la ganadería.

Muchas culturas lo han introducido en su mitología, y entre todas, persas, griegos y romanos han mantenido templos en los que la llama del fuego sagrado no debía extinguirse nunca.

Evolución del fuego

¿Quién fue el inventor del fuego?

Numerosos arqueólogos piensan que el esta­dio de no dominio del fuego fue seguido directamente por el estadio de su fabricación. Este se remontaría al paleolítico inferior. De todas maneras, sigue siendo extremadamente difícil determinar con precisión qué técnicas fueron utilizadas por el Homo erectus y luego por el Homo sapiens para obtener el fuego.

Carecemos de pruebas materiales (ausencia de herramientas de percusión o de fricción), pero cualquiera de los dos grandes procedi­mientos de obtención del fuego habría podido ser utilizado, en la medida en que los hombres prehistóricos disponían de los materiales ade­cuados y del conocimiento de los movimientos técnicos necesarios.

La misma incertidumbre reina en cuanto al empleo exacto del fuego durante los cuatrocientos milenios que separan la glaciación de Mindel del neolítico.

Así, en lo que concierne al uso del fuego para calefacción se cree haber encontrado vestigios de hogueras utilizadas como calefactores y que datan del paleolítico superior.

Estas fogatas están cubier­tas de guijarros y de placas de piedra que pudieron servir para mantener el calor, pero también para otras funciones desconocidas.

Asimismo, el uso del fuego para ilumina­ción no puede ser documentado más que en el período del magdaleniense tardío, cuando aparecen los primeros vestigios confirmato­rios: lámparas y arte parietal.

En cuanto a las dataciones más antiguas de antorchas, no se remontan a más allá del 3200 a. C., aunque su uso sea probable durante el paleolítico.

Otros usos del fuego

¿Cuál fue el primer uso que se le dio al fuego?Un problema equivalente se plantea en cuan­to al uso del fuego como arma. Y, como subraya la especialista en el tema, Catherine Perlès: “Para un arqueólogo, nada se parece más a un incendio de origen natural que un incendio provocado por el hombre”.

El fuego como arma

Una vez más la falta de rastros limita la investigación arqueológica. Sin embargo esto no invalida de ninguna manera el papel desarrollado por el fuego como arma defensiva.

El fuego para fabricar

El fuego pudo también tener aplicación en el proceso de transformación de la madera y los huesos y en el desbastado de la piedra, pero, nueva­mente, nos tropezamos con la ausencia de pruebas directas.

El fuego para hacer cerámica

La única certeza que se tient­e es el empleo del fuego en el chatelperroniense para calcinar el ocre y en el gravetiense para obtener las primeras sustancias cerámicas

El empleo del fuego para cocinar

cuándo empezó el hombre a utilizar el fuego para cocinarLa datación de la cocción de los alimentos presenta el mismo grado de incertidumbre. Además, es muy posible que el hombre prehistórico no haya cocido su comida, pero, contrariamente, se plantea un interrogante respecto al impacto del paso de lo crudo a lo cocido en la biología y en la siquis humanas.

Todas las hipótesis pueden ser enunciadas; se puede suponer que hubo modificaciones men­tales, de comportamiento, incluso genéticas del hombre sometido a este nuevo modo de alimentación.

Puedes ver también la historia de la cocina

Historia del fuego resumen

Si lo que te interesa es conocer una breve historia del fuego resumida, a continuación la puedes ver en forma de cronología o “timeline”. Así no te perderás ningún hito histórico importante:

  • 1.000 a.C.: primeros restos de uso del fuego por parte del ser humano en los yacimientos keniatas de Koobi Fora y Chesowanja, y en los etíopes de Bodo y Gaded.
  • SIGLO VI: en China se fabrican cohetes y explosivos desde esa época, aunque la fabricación de pólvora tendrá que esperar a la dinastía Sung, entre los siglos X y XII.
  • SIGLO VII: Calínico, un arquitecto egipcio que se refugió en Constantinopla ante la invasión musulmana, inventa el fuego griego, una sustancia que se inflamaba fácilmente y cuya fórmula ha permanecido siempre en secreto por el Imperio Bizantino. La usaron contra los árabes hasta el año de la caída de Constantinopla, en 1453.
  • SIGLO XIII: los mongoles introducen el uso de la pólvora y los cohetes chinos en Europa
  • SIGLO XIV: se inventan las armas de fuego en Europa.

¿Quieres saber más sobre historia?

Desde CurioSfera.com esperamos que esta reseña histórica sobre La historia del fuego te haya resultado ameno y sobre todo, de mucha utilidad. Si necesitas consultar otros post similares, obtener más respuestas, o deseas ver otras curiosidades históricas y datos peculiares, puedes visitar la categoría de Historia.

Pero si te resulta más sencillo, escribe tus preguntas en el buscador de nuestra web. Y recuerda…, si te ha gustado, danos un me gusta, compártelo con tus amistades y familiares, o déjanos un comentario. 😊

1 COMENTARIO

  1. Muchas gracias por la información. Para mi tarea necesitaba saber el origen del fuego y me ha quedado muy claro. Gran descubrimiento del hombre que marcó un antes y un después en la historia de nuestra civilización

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here