Qué son las antiguas ruinas

Las ruinas antiguas existen en muchos lugares del mundo. Allá donde existieron grandes civilizaciones, hoy podemos saber muchas cosas de ellos a través de sus restos arqueológicos.

Aunque muchas personas simplemente las consideren “piedras”, los restos de las construcciones y edificaciones de antiguos pueblos, nos ayudan a comprender mejor quienes somos y de dónde venimos.

En CurioSfera.com queremos explicarte qué son las ruinas antiguas de un modo muy ameno. Y para hacerlo te queremos introducir en la siguiente historia:

Qué son las ruinas arqueológicas

En un lugar de la ciudad una excavadora está trabajando a pleno rendimiento. Van a construir los cimientos de un gran edificio. Pero he aquí que la pala voraz de la máquina choca contra algo.

El obrero desciende de la cabina de mando y va a ver lo que pasa. Con una pala pequeña escarba el terreno en torno al objeto y aparece el fuste de una columna. Podría ser un resto de una antigua construcción.

Se detienen los trabajos y se comunica al Departamento de Excavaciones y Bellas Artes, es decir a unas oficinas que en todas las naciones, se ocupan de los monumentos y objetos artísticos. Una comisión de expertos examina la columna.

arqueologos-trabajando-ruinas-antiguas

Se llega a la conclusión que procede de un monumento antiguo. A partir de ahora y con mucho cuidado se excava en torno al hallazgo. Poco después aparece un pavimento, en el que pueden apreciarse todavía bellísimos mosaicos. Son restos, en esta ocasión, de una casa romana de la época imperial.

De este modo han salido a la luz aquellas columnas, tumbas o restos arqueológicos que vemos cuidadosamente colocados en el centro de una plaza o rodeados de césped. También se pueden encontrar máscaras o calaveras.

No siempre el hallazgo de estos restos sucede por azar. A veces los historiadores y los arqueólogos, que son quienes estudian la antigüedad, suponen que en un determinado lugar debería encontrarse cierto monumento o toda una ciudad antigua.

Cómo se descubren las ruinas antiguas

Las más modernas técnicas empleadas en la actualidad por los arqueólogos permiten descubrir la presencia de antiguas construcciones incluso antes de proceder a su excavación.

Si, por ejemplo, se busca una tumba antigua se hace penetrar en el terreno una sonda eléctrica que señalará las masas y los huecos. En algunos casos, se aplica a la sonda una pequeña cámara fotográfica que permite ver qué hay en las cavidades encontradas durante el sondeo.

Si se buscan restos muy extendidos (una aldea, una fortificación, un conjunto de tumbas) se emplea la fotografía aérea que desde lo alto revela la densidad (por el color de la hierba o por el tipo de vegetación) entre el terreno que ocupa los emplazamientos antiguos y el que los rodea.

excavacion-arqueologica-antigua

Excavar en las capas de la superficie terrestre es como excavar en el pasado recorriendo la historia hacia atrás. En efecto, los objetos antiguos que se encuentran más cercanos a la superficie pertenecen a épocas más recientes.

Por consiguiente, excavando aún más abajo de aquel pavimento o mosaico podrían encontrarse restos de una casa o de un templo de una época antigua y profundizando aún más podrían hallarse ruinas de los comienzos de esa ciudad.

Las antiguas ruinas arqueológicas del mundo

Existen multitud de ruinas antiguas arqueológicas por todo el mundo. Sobre todo se conocen los restos de las más famosas civilizaciones. Como por ejemplo, las egipcias, etruscas, griegas, babilonias, romanas, incas, aztecas, mayas.

machu-picchu

Existen famosísimas ruinas y construcciones antiguas repartidas por países de todo el mundo. Las más populares son:

  • Machu Picchu de Perú
  • Coliseo de Roma y Pompeya en Italia
  • La antigua ciudad de Babilonia en Irak
  • El Partenón de Atenas
  • Stonenhenge en Inglaterra
  • La Gran Muralla en China
  • Pirámides de Giza en Egipto
  • Chichén Itzá, Palenque y Teotihuacán en México
  • Ayutthaya cerca de Bankog, en Tailandia
  • Petra en Jordania
  • Ciudad de Éfeso en Turquía
  • Ruinas Capuchinas en Guatemala
  • Ciudad de Volubilis en Marruecos

Cómo se hace un descubrimiento arqueológico

Un ejemplo famoso de descubrimiento arqueológico no casual fue el que permitió desenterrar los restos de Pompeya, floreciente y hermosísima ciudad romana, sepultada bajo una capa de lava y cenizas durante la erupción del volcán Vesubio del año 79 después de Cristo.

Con el transcurso del tiempo se fueron olvidando que allí debajo había habido una ciudad. Sobre aquella fértil ceniza los campesinos sembraron y recolectaron durante siglos sin saber que Pompeya estaba debajo de aquellos campos y aquellas colinas.

Pero ciertos estudiosos siguieron las narraciones de antiguos documentos, fueron recopilando informaciones y poco a poco devolvieron la ciudad a la luz. Las cenizas del Vesubio detuvieron la vida de Pompeya pero no la destruyeron.

Partenón ruina antigua arqueológica

Los historiadores, gracias a aquellas calles intactas, a los comercios casi enteros, a las casas y a la muebles, a los frescos pintados en sus muros y a los templos, pudieron aprender muchísimos detalles de la cultura romana y comprendieron mejor cómo se desarrollaba normalmente la vida diaria de los habitantes de entonces.

Ésa es la razón por la que cada nación guarda los restos arqueológicos con tanto cuidado. No sólo porque son testimonio de su pasado sino sobre todo porque ellos nos cuentan mediante inscripciones, bajorrelieves o con su sola presencia, la verdadera historia de un pueblo. Por eso debemos mostrar el máximo respeto a los restos arqueológicos.

Tal vez te interese: Cómo se formaron los pueblos

Cómo era originariamente el Coliseo

coliseo romano ruinaEl monumento más grandioso que se levantó en Roma fue, sin lugar a dudas, el anfiteatro Flavio, llamado más adelante Coliseo, cuya construcción empezó Vespasiano y terminó Domiciano.

Era una enorme construcción elíptica, de 185 metros de longitud, 156 de anchura y 50 de altura. El muro exterior, que se abría en 80 arcadas, estaba formado por tres pisos rematados por una ménsula, la cual servía para sostener unas aristas destinadas a sujetar el toldo que protegía a los espectadores contra el sol.

El Coliseo tenía una capacidad de 50.000 espectadores, que penetraban en el recinto a través de las arcadas de la planta baja (numeradas todas ellas para que cada cual supiera el sector que le correspondía), subían a los distintos pisos y se acomodaban en las gradas de acuerdo con su categoría social.

En el centro de la eclipse se encontraba la arena, que era donde se desarrollaban los combates entre gladiadores y las llamadas cazas, es decir, las luchas entre hombres y animales.

¿Tienes más curiosidad?

Desde CurioSfera.com esperamos que este artículo llamado Qué son las antiguas ruinas te haya gustado y sido de utilidad. Si quieres saber más puedes ver más post parecidos en la categoría de historia. También puedes hacer tus preguntas al buscador que tienes aquí abajo:

COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here