El lobo – características, dónde vive, qué come y tipos

El lobo, cuyo nombre científico es Canis lupus, es un animal mamífero que ha despertado admiración y odio a partes iguales en el hombre. Culturalmente, se tienen varios conceptos sobre ellos que son erróneos, como por ejemplo, que siempre ataca al ser humano. En CurioSfera.com te queremos explicar las características del lobo, dónde vive, qué comen, los diferentes tipos y especies, cómo se reproduce, el por qué de su aullido y muchos más datos y curiosidades. ¿Empezamos?

También te puede gustar conocer las características del águila

Índice de contenidos

Características del lobo

lobo características

El lobo (Canis lupus), es un animal mamífero bastante similar al perro lobo. Se diferencia de éste por el color del pelaje, que varía según el clima y el transcurso de las estaciones. Se afirma que de este animal provienen todas las razas de perros actuales (puedes ver el origen del perro doméstico).

Pero entonces, ¿cómo es un lobo?. Lo primero que debes saber es que son animales muy inteligentes y suelen vivir en manadas perfectamente estructuradas. Además, se adaptan sorprendentemente bien a su hábitat o entorno. Actualmente existen más de 30 especies o tipos.

Su hocico es puntiagudo; sus ojos amarillos y oblicuos, y además, su parte posterior es más baja que la anterior. El lobo es un animal carnívoro. Antiguamente, cuando los animales salvajes eran más abundantes, cazaba principalmente corzos, gamos, ciervos, alces y cabras salvajes.

descripción de un lobo para niños

Los lobos tienen patas largas y caminan o corren sobre la punta de las patas. Esto les permite desplazarse a mayor velocidad que si corrieran sobre la planta como los seres humanos. La nariz y las orejas largas y sensibles perciben los olores y los ruidos de otros animales, lo que les permite rastrear fácilmente a la presa.

Continuando con la descripción del lobo, en edad adulta cuentan con 42 dientes en su boca. Sus mandíbulas son tremendamente fuertes para sujetar a sus presas. De hecho, cuando muerde a una de sus víctimas, ésta tiene poquísimas posibilidades de sobrevivir a un ataque de este estilo. Observa la siguiente imagen para que te puedas hacer una ligera idea de lo terrible que pueden ser sus dientes cuando se clavan en una presa.

descripción del lobo
Dentadura de un lobo

La progresiva desaparición de estas especies lo forzó a atacar a los rebaños en los pastos de montaña. Hoy que estos pastos son cada vez más escasos, al pobre lobo, para sobrevivir, no le queda otro remedio que descender al valle para procurarse, con gravísimo riesgo, una oveja, o bien contentarse con lo que encuentra en el bosque.

En este último caso, el menú ya no es tan apetecible: comprende sapos, lagartijas, culebras, ratones, ardillas, erizos y pajarillos. Si un día tiene suerte, puede atrapar un conejo salvaje.

Los lobos son animales sociales. Viven en pequeños grupos familiares y son disciplinados, ordenados y estrictos cumplidores de las reglas comunes. Van de caza todos juntos y adoptan ingeniosas tácticas de persecución. Conocido es su famoso aullido. Así es el comportamiento del lobo.

Por qué aullan los lobos


Los lobos aúllan para mantenerse en contacto entre ellos o para advertir a los otros lobos que se alejen del área. Si uno aúlla, los otros se unirán a la manada. A menudo armonizan el aullido para que la manada parezca lo más grande y fuerte posible. Los lobos solitarios rara vez aúllan. En cualquier caso el aullido del lobo es estremecedor.

Del mismo modo el lobo emite su característico aullido para mantenerse en contacto con el resto de miembros de la manada, para delimitar el territorio o para advertir de su presencia a otras manadas.

Cuánto mide un lobo

que tamaño tiene un loboDebes saber que una de las diferencias entre el perro y el lobo es su tamaño o talla, que es evidentemente más alta que la del perro lobo. El peso y tamaño del lobo puede variar considerablemente a lo largo del mundo, y tiende a aumentar proporcionalmente con la latitud.

El lobo mide hasta el lomo una altura de entre 75 y 80 centímetros (unas 30 pulgadas), y tiene una longitud de algo más de un metro (unas 40 pulgadas). Todo ello sin contar la cola.

Cuánto pesa un lobo

cuánto pesa un lobo adultoAl existir varias especies de lobo, el peso también difiere entre ellas. Pero como normal general un lobo gris adulto pesa entre 30 y 80 kg los machos adultos (entre 66 y 175 libras), y entre 23 y 55 kg las hembras (entre 50 y 120 libras).

Los lobos más pequeños son las subespecies de lobos árabes, las hembras de éstas pueden pesar unos 10 kg en la madurez. también tenemos al lobo fénec o zorro del desierto que pesa 1 kg.

Color y pelo

de qué color es el loboLa coloración del pelaje suele ser rojo-amarillenta o gris-amarillenta, con manchas negras por el dorso y blancas por el pecho y la zona ventral. Los individuos que habitan en el norte pueden ser blancos por completo. También los hay que son completamente negros. El lobo rojo es algo más pequeño que el lobo gris y su coloración, es más oscura.

Al nacimiento, los cachorros tienden a tener el pelaje más oscuro y los ojos azules que se volverán amarillos-dorados o naranjas cuando tengan entre 8-16 semanas. Aunque es extremadamente inusual, es posible que un adulto retenga los ojos azules

El pelaje del lobo está compuesto por dos capas. La primera capa está diseñada para repeler el agua y la suciedad. La segunda es un denso subpelaje resistente al agua que aísla al lobo. El subpelaje es usualmente gris sin tener en cuenta la apariencia del pelaje exterior.

La muda de pelo ocurre a finales de primavera o comienzos de verano. Se frotan contra objetos tales como rocas y ramas para fomentar la pérdida del pelaje. Los lobos tienen distintos pelajes en invierno y en verano que alternan en primavera y otoño.

Cómo se desplaza el lobo

cuánto corre un lobosLos lobos poseen rasgos anatómicos adaptados para las carreras de larga distancia. El pecho es estrecho y su potente espalda y piernas facilitan una locomoción eficiente. Son capaces de cubrir varios kilómetros a una velocidad de 10 km/h. Pudiendo alcanzar hasta 65 km/h en una persecución.

Mientras trotan pueden cubrir cinco metros por salto. Las patas de los lobos están diseñadas para andar con facilidad por una amplia variedad de terrenos, especialmente nieve. Tienen una pequeña membrana entre cada dedo, lo que les permite moverse por la nieve con más facilidad que a sus presas.

Los lobos son digitígrados, lo cual, dada la relativa longitud de sus pies les ayuda a distribuir su peso bien en superficies nevadas. Las patas delanteras son más largas que las traseras, y tiene un quinto dedo vestigial, ausente en las traseras.

Dónde vive el lobo

cuál es el hábitat del lobo

Hace casi un siglo, estos animales dominaban muchas regiones del planeta y el hábitat del lobo era muy variado. Hoy son abundantes todavía en Alemania oriental, Polonia, Rusia, Candá y Rumania.

Si quieres ampliar esta información y saber dónde viven los lobos, te recomendamos nuestro artículo dónde vive el lobo.

Antiguamente, sobre todo en las heladas llanuras de Europa septentrional, los lobos se reunían en grandes manadas y realizaban peligrosas correrías, atacando incluso al hombre en algunos casos.

Mientras que en la mayoría de regiones habitadas donde viven los lobos y el hombre ha desaparecido, en la tundra forma todavía numerosas manadas y constituye una permanente amenaza para los demás animales, sus víctimas.

Los únicos que consiguen defenderse de sus ataques son los bueyes almizcleros: vagan en grupos bastante numerosos, y cuando son atacados por los lobos se sitúan en círculos con los gruesos cuernos dirigidos hacia el exterior, dispuestos a luchar y ofrecer una desesperada resistencia.

Los lobeznos, buenos conocedores de esta artimaña, prefieren dedicarse a presas más accesibles: zorros polares, liebres árticas, lemmings y demás mamíferos del extremo norte. Raras veces ataca a renos y caribúes.

Qué comen los lobos

que come el lobo
Lobos comiendo

El alimento favorito del lobo es la carne. Son animales que cuentan con mucha fuerza y suelen atacar a sus presas en grupo, por lo que son capaces de cazar prácticamente cualquier tipo de animal para luego comérselo.

Además, estos mamíferos se encuentran en la parte más alta de la cadena alimentaria, por lo que no deben preocuparse por sus depredadores, ya que no tiene. Y por si fuera poco, el hecho de ir casi siempre en grupo, hace que ningún animal intente atacarle.

Cazan en grupo y por ello se pueden enfrentar a animales mucho más poderosos y grandes que ellos. Esto no significa que cuando están cazando una presa de gran tamaño, puedan recibir una embestida o un fatídico golpe que le pueda ocasionar graves lesiones o incluso la muerte. Por ese motivo tienen una depurada técnica a la hora de abalanzarse sobre su alimento.

Debes saber que un lobo puede llegar a comer de una sola vez hasta 10 Kg de carne. No obstante, pueden pasar varios días hasta que pueda volver a ingerir este tipo de alimento

Los lobeznos, en función del hábitat en el que se encuentren, pueden acceder a diferente tipos de alimentos. En algunas zonas pueden alimentarse de venados, aleces y corzos. Otros, en cambio, pueden llegar a atacar y alimentarse del ganado que exista en su área.

Pero cuando no tienen acceso a animales grandes, tienen que recurrir a comer animales más pequeños. Por tanto el lobo come aves, peces, lagartos, serpientes y algunos tipos de plantas y frutas. Con tal de sobrevivir, son capaces de alimentarse de lo que sea.

Pero no en todas las ocasiones tienen éxito en la búsqueda de alimento. Aunque actúen en numerosos grupos, y contar con gran velocidad y potencia, en algunas ocasiones la caza no resulta bien y la presa consigue revolverse y escapar.

Cuando la manada sale a cazar, todo el conjunto actúa de forma estratégica: intenta que su víctima caiga en una emboscada y entonces atacarle. Pero como hemos comentado, no siempre consiguen su objetivo.

Estos animales están perfectamente organizados. Cuando un grupo de lobos sale a cazar en busca de alimento, unos pocos miembros se quedan atendiendo a los pequeños cachorros. Los encargados de la caza se alimentan, pero regresan y regurgitan parte del alimento para los más pequeños y para los que se han quedado al cargo de ellos.

Tipos de lobos

especies de lobosSe conocen 32 especies de lobos en todo el planeta (sin incluir las diferentes subespecies). Principalmente se organizan en 4 grupos principales:

  1. Lobos pardos (signatus en la Península Ibérica, lupus en Eurasia)
  2. Lobos rojos (pallipes en las zonas predesérticas de Eurasia)
  3. Lobos blancos (tundrarum en Alaska, albus en la región ártica europea)
  4. Lobos grises (pambasileus en Alaska)

También existen otras tipos de lobo dentro del género Canis lupus, que incluyen a otras subespecies menores, principalmente en la India y en Norteamérica. Pero vamos a conocer los nombres de las principales razas de lobo:

Lobos de Europa, Oceanía y Asia:

Lobo del Himalaya(Canis himalayensis), Lobo tibetano (Canis lupus laniger), Lobo indio (Canis lupus pallipes), Lobo de tundra asiático (Canis lupus albus), Lobo árabe (Canis lupus arabs), Lobo estepario (Canis lupus campestris), Dingo (Canis lupus dingo), Lobo de Gansu (Canis lupus filchneri), Lobo de Hokkaido (Canis lupus hattai), Lobo de Honshu (Canis lupus hodophilax), Lobo europeo (Canis lupus lupus), Lobo ibérico (Canis lupus signatus), Lobo levantino (Canis lupus deitanus), Lobo italiano (Canis lupus italicus), Lobo rumano (Canis lupus minor) y Lobo ruso (Canis lupus communis).

Lobos de Norteamérica y México:

Lobo rojo (Canis rufus, Lobo Negro (Canis lycaon), Lobo gigante de Kenai (Canis lupus alces), Lobo Ártico (Canis lupus arctos), Lobo mexicano (Canis lupus baileyi), Lobo de Terranova (Canis lupus beothucus), Lobo de Bernard (Canis lupus bernardi), Lobo de la Columbia Británica (Canis lupus columbianus), Lobo de Vancúver (Canis lupus crassodon), Lobo de Florida (Canis lupus floridanus), Lobo de las Montañas Cascade (Canis lupus fuscus), Lobo de Manitoba (Canis lupus griseoalbus), Lobo de la Bahía de Hudson (Canis lupus hudsonicus), Lobo del norte de las Montañas Rocosas (Canis lupus irremotus), Lobo de Labrador (Canis lupus labradorius), Lobo del Archipiélago Alexander (Canis lupus ligoni), Lobo del este de EE. UU. (Canis lupus lycaon), Lobo del Río Mackenzie (Canis lupus mackenzii), Lobo de Baffin (Canis lupus manningi), Lobo mogollón (Canis lupus mogollonensis), Lobo tejano (Canis lupus monstrabilis), Lobo de pradera (Canis lupus nubilus), Lobo del Valle Mackenzie (Canis lupus occidentalis), Lobo de Groenlandia ( Canis lupus orion), Lobo de Alaska (Canis lupus pambasileus), Lobo de tundra americano (Canis lupus tundrarum) y Lobo del sur de las Montañas Rocosas (Canis lupus youngi)

Lobos de África:

También se debe destacar el Lobo etíope o abisinio (Canis simensis) que habita en algunas montañas de Etipiopia en África. También es conocido como Chacal del Siemén o caberú.

Subespecies de lobo:

Lobo africano (Canis lupus lupaster), Lobo de crin (Canis anthus), Lobo dorado o chacal dorado (Canis aureus) y Lobo pintado o perro salvaje africano (Lycaon pictus)

Lobos exintos:

Lobo de Armbruster (Canis armbrusteri), Lobo de Edward (Canis edwardii), Lobo devorador de liebres conocido también como coyote de Johnston (Canis lepophagus aka) y Lobo gigante o lobo calamitoso (Canis dirus).

En el siguiente vídeo puedes ver una recopilación de las más importantes especies de lobos (Canis lupus) con unas bellas imágenes de los mismos. Así podrás apreciar las diferencias que existen entre ellos.

Cuánto viven los lobos

No sería correcto estipular una media de cuántos años que viven los lobos en la naturaleza. Y es que existen una gran cantidad de variables que pueden hacer que un lobo consiga sobrevivir más o menos tiempo.

longevidad del lobo
Muchos cachorros de lobo no superan el primer invierno

Unos, desgraciadamente fallecen al poco de nacer. Otros mueren debido a las heridas que sufren al cazar, otros asesinados por el hombre, etc. Por tanto algunos pueden morir muy jóvenes, en edad media o en edad adulta.

Al igual que sucede con los perros (ver cuánto viven los perros), un lobo con mucha suerte y que sobreviva a todas las inclemencias y penalidades, podría llegar a vivir hasta 15 años.

Sobra decir que los lobos criados en cautividad tienen una esperanza de vida mucho mayor que los salvajes. Esto es así ya que reciben cuidados veterinarios y comida cada día. Por el contrario, los lobos salvajes viven menos ya que no siempre tienen comida, sufren las inclemencias climáticas y pueden fallecer por cualquier enfermedad o herida. Por tanto si vive en cautividad o en un hábitat salvaje es un factor clave para saber cuánto vive un lobo.

Muchas crías de lobo no consiguen superar el frío del primer invierno. Se considera que si un lobo consigue alcanzar los 2 años de edad, es muy posible que consiga vivir otros 4, siempre que las lesiones o heridas lo respeten. Un lobo salvaje con mucha suerte puede llegar a vivir 10 años a lo máximo.

Cómo se reproducen los lobos

cuánto dura el embarazo del lobo

Para saber cómo nacen los lobos, debes saber que alcanzan la madurez sexual a los 2 o 3 años de edad. El embarazado de la loba dura entre 60 y 63 días y el periodo de lactancia dura entre 8 y 10 semanas. Una camada puede ser de entre 1 y 11 crías. Los cachorros de lobo nacen a principios de la primavera.

Al nacer los lobos bebé están ciegos e indefensos, y necesitan mucha ternura y protección. Tres semanas antes de que la madre esté a punto de parir, empieza a cavar frenéticamente el suelo, preparando un cubil profundo y subterráneo para sus cachorros.

Escoge para ello un lugar donde haya un techo sólido para la nueva guarida, como un tronco de árbol, unas raíces o una roca grande, y hace una entrada de un metro de largo. Ésta se va estrechando a medida que avanza.

Luego cava un largo y exiguo pasadizo de unos tres metros antes de ensanchar el hoyo para el cubil. En esa cavidad redonda, segura y abrigada, da a luz su camada de entre cuatro y siete minúsculos lobatos.

¿Cómo es el cuidado de las crías del lobo?
Loba portando a un lobito recién nacido

Si tiene ocasión, la loba prefiere hacer su guarida en un terreno en pendiente, junto a un río o cualquier fuente de agua. Necesitará beber mucho cuando esté criando sus cachorros. Si es posible, hará ascendente el pasadizo que conduce a la cavidad en que vaya a parir.

De este modo, se evitarán las inundaciones. No importa lo que llueva fuera, el agua no llegará al cubil. Sus cachorros estarán a salvo mientras la tormenta arrecia en el exterior.

Si la madre está inquieta en su guarida, aunque sólo sea ligeramente, toma medidas de emergencia. Agarra uno de los lobatos con la boca y se lo lleva a otro cubil que ha cavado previamente.

Vuelve y se lleva el segundo lobato, luego el tercero, y así prosigue hasta que todos están a salvo. Tras haber trasladado todos sus cachorros, siempre hace una última visita a la anterior guarida, asegurándose de que esté realmente vacía.

Este sistema de doble guarida es una protección especial contra los enemigos que puedan descubrir el cubil y asaltarlo. Los cachorros mismos participan en su propia protección cuando ya han pasado varias semanas en su “búnker secreto”.

Lo hacen cavando toda una red de pequeñas galerías que proporcionan vías de huida e interconexiones suplementarias. Sabemos que esos pasadizos están hechos por los cachorros y no por la madre porque son demasiado estrechos para que un lobo adulto se deslice por ellos.

Después de tres o cuatro semanas, los lobeznos han crecido mucho y se asoman con cautela por la entrada de su guarida. Mirando con curiosidad el mundo exterior que los rodea, avanzan titubeantes e inseguros. Ya están preparados para explorar el fascinante entorno que se despliega ante sus ojos.

Rápidamente, los demás miembros de la manada acuden en tropel a conocer los recién llegados. Sus saludos siempre son amistosos, pero a veces pueden llegar a serlo demasiado. Tanto la madre como el padre de los cachorros vigilaran con atención lo que ocurre para evitar cualquier interferencia que pueda resultar demasiado agotadora para sus pequeños.

Mientras crecen los lobeznos, unos miembros de la manada les traerán comida, otros los acicalarán y los limpiarán, y otros jugarán con ellos. Los cachorros ya forman parte de la vida social del grupo y se sienten a gusto en ella. Guando cumplen cinco meses se les permite desplazarse con la manada.

El hecho de que se ayuden unos a otros constituye uno de los rasgos más característicos de la sociedad lobuna, y no sólo los cachorros reciben asistencia. Cuando la loba se ve obligada a permanecer en su cubil criando, los demás miembros de la manada le traen comida al volver de la cacería.

Cómo cazan los lobos

técnicas de caza de los lobos
Lobos cazando en manada

La caza en sí es la parte más importante de la vida de un lobo. Durante los meses de verano, muchos lobos pueden perseguir y atrapar pequeños animales por sí mismos, sin la ayuda de sus compañeros.

Pero durante los meses más fríos, cuando todos los animales pequeños están escondidos bajo tierra, el hambre lleva a los lobos a buscar presas mayores, como ciervos. Un lobo solo no puede matar un ciervo, es necesario que cace en grupo para conseguirlo.

Esa cacería en grupo se inicia con una manada de lobos saliendo juntos a buscar la presa. En días difíciles pueden llegar a andar más de 30 kilómetros. Al final, el lobo dominante olfatea la presencia de un ciervo distante. El animal puede ser detectado gracias al olfato cuando se encuentra a dos kilómetros de distancia, si los lobos tienen el viento de frente. El lobo dominante se detiene y se queda muy quieto.

cómo cazan las manadas de lobos

Lo que sucede seguidamente es muy extraño. Todos los lobos se paran y, al igual que el jefe de manada, dirigen sus cabezas hacia la lejana presa. Husmean el aire, con la mirada fija, e inclinan las orejas hacia delante. Realizan entonces un ritual especial. Se apelotonan como si fueran jugadores de fútbol americano.

Esperan, nariz con nariz, unos segundos, agitando la cola nerviosamente. Lo que ocurre entre ellos en ese momento no se sabe, pero poco después se separan y reanudan su camino siguiendo directamente el olor de la presa.

A medida que se aproximan al ciervo, aumenta la agitación, pero consiguen controlarse. No cometen ninguna imprudencia. Mantienen la mirada al frente, moviendo la cola y procurando no alertar la presa. Deben acercarse lo más posible antes de que ésta advierta su presencia.

Si el ciervo los ve y trata de huir, lo persiguen en una veloz carrera. Si permanece quieto, son mucho más cautos y normalmente se limitan a esperar y observar el animal. El intento de fuga es lo que desencadena su ataque.

Procuran derribar la presa lo antes posible pero, si ésta es un corredor veloz, pueden verse obligados a perseguirla mucho tiempo. Si, en esa acelerada parte de la cacería, no consiguen atrapar al ciervo en unos 800 metros, casi siempre abandonan, aunque se sabe de algunas manadas que han llegado a mantener la persecución a lo largo de 8 kilómetros.

Uno de los secretos de su éxito como cazadores es que pueden correr y correr sin cansarse. Si tienen que hacerlo, simplemente agotan a la presa. A pesar de esta habilidad, prefieren con mucho una persecución corta y una muerte rápida de la víctima, que es lo que ocurre casi siempre.

Para dar muerte, los lobos alcanzan la presa y se abalanzan sobre ella, mordiéndole los costados, la grupa, los hombros y el morro. Cuando la derriban, la despedazan y se comen la carne. Cada lobo engulle todo lo que puede (a veces hasta 10 kilos de carne), y acaba con el vientre abultado y pesado. Lo que no pueden comer, lo entierran o lo esconden bajo la nieve. De este modo. pueden volver más tarde, sacarlo y terminar el festín.

Con una vida social tan cooperativa, el lobo necesita tener un buen ”lenguaje” de gestos y señales. Cada animal tiene que ser capaz de contar a sus compañeros sus cambios de ánimo, y lo hace con una serie de actitudes, expresiones y posturas, muchas de las cuales son muy parecidas a las que puedes ver en cualquier perro de compañía. Los perros modernos, al fin y al cabo, son poco más que lobos domesticados.

Estructura social y comportamiento

¿Qué es un lobo alfa y omega?El lobo es un animal muy sociable. Forma grupos familiares y suele cazar en manada, sobre todo en invierno. Las manadas no superan los diez individuos. En algunas ocasiones se forman grupos mayores, sobre todo en invierno, ya sea porque se reúnan dos familias, o porque se incorporen otros individuos.

Los lobos tienen una estructura social muy jerárquica y muestran modelos de comportamiento concreto para informar de su posición social de dominio o sumisión. Cada manada tienen como líder a un macho llamado macho alfa y éste copula con la hembra dominante, que a su vez también es llamada hembra alfa.

La guarida de un lobo puede ser una cueva, un tronco de árbol hueco, la vegetación espesa o un hoyo en el suelo excavado por él mismo. Para el parto, la hembra prepara un lecho en el suelo o aprovecha una cavidad natural o la madriguera de algún animal.

A veces los adultos alimentan a los lobeznos con comida regurgitada. Los cachorros permanecen con los padres durante casi un año y ambos constituyen la unidad básica del grupo, que se establece y defiende un territorio marcándolo con orina y heces. La vista y el olfato también juegan un papel muy importante en la comunicación de los lobos.

lobos salbajes

Dado que los lobos tienen unas mandíbulas y unos dientes tan potentes, como parte de sus armas de caza, tienen que evitar en lo posible las luchas entre ellos. Si no lo hicieran, podrían herirse o matarse fácilmente.

Por lo tanto, los gestos de sumisión son de extrema importancia. Son posturas y expresiones que significan “me rindo, no me hagas daño, tú mandas”. Un animal débil puede decirlo agachándose, estirando las comisuras de los labios, bajando las orejas y metiendo el rabo entre las patas.

Si quiere mostrarse todavía más sumiso, puede aplastarse contra el suelo, yendo aún más lejos, puede ponerse patas arriba y mirar desde abajo su oponente. Muy pocos lobos dominantes atacarán un compañero que adopte esta actitud.

El comportamiento sumiso de un lobo frente a otro permite que un desacuerdo quede resuelto sin derramar sangre. Ambos individuos siguen vivos para cazar un día más. Puede que el más débil dé una imagen poco honrosa, pero por lo menos vive y no queda cojo ni herido.

Un animal dominante hace todo lo contrario. Se mantiene erguido, eriza el pelo para parecer aún más grande, y gruñe. Levanta el labio superior, exhibiendo sus formidables colmillos. Sus orejas están tiesas, y su rabo alto y rígido.

Éstas sólo son algunas de las muchas señales que los lobos se hacen unos a otros cuando resuelven sus disputas. El resultado es una manada en que cada individuo conoce su puesto, es dominante con unos y dominado por otros. Esta manera de resolver sus relaciones les facilita la cooperación cuando van de caza.

La manada también tiene señales especiales para decir a las demás manadas que se mantengan fuera de su territorio. Consisten principalmente en dejar un rastro oloroso, para lo cual los propietarios del territorio levantan la pata y lanzan un chorro de intensa orina sobre hitos como los árboles o los arbustos.

También advierten de su presencia aullando en grupo. Un miembro de la manada alza la cabeza y emite un penetrante aullido. Inmediatamente, los demás se unen a él hasta que juntos llegan a crear una algarabía tal que se oye a más de 9 kilómetros a la redonda.

Dado que la mayoría de los territorios lobunos ocupan unos 9 kilómetros, eso significa que pueden, en un instante, informar a todos sus vecinos de dónde están y, de este modo, evitar violentos encuentros con otras manadas.

Está claro que el lobo no es el monstruo feroz e incontrolado de la leyenda. Ahora que lo entendemos mucho mejor, podemos temerlo menos y respetarlo más. Es el antepasado remoto de nuestras cuatrocientas razas modernas de perros, y este dato ya dice bastante acerca de su naturaleza.

El lobo y el hombre

por que aulla el lobo

Para saberlo todo sobre el lobo, debes saber que es un animal que el hombre siempre ha odiado. El lobo, por tradición, es “perverso”, “hambriento” y “sanguinario”. Él es quien, recurriendo a mil astucias, consigue comerse a Caperucita Roja y quien acecha a los Tres Cerditos y a las ovejitas de los cuentos.

Hace tiempo había en muchos países grandes extensiones de bosque, y en los bosques abundaban los lobos. Pero después, con la llegada de las armas de fuego y con la progresiva reducción de los bosques, el número de lobos se fue reduciendo poco a poco, sobre todo en Europa.

La vista de una loba por cualquier vecino de una aldea, la aparición de una gallina muerta, bastan aún hoy en día para movilizar a una población. Se le daba caza con todos los medios: cepos, trampas, lazos y fusiles.

Esto sucede con cierta frecuencia en todos los países del mundo donde hay estos mamíferos. Hace unos pocos años, eran muy abundantes y su disminución ha sido espectacular. Lo prueba el hecho de que poco más de cien años atrás se organizaran batidas de lobos en muchos pueblos.

relación del lobo y el hombre

Hace cien años, los lobos poblaban la campiña inglesa. Dicen que, tras la batalla de Hastings, los cuerpos de los soldados fueron devorados por los lobos de los bosques lindantes. Hasta los londinenses se sentían inseguros, y ciertas personas que vivían en las afueras de la gran ciudad recibieron tierras gratuitamente a cambio de que aniquilaran las manadas de lobos del lugar.

En un antiguo Libro de las bestias, escrito hace unos 800 años, el lobo es descrito como un monstruo salvaje y sediento de sangre, siempre dispuesto a atacar y devorar a cualquier ser humano que encuentre. “Matan a cualquiera que vean pasar con furiosa avidez”, dice el autor, y no cabe duda de que sus atemorizados lectores creyeron todas y cada una de sus palabras.

En aquellos tiempos, enero se llamaba el “mes de lobos” porque, según decían, era la época en que esos animales eran más peligrosos. También era el inicio de la temporada de caza de lobos. Por todo el país, los cazadores y tramperos pululaban en los bosques, esforzándose en matar todos los lobos que pudieran.

Los pobres animales fueron retrocediendo cada vez más hasta el extremo norte de Escocia y algunas de las zonas más remotas de Irlanda. Más tarde, hará unos 200 años, incluso esos tenaces supervivientes fueron localizados y aniquilados. El lobo salvaje desapareció para siempre del campo británico.

En otras partes del mundo también ha sido atacado por el hombre con armas cada vez más eficaces. Hoy en día, uno de los pocos reductos que les quedan se encuentra en las ásperas tierras del norte. Incluso allí, en los gélidos bosques y glaciales páramos, va haciéndose cada vez menos común. Es probable que algún día desaparezca totalmente, por el temor y el odio que inspira a los seres humanos.

¿Por qué tenemos esa actitud hacia el lobo? ¿Es realmente un monstruo? Para encontrar la respuesta, es útil fijarse en el modo en que han evolucionado nuestros hábitos alimenticios.

En la antigüedad, todos los humanos eran cazadores, como los lobos. Más tarde, hará unos 10.000 años, apareció la agricultura y la ganadería, que resultó mucho más práctica que la caza puesto que en las granjas los animales estaban encerrados en rediles o campos y podían ser sacrificados y consumidos siempre que fuera necesario. Ya casi no había necesidad de cazar animales salvajes para comer.

Eso estaba muy bien para los granjeros pero, desgraciadamente, también para los lobos de los alrededores. Los animales domésticos, cuidadosamente encerrados, también eran presas fáciles para ellos.

Una y otra vez, el ganado era atacado por lobos hambrientos, sobre todo en invierno. El lobo se convirtió en el peor enemigo de esos nuevos granjeros, y éstos contraatacaron lo más duramente que pudieron.

También empezaron a inventar disparatadas historias acerca de lobos devoradores de hombres, que convirtieron a estos animales en terroríficos asesinos y contribuyeron a avivar cada vez más el odio hacia los lobos y a enardecer la lucha contra ellos. Incluso hoy en día, nos quedan remanentes de esa guerra.

Mucha gente sigue pensando en el lobo como en un feroz enemigo. De niños, nos asusta la historia de Caperucita roja y, más tarde, nos estremecemos ante los horrores de los hombres lobo que vemos en el cine.

Quizá, lo más sorprendente de este asunto sea que resulta casi imposible encontrar un auténtico caso de persona que haya muerto víctima de un lobo. Es muy probable que los lobos comieran algunos de los cuerpos que yacían sin vida tras las batallas de antaño, pero no realizaban la matanza ellos mismos. Los humanos no son una presa adecuada para los lobos, y éstos los dejan en paz.

En realidad, el carácter del lobo no es “feroz” sino “asustadizo”. Los lobos son criaturas increíblemente cautelosas que eludirán al hombre siempre que tengan ocasión. Incluso un lobo domesticado que ha sido criado desde muy pequeño por algún cariñoso amo humano, se pondrá nervioso en presencia de extraños. Un perro doméstico corriente es mucho más atrevido.

Siendo un animal asustadizo y reservado, ¿cómo podemos conocer su modo de vida? En los últimos años, unos cuantos científicos avezados y sufridos han visitado los gélidos yermos del Ártico, donde sigue habiendo manadas de lobos, y han pasado muchas semanas y meses observando en silencio, filmando, fotografiando y anotando todo lo que hacían los animales. Por fin han podido ofrecernos una descripción veraz de la vida del lobo salvaje.

Si el lobo nos ha dado “el mejor amigo del hombre”, no puede ser el asesino que antiguamente se creía que era. Cuando usa sus afilados dientes es sólo porque tiene hambre, casi nunca por furia.

Es un progenitor modélico, un buen compañero y un asustadizo extraño. En el pasado, quizá fuera el enemigo del granjero, pero hoy en día deberíamos considerarlo uno de los animales de gran tamaño más fascinantes que sobreviven en libertad y darle posibilidades de vivir su vida allí donde quede algún rincón de tierra virgen.

Audio sobre el lobo y su entorno

También puedes escuchar este interesantísimo audio reportaje sobre todo lo relacionado con el lobo y su entorno:

¿Quieres saber más?

En CurioSfera.com esperamos que te haya gustado este post titulado Qué es el lobo – Característias y comportamiento. Si deseas ver más artículos parecidos o descubrir más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, puedes entrar en la categoría de animales. Si lo prefieres pregunta tus dudas al buscador de nuestra web que tienes a continuación. Y si te ha sido útil, compártelo en las redes sociales con tus amistades o familia. También puedes dejarnos un comentario. 🙂

8 COMENTARIOS

  1. Me encantó.!!! Adoro a los lobos.. me resultan tan interesantes e inspiradores que me he tatuado uno en el cuello. Gracias por el informe.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here