Bullmastiff

La raza de perro bullmastiff es el resultado del cruce entre ejemplares de bulldog y de mastiff. Un can grande, fuerte y poderoso, capaz de cuidar y guardar un hogar o una granja con gran efectividad. Pese a estas características, se trata de una mascota que a la vez tiene un carácter noble, fiel y es muy activo. Por estos motivos, no es de extrañar que en la actualidad sea un animal muy apreciado en todo el mundo. En CurioSfera.com te explicamos todo sobre el Bullmastiff.

También te puede interesar conocer al Border collie

Índice de contenidos

Características del bullmastiff

rasgos bullmastiff

El bullmastiff puede presumir de tener un comportamiento con el que sabe ser fiero y valiente, se muestra muy seguro de sí mismo y resulta bastante resistente. Asimismo, con la gente de su entorno también es fiel, noble, muy activo y brioso. Un perro grande, fuerte, poderoso, muy robusto y vigoroso, es armonioso y simétrico, con figura imponente y amenazadora, pero no pesada.

En el linaje de esta raza se encuentra la sangre de molosoides antiguos, pero en realidad este can es una creación bastante moderna surgida del cruce entre bulldogs y mastiffs en la búsqueda de un tipo de perro fuerte, rápido, ágil y poderoso que se adaptara a la perfección al trabajo junto a los guardas de las grandes fincas inglesas.

No obstante, aunque en un principio surgió como raza básicamente de trabajo, enseguida llamó la atención de numerosos aficionados y en pocos años consiguió un gran reconocimiento oficial, hasta el punto de que en la actualidad se ha convertido en una de las razas de molosos más populares en todo el mundo. Veamos con detalle cómo es el carácter del bullmastiff y cómo son sus características físicas:

Carácter del bullmastiff

bullmastiff carácter

Con su carácter poderoso y dinámico al mismo tiempo, cuando este can tiene que disuadir a un intruso no se limita a inmovilizarlo, sino que usa también su boca para mantenerlo a raya si hace falta.

Así pues, los guardas de las grandes fincas vieron en él al animal perfecto para ayudarles a controlar la presencia de cazadores furtivos o los intentos, nada infrecuentes, de hacerse de con enseres, maquinaria, animales o cualquier otro tipo de bienes pertenecientes a la finca.

En la actualidad sigue siendo un can alerta, guardián y valiente, un magnífico perro de guarda que no duda en enfrentarse a cualquiera que intente hacerle daño a su familia, por quien siente un profun­do afecto.

qué temperamento tiene el bullmastiff

A estas cualidades hay que añadir que, además son un perro de familia ideal, tranquilo, seguro y que se comporta de forma paciente con los niños, presenta menos problemas de salud que otras razas de características similares.

De hecho, es un animal poco problemático que puede resultar la elección adecuada para un propietario inexperto, siempre que su adiestramiento esté dirigido por un profesional que encauce el proceso de trabajo y de aprendizaje.

Con otros perros o mascotas de otras especies, aunque sean un poco más dominantes que el bullmastiff, suelen mantener una buena re­lación si se los acostumbra a ello desde pequeños y si no se dan disputas por la jerarquía.

bullmastiff qué comportamiento tiene

  • Energía: nivel medio/alto. Necesita practicar a diario algo de ejercicio de cierta intensidad.
  • Temperamento: activo, alerta y fuerte, es muy buen guardián, valiente, resistente y muy equilibrado. aprende con facilidad y se muestra dócil y afectuoso .
  • Adaptabilidad: alta. Prefiere vivir en una casa amplia y con terreno alrededor, pero se amolda bien a cualquier lugar Es limpio y silencioso.
  • Sociabilidad: alta. Adora a su familia y no plantea problemas con otros animales ni con los extraños.
  • Salud: normal. Tiene cierta propensión a padecer alguna enfermedad.
  • Longevidad: baja/media. Vive unos 10 años.
  • Utilidad: muy versátil. Excepcional perro de guarda, también se lo puede destinar a varias tareas de utilidad como rescate, localización de personas o perro guía. Asimismo, destaca su uso como perro de compañía.
  • Utilización: Perro de guarda, utilidad y compañía.

Características físicas

bullmastiff aspecto físico

  • Apariencia general: de estructura fuerte, poderosa y simétrica, es un animal robusto y activo, pero no de apariencia pesada .
  • Tamaño y talla: muy grande.
  • Altura de la cruz: entre 63 y 68 cm los machos y entre 61 y 66 cm las hembras.
  • Peso: entre 50 y 59 kg los machos y entre 41 y 50 kg las hembras.
  • Origen: Reino Unido.
  • Cuerpo: de talla grande, muy robusto, fuerte y compacto, el bullmastiff es un animal con una apariencia intimidadora y poderosa. El tronco, corto y grueso, y la cabeza, ancha y fuerte, quedan unidos poderosamente por un cuello ancho, robusto y muy musculoso.
  • Cabeza: es grande, muy ancha y profunda. Cuando el perro está atento se le forman muchos pliegues, sobre todo en la región de la frente, pero si está tranquilo o en reposo éstos desaparecen. Las mejillas son abultadas.bullmastiff rasgos físicos
  • Cráneo: visto desde cualquier ángulo, es ancho y cuadrado, y su perímetro es tal que puede llegar a ser igual a la altura de la cruz del perro.
  • Hocico: es corto (mide más o menos un tercio de la longitud total de la cabeza), ancho desde debajo de los ojos hasta la trufa, obtuso y cuadrado, guardando proporción con el cráneo. Los labios están levemente sueltos, pero no cuelgan más abajo de la mandíbula inferior.
  • Trufa: es chata y ancha, con las ventanas nasales bien abiertas.
  • Ojos: oscuros, o de color avellana, son pequeños y están colocados bastante separados entre sí. Dotan al animal de una mirada alerta y vigilante, muy directa.
  • Orejas: se implantan altas y bien separadas entre sí, con lo cual el cráneo adopta una característica forma casi cuadrada. Son más bien pequeñas y están dobladas, pero cuando el perro está alerta, las puntas de las orejas se levantan levemente y quedan casi al mismo nivel que los ojos. El pelo que las cubre suele ser un poco más oscuro que el del resto de la cabeza.bullmastiff colores
  • Depresión naso-frontal (stop): es pronunciada y el surco medio está moderadamente marcado.
  • Mandíbulas: el maxilar inferior se presenta ancho y a veces muestra un leve prognatismo. Los caninos son grandes y están bien separados, mientras que el resto de los dientes se caracterizan por ser fuertes y estar bien colocados, de manera regular.
  • Cuello: bien arqueado y no muy largo, posee una musculatura muy fuerte. Su perímetro es muy grande, casi igual al del cráneo.
  • Pecho: ancho y profundo, con las costillas arqueadas y situadas bien abajo, entre las patas delanteras. El antepecho es muy profundo y fuerte.
  • Espalda: de aspecto compacto, es corta y recta, pero también flexible, de manera que no llega a interferir en el movimiento del perro. El lomo es ancho y muy musculoso, con los flancos bastante profundos.
  • Miembros anteriores: son fuertes y rectos. Gozan de huesos sólidos y vistos de frente están bien aplomados y bastante separados uno del otro. Los hombros son inclinados y fuertes, poseen una buena musculatura, pero no están sobrecargados. Sus antebrazos y brazos son poderosos y robustos,
  • Miembros posteriores: fuertes y musculosos, no aparentan pesadez. Las pierna cuentan con un buen desarrollo, denotan vigor y actividad. Los corvejones están moderadamente angulados.
  • Pies: redondeados, los conocidos como pie «de gato», y bien arqueados, están dotados de almohadillas duras y resistentes, y de uñas oscuras Son redondos, curvados y fuertes, en armonía con las patas, que, bien rectas y sólidas, están dotadas de una musculatura poderosa y de huesos muy compactos.cachorro bullmastiff precio
  • Cola: es fuerte, no muy larga, gruesa, sobre todo en la implantación, que es alta, y se adelgaza levemente conforme se acerca a la punta. El perro la lleva recta o dibujando una ligera curva
  • Pelo: el pelaje es muy apretado, corto y liso, cubre bien a todo el animal protegiéndolo eficazmente ante el frío y la humedad. Puede ser de color rojizo, leonado o atigrado, siempre con máscara negra.
  • Color: los ejemplares de esta raza pueden presentar cualquier tono atigrado, leonado o rojizo en el manto, pero el color siempre suele ser puro y claro. Lucen también una máscara negra que se une de forma armoniosa con las manchas negras que se forman alrededor de los ojos contribuyendo a hacer mucho más viva su expresión. A veces muestran una marca blanca en el pecho.bullmastiff Barcelona
  • Movimiento: cuando el bullmastiff se mueve denota fuerza y determinación, y al avanzar en línea recta no entrecruza ni dobla los miembros delanteros ni los traseros. En su andar, la pata derecha de delante se levanta y se apoya al mismo tiempo que la pata izquierda trasera. En general, los miembros posteriores son los encargados de aportar el vigoroso impulso al movimiento, que no altera la firmeza de la línea dorsal, de manera que el avance resulta armonioso y equilibrado.
  • Clasificación FCI: FCI n.° 157 – Grupo 2: Perros tipo pinscher y schnauzer, molosoides, y perros tipo montaña y boyeros suizos. Sección 2 Molosoides.

Antes de comprar un cachorro de bullmastiff

bullmastiff gratisSi estás pensando en comprar un cachorro de bullmastiff, o mejor aún, quieres adoptar uno, debes saber que a pesar de que cuando son cachorros parecen torpes y descoordinados, pues su desarrollo durante los primeros meses de vida es muy rápido y espectacular.

En realidad se trata de verdaderos atletas caninos, grandes, rápidos, fuertes y musculosos, por lo que necesitan hacer ejercicio a diario y no se contentan con los simples paseos con correa. Este es un punto muy importante para el correcto crecimiento físico y mental del cachorro.

perros amazon

De hecho, aunque tal vez no se deba buscar en ellos un competidor extremo, son trabajadores eficaces y entregados, por lo que constituyen una raza ideal para desempeñar muchas disciplinas deportivas, y algunos cuerpos del ejército británico los siguen integrando en sus unidades caninas con un rendimiento muy satisfactorio.

Historia y origen

de dónde procede bullmastiffEl origen de esta raza es reciente y está bien documentado, pues el famoso criador S. E. Moseley puso por escrito la fórmula que había que seguir para, a partir de bulldogs y mastiffs, conseguir una nueva raza con un 40 % de los primeros y un 60 % de los segundos. Aun así, también es posible hallar restos genéticos de dogos alemanes, dogos de Burdeos o san bernardos.

Desde hace muchos siglos tanto en las Islas Británicas como fuera de ellas ha existido un perro cuyo tipo racial se corresponde perfectamente con el del bullmastiff, pero esta raza como tal es bastante reciente.

De hecho, su creación fue muy medida, sin la aportación de muchos linajes, pues la concep­ción clara de la que se partió fue la de crear un nuevo perro que combinase las virtudes de dos de las razas más admiradas por los ingleses: el bulldog y el mastiff.

En realidad, los documentos más anti­guos que se han hallado en los que se hace mención a un tipo de perro “bull y mastiff” datan de los siglos XVII y XVIII, cuando, independientemente de qué objetivo concreto se buscase, se empezaron a realizar cruces entre perros de ambos tipos, pero sin dar continuidad a los linajes resultantes.

No obstante, a quien se considera como uno de los principales padres de esta raza es al mítico criador de perros S. E. Moseley, pues fue él quien puso por escrito la fórmula mágica para llegar a la obtención del bullmastiff ideal: un ejemplar que sea 60 % mastiff y 40 % bulldog.

cuál es el origen del bullmastiff

El cóctel perfecto que hay que elaborar para ello consiste, básicamente, en cruzar una hembra de mastiff con un macho de bulldog hasta obtener una hembra que sea 50 % de ambas razas: luego cruzarla con un macho para contar con una hembra 75 % mastiff y 25 % bulldog, y por último cruzar a esta última con un macho resultante del primer cruce (es decir, mastiff y bulldog al 50%), para que, como resultado, se logre un bullmastiff ideal de pura raza: 60 % mastiff y 40 % bulldog.

Aunque ésta parece ser la fórmula ideal y, de hecho, es la forma más clara y evidente de cómo se llegó a obtener el tipo genético más puro de la raza, lo cierto es que en los momentos iniciales estos perros que mezclaban las sangres de mastiff y bulldog recibieron también alguna influencia de otras razas como el dogo alemán, el dogo de Burdeos e incluso el San Bernardo de pelo corto.

No obstante, en los inicios del siglo XX, la labor de Moseley y de otros grandes criadores se centró en homogeneizar el tipo hasta conseguir que el Kennel Club aprobara el primer estándar de la raza, lo cual sucedió en 1925.

Hasta la Segunda Guerra Mundial la raza vivió algunos años de heterogeneidad y los diferentes clubes abogaban por tipos de perro diferenciado, pero dicha situación se recondujo bastante al acabar la guerra y terminó de forma definitiva a partir de la década de 1960, momento de mayor gloria de la raza, cuando unos pocos criadores obtuvieron productos suficientemente representativos como para fijar un tipo definitivo.

Hasta ese momento, por ejemplo, el color predominante de la raza había s el leonado, limpio y nítido, en distintas tonalidades, pero más adelante aparecieron los manto color rojo, y después los atigrados, los últimos en establecerse entre los criadores y aficionados.

Por tradición, el bulldog había destacado como perro de combate en los rings de pelea, mientras que el mastiff había sido un protector señorial de las casas más destacadas, así que una de las primeas aplicaciones exitosas de este incipiente bullmastiff fue también como perro de guarda.

Educación y adiestramiento

cómo educar un bullmastiffEl bullmastiff es sereno y dócil, y aprende muy deprisa, pero necesita un líder con una cierta solidez y con la capacidad suficiente como para convertirse en su referente vital permanente, un propietario capaz de dominarlo en todo momen­to, ya que su fuerza puede llegar a resultar un problema si el animal queda fuera de control.

Los ejemplares de esta raza suelen ser muy inteligentes y responder muy bien al adiestramiento, se adaptan fácilmente a casi cualquier estilo de vida, aunque prefieren vivir en una casa con espacio suficiente para moverse en libertad.

Son limpios y muy silenciosos, por lo que no suponen casi nunca un problema para quien vive rodeado de vecinos, y basta con un buen proceso de sociabilización tem­prana para evitar episodios de desconfianza con los desconocidos.

La combinación de poten­cia, velocidad, valor y templanza los hacen ideales para funciones en las que tan importante es qué se hace como el cómo se hace. En los últimos años, por ejemplo, se han visto ejemplares trabajando a muy alto nivel en misiones de rescate y localización de personas, e incluso como perros lazarillo.

Alimentación

cómo alimentar al bullmastiffperros amazon

Al tratarse de un perro de gran tamaño y muy potente y activo, se le debe proporcionar una dieta adecuada a sus características físicas y a su actividad. Esto es, con un importante aporte de proteínas y grasas de calidad.

Es muy importante no escatimar en la alimentación del bullmastiff. Actualmente se pueden comprar alimento para perros de este tamaño en Internet o en tiendas de animales especializadas.

Salud y enfermedades

bullmastiff problemas de saludEl bullmastiff es un perro robusto, fuerte, activo y lleno de vida que da la impresión de ser un animal muy saludable, pero, sin embargo, la raza tiene un índice de longevidad relativamente bajo y, aunque son muchos los ejemplares que superan con creces los 10 años de vida, ésa es la media de edad de la raza.

Algunos de los factores que influyen en que su esperanza de vida no sea demasiado alta es que es bastante propenso a padecer torsiones de estómago (lo que hace imprescindible dividir su ingesta diaria de alimentos en dos o más raciones), diferentes tipos de cáncer, displasia de cadera o de codos, o algunos problemas oculares y de labios.

Así, como medidas preventivas importantes, hay que some­ter al bullmastiff a dosis dianas de ejercicio adecuado a su edad y condición para cuidar su forma físi­ca, extremar el control de su peso y la calidad de su alimentación para garantizar un desarrollo mus­cular y esquelético adecuado, y acudir con regularidad a la consulta veterinaria para cumplimentar los pertinentes programas de vacunación y desparasitación, así como revisar periódicamente el estado de su boca, ojos, piel y oídos, algo muy importante en todas las razas de orejas caídas, como ésta.

Cuidados específicos de la raza

cómo cuidar al bullmastiffY en relación con el cuidado estético, éste lo puede asumir sin problemas el propietario, ya que consiste en un simple cepillado semanal con una gamuza o un buen cepillo de cerdas naturales, y un baño.

En cualquier caso, el bullmastiff es el más reciente de los molosos británicos, pero por su fís.co espectacular y, especialmente, por su temperamento equilibrado, está llamado a ocupar un lugar principal entre las preferencias de los aficionados de todo el mundo.

¿Quieres saber más sobre perros?

Desde CurioSfera.com esperamos que este post titulado el perro Bullmastiff te haya gustado. Si quieres ver otros artículos parecidos, te recomendamos que visites nuestra categoría razas de perros, la de consejos y dudas sobre perros, o también la de mascotas. Del mismo modo, puedes escribir tus preguntas en el buscador de respuestas de nuestra web que encontrarás a continuación. Y recuerda, si te ha gustado, compártelo con tus amistades y familiares en las redes sociales, o déjanos un comentario. 🙂

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here