Beagle

Entre las características del Beagle destaca su aspecto compacto, fuerte y ágil. Es una mascota canina con un carácter cariñoso, valiente y alerta. Originario del Reino Unido, es uno de los sabuesos más antiguos y más populares. En CurioSfera.com te explicamos TODO sobre la raza de perro beagle: temperamento, aspecto, salud, enfermedades, alimentación, cuidados e historia. Además de consejos para la compra o adopción de un cachorro, su educación y adiestramiento. ¿Comenzamos?

También te puede interesar conocer al características del Border collie

Índice de contenidos

Carácter del Beagle

qué carácter tiene el perro beagleLa raza de perro Beagle tiene un carácter amable y vigilante, nunca se muestra agresivo o tímido. Su función esencial es el rastreo, sobre todo de liebres, y en ella se muestra audaz y muy activo, pues está dotado de una gran determinación y tenacidad. Gracias a su temperamento, siempre está alerta, es inteligente y posee un temperamento equilibrado.

El Beagle se comporta de forma cariñosa, dulce y amable, este can, que se muestra feliz y muy sociable, su comportamiento es muy jovial y extrovertido con todos cuantos lo rodean e incluso con los desconocidos.

Una clara prueba de su personalidad es su característico y constante movimiento de la cola en un claro reflejo de su felicidad, su curiosidad y sus permanentes ganas de complacer.

qué personalidad tiene el perro beagle

Su relación con los niños es extraordinaria y enseguida establece con ellos una complicidad que resulta incluso cómica, y también suele llevarse bastante bien con otros perros, debido sobre todo a su selección como perro de jauría, por lo que sabe aceptar las jerarquías sin expresar gran oposición y a entablar una buena relación con sus congéneres.

En cambio, ese mismos temperamento recibido de la misma selección tradicional para la caza hace que no sea el amigo ideal para otro tipo de mascotas, a menos que se lo acostumbre desde cachorro a tan difícil simbiosis.

El beagle se adapta relativamente bien a la vida en la ciudad, pero no se lo considera un perro adecuado para estar solo durante muchas horas a lo largo del día, ya que necesita el contacto con los miembros de su familia y la soledad puede provocarle un cuadro de ansiedad por separación, con las consiguientes alteraciones en su comportamiento habitual. (Puedes ver por qué lloran los perros.)

qué temperamento muestra el beagle

Por ejemplo, si se aburre es bastante frecuente que empiece a ladrar de forma continuada, lo cual se convierte en un verdadero suplicio para sus dueños y una molestia insoportable para los vecinos.

El ladrido de esta raza es muy característico, a medio camino del aullido pero con un tono y una cadencia que lo han hecho famoso, y suele producirse sobre todo durante la caza, la práctica de ejercicio o bien, como se ha visto, cuando está aburrido.

Por eso es importante que el animal está plenamente satisfecho tanto en el plano físico como en el mental y que se corrija cualquier desviación del comportamiento que se espera de él desde el primer momento en que se produzca la menor alteración.

cuál es el comportamiento del perro Beagle

Para el beagle, todo lo que no se le prohíbe explícitamente se convierte en algo permitido, y una vez adquirida una costumbre resulta muy difícil erradicarla.

  • Energía: es un perro enérgico y activo al que le gusta hacer ejercicio.
  • Temperamento: audaz, valiente y con gran tenacidad y determinación, es inteligente y está siempre alerta. En casa se muestra alegre, amable y cariñoso.
  • Adaptabilidad: Se amolda bien a la vida en un entorno urbano, pero no le gusta que lo dejen solo demasiado tiempo.
  • Sociabilidad: Se lleva muy bien con todos los miembros de su familia y resulta muy sociable con todo el mundo, incluso con desconocidos.
  • Salud: b En general es un perro saludable y robusto.
  • Longevidad: media/Alta. Vive entre 10 y 15 años.
  • Utilidad: versátil. Perro de caza en origen, hoy se utiliza sobre todo como animal de compañía, pero también destaca en labores de rastreo.
  • Utilización: caza y compañía.

Características del beagle

descripción raza de perro beagle

Las características del Beagle son muy peculiares ya que al observar su apariencia general se observa que se trata de un perro de constitución compacta que produce una impresión de elegancia y distinción, fuerza y agilidad.

Se trata de un sabueso característico, dotado de un cuerpo compacto, robusto, ligeramente alargado, cuya altura a la cruz es de unos 37 cm tanto en el macho como en la hembra.

Su cabeza es fuerte y ancha, con el cráneo abultado y ancho. La depresión naso-frontal es marcada y divide la cabeza a lo largo en dos partes iguales. La trufa es generalmente negra.

peso del perro beagle

 

Cuenta con unos ojos bastante grandes, de color pardo oscuro o avellana, y se presentan moderadamente separados uno de otro. Su expresión es dulce y simpática.

Las orejas son de punta redondeada y textura fina, cuelgan pegadas a la mejilla. Están insertadas bajas y si se las estira llegan hasta la punta del hocico.

Sus pies se caracterizan por ser compactos, fuertes, cubiertos de pelaje fino y tener los metacarpos cortos. Las almohadillas son duras y resistentes, y las uñas, cortas.beagle aspecto físico

La cola se inserta alta y está cubierta de pelo, especialmente en la parte inferior, que presenta un fleco ligero que la hace parecer más ancha El perro la lleva alta, pero sin enroscarla.

El pelo es corto y denso, lo que le protege de las inclemencias del tiempo. El manto presenta distintas combinaciones de tricolor o bicolor, como, por ejemplo, blanco, negro y fuego.

Veamos ahora con más detalle cómo es el Beagle y el estándar de la raza:

Estándar de la raza

cómo debe ser un beagle

  • Apariencia general: se trata de un perro de estructura corporal robusta y compacta, sin resultar por ello tosco.
  • Tamaño y talla: mediano.
  • Altura de la cruz: entre 33 y 40 cm los machos y entre 31 y 38 cm las hembras.
  • Peso: entre 15 y 20 kg los machos y entre 14 y 19 kg las hembras.
  • Origen: Reino Unido.
  • Cuerpo: es robusto, fuerte y ligeramente alargado.
  • Cabeza: medianamente larga, es potente sin ser tosca y está líbre de arrugas y de pliegues. Es más delgada en las hembras.
  • Cráneo: un tanto abombado y moderadamente ancho, presenta una leve cresta occipital.
  • Hocico: Es más romo que puntiagudo.
  • Trufa: ancha y de color negro, puede presentar una pigmentación atenuada en los ejemplares de colores más claros. Tiene las ventanas nasales anchas y bien abiertas.
  • Ojos: son bastante grandes, de color pardo oscuro o avellana, algo separados y con una expresión dulce y simpática.información raza de perro beagle
  • Orejas: tienen la punta redondeada, son largas; se implantan bajas, poseen una textura fina y penden graciosamente junto a las mejillas.
  • Depresión naso-frontal (stop): visiblemente marcada, divide la cabeza a lo largo en dos partes prácticamente iguales.
  • Mandíbulas: de fuertes maxilares, presentan una mordida de tijera perfecta, regular y completa.
  • Cuello: es lo bastante largo para permitir al perro inclinarse durante el rastreo y ligeramente arqueado, mostrando una pequeña papada.
  • Pecho: desciende hasta debajo de los codos y las costillas, bien arqueadas, se extienden armoniosamente hacia atrás.
  • Espalda: es recta, tiene el lomo corto, pero bien proporcionado, fuerte y flexible. La línea dorsal es recta.beagle americano
  • Cola: es fuerte y moderadamente larga, se inserta alta y está bien cubierta de pelo, sobre todo en la parte inferior. El perro la lleva en forma de sable.
  • Miembros anteriores: son rectos, verticales y bien colocados bajo el cuerpo, son robustos y tienen los huesos redondos. Conservan el mismo grosor hasta los pies. Los hombros y los omoplatos están colocados hacia atrás y no son pesados. Sus codos son firmes y no se desvían hacia fuera ni hacia dentro.
  • Miembros posteriores: de buena osamenta y fuertes músculos. Las piernas son fuertes y con muslos musculosos. Sus rodillas poseen buenas angulaciones y los corvejones son fuertes, posicionados a baja altura y paralelos entre sí.
  • Pies: firmes y compactos, están dotados de fuertes almohadillas y uñas cortas.
  • Color: por lo general el manto es blanco, negro y fuego (tricolor), o limón y blanco (bicolor), pero puede presentar cualquiera de los colores típicos de los sabuesos, salvo el color hígado: color grisáceo, arenoso, rojo, trigo y azul. Algunos ejemplares tienen leves marcas blancas en la cabeza, el pecho, los pies y la punta de la cola.

    variedades perro beagle
    Diferentes colores del Beagle
  • Pelo: el pelaje es corto, liso y denso, el pelaje del beagle resulta resistente a la intemperie. Puede presentarse en cualquier color típico de los sabuesos, menos en tono hígado, y la punta de la cola es de color blanco.
  • Movimiento: en acción, el perro conserva la espalda nivelada y desarrolla un movimiento equilibrado, sin balancearse al andar. La zancada es libre, de alcance largo y recto en el frente, sin levantar demasiado las patas. Los miembros posteriores proporcionan un buen impulso.
  • Clasificación FCI: FC1 n.° 161 Grupo 6 – Sabuesos, perros de rastro y razas semejantes. Sección 1 – Perros tipo sabueso.

Cachorros de Beagle

cachorro beagle venta

Si estás buscando información sobe el Beagle, es posible que sea porque están contemplando la posibilidad de adoptar o comprar un cachorro de Beagle. Si es así, creemos que existen una serie de consideraciones que antes debes conocer.

Desde cachorro, hay que vigilar la higiene auricular del beagle, ya que, aunque se trata de un perro bastante limpio, sus orejas largas y colgantes pueden infectarse si se le mete alguna ramita u otro objeto en el pabellón auditivo (puedes ver cómo limpiar los oídos a un perro).

Una de las cualidades que más se han destacado desde siempre del beagle es su carácter sociable y amistoso. Le gusta, en especial, el trato con los niños, y resulta un excelente animal de terapia.

perros amazonEl instinto cazador del beagle puede llevarlo a intentar atrapar a otras pequeñas mascotas, pero si se lo acostumbra a convivir con ellas desde cachorro la relación puede ser perfecta.

Es muy importante iniciar desde bien pequeños la socialización de los cachorros de Beagle. Esto es, siempre con el consentimiento del veterinario, el animal debe estar en otros lugares que no sea su hogar, escuchar sonidos de todo tipo y tener contacto con otros perros y mascotas. Solo de este modo evitaremos a un animal miedoso y antisocial.

Historia y origen

historia de la raza de perro beagleEn cuanto al origen histórico del Beagle, probablemente proviene de perros de tipo sabueso utilizados en el sur de Europa para la caza de conejos y otros pequeños mamíferos. Estos canes ya los mencionaba Jenofonte en su obra Cynegeticus en el siglo V a.C.

El desarrollo del Beagle es británico y empezó durante la romanización, cuando las legiones llegaron a las Islas Británicas acompañados de sus pequeños sabuesos procedentes de Grecia. Pero no fue hasta el siglo XV cuando varios escritores lo mencionaron por su nombre actual: Beagle. Y en 1890 se fundó el club original de la raza.

El Beagle está reconocido como una raza británica, pero su origen real es mucho más antiguo y con toda probabilidad proviene de perros llegados desde fuera de estas islas. De hecho, para los principales estudiosos de la raza, ésta tiene sus ancestros más antiguos en pequeños perros de tipo sabueso utilizados en el sur de Europa para la caza de conejos y de otros pequeños mamíferos, unos canes a los que ya hacía referencia Jenofonte en su obra Cynegelicus escrita en el siglo V a.C.

Aquellos pequeños sabuesos tenían la habilidad de buscar, acosar y dirigir a las presas hacia las redes colocadas por los cazadores, quienes, finalmente, les daban caza, y en algunas representaciones de la época ya se puede distinguir a estos sabuesos de talla pequeña, hocico ancho y grandes orejas colgantes, frente a otros mucho más altos y estilizados, con hocico puntiagudo y orejas más pequeñas.

de qué país es la raza de perro beagle

Aun así, no cabe duda que el desarrollo del Beagle es un patrimonio exclusivamente británico que tuvo su momento inicial en el periodo de romanización, cuando las legiones provenientes de Roma llegaron hasta las islas acompañadas de sus pequeños sabuesos adquiridos en Grecia.

El origen del nombre “Beagle” ha sido fruto de controversias, pues unos defienden que deriva del antiguo término inglés hegle, mientras que otros creen que procede del francés beigh o incluso del gaélico beigh.

Sea como fuere, todos estos términos significan lo mismo: “pequeño”. Otra versión, algo distinta, remite al nombre begueule, que hace referencia a las aptitudes vocales de este can.

Estos perros se adaptaron a la perfección a su nuevo entorno y se popularizaron enseguida para la caza, hasta tal punto que el rey Canuto II de Inglaterra los declaró exentos de tener que cumplir las prohibiciones establecidas para la caza por la Ley de Bosques de 1016.

raza de perro beagle origen

En cualquier caso, el hecho es que desde la época de los romanos en las Islas Británicas se instauró la costumbre de cazar con jaurías de sabuesos de distinto tipo y, según las tradiciones orales, el mitológico rey galés Pwyll, contemporáneo del mítico Arturo, ya criaba un sabueso especialmente fino, de color blanco y muy apreciado por los cazadores de la época.

Los normandos, en cambio, fueron más partidarios del uso de perros de gran tamaño y fueron, con toda probabilidad, los responsables del desarrollo de los linajes originales de harriers y de foxhounds.

Los pequeños sabuesos británicos aparecen mencionados más tarde, en el siglo XIV, en Los cuentos de Canterbury, y el nombre de “Beagle” se lo dieron por primera vez varios escritores del siglo XV.

Luego, durante la vigencia de la casa Tudor la raza se hizo más popular y fueron famosos los llamados Beagles “cantores de la reina Isabel I”. También se tomó como referencia la costumbre del rey Jaime I de Inglaterra de llamar a su mujer “mi querida y pequeña Beagle” como una muestra de cariño.

Éste es uno de los sabuesos más antiguos y a la vez más populares del mundo, pues su pequeño tamaño y su estructura equilibrada, ajena a las exageraciones que se dan en otras razas del grupo, lo han convertido en un perro muy conocido y apreciado como animal de

Durante siglos este can vivió exclusivamente como perro de caza y se lo tenía en grandes jaurías, casi siempre pertenecientes a familias nobles, aunque a veces vivía en jaurías privadas de menor tamaño, y eran los “másters”, o maestros, de cada jauría quienes se encargaban de lijar los criterios de selección y de cría de los diferentes perros que la formaban.

Optaban por unas cualidades u otras en función de sus necesidades, de los terrenos de caza, de las debilidades que se debían mejorar o de los puntos fuertes que había que mantener, por lo que llegó a resultar sencillo distinguir la procedencia de un perro u otro en función de su aspecto, De hecho, a mediados del siglo XVIII la variedad de tipos era tan grande que difícilmente se podía hablar de la existencia de una raza.

A mechados del siglo siguiente la raza experimentó un descenso en su popularidad que la llevó casi al borde de la desaparición, situación que coincidió en el tiempo con el nacimiento de las exposiciones caninas, a las que también concurrieron algunos maestros con sus sabuesos.

En estas exhibiciones se hizo mucho más patente la gran variedad de tipos existentes en la raza y algunas voces se alzaron en contra de crear una versión miniaturizada del foxhound sin ninguna de las características típicas del Beagle, camino que parecía estar tomando el desarrollo de la raza.

Así, para poner freno a esta situación, aficionados y criadores empezaron a poner puntos de vista en común y a trabajar con un objetivo preestablecido, e incluso fundaron en 1890 el club original de la raza con la intención de promover la crianza del Beagle y de ponerse bajo los auspicios del Kennel Club.

Hasta ese momento, aparte de en el Reino Unido, el único lugar donde se hacía una referencia clara al uso de estos perros como animales de jauría era en Estados Unidos, hasta donde habían llegado a mediados del siglo xix gracias a las importaciones del general Rowlett, de Illinois, cuyas jaurías estaban regidas por los dictámenes del Club del Beagle de América, fundado por él mismo en 1887, es decir, tres años antes que el club inglés.

Con el avance del siglo XX algunas actividades cinegéticas perdieron importancia y la caza con jauría se convirtió en un asunto testimonial al alcance de muy pocos bolsillos, de modo que, debido al alto coste de su mantenimiento casi todas las jaurías privadas desaparecieron.

Por otro lado, también contribuyó a su desaparición la gran presión ejercida por los grupos que se oponían a este tipo de caza en el Reino Unido, los cuales terminaron consiguiendo su prohibición.

El Beagle se vio perjudicado con la disolución de las jaurías, pero, al mismo tiempo, emprendió un camino paralelo y encontró acomodo entre los aficionados a los perros, de modo que su discurrir por la cinofilia organizada y el mundo de las exposiciones caninas apuntaló un futuro que parecía incierto.

Así, aunque hasta la Segunda Guerra Mundial se habían presentado muy pocos ejemplares a exposiciones caninas y se habían registrado pocos cachorros de manera oficial en el Kennel Club inglés o en otros cuerpos organizados (en 1950 se habían inscrito tan sólo 64 nuevos cachorros), en apenas diez años la cifra se disparó hasta cerca de dos mil y en la década de 1960 se alcanzó un pico de popularidad máximo con una media de casi cuatro mil nuevas inscripciones anuales.

Pero no todas las causas de su popularidad son motivo de satisfacción para los amantes de la raza, ya que debido a su tamaño, a su fácil manejo y mantenimiento, y a su temperamento dulce y cariñoso, durante años el Beagle se ha convertido en el perro preferido por científicos y laboratorios de experimentación

De modo que ha pasado a ser una cobaya más en numerosos experimentos, tests de tolerancia, pruebas de sustancias químicas y de medicamentos, etc., una situación intolerable para quienes aman a los animales y respetan sus derechos.

Este mismo temperamento que ha llevado al Beagle a convertirse en una cobaya de experimentaciones es el responsable de que la raza haya pasado de ser un perro de caza a uno de compañía.

De todas formas, se trata de un sabueso puro, como demuestra cada vez que tiene ocasión, por lo que puede que no sea el perrito de compañía ideal que algunos quieren ver.

Educación y adiestramiento

consejos educación beagleEn cuanto a cómo educar a un Beagle, a pesar de ser sociable, gentil y complaciente, una de las características del beagle es su independencia y su capacidad para tomar sus propias decisiones, por lo que a veces también puede ser obstinado y testarudo.

Así pues, requiere de un proceso de educación que empiece de manera muy temprana y que se desarrolle de manera continua, constante y muy firme, sin dejar nunca que el perro se salga con la suya ni que empiece a establecer sus propias reglas.

Es fundamental que entienda bien cuál es su posición dentro de la manada familiar y, sobre todo, que aprenda a respetar y obedecer a su líder, el cual debe ejercer dicha función de manera coherente y permanente, sin fisuras y sin adoptar comportamientos que denoten una posición artificial o forzada.

cómo educar a un beagle

Tal vez por eso, aunque la raza sea básicamente fácil, conviene que sus dueños tengan cierta experiencia en la tenencia de perros, o por lo menos que tomen la precaución de ponerse en manos de profesionales que los asesoren debidamente en la materia y les ayuden a desarrollar un plan de adiestramiento adecuado.

Si está bien educado o adiestrado, como además se trata de un perro inteligente y muy valiente, el beagle es capaz de trabajar en múltiples terrenos y circunstancias, incluso en las condiciones más duras, durante largas jornadas y empleándose sin ambages contra enemigos mucho más fuertes.

Pero si no se lo dedica a la caza, hay que destinarlo a alguna otra actividad para que esté entretenido y activo, ya que, a pesar de su tamaño es un animal sumamente enérgico y necesita grandes dosis de ejercicio diario para mantenerse en buena forma física y en un correcto equilibrio mental.

No obstante, hay que ser muy cuidadoso y antes de dejarlo correr en libertad se debe tener muy claro que se ejerce un control absoluto sobre el animal, pues sus instintos de sabueso son muy fuertes y cuando sigue un rastro que le resulta interesante puede obcecarse y no atender a las órdenes de su amo, por lo que es fácil que se extravíe o se exponga a algún peligro.

De hecho, quizá las principales características que han hecho de esta raza un perro tan útil son su olfato extremadamente fino y su gran perseverancia en el trabajo; por eso, a pesar de que la caza con jauría es cada vez más infrecuente, el Beagle ha encontrado un perfecto acomodo en otros roles y trabajos.

Es especialmente apreciado en tareas como la detección de explosivos, de drogas o de otro tipo de sustancias colaborando con los ejércitos y los cuerpos policiales de muchos países del mundo, y también ha destacado como auxiliar de los cuerpos de bomberos, puesto que es capaz de distinguir entre los restos de un incendio la presencia de determinadas sustancias que podrían haberlo causado de manera intencionada.

Asimismo, se lo puede ver con cierta frecuencia como perro trufero, sobre todo en regiones de Francia e Italia donde dicha actividad se practica con verdadera pasión.

Por otro lado, aunque no es su especialidad, puede ser también muy competitivo en determinados deportes caninos como el agility o el flyball, y un empleo hecho a su medida es trabajar como perro de terapia, en especial con niños enfermos y con personas ancianas, quienes encuentran en este pequeño sabueso un compañero perfecto, alegre y de un contagioso optimismo.

Alimentación

cómo alimentar a un beagle

perros amazonRespecto a cómo alimentar a un Beagle, la práctica de ejercicio, además de mantener al animal en buena forma, contribuye a tener a raya su peso, pues a los ejemplares de esta raza les encanta comer y es fácil que sí no se controla su alimentación engorden más de la cuenta y se vuelvan inactivos, una situación que podría derivar en problemas de salud serios.

Por otro lado, debido a su voracidad y glotonería, y a su permanente estado de actividad, se producen con frecuencia casos de torsión de estómago, que aunque no se dan de manera generalizada, sí tienen una incidencia mayor de lo que se esperaría en una raza de este tamaño.

Afortunadamente, dicho problema se puede prevenir con facilidad dividiendo la ingesta diaria en dos o más tomas y teniendo la precaución de no dar de comer y no dejar beber a voluntad al perro inmediatamente antes o después de hacer ejercicio o durante el verano, en las horas más calurosas del día.

Salud y enfermedades

beagle enfermedadesEn realidad, el beagle es un animal muy sano y robusto, como muchas otras razas de trabajo o con una historia muy apegada a su función original, pero aun así tiene tendencia a padecer con mayor frecuencia de lo habitual determinadas enfermedades que pueden ser consideradas como típicas de la raza.

En condiciones normales y bien cuidado, la esperanza de vida del Beagle se estima entre los 10 y los 15 años (puedes ver cuántos años vive un perro para obtener más información al respecto).

Por ejemplo, hay algunas líneas de cría que muestran cierta propensión a sufrir episodios de epilepsia, otras a verse afectadas por complicaciones cardiacas, otras a padecer problemas oculares, y otras presentan afecciones osteoarticulares, especialmente de espalda y de cadera.

Curiosamente, la displasia es una enfermedad bastante rara en la raza y tiene un grado medio de afección, situado muy por debajo de la mayoría de las razas; en cambio, una anomalía que se presenta con cierta asiduidad es el enanismo, debido en parte a una tendencia en los últimos años a buscar ejemplares de tamaño cada vez más reducido, situación que se ve acentuada en las líneas americanas, ya que la raza en Estados Unidos está clasificada en dos tamaños diferentes.

Cuidados específicos de la raza

cómo cuidar a un beagleperros amazonEl relación a cómo cuidar a un Beagle, los cuidados del manto son muy sencillos, pues basta con un cepillado ocasional utilizando una manopla, un cepillo de cerdas naturales o una simple gamuza de piel para mantenerlo en un estado impecable.

Durante estas labores de mantenimiento del pelo es importante controlar que no se hayan desarrollado alergias cutáneas, que pueden darse de forma ocasional en los ejemplares que viven en regiones húmedas, en los que muestran signos de obesidad o bien en aquellos que ingieren una dieta desequilibrada.

Si se detecta cualquier alteración, hay que acudir a un veterinario de confianza para que diagnostique el caso y determine la actuación que deba llevarse a cabo.

De hecho, la figura del veterinario tiene que convertirse en esencial en la vida de todo beagle, ya que debe ocuparse de vigilar y cuidar su salud en todo momento, para asegurar que el animal conserve su naturaleza arrolladora que tanta fama le ha hecho conseguir en todo el mundo: un perro atlético, deportivo, fuerte, sociable, equilibrado y alegre.

¿Quieres saber más sobre perros?

Desde CurioSfera.com esperamos que este post titulado Elperro Beagle te haya gustado. Si quieres ver otros tipos de perros, te recomendamos que visites nuestra categoría razas de perros. Y si quieres acceder a consejos y respuestas sobre salud, alimentación, comportamiento y mucho más… pásate por la categoría de perros.

Del mismo modo, puedes escribir tus preguntas en el buscador de respuestas de nuestra web que encontrarás a continuación. Y recuerda, si te ha gustado, compártelo con tus amistades y familiares en las redes sociales, o déjanos un comentario. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here