Jaulas para periquitos

La jaula de tu periquito es muy importante para él. Será su casa, su hogar, el alojamiento donde pasará gran parte de su vida. Por tanto saber elegir o escoger la jaula adecuada y qué elementos debe contener es fundamental para tu ave de compañía. Entonces, ¿cómo tiene que ser? En CurioSfera.com queremos explicarte cómo debe ser la jaula para periquitos ideal, tamaño, material, qué debe tener y qué no. ¿Empezamos?

Si al finalizar deseas más información, visita nuestro artículo sobre el periquito

Índice de contenidos

🐦 Cómo debe ser la jaula del periquito

¿Qué debe adquirirse en primer lugar, el periquito o la jaula? La respuesta es la jaula. Ésta ya debe estar esperando, montada y debidamente ordenada, cuando traigamos nuestro nuevo animal de compañía a casa encerrado en la pequeña caja de cartón o de plástico que acostumbran a utilizar en los establecimientos del ramo.

La jaula ideal para los periquitos

La morada del periquito dentro de la nuestra representará su castillo, el lugar al que podrá acudir para apartarse de nuestro loco mundo.

Por ello, cuando elijamos una jaula como alojamiento permanente para él, asegurémonos de que es lo suficientemente grande como para que pueda ejercitarse ampliamente en su interior, independientemente del tipos de periquito que sea.

Instalémosla en un punto que se encuentre fuera de la acción directa de los rayos del sol. También de que no se halle expuesta a corrientes de aire.

Coloquémosla en un soporte, ya sea de los de pie o mural; de esta forma nuestro periquito podrá abarcar con su mirada todo el entorno que le rodea. La utilización de una funda durante la noche le proporcionará un sentimiento de privacidad y seguridad, y también le ayudara a dormirse con rapidez.

alojamiento periquitoLas jaulas se hallan disponibles en todos los tamaños, estilos y precios, y nos sorprenderá comprobar cuán reducido (o elevado) es su coste. A nosotros nos corresponde establecer el límite hasta el que estamos dispuestos a llegar.

Casi cualquier jaula metálica resulta adecuada para un periquito, siempre y cuando los barrotes no estén demasiado separados entre sí. No nos gastemos el dinero en un modelo fantasioso y ornamental con abundancia de detalles superfluos.

De hecho, lo que nos conviene considerar es la comodidad de nuestro pájaro, no el aspecto ornamental de su morada.

Tal clase de jaulas resultan agradables a la vista pero son muy difíciles de mantener limpias, lo cual constituye un inconveniente si tenemos en cuenta que la salud de nuestro pájaro (ver enfermedades del periquito) debe tener carácter prioritario en nuestros proyectos.

Necesitará un amplio espacio de vuelo, unas perchas y unos columpios convenientemente colocados, una vía de acceso fácil para llegar hasta la comida y el agua, etc.

🐤 Cómo es la jaula ideal para periquitos

Existe un cierto número de jaulas en el mercado especialmente diseñadas para instalar periquitos en ellas; sus barrotes son horizontales en lugar de verticales, lo cual facilita al pájaro el que pueda trepar.

jaula para periquitos perfecta

Repitámoslo de nuevo: la jaula debe ser lo suficientemente grande como para evitar que el pájaro se sienta enclaustrado. Si no es así, las plumas de la cola rozarán de continuo contra los laterales y sobresaldrán a través de los barrotes.

El resultado de tal circunstancia será una cola raída y un aspecto de pájaro sucio y desaliñado. Esto resulta especialmente cierto si el pájaro se halla confinado permanentemente en su jaula y no se le permite volar por la habitación. Veamos por partes cómo debe ser la jaula de un periquito:

El material de la jaula

Las jaulas son generalmente metálicas aun cuando algunas de las de tipo ornamental son de madera, bambú o mimbre trenzado. Estas últimas, aun cuando agradables a la vista, resultan totalmente impracticables para instalar en ellas periquitos, y ello debido a su marcada tendencia a roer.

jaulas de metal para periquitos

Una jaula de madera o de mimbre pronto se convertirá en algo de terrible aspecto, y todavía más si estaba pintada. Aparte tal circunstancia, hay que tener en cuenta que en la madera con frecuencia aparecen grietas en las cuales pueden esconderse parásitos diversos.

tipos de jaulas para periquitos
Las jaulas de mimbre no son aconsejable para los periquitos

Las jaulas metálicas pueden ser o bien de acero inoxidable o bien de hierro cromado, galvanizado o dorado. De todas estas posibilidades, la mejor es la representada por el acero inoxidable aun cuando también es la más cara. Todas ellas son de fácil limpieza y podrán seguir en uso durante muchos años.

En cambio si el metal sólo está pintado, los pájaros pronto darán cuenta de la capa de pintura. Si pese a todo, nos decidimos por una jaula de metal pintado, asegurémonos de que se trata de pintura vitrificada ya que este modelo también resulta de fácil limpieza y desinfección.

Inspeccionemos con el mayor detalle cualquier nueva jaula que adquiramos para tener la seguridad de que en ningún punto de ella se encuentra suelto el extremo de algún barrote.

En el caso de que así sea, recortémoslo o doblémoslo de modo que el pájaro no pueda lastimarse a sí mismo o quede con una pata atrapada en un bucle.

Observemos asimismo si ha quedado algún grumo de pintura en los rincones; si ello es así, procedamos a su eliminación con ayuda de un estropajo de virutas de acero.

Todas las jaulas nuevas deben ser lavadas a fondo con agua caliente y un detergente fuerte para eliminar cualquier residuo del baño ácido a que son sometidas en la fábrica. Pero asegurémonos también de que la jaula se halla totalmente seca antes de introducir el pájaro en ella.

Separación de los barrotes

Otro extremo que nos conviene comprobar es la separación de los barrotes. No debe mediar una separación superior a 1,25 cm (1/2 pulgada) entre ellos. De lo contrario, un periquito puede hacer pasar fácilmente su cabeza a través de una separación algo mayor y acabar estrangulándose.

separación barrotes jaula periquito asutraliano

El fondo de la jaula

El fondo de la jaula debe poder deslizarse hacia adentro y hacia afuera como si se tratara de un cajón. Este modelo de jaulas para periquitos es el que resulta más fácil de limpiar.

Debe contar asimismo con una banda protectora de unos 5 cm (2 pulgadas) de altura alrededor de todo su perímetro inferior para impedir que caigan al suelo las cáscaras de las semillas, el cascajo, la comida, los desperdicios y las plumas.

Algunas jaulas ya vienen dotadas con dicha banda, pero si la nuestra no la tiene, en los establecimientos de animales de compañía nos cabrá encontrarlas de plástico que pueden ajustarse a ella.

La puerta de la jaula

La puerta de la jaula debe ser lo suficientemente grande como para que el periquito pueda entrar a través de ella con facilidad, y deberá contar con un doble pestillo, uno para abrirla y otro para cerrarla con toda seguridad al objeto de que el pájaro no pueda abrirla con su pico.

La puerta de la jaula debe ser desmontable o encajada de modo tal en sus goznes que resulte posible mantenerla abierta mientras el pájaro se halla fuera, permitiendo con ello regresar a su interior cuando le apetezca.

Algunas jaulas cuentan con una percha situada en la parte exterior de la puerta al objeto de facilitar la entrada del pájaro.

¿Puedo construir yo la jaula?

Si no nos podemos permitir la adquisición de una jaula grande o si queremos una jaula adicional de vuelo para nuestro pájaro, nos cabe construir una jaula para periquitos lo bastante satisfactoria valiéndonos de una caja grande de madera, cuanto más grande mejor, pero que mida por lo menos 60 cm de longitud y 20 cm de profundidad.

cómo construir jaula apara periquito

Deberemos dotarla de una tapa con goznes que puede estar constituida por un marco de cuadro recubierto de una tela metálica cuya malla no supere los 1,25 cm. Deberemos asegurarnos de que el maro no sobresale el reborde de dicha tela metálica.

Coloquemos la caja de modo que se apoye en su extremo menor (si se utiliza como jaula, la longitud se convierte en la altura), practiquemos varios agujeros en los laterales para poder fijar dos o más perchas y elementos de sustentación de los recipientes destinados a contener las semillas y el agua, y finalmente colguemos un columpio en la parte superior.

Pintemos la superficie interior con un esmalte blanco no tóxico (el mejor es el que se utiliza para el mobiliario infantil) y la exterior con el color que prefiramos. Coloquemos una bandeja metálica en el fondo para facilitar la limpieza o bien valgámonos para igual fin de una de las de lámina de aluminio que actualmente se utilizan para múltiples usos.

Si adquirimos una jaula de segunda mano o encontramos una antigua en el desván, limpiémosla restregándola a fondo y desinfectémosla a conciencia, preferiblemente sumergiéndola en agua hirviendo en la que previamente habremos disuelto un poderoso desinfectante.

qué jaula de periquito debo comprar

Si tras todo ello decidimos pintarla (o pintar una jaula nueva para que haga juego con su entorno) asegurémonos de que el esmalte utilizado no es tóxico. Apliquemos la pintura de un modo uniforme, comprobando que no aparecen gotas solidificadas al secarse. Jamás deberemos instalar un pájaro en una jaula recién pintada.

Mantengámoslo instalado temporalmente en otra jaula hasta que estemos absolutamente seguros de que la pintura ya está completamente seca y ya no se desprende de ella olor alguno. Las pinturas a base de látex son siempre las más seguras a este respecto.

La jaula debe disponer de un gancho de gran dimensión o de un orificio en su parte superior al objeto de que sea posible colgarla de un soporte mural o de pie, o también del techo, en posición segura para que resulte protegida contra otros animales de compañía y ratones.

Ubicación de la jaula del periquito

El emplazamiento de la jaula del periquito debe ser objeto de cuidadosa consideración. Estas aves exóticas de bellos colores no toleran las corrientes de aire, y con una jaula dotada de barrotes en todas sus caras la única forma de evitarlas es elegir un ángulo de una habitación que esté a cubierto de ellas.

dónde ubicar la jaula del periquitoTampoco debe instalarse la jaula de forma que quede expuesta a la acción directa de los rayos solares. Si la instalamos cerca de una ventana asegurémonos de que aparte el espacio soleado existe otro constantemente sombreado al que pueda trasladarse el pájaro cuando así lo desee.

Es probable que queramos instalar nuestro pájaro donde se desarrolla buena parte de la actividad familiar, lo cual es una buena idea, pero evitemos que sea la cocina a menos que ésta sea muy grande.

La constante fluctuación de la temperatura debido a la actividad culinaria es mala para el pájaro; también lo es el gas si es éste el combustible que utilizamos para cocinar.

El agua caliente de los grifos, los recipientes con algo que hierve y los diversos electrodomésticos pueden asimismo constituir un peligro cuando nuestro pájaro se encuentra fuera de la jaula.

Aun cuando nada se opone a que cambiemos el emplazamiento de la jaula, resulta aconsejable mantenerla en un punto dado hasta que el pájaro se haya acostumbrado a él.

Cuanto menos se cambie de lugar la jaula, más fácil le resultará a nuestro pájaro encontrar el camino hacia su “hogar”.

Recipientes para las semillas

Los complementos básicos consisten en perchas, recipientes para las semillas (comederos) y el agua, y uno o dos recipientes para comidas especiales. Todos estos recipientes han de estar llenos.

comederos jaula periquitos

Procede tener en cuenta que los periquitos jamás ingieren gran cantidad de comida de una sola vez; prefieren picotear a lo largo de todo el día. Puedes ampliar información en qué comen los periquitos.

Las jaulas recién adquiridas generalmente vienen equipadas con recipientes para las semillas. Estos recipientes se hallan fijados ya sea en la parte interna o la externa de las jaulas.

En el caso de las que se encuentran en el exterior, el pájaro debe introducir la cabeza a través de una abertura de los barrotes para comer.

Al principio cabe que no se dé cuenta de que los recipientes existen, por cuyo motivo deberemos esparcir semillas en el suelo de la jaula hasta que tengamos la seguridad de que ha descubierto su presencia.

En especial prestemos atención en todo momento a la acumulación de cáscaras en el comedero pues carecen de capacidad alimenticia y, por tanto, deberemos proceder a su eliminación todos los días.

Los recipientes para las semillas y el agua deben ser objeto de limpieza una vez al día y a fondo valiéndonos de escamas de jabón y procediendo de forma sistemática con un enjuague con agua hirviendo una vez por semana.

Perchas de la jaula

Cada jaula debe estar dotada con por lo menos tres, que deberán ser de diámetros distintos. Tal circunstancia contribuye a mejorar el descanso y a ejercitar los pies. Una de ellas debe colocarse de modo que el pájaro pueda permanecer posado en la misma teniendo a su alcance, en forma cómoda, sus recipientes de comida y agua.

palos para jaula periquitosOcasionalmente cabe valerse de ramas de madera dura en sustitución de las perchas habituales pues a los periquitos les complace roer la corteza.

No obstante, asegurémonos de que no hayan sido tratadas con pesticidas u otros productos químicos. Asimismo tenemos que a muchos pájaros les encanta disponer de un columpio.

Constituye una buena idea disponer de un juego adicional de perchas para sustituir a las que están siendo objeto de limpieza. Nunca deben sumergirse en agua pues ello reblandece la madera y facilita el que los pájaros las astillen.

Aparte de ello, si se permite a un pájaro que permanezca posado durante un período prolongado de tiempo en una percha húmeda, cabe que se vuelva reumático.

En los establecimientos del ramo cabe encontrar rasquetas para la limpieza de las perchas, si bien también cabe utilizar para este mismo fin papel de lija de grano grueso.

Cascajo de la jaula

Como ya tuvimos ocasión de señalar cuando considerábamos la adquisición de una jaula, el fondo debe estar dotado, para facilitar la limpieza, de una bandeja deslizable, la cual debe estar recubierta por una capa de cascajo del tipo especialmente preparado comercialmente para uso de los periquitos.

jaulas periquitos fácil limpieza

Este cascajo debe ser eliminado semanalmente al proceder a la limpieza a fondo de la bandeja.

¿Y para qué sirve el cascajo, nos preguntamos? El periquito lo ingiere pero no para digerirlo sino para almacenarlo en su molleja y utilizarlo como elemento de ayuda en el desmenuzamiento de su comida cuando esta pasa a su través.

Debemos recordar que los pájaros no tienen dientes que puedan utilizar para masticar y desmenuzar la comida, es el cascajo el que debe llevar a cabo esta labor.

Asegurémonos, en todo momento, de que existe una capa de cascajo en el fondo de la jaula pues no sólo es esencial para la digestión, sino que además al pájaro le distrae mucho poder escarbar en él.

Aproximadamente cada dos semanas deberemos proceder a un lavado y a una desinfección a fondo de la jaula pero siempre deberemos asegurarnos de que tanto ésta como la bandeja se encuentran totalmente secas antes de volver a introducir el pájaro en su interior.

Para facilitar las cosas cabe valerse de una hoja de papel arenado (o de cualquier papel ordinario) para colocarlo debajo del cascajo y con ello proteger la bandeja.

Escudos de sepia o hueso de jibia

rascadores pico jaul aperiquitos

Siempre deberá haber un hueso de jibia o escudo de sepia (hueso de jibia) sujeto a uno de los laterales de la jaula.

Contribuirá a mantener el pico de nuestro pájaro en buenas condiciones y además servirá como complemento dietético ya que contiene calcio y otras sales minerales necesarias.

Fijemos el escudo de sepia firmemente a la jaula y de modo que la parte blanda sea la que se halla orientada hacia el interior, cerca de una percha, y procedamos a sustituirlo cuando esta parte blanda haya sido roída del todo.

Recipientes para el baño del periquito

Pueden contribuir a hacerle la existencia más cómoda al periquito en las épocas de calor. A algunos pájaros les gusta tomar baños mientras que a otros no. Si el nuestro pertenece al segundo grupo, no tratemos de obligarle. Te puede ayudar cómo enseñar a un periquito.

bañeras para periquitosEn lugar de ello probemos a esparcir semillas en el interior del recipiente para el baño, vacío, hasta que se haya acostumbrado a entrar en él de un salto para comérselas. Más adelante sorprendámoslo con un poco de agua.

Utilicemos para tal fin uno de los recipientes especiales que se expenden en el comercio o un pequeño cuenco de cristal con un poco de agua tibia en el fondo. Si nuestro pájaro evita el recipiente colocado en el suelo de su jaula, probemos con el modelo que puede ser fijado a la puerta.

Lo más aconsejable es que el pájaro tome su baño por la mañana ya que de este modo estará completamente seco al llegar la noche.

Muchos periquitos que tozudamente se niegan a utilizar el recipiente que les hemos instalado para el baño, vuelan en cambio hasta el fregadero y se colocan bajo un grifo que gotea.

Si éste es el caso, deberemos comprobar que el agua no esté excesivamente caliente. Si sigue oponiéndose a lo inevitable, cabe señalar que en el mercado existen pulverizadores especiales para este fin.

Proyectemos pues un fino rociado sobre su plumaje y el hará el resto a través del alisado del mismo.

El alisado es el sistema de que se vale el periquito para su aseo. Para ello hace discurrir el pico a lo largo de las plumas y periódicamente tomará un poco de una especie de aceite excretado por una glándula que se encuentra en la base de la cola y lo extenderá por su plumaje.

El resultado de toda esta labor es algo así como un cuidadoso peinado (ver cómo cuidar a un periquito). Algunos afirman que necesita una semana para el alisado de todo su plumaje mientras que otros dicen que para ello solo requiere un día.

No nos molestemos en comprobarlo y tengamos la seguridad de que independientemente del tiempo necesario para ello el alisado es algo perfectamente normal.

Juguetes para la jaula del periquito

Los “objetos para pájaros” pueden incluir columpios, espejos, escaleras, campanillas y otros muchos artículos. Nos sorprenderemos a nosotros mismos al comprobar el gran número de objetos en que podemos pensar.

comprar juguetes para periquitosTranscurridas algunas semanas nuestro pájaro dispondrá del número suficiente de objetos como para llenar una caja de zapatos. Sin embargo, no debemos atestar la jaula con un exceso de ellos.

Proporcionémosle un par cada vez, sustituyámoslos por otros dos transcurrido algún tiempo y alternémoslos día tras día. Los juguetes de plástico son más fáciles de mantener limpios y ofrecen menos posibilidades de ser roídos.

Es divertido observar lo que hace un periquito en presencia de un espejo que acaba de introducírsele en la jaula. Inmediatamente se precipita hacia él para saludar a su nuevo amigo. ¡Qué gorgoteos y chillidos de placer! Incluso puede hablar sin parar (ver cómo enseñar a hablar a un periquito).

Es seguro que la satisfacción constituye algo contagioso. Después y extremando el cuidado mira detrás del espejo y, satisfecho por haber comprobado que allí no se encuentra ningún intruso, vuelve de nuevo a contemplar la imagen.

Cabe que intente dar de comer al desconocido regurgitando un poco de alimento. Esto es perfectamente normal.

Fundas de jaula de periquitos

Existen dos escuelas de pensamiento con relación a este punto, pero el consenso establece que si comenzamos utilizando una funda debemos seguir manteniendo esta práctica. Te puede ayudar cómo criar un periquito.

Si la temperatura de nuestro hogar desciende en forma brusca durante la noche, resulta aconsejable valerse de una funda.

Si el pájaro se halla instalado en una habitación en la que se encuentran encendidas las luces y se halla en funcionamiento la televisión por la noche, o bien son visibles través de una ventana las luces callejeras o los faros de los coches, también se hará preciso utilizar una funda para que pueda gozar de su sueño.

Si la funda la utilizamos para mantener caliente al pájaro, entonces deberá ser de un tejido grueso, pero si lo que perseguimos es únicamente que permanezca a obscuras, cualquier tejido espeso valdrá para ello. Por supuesto en el comercio cabe encontrar fundas que responden a todas las necesidades.

¿Quieres saber más sobre periquitos?

En CurioSfera.com esperamos que te haya gustado este post titulado Cómo debe ser la jaula de un periquito. Si deseas ver más artículos educativos parecidos o descubrir más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, puedes entrar en la categoría de periquitos o la de aves exóticas.

Si lo prefieres pregunta tus dudas al buscador de nuestra web. Si te ha sido útil, por favor, dale un “me gusta” o compártelo con tus familiares o amistades y en las redes sociales. 😊

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here