Boyero de Berna

Las características del boyero de Berna que más destacan son su gran belleza, bondad y su gran tamaño. Esta mascota tiene un carácter cariñoso, leal y muy inteligente. Originario de Suiza, pocos perros son tan buenos en su trabajo: ser perro de guardia. En CurioSfera.com te explicamos TODO sobre la raza de perro boyero de Berna: temperamento, aspecto, salud, enfermedades, alimentación, cuidados e historia. Además de consejos para su compra o adopción, educación y adiestramiento. ¿Comenzamos?

También te puede interesar conocer las características del San Bernardo

Índice de contenidos

Carácter del boyero de Berna

qué comportamiento tiene el boyero de BernaPor encima de todo, la mayor virtud del perro boyero de Berna es su excelente carácter, pues se muestra cariñoso, devoto y amable, con un desmedido amor por los niños de la casa.

La relación que establece con su dueño es, ante todo, la de un amigo de comportamiento leal y fiel para toda la vida, y con todos cuantos llegan a la casa, incluidos los extraños a los que nunca ha visto, se comporta de forma muy amigable. Y en general, lo mismo ocurre con otros perros y con animales de otras especies.

Todo ello dota de una belleza especial y de una apariencia bondadosa que casi llega a ocultar el verdadero perro que se esconde detrás: un guardián incorruptible que avisa al granjero de la presencia de cualquier extraño.

Y a pesar de ser un buen perro de guardia, tiene un temperamento nada dominante, por lo que es muy fácil convivir con él. Ello no significa que no tenga una elevada dosis de orgullo y de confianza en sí mismo, pero la verdad es que no parece estar nunca fuera de lugar.

qué carácter tiene el boyero de Berna

Es un buen animal de granja y, como tal, necesita el contacto continuo con su familia, por lo que no es conveniente “condenarlo” a permanecer solo o aislado durante prolongados espacios de tiempo, en un patio o una parcela, por ejemplo, como mero perro guardián.

Con una fuerte personalidad cariñosa y sensible, este can debe tener compañía humana constantemente y ser tratado con respeto y cuidado. Si se queda solo en casa mucho tiempo es propenso a llorar (ver por qué lloran los perros).

Se lleva bien con los más pequeños de la casa, ancianos y otras mascotas del hogar. Como can inteligente que es, resulta muy fácil de educar; aprende bien y rápido, pero no se pueden utilizar con él técnicas demasiado coercitivas.

En principio, es un animal que acepta muy bien la posición que se le destine dentro de la escala social de la familia, pues está acostumbrado a convivir con más gente en la granja y es gregario y trabajador, pero hay que dejarle muy claro que el lugar más alto de la jerarquía lo ocupan su dueño y el resto de la familia.

cuál es el temepramento del perro boyero de BernaSi su propietario sabe erigirse como líder natural y tranquilo, y no abandona de manera evidente su función, jamás tendrá problemas de temperamento con su perro, si no, entonces éste sí podría llegar a desarrollar algunos comportamientos absolutamente ajenos a su naturaleza cordial y participativa.

Por otro lado, como se trata de un perro de trabajo de gran tamaño, a pesar de ser tranquilo y de permanecer estable y relajado durante horas dentro de la casa junto a sus dueños, no es la raza más apropiada para criar en un apartamento en la ciudad.

Si pasa demasiadas horas al día inactivo puede caer con una facilidad pasmosa en estados de depresión, o en una obesidad que puede resultar fatal para su salud.

En resumen, se trata de un animal de carácter muy afectuoso, amable y agradable con todos los miembros de su unidad familiar. Muy seguro de sí mismo, decidido, atento y fiel, constituye un guardián excelente. Se muestra muy dócil y pacífico, por lo que resulta fácil de adiestrar.

  • Energía: nivel medio/alto. Por su gran tamaño, necesita hacer ejercicio para que su musculatura y su osamenta se mantengan en buen estado.
  • Temperamento: seguro, atento y muy buen guardián, en el trabajo es resistente, tranquilo y dócil. Es muy afectuoso y leal con su familia.
  • Adaptabilidad: m Acostumbrado a los valles alpinos, los climas cálidos le afectan negativamente, y necesita aíre libre, por lo que la vida en un pequeño apartamento urbano no es la ideal para este perro.
  • Sociabilidad: a Animal gregario, necesita el contacto continuo con las personas de su familia. Se lleva bien con todos.
  • Salud: n Puede padecer problemas articulares y muestra tendencia a engordar
  • Longevidad: b Vive de 7 a 10 años.
  • Utilidad: versátil. En origen perro de guarda, es muy útil como auxiliar, animal de tiro, compañía.
  • Utilización: guarda, tiro y compañía.

Características del boyero de Berna

cuáles son las características de la raza de perro boyero de Berna

Una de las características del boyero de Berna que primero se observa es que es un animal de apariencia imponente y atractiva. Es grande, fuerte, musculoso, con extremidades robustas y cuerpo armonioso y equilibrado. De figura ágil, no parece pesado.

Está dotado de un profuso pelaje de color negro azabache muy brillante, con el pecho, el hocico y parte de la cara blancos, y unas características manchas de color fuego bien distribuidas por determinados puntos del cuerpo.

Su cuerpo es el de un perro fuerte y grande, robusto, con buena musculatura y dotado de huesos fuertes, su figura resulta ágil, armoniosa y muy equilibrada.

La cabeza está bien proporcionada con el resto del cuerpo y es fuerte, sin resultar imponente. El stop es evidente, pero no pronunciado, y el hocico es fuerte y tiene la caña nasal recta.

cuáles son las características físicas del boyero de Berna

Sus ojos son de forma almendrada y el iris está pigmentado de color marrón oscuro. Por encima de ellos suelen destacar unas pequeñas marcas de color fuego.

Cuenta con unas orejas caídas, triangulares, pero con formas redondeadas, y se insertan altas en la cabeza. Están bien cubiertas de pelo lacio o un poco ondulado.

Bajo unas patas muy robustas y fuertes, los pies del boyero de Berna son pequeños, redondos y con los dedos arqueados. Generalmente son de color blanco.

Su cola es bastante larga y el perro la suele llevar caída. No obstante, cuando está en movimiento la levanta, hasta la altura del dorso o un poco más arriba. Está bien cubierta de pelo.

En cuanto a su pelaje, es bastante largo, liso u ondulado, suave y brillante. De un bonito color negro intenso, presenta unas características marcas fuego y otras de color blanco.

Veamos ahora cómo es el boyero de Berna y cuál es el estándar de la raza:

Estándar de la raza

aspecto físico boyero de berna

  • Apariencia general: grande y robusto, el boyero de Berna es el único boyero suizo que tiene el pelo largo.. La figura ágil y fuerte de este perro es asimismo equilibrada y muy armoniosa.
  • Tamaño y talla: muy grande.
  • Altura de la cruz: entre 64 y 70 cm los machos y entre 58 y 66 cm las hembras
  • Peso: entre 40 y 50 kg los machos y entre 38 y 48 kg las hembras.
  • Origen:
  • Otros nombres: Bemese Mountain Dog / Bouvier bernois / Bemer Sennenhund.
  • Cuerpo: poderoso y robusto, tiene la línea superior recta y horizontal, con una transición armoniosa y un leve descenso desde el cuello hasta la cruz. Espalda: Es recta y fuerte, con el lomo ancho y algo recogido visto desde arriba, y la grupa suavemente redondeada.
  • Cabeza: fuerte y de tamaño proporcionado con el resto del cuerpo, no es demasiado imponente.
  • Cráneo: es un poco abovedado si se mira de perfil o de frente, y el surco frontal no está muy desarrollado.boyero de Berna descripción
  • Hocico: fuerte y de largo moderado, tiene la caña nasal recta y los labios firmes, negros y pegados a las mandíbulas.
  • Trufa: es de color negro.
  • Ojos: de forma almendrada, están bien colocados, ni hundidos ni demasiado protuberantes. Son de color marrón oscuro y tienen los párpados bien adheridos al globo ocular.
  • Orejas: de tamaño mediano e inserción alta, son triangulares pero levemente redondeadas. Cuando el perro está en reposo las suele llevar planas, apoyadas en los lados de la cabeza, pero si permanece en alerta o está en atención eleva la parte posterior de la base y deja el borde anterior apoyado.
  • Depresión naso-frontal (stop): es evidente, pero no está demasiado pronunciada
  • Mandíbulas: La mordida es potente, completa y en tijera, aunque también existen algunos ejemplares de esta raza que a veces presentan una mordida en pinza.
  • Cuello: es fuerte, musculoso y tiene una longitud media.
  • Pecho: profundo y ancho, en la parte delantera llega hasta la altura de los codos y posee una caja torácica larga. El vientre se eleva levemente desde el final de esta caja torácica hasta el cuarto posterior.boyero de Berna anatomía
  • Miembros anteriores: son rectos, paralelos y están más bien separados uno del otro. Hombros: Las escápulas u omoplatos son fuertes, largas y están colocadas oblicuamente, de manera que con el brazo forman un ángulo no demasiado obtuso. Los hombros van bien pegados al cuerpo y están dotados de buena musculatura. El antebrazo es fuerte y recto, mientras que el brazo es largo y está colocado oblicuamente. Los codos están bien pegados al cuerpo, son rectos, sin desviarse hacia dentro ni hacia fuera.
  • Miembros posteriores: rectos y paralelos, no están muy juntos, y en caso de presentar espolones, éstos suelen eliminarse (en aquellos países en que tal práctica está permitida). Sus piernas son largas y oblicuas, poseen unos muslos largos, anchos y fuertes, con buena musculatura. Las rodillas están claramente anguladas y los corvejones son fuertes y presentan buena angulación.
  • Pies: son cortos, redondeados y rectos, pues no se tuercen hacia dentro ni hacia fuera. Poseen unos dedos bien curvados y colocados muy juntos entre sí. Los pies posteriores están un poco menos arqueados que los anteriores.
  • Cola: es larga, pues llega como mínimo hasta la articulación del corvejón, y está bien cubierta de pelo. En reposo cuelga, pero cuando el perro está en movimiento ondea a la misma altura de la espalda o bien un poco más arriba.
  • Pelo: es largo, lacio, o un poco ondulado, y muy brillante.
  • Color: básicamente, el color de fondo es el negro azabache muy brillante, pero los ejemplares de boyero de Berna presentan también unas manchas de color marrón rojizo, el llamado color o fuego, muy definidas y distribuidas casi siempre del mismo modo; en las mejillas, en los ojos, en las patas y sobre el pecho. También muestran unas marcas blancas, limpias y simétricas que empiezan en la cabeza, se ensanchan a ambos lados de la nariz y manchan de blanco el hocico. Desde la garganta hasta el pecho también discurre una mancha blanca moderadamente ancha. Por último, suelen darse otras trazas de blanco en la punta de la cola y en los pies.
  • Movimiento: el perro cubre bien la superficie en cualquier paso que adopte, y el avance es uniforme, con paso libre y dotado de buen empuje por parte de los cuartos posteriores. En el trote los miembros se mantienen en línea recta vistos desde delante y desde atrás.
  • Clasificación FCI: FCI n.° 45 Grupo 2 . Perros tipo pinscher y schnauzer, molosoides, y perros tipo de montaña y boyeros suizos. Sección 3 – Perros tipo montaña y boyeros suizos.

Cachorros de boyero de Berna

cahcorro boyero de Berna venta

perros amazonSi estás leyendo este artículo con información del boyero de Berna, posiblemente te estás planteando la adopción o compra de un cachorro de boyero de Berna. Pero existen una serie de aspectos que antes de tomar la gran decisión debes tener en consideración.

Por ejemplo, los cachorros de esta raza tienen una maduración bastante lenta, por lo que el trabajo de sociabilización, que se debe hacer con todas las razas, en este caso tiene que prolongarse un poco más en el tiempo.

Del mismo modo debes asegurarte que recibe una alimentación adecuada a sus necesidades de crecimiento y desarrollo de toda su musculatura y esqueleto. El veterinario siempre estará a tu lado para aconsejarte y hacer el seguimiento adecuado.

Historia y origen

cuál es el origen del Boyero de BernaEl origen del boyero de Berna, en los alrededores de la ciudad de Berna, en la región de la meseta de Suiza, históricamente este can se usaba tradicionalmente como perro de granja.

Primero fue guardián de la casa y luego acompañante de la familia, pero terminó convirtiéndose en un perfecto auxiliar de las pequeñas queserías familiares suizas, donde trabajaba como animal de tiro llevando en pequeños carros las cántaras de leche recién ordeñada.

A diferencia de otros boyeros, el de Berna nunca se ha usado como perro de pastoreo, ya que los granjeros de la zona solían tener un número muy limitado de vacas y en esa área no había rebaños de cabras ni de ovejas. Es fuerte, musculoso y tranquilo.

No existen datos muy fiables que corroboren la antigüedad de esta raza, pero sí se conservan grabados y pinturas del siglo XVIII en los que ya aparecen perros de similar factura, y tanto su desarrollo como su selección, sus habilidades naturales y su temperamento se pueden explicar atendiendo a la particular idiosincrasia de la región en la que se creó.

cuál es la historia del boyero de BernaDurante los siglos XVIII y XIX la región de Berna vivía plácidamente y ajena a las convulsiones político-económicas que se estaban dando en su entorno, y los granjeros acudían a los mercados cercanos a pie, acompañados de sus grandes y nobles perros, que tiraban de pequeños carros en los que transportaban la leche o los quesos para vender.

Por lo general, estos granjeros suizos tenían una media de cuatro o cinco vacas que pastaban en terrenos de más de una hectárea, y como no existían todavía las lecherías mecanizadas y aún no se había hecho habitual la explotación del ganado en establos, los granjeros tenían que desplazarse hasta el mismo prado para ordeñar a sus vacas allí mismo y verter después la leche del cubo en unas grandes lecheras, las mismas que los boyeros llevaban luego en sus carritos.

Se prefería que esta labor la llevaran a cabo los perros, en vez de los caballos, porque eran mucho menos pesados, igual de fuertes y trabajadores, y contaban con un mejor agarre para moverse por los pastos mojados y resbaladizos.

Como estos mismos perros pasaban también la mayor parte del día haciendo compañía a su amo en el campo, o al resto de la familia dentro de la casa, circunstancia que podía alargarse casi eternamente durante los largos inviernos, el deseo de los granjeros suizos era que estos perros grandes, fuertes y resistentes, fueran también tranquilos, sosegados y de carácter afable, y que, a la vez, supieran tener siempre un ojo y un oído puestos en vigilar los alrededores de la granja.

A finales del siglo XIX las modas se impusieron también en materia canina y a Suiza llegaron muchas razas nuevas que provocaron una disminución en el número de ejemplares de boyero de Berna. Algo parecido sucedió con otras razas nacionales, que fueron perdiendo fuelle frente a la pujanza de, especialmente, las razas llegadas desde Francia y desde Alemania.

Esta pérdida de popularidad de las razas autóctonas coincidió además con un periodo de crecimiento económico. Los productos lácteos suizos empezaron a ser muy apreciados fuera de sus fronteras y un gran número de granjeros decidieron ampliar sus explotaciones iniciando en muchos casos una crianza, o al menos un ordeño, del ganado en el establo, cosa que fue dejando sin sentido el trabajo de los boyeros, que a partir de entonces comenzaron a ser cada vez más escasos.

Ante esta situación, a finales del siglo XIX dos conocidos profesores, Albert Heim y Franz Schertenleib, encabezaron una campaña de recuperación de las razas suizas y trataron de reorganizar la crianza del boyero suizo buscando entre las numerosas granjas de la zona a los ejemplares que más y mejor se ajustaban al ideal de la raza.

Los esfuerzos de estos apasionados llevaron a otros a seguir sus pasos y, con el tiempo, se fundó en el país helvético una entidad de carácter nacional dedicada a la promoción de las razas animales autóctonas que incluía, además de a los perros, a vacas, caballos, cabras, cerdos, aves e incluso conejos.

Educación y adiestramiento

cómo adietsrar a un boyero de BernaEn cuanto a cómo educar a un boyero de Berna, la labor más importante que debe llevarse a cabo con el boyero de Berna es una sociabilización concienzuda, que tiene que iniciarse en la etapa de cachorro y prolongarse bastante en el tiempo, debido en parte a la lenta maduración de la raza, que se comporta como si fuera un cachorro durante varios años, mucho más allá de lo que resulta normal en otras razas.

Por ello, necesita alicientes para emprender actividades. Se conforma con unos buenos paseos y con algún rato de libre expansión en una zona segura, pero también puede ser tirar de un trineo o de un pequeño carro.

No conviene, en cambio, enrolarlo en actividades donde se conceda primacía a la rapidez o la velocidad, ya que éste precisamente el más ágil o ligero de los perros. De hecho, a pesar de estar muy bien adaptado para trabajar en los valles de su región, para las zonas más escarpadas del país era habitual escoger un tipo similar pero mucho más ligero, como el boyero de Appenzell o de Entlebuch.

cómo educar a un boyero de Berna

Además de estar seguros de que le van a poder ofrecer este ejercicio y este esparcimiento al aire libre tan necesarios para su equilibrio físico y mental, los futuros propietarios de un boyero de Berna deben plantearse también si le van a poder facilitar a su mascota el entorno adecuado para vivir.

En la actualidad ésta es una raza muy popular a escala internacional gracias, sobre todo, a ese extraordinario carácter y a sus cualidades como animal de compañía, pero por sus habilidades destaca también como gran rastreador, pastor y perro de rescate, además de ser un excelente guardián y de competir a buen nivel en campeonatos de obediencia.

Alimentación

cómo alimentar a un perro boyero de Berna

perros amazonEn cuanto a cómo alimentar a un boyero de Berna, la alimentación el nivel de gasto energético de este perro es, por lo general, bajo, de manera que hay que ser muy cuidadoso a la hora de facilitarle una dieta.

Ésta tiene que contener los nutrientes precisos para mantener activa una figura tan grande, pero, al mismo tiempo, debe poseer la concentración calórica adecuada para no provocar obesidad, uno de los caballos de batalla fundamentales al que se enfrentan los propietarios de perros de todas las razas.

Asimismo, es recomendable dividir la ingesta diaria en dos tomas para evitar la aparición de la molesta, peligrosa y muy desagradable torsión de estómago (ver por qué mi perro no quiere comer).

Afortunadamente, en la actualidad, tanto en las tiendas de mascotas especializadas y por Internet se pueden comprar fácilmente alimento para perros de estas características.

Salud y enfermedades

enfermedades típicas del boyero de bernaElegir un ejemplar de esta raza solo por su apariencia física o por las bondades de su temperamento puede llegar a ser un trágico error si no se tiene en cuenta, por ejemplo, el lugar donde se vive.

De gran tamaño y dotado de un pelo abundante y extraordinariamente aislante, para un boyero de Berna la vida diaria en climas calurosos puede llegar a resultar una tortura y, sin importar que haga calor o frío, debe hacer ejercicio a diario para no incurrir en graves problemas de salud que acortarían aún más su limitada longevidad.

Y es que una de las mayores desventajas a las que se enfrentan los potenciales propietarios de esta raza es su corta esperanza de vida, que, como sucede con otras muchas razas tan grandes como ésta, es mucho menor que en perros de raza mediana y pequeña, ya que se sitúa en una media, optimista, de unos 8 años.

Además, sus problemas de salud han aumentado desde que dejó de ser un perro meramente utilitario y pasó a convertirse en una animal de compañía, ya que, además del sedentarismo que vino asociado a este cambio de vida, muchos criadores desarrollaron un afán desmedido por obtener ejemplares más grandes, con más pelo y mejor manchados, más bonitos en suma, sin tener en cuenta que lo primero que define a una raza es su funcionalidad.

enfermedades del boyero de Berna

Por ejemplo, el cáncer es la principal causa de muerte en esta raza, una enfermedad que asuela en la actualidad a todas las razas de perros pero que en ésta se da con una proporción mucho mayor que en la media.

Otras afecciones típicas de los perros de este tamaño son:

  • displasia de cadera y de codos
  • enfermedades oculares
  • torsión de estómago
  • problemas de piel.

En cualquier caso, aunque es muy aconsejable que el propietario de un boyero de Berna conozca los riesgos que afronta al poseer un ejemplar de esta raza, no tiene que obsesionarse en absoluto con ello.

El mejor consejo es que intente mantener a su mascota en perfecto estado de salud cimentando una relación sólida y de confianza con su veterinario y se deje guiar y aconsejar siempre por él.

Éste establecerá una programación rutinaria de vacunas y revacunaciones anuales contra las enfermedades más habituales, ya sean de carácter infeccioso o estacional (ver leishmaniosis en los perros) e impondrá una pauta de desparasitaciones externas e internas.

Asimismo, en las revisiones periódicas examinará el estado del pelo, el peso, las mucosas, los ojos, los oídos y la boca del animal para prevenir la aparición de cualquier afección más seria.

Cuidados específicos de la raza

cómo cuidar a un boyero de BernaEn cuanto a la higiene y los cuidados del boyero de Berna, como este perro tiene un pelo largo y tupido, necesita de unos cuidados determinados, sobre todo en la época de muda, que es abundante y se da una o dos veces al año.

En esos periodos es recomendable cepillarlo todos los días para acelerar dicho proceso y evitar que la casa quede invadida de pelos, pero el resto del año basta con un par de cepillados semanales utilizando un rastrillo metálico y un buen cepillo de púas largas.

Es posible que en algunas zonas sea necesario ayudarse con la mano para abrir bien el pelo y llegar a trabajarlo desde la raíz.

En cuanto a cada cuánto tiempo se debe bañar al boyero de Berna, el baño se reserva solo para cuando el animal está sucio, y se lleva a cabo siempre después de haber cepillado bien el manto y haberlo dejado libre de nudos.

perros amazonEn ocasiones hay que hacer especial hincapié en las zonas de pelaje blanco, que se ensucian más de la cuenta, y es fundamental insistir en la necesidad de enjuagar el pelo muy a conciencia para evitar la aparición de sequedad y descamaciones.

También se recomienda aprovechar el momento del baño para recortarle las uñas al perro, con cuidado de no llegar a la parte carnosa. Y, finalmente, hay que secarlo muy bien con un potente secador de aire, además de las típicas toallas, papel, etc.

Por los pocos y sencillos cuidados que necesita, por su gran capacidad de guarda y, sobre todo, por su excelente carácter, el boyero de Berna se erige como un perro de compañía perfecto, que puede ser una muy buena elección para una familia inexperta, siempre que esté dispuesta a darle la dedicación adecuada.

Todos sus propietarios encontrarán en él a un animal cariñoso y digno de total confianza, del que se puede obtener mucho beneficio con muy poquito esfuerzo

¿Quieres saber más sobre perros?

Desde CurioSfera.com esperamos que este post titulado El perro boyero de Berna te haya gustado. Si quieres ver otros tipos de perros, te recomendamos que visites nuestra categoría razas de perros. Y si quieres acceder a consejos y respuestas sobre salud, alimentación, comportamiento y mucho más… pásate por la categoría de perros.

Del mismo modo, puedes escribir tus preguntas en el buscador de respuestas de nuestra web que encontrarás a continuación. Y recuerda, si te ha gustado, compártelo con tus amistades y familiares en las redes sociales, o déjanos un comentario. 🙂

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here