¿Qué son las setas?

Las setas son vegetales muy extraños. No tienen raíces, ni flores ni hojas, y por si no bastase, no poseen siquiera clorofila. Lo que aflora a la superficie y nosotros vemos no es la propia seta, sino solamente el fruto del hongo. En CurioSfera.com te queremos explicar qué son las setas.

La parte más importante de la seta (el hongo) está bajo tierra y la constituye una intrincada red de filamentos llamada micelio.

Hemos dicho que la seta carece de clorofila. Dicha sustancia, característica del color verde, se halla en casi todas las plantas y les sirve para asimilar, por medio de la luz, el carbono contenido en el anhídrido carbónico de la atmósfera.

El carbono es importante para todas las plantas, incluidas las setas. Estas últimas, al no poseer clorofila, se ven obligadas a procurarse el carbono extrayéndolo de los organismos vivientes, vegetales o animales, o bien tomándolo de sustancias orgánicas del terreno.

Las setas, pues, se encuentran en los troncos de los árboles o en suelos ricos en sustancias orgánicas, por ejemplo los bosques, donde se deposita gran cantidad de hojas muertas.

colores y formas setas

Las setas son muy buscadas por su característico sabor, pero no todas son comestibles, y por lo tanto es necesario conocer muy bien cuáles son las setas venenosas.

Algunas son muy cotizadas e incluso algún tipo de seta está incluido dentro de la lista de los alimentos más caros del mundo.

La seta está formada generalmente por un tallo y un sombrero. Uno y otro se caracterizan por su forma y su color, elementos fundamentales son la existencia de anillos en el tallo y la presencia, en la parte inferior del sombrero, de protuberancias porosas que parecen esponjas o bien agujas (como en los hongos astillosos).

No faltan tampoco, pero son menos numerosas, las setas en forma de esfera, de oreja o de copa, u otras, como las clavarias, parecidas a corales ramificados.

Si no distinguimos bien las setas que hemos encontrado, dejemos que las examine una persona experta en ello. Si poseemos cierta práctica, limitémonos a arrancar sólo las que no nos ofrezcan duda alguna: recordemos que existen setas comestibles muy parecidas a otras venenosas. Tal vez te interese saber cómo se cultivan los champiñones.

Los esquízófilos, pongamos por caso, pueden confundirse con los falsos esquizófilos. La exquisita amanita oronja es muy similar a la venenosa muscaria: ambas pertenecen al mismo género, las arnanitas, que comprenden algunas de las setas más venenosas.

También el apreciadísimo boleto comestible pertenece a un género que cuenta con especies malignas, como el boleto del diablo. Más fácilmente reconocibles son tal vez los robellones o níscalos y los agáricos, ambos excelentes.

Otras setas, además, son inocuas solamente si se consumen muy frescas, ya que se descomponen rápidamente: mencionemos las ya citadas clavarias, los coprinos y las colmenillas.

Tipos de setas

Sobre las setas se dicen muchas incorrecciones. Se cree, por ejemplo, que con algunas “pruebas” se puede saber si una seta es buena o no. Pero son pruebas que no sirven para nada. Por ejemplo:

  • Se dice que las setas mordisqueadas por los caracoles son buenas también para nosotros: falso, ya que los caracoles comen también, sin sufrir daño alguno, setas que para el hombre son realmente mortales.
  • Se dice también que las setas de dulce sabor y buen aroma son comestibles: también esto es falso, pues hay setas peligrosísimas dotadas de sabor y olor muy agradables.

En conclusión: si no estamos seguros completamente de que una seta es buena, dejémosla donde está: conformémonos con contemplar sus bellos colores.

En CurioSfera.com deseamos que este artículo llamado Qué son las setas te haya gustado. Te animamos a que visites nuestra categoría de alimentación para acceder a más artículos similares. O bien, puedes preguntar al buscador de nuestra web.

COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here