Qué son los lunares. ¿Son buenos o malos?

Todos los seres humanos tenemos lunares. Podemos tener más o menos, pero es algo habitual en nuestro cuerpo. Pero sabes exactamente qué son los lunares y por qué aparecen.

Los lunares son una pequeña área de la piel, normalmente circular, y de un color diferente. Son el resultado de la concentración de unas células pigmentadas denominadas melanocitos.

En CurioSfera.com queremos explicarte qué es un lunar, cómo se forman, por qué aparecen y si pueden ser perjudiciales para tu salud.

Qué es un lunar

Los lunares o nevus se producen cuando en un punto de la piel se agrupa una elevada cantidad de células (denominadas melanocitos) encargadas de crear el pigmento de la piel (denominada melanina).

Por tanto, los lunares son unos puntos pequeños en la piel en la que se encuentra una elevada cantidad de melanina. La melanina es la encargada de dar color a nuestra piel, pero también el color de los ojos y del pelo.

Tener lunares es algo muy común en los seres humanos, independientemente de tener la piel más clara u oscura. Aunque claro está, son más difíciles de ver en una piel morena.

Lo habitual es que una persona tenga ente 10 y 40 lunares. Normalmente, el cuerpo puede crear lunares nuevos aproximadamente hasta los 40 años. Con el paso de los años, y a medida que envejecemos, los lunares pueden ir desapareciendo.

Cómo se forman los lunares

Cómo se forman los lunaresSu origen lo encontramos durante el embarazo, mientras el feto está en estado embrionario, se reparten por toda la piel unas células llamadas melanocitos. Son las encargadas de producir en menor o mayor cantidad la melanina en función de factores hormonales, ambientales y hereditarios.

Normalmente, los melanocitos se distribuyen de forma uniforme por toda la piel del cuerpo. Pero en ciertos puntos se pueden concentrar formando grupos de cierto tamaño.

Esto provocará que, ya sea en el vientre materno, en la infancia o en la pubertad, al activarse estas células, se formen los lunares.

Los lunares pueden presentarse en diferentes tamaños y colores (lunares negros, lunares rojos, rosas o verdes). Pero existen dos grupos diferenciados: los lunares de nacimiento o los que se van formando con el paso de los años.

Los que van apareciendo con la edad, lo hacen principalmente en la infancia y en la adolescencia. Los lunares se forman como parte del crecimiento en sí, o como resultado de ciertos factores externos como ciertos medicamentos o la exposición a la luz solar.

¿Los lunares son malos o buenos?

Los lunares, por norma general, no representan ningún perjuicio para la salud. Pero en ocasiones pueden provocar confusión y esconder otras enfermedades de nuestra piel.

Si bien la gran parte de los lunares son buenos (lunar benigno), es conveniente tenerlos en observación por si alguno es un lunar cancerígeno (lunar maligno).

Existen una serie de síntomas que nos pueden alertar si tenemos un lunar malo, y que en caso de presentarse, debemos acudir inmediatamente al médico. Las principales señales que se pueden presentar son:

Los lunares son malos o buenos

  • El lunar tiene un borde irregular
  • Ha cambiado de color
  • El lunar sangra
  • Ha cambiado rápidamente de tamaño
  • El lunar tiene una mitad con un tamaño diferente a la otra mitad
  • Su tamaño es de más de 6 milímetros o ¼ de pulgada de diámetro
  • El lunar pica o produce comezón.

Del mismo modo si alguien sufre un incremento rápido de la cantidad de lunares en su cuerpo, debe acudir al médico especialista para su análisis.

También se debe prestar especial atención a los lunares que se tienen desde el nacimiento y los que se formen en la planta de los pies y en las palmas de las manos.

El médico analizará las características del lunar y contemplará, en caso que lo estime oportuno, su extracción. Se trata de una pequeña cirugía preventiva y muy poco invasiva que se realiza con anestesia local. No requiere hospitalización ni efectos secundarios.

Una vez extraído, es analizado en un laboratorio y se averigua si es un lunar benigno o un lunar maligno. Si se trata del segundo caso (lunar cancerígeno) el médico le indicará como se debe proceder, y el tratamiento a seguir según sea el caso.

Colores de los lunares

lunares rojosUn lunar puede ser de varios colores y tonalidades:

  • Lunar negro
  • Lunar rojo
  • Lunar marrón
  • Lunar rosa
  • Lunar verde

Su aspecto puede ser plano o con una cierta elevación. Normalmente son redondos y también pueden ser ovalados. Otros pueden ser lunares con pelos o no.

Pero el color de un lunar no es lo más importante. Lo que realmente importa es si presenta los síntomas que hemos descrito en el punto anterior. De este modo sabremos si debemos preocuparnos o no.

El 10% de las personas tiene en su cuerpo al menos un lunar atípico (nevos displásico). Estos presentan un color y un aspecto diferente a los lunares comunes. Este tipo de lunar tiene más posibilidades de convertirse con el tiempo en un melanoma (cáncer o tumor formado por células que tienen mucha melanina).

Nota final

Te recordamos que este artículo es meramente informativo. CurioSfera.com no puede realizar diagnóstico médicos ni prescribir tratamientos. Te recomendamos encarecidamente que acudas a tu médico si crees mostrar algún síntoma o algún malestar.

Si te ha parecido interesante y quieres leer más artículos parecidos a Qué son los lunares y por qué aparecen, puedes visitar nuestro apartado de salud o emplear el buscador que puedes encontrar a continuación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here