Historia del cuchillo – Inventor, origen y evolución

La historia del cuchillo es realmente antigua, en concreto tiene un millón de años. Aunque al principio se concibió como un arma, poco a poco se fue introduciendo en el hogar y ocupó su lugar en la mesa. Pero, ¿sabes quién inventó el cuchillo? En CurioSfera.com nos gustaría explicarte cuál es el origen del cuchillo, cómo y cuándo se creó y cómo ha sido su evolución.

Tampoco te pierdas quién inventó las tijeras

Origen del cuchillo – Prehistoria

Lo primero que aprendió a hacer el hombre fue el cuchillo y el hacha (ver historia del hacha), y parece que su uso empezó siendo más ofensivo que defensivo. De hecho es el útil más antiguo fabricado por el ser humano, lo que seguramente describe de forma tácita la naturaleza y futuro de la especie.

En el Paleolítico se confeccionaban cuchillos con finísimas hojas elaboradas con sílex o pedernal. Eran de dorso romo que se engastaban luego en mangos de hueso: piezas así y de más de 7.000 años de antigüedad han sido halladas en Egipto.

Cuando se introdujeron los metales, se hicieron cuchillos de cobre, ya que el hierro como mineral estratégico se dedicaba a la fabricación de espadas y artículos de gran lujo, por ser en sus principios un mineral escaso.

La cultura suiza de Hallstatt se producían hace más de 2.700 cuchillos de hierro con empuñadura de bronce que se comercializaron en Europa.

También te recomendamos el origen de la cuchara

Los cuchillos en la Antigua Grecia

En la Grecia clásica, como se desprende de las ilustraciones que nos proporcionan las pinturas de las piezas cerámicas de aquella civilización, el cuchillo se fue abriendo camino en la mesa. En un vaso griego de la época se ve a Aquiles festejando su victoria tras la muerte de Héctor con un cuchillo en la mano.

Pero en general, para la Antigüedad clásica el cuchillo era más un instrumento de uso en rituales, que elemento para la mesa, donde ciertamente su uso era escaso, ya que los alimentos llegaban a ella desde la cocina troceados por el cocinero o en piezas enteras que los comensales devoraban con sus dientes.

Por cierto, ¿conoces la historia del tenedor?

Historia del cuchillo en la Antigua Roma

Roma produjo gran variedad de cuchillos, incluidos algunos que más que utensilios para cortar eran pequeñas joyas del arte suntuario, como cierto cuchillo hallado en una tumba romana de la ciudad de Leyden, con mango de oro e incrustaciones de piedras preciosas.

Algunos cuchillos romanos disponían de un eje sobre el que giraba la hoja para plegarse y encajar en una ranura practicada en el mango, como la navaja actual.

Junto a estas curiosidades de la cuchillería, fabricaron excelentes cuchillos de uso diario, de hoja de hierro de gran calidad y que han aguantado el paso de los siglos mejor que los elaborados y ricos cuchillos medievales con empuñadura de marfil.

Además del hierro, los romanos fabricaron cuchillos de bronce, de cobre para la caza, de zapatero, de herrero, para cortar el queso (ver historia del queso), para la fruta, para el pescado, para la carne y hasta para cortar uñas, de modo que a veces la mesa se convertía en un muestrario de cuchillería.

Tras los esponsales, las mujeres dejaban de llevar un pequeño cuchillo que solían disimular en alguna zona discreta del cuerpo, y más tarde en el liguero, dando a entender que ya no necesitaban ir armadas, que ya tenían marido que les protegiese.

El cuchillo en la Edad Media

En el medievo, su rareza y precio convirtieron al cuchillo en objeto de regalo para recién casados, costumbre griega que adquirieron luego los romanos, que a su vez legaron a la Edad Media.

Nota que se acentuó en la Europa medieval, donde se esperaba de los invitados que acudiesen a los banquetes llevando consigo sus propios cuchillos, ya que los anfitriones no podían proporcionar tan rico objeto a todos sus huéspedes.

Es claro que esto no iba con los grandes potentados, que disponían en su mesa de cinco clases distintas de cuchillos, alineados uno junto al otro: cuchillo de comer, de trinchar, de cortar pan o de preparar la hogaza.

Los cuchillos se presentaban a la mesa en un estuche de cuero, del que los sacaba el usuario. Junto al estuche se ponía un punzón y una lima para afilarlos si ello era necesario. Usos refinados a los que se añadió el de dotar al comensal de honor de un cuchillo para abrir ostras cuando era servido este alimento.

Recordemos que Enrique de Villena, escribió a finales de la Edad Media un tratado que tituló Arte de cortar del cuchillo o Arte cisoria, primer manual de etiqueta cortesana que trataba de enseñar entre otras cosas el comportamiento correcto en la mesa, y que al mismo tiempo era uno de los primeros libros de cocina de nuestra Historia con pintorescas recetas.

Historia del cuchillo en la Edad Moderna

Hasta el siglo XVIII el cuchillo fue artículo de lujo. Las tres piezas reina de la cubertería: cuchillo, tenedor y cuchara no aparecieron juntas en la mesa hasta finales del XVI, en que nació el concepto de cubertería.

Con anterioridad a esa época el propio cuchillo, que a ese fin terminaba en afilada punta, servía como tenedor. El hecho de que se hable del cuchillo y su empleo nos pone en la pista de lo importante que empezaba a ser esta pieza.

El cuchillo comenzó a entrar en todos los hogares. Con el tiempo se realizaban de todo tipo de metales, todo en función del poder económico de la casa. Desde humildes cuchillos elaborados de estaño hasta preciosos cuchillo elaborados con plata. Todo esto se solventó con la invención del cuchillo de acero inoxidable en el año 1921.

¿Quieres saber más sobre historia?

Desde CurioSfera.com esperamos haberte podido ayudar a encontrar lo que buscas con esta reseña histórica sobre la Historia del cuchillo y su inventor. Si deseas saber más, te recomendamos que visites nuestra categoría de HISTORIA, donde encontraras otros artículos similares. También puedes utilizar nuestro buscador.

Si te ha gustado, te invitamos a compartir en las redes sociales o con tus amistades y familia. También puedes seguir nuestra página de historia en Facebook. Del mismo modo, te invitamos a que nos dejes tu opinión mediante un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here