Periquitos de exposición

Si te estás planteando tener periquitos de exposición antes debes conocer y tener claro una serie de aspectos importantes. Los campeonatos, concursos y resto de eventos de estas aves son muy exigentes y representan en sí todo un mundo muy profesionalizado. En CurioSfera.com te explicamos todo lo que debes saber para preparar y tener unos excelentes periquitos para concurso o exposición. Además también conocerás los sistemas de puntuación y todo lo que necesitas para asistir.

No te pierdas nuestro artículo general sobre el periquito

Índice de contenidos

El periquito como ave de exposición

A la persona que está considerando dedicarse a la cría de periquitos para concurrir a exposiciones o concursos, el mejor consejo que podríamos darle es “detente, observa y escucha”. Para llegar a ser un expositor de éxito primero resulta necesario informarse.

El periquito como ave de exposición

Podemos estudiar las condiciones básicas que debe reunir el periquito ideal, mirar fotografías y leer libros, pero no es en modo alguno suficiente. Familiaricémonos con las exposiciones de periquitos acudiendo a ellas como simples espectadores, visitando varias de ellas antes de que nos decidamos a inscribir a nuestro pájaro.

Comparemos los ejemplares ganadores de los diferentes tipos de periquitos con las normas de calificación establecidas y si hay algo que no entendemos preguntémoslo al juez o a un expositor veterano que seguramente nos cabrá encontrar en cualquier exposición.

Formémonos una idea clara de lo que se espera de nosotros y de nuestro pájaro. Cualidades tales como tamaño, forma, condición física, equilibrio emocional, conducta, estructura de la cabeza, color, jaspeado de las alas, etc., son objeto de consideración y valoradas de acuerdo con una escala de puntos.

aves amazonNuestro pájaro será juzgado en función de su conducta y su porte así como de su capacidad para poner de manifiesto sus mejores rasgos. Un buen pájaro que “actúa” de un modo satisfactorio a menudo gana la partida a otro que pese a ser mejor no sabe sacar ventaja de sus condiciones.

A nuestro pájaro se le exigirá portarse con dignidad mientras unos desconocidos (los jueces) lo examinan con detenimiento. Conseguir todo esto requiere un adiestramiento paciente (cómo adiestrar un periquito) y un nivel óptimo respecto a la cría.

Si decidimos seguir adelante con la idea, lo primero que deberemos hacer es inscribimos en una agrupación local de criadores de periquitos para conocer cuándo y dónde tendrán lugar exposiciones en nuestro sector.

Características del periquito de exposición ideal

En este apartado te vamos a explicar detalladamente cómo debe ser el aspecto y las características ideales que debe presentar un periquito ganador de concursos:

Características del periquito de exposición ideal

  • Estado general: es una base imprescindible. Los periquitos que no están en condiciones para una exposición son excluidos de la puntuación.
  • Condiciones físicas: Son primordiales, pues si un pájaro no se halla en buenas condiciones físicas no puede ser objeto de consideración.
  • Tipo: fuerte y recio, el cuerpo debe presentar formas redondeadas armónicamente. Hombros y cuello anchos. Línea del dorso recta desde la parte posterior de la cabeza a la punta de la cola. Pecho formando una elegante curva. Todo el pájaro ha de ser compacto sin estar obeso. El pájaro debe tener un cuerpo perfectamente equilibrado y producir la impresión de estar bien proporcionado de un modo uniforme.
  • Longitud: 24,5 cm (10 pulgadas) desde el punto más elevado de la cabeza hasta el extremo de la cola. En Estados Unidos, los jueces consideran con frecuencia que el pájaro ideal presenta una longitud ligeramente inferior.
  • Alas: de aspecto robusto, bien apretadas. Apoyadas sobre la base justo encima del obispillo de la cola pero sin cruzarse. Del dorso del ala hasta el extremo de la rémige más externa deben medir unos 12 cm. Cada ala ha de presentar 7 rémiges visibles, totalmente desarrolladas y sin roturas.
  • Cola: recta como prolongación del eje corporal y compacta con dos plumas largas. Plumas lisas y prietas, distribuidas a pares incluidas las dos largas, y completamente desarrolladas.
  • Posición: sin mostrar miedo y de manera natural, sentado en la percha en un ángulo de unos 60 grados con respecto a la horizontal o 30 grados respecto a la vertical.
  • Cabeza: grande, redonda y ancha, simétrica desde cualquier punto de vista: la curva del cráneo forma una curva regular y armoniosa desde la cera, continuando por la frente y polla coronilla hasta llegar a la base del mismo.
  • Pico: lo más pequeño posible c integrado en el perfil de la cara; el pico superior debe llegar por encima del inferior.
  • Ojos: expresivos, enérgicos y limpios. A la distancia de la frente, coronilla y occipucio correspondiente a la forma ideal.
  • Cuello: lleno, corto y ancho observado desde cualquiera de los lados o de frente.
  • Color: puro y uniforme de acuerdo a como se menciona en las descripciones, sin otros sombreados.
  • Máscara y perlas de la garganta: la máscara ha de ser de color puro y ancha, alcanzando de la coronilla hasta más abajo de la garganta, delimitada hacia el pecho en una curva armoniosa. Seis manchas (perlas) en la garganta uniformes, grandes y lo más redondas posible, que forman un collar en el tercio inferior de la máscara v están situadas a distancias regulares. Las dos perlas exteriores están parcialmente ocultas por una mancha gulares. Coloide la máscara, perlas y manchas gulares correspondiente a las descripciones.
  • Patas y pies: fuertes y rectos; dos dedos dirigidos hacia adelante y dos hacia atrás, provistos de uñas que forman una curva regular, v que abarcan firmemente el aseladero. Para el color, véanse las descripciones.
  • Dibujo: conforme a las descripciones de las distintas variedades cromáticas, es decir, claro y marcado, bien delimitado, formando un dibujo “fantasma” o no existente.
  • Jaspeado: Ondeado en las mejillas, cabeza, cuello, lomo y alas que destaca claramente.

Escala de puntos en competición

Al juzgar, el total de la puntuación (salvo en el caso de opalinos, canela, albinos y un reducido número de variedades raras) es igual a 100 (perfección) y se distribuye del modo siguiente:

  • Tamaño, forma, condición física, equilibrio emocional: 30 puntos.
  • Aspecto y porte de las alas: 15 puntos.
  • Tamaño y forma de la cabeza: 20 puntos.
  • Color: 15 puntos.
  • Careta y manchas: 15 puntos.
  • Jaspeado de las alas: 5 puntos.

Defectos y directrices de puntuación

Ahora que ya conoces la escala de puntuación, vamos a ver con detalle qué aspectos o cosas pueden hacer que un periquito de concurso pueda perder puntos:

Defectos y directrices de puntuación periquitos

Impresión general o condición física

Es un requisito indispensable que el pájaro tenga buenas condiciones físicas, dice al comienzo de las directrices de puntuación de los periquitos de exposición. Eso se refiere, esencialmente, a un buen estado de salud y del plumaje, así como un perfecto “mostrarse” en la percha de la jaula de exposición, gracias al entrenamiento previo. Si estas condiciones, imprescindibles en un pájaro de exposición, dejan mucho que desear, tales periquitos quedan excluidos de los premios.

Otros motivos de exclusión son el constante erizado del plumaje, así como dormir apoyado sobre ambas patas, exceso de grasa corporal o esternón (quilla) sobresaliente (fuerte enflaquecimiento), plumas pegadas en la zona anal, heridas que sangran mucho, grandes huecos en el plumaje, como por ejemplo la falta de las dos plumas largas de la cola falta de más de 2 perlas en la garganta (excepto en aquellas variedades de color, en las que las perlas no son importantes), numerosos cañones de plumas con sangre, zonas implumes y las más mínimas señales de sarna.

Otro motivo de exclusión se da igualmente en aquellos periquitos que se han destrozado el plumaje por el continuo revoloteo y alboroto en la jaula y que no permanecen en la percha o únicamente lo hacen durante unos segundos.

Cuando las objeciones a las condiciones físicas son mínimas, se restan por lo menos 2 puntos por defecto, según el carácter puntuable afecta do (tipo, posición, color, dibujo, etc.). Los pájaros jóvenes que todavía no tienen el color definitivo quedan excluidos de la puntuación, excepto cuando se celebran concursos o exposiciones de juveniles.

aves amazon

Tipo

Fuerte y recio; el cuerpo debe formar curvas armoniosas, hombros y cuello anchos. Dorso recto; el cuerpo tiene forma ligeramente curvada desde el occipucio hasta el extremo de la cola. El pecho debe estar elegantemente curvado hacia afuera.

Todo el pájaro ha de ser compacto sin ser obeso. Se entiende por el concepto de tipo en general las proporciones armónicas de todas las partes del cuerpo en relación de unas a otras. Todo lo que diverge de eso se deberá penalizar con 3 puntos, por lo menos, si los defectos son leves y con 10 o más si son graves.

Longitud (tamaño)

En el caso de que el tamaño sea menor o mayor de lo establecido, hay que restar 2 puntos por centímetro.

Alas (incluida la posición de las mismas)

Si faltan rémiges, habrá que restar 2 puntos por rémige; por rémiges rotas (condición física), alas colgantes, levantadas o cruzadas, se restan como mínimo 3 puntos en total.

Cola

Hay que prestar atención no sólo a una cola rota, doblada o separada, sino también a una cola demasiado larga. Estas últimas se suelen reconocer porque cuelgan por debajo del eje del cuerpo. Según la gravedad del defecto hay que restar entre 2 y 5 puntos. Si falta una de las plumas largas de la cola, hay que penalizar con 5 puntos.

Posición

El modelo estándar muestra la posición ideal. Una mala posición con frecuencia sólo se debe al miedo. Son defectos permanentes, por ejemplo, un dorso arqueado o hundido, las patas en una posición que difiere de la norma, etc.

Son defectos de condición física, por ejemplo, una musculatura pectoral deficiente y, con mayor frecuencia aún, un cuerpo demasiado pesado y obeso, que queda echado sobre la percha. Para defectos de esta índole se restan, por lo menos, 5 puntos.

Un pecho arqueado hacia adelante no se debe confundir con obesidad. Por esta razón, el ángulo que forma un ave recia con el posadero será menor; si tales pájaros se ponen en plena posición de exposición o cortejo, el ángulo aumenta.

En este caso, el juez se ha de fiar de su “ojo clínico”, también como criador experimentado. Así por ejemplo, una hembra de cierta edad, cuyo vientre tal vez sea algo más grueso y toque la percha, no debe ser puntuada con tanta severidad como un joven macho con el mismo defecto.

Cabeza

Es uno de los caracteres más importantes de nuestros periquitos de exposición y difícil de conseguir mediante cría en la forma y tamaño deseados. Para las cabezas pequeñas con picos prominentes, típicos de la forma primitiva, se restan hasta 12 puntos, mientras que para cabezas que todavía son pequeñas pero que ya están mejor proporcionadas, se restan hasta 8 puntos.

Son defectos esenciales las cabezas demasiado estrechas o planas, carencia de curva frontal, así como los occipucios demasiado rectos o demasiado protuberantes (nuca formando una línea quebrada). Cada uno de estos defectos se penaliza con 5 puntos. Las hembras tienen la frente más plana, pero más ancha y curvada hacia los lados.

Pico

Un pico que sobresale es un defecto frecuente. Otros defectos: grietas y heridas en el pico, heridas y degeneración de la cera, esta última también respecto al color (véanse las descripciones de las distintas variedades); en tal caso hay que restar 5 puntos. Si el pico superior queda dentro del inferior se considera un defecto que conlleva la descalificación.

Ojos

Los periquitos que presentan defectos y lesiones en los ojos, así como sarna en el borde de los mismos o en los párpados, y los periquitos que no tienen el color de ojos correcto y el dibujo que corresponde a esta región, de acuerdo con las descripciones, quedan eliminados de la puntuación.

Cuello

Un cuello demasiado delgado, como constreñido, se considera defectuoso y hay que restar, por lo menos, 5 puntos.

Color

Ha de corresponder a las descripciones de las distintas variedades de color. Para puntuar correctamente el color es preciso conocer la influencia de las cambiantes condiciones lumínicas sobre cada uno de ellos.

En todos los colores oscuros son defectos esenciales, además de un sombreado variable en el mismo pájaro (p. ej., obispillo y flancos de diferente color en los verdes oliva y en los malvas, o colas demasiado pálidas en los opalinos), las manchas claras causadas por huecos en el plumaje, por lo que en realidad son defectos de la condición física.

Muchos lutinos presentan un matiz verdoso o los albinos uno azulado. Un defecto frecuente en los alas claras es la carencia de contraste y en los opalinos un color demasiado pálido y poco puro.

A fin de establecer los puntos a restar, los expositores deberían y los jueces tienen que dominar la escala de puntuación, la cual, con respecto al color de las diferentes variedades cromáticas, llega de 10 a 35 puntos, conforme a los que se establecen los puntos negativos.

Así, a un periquito moñudo con sólo 10 puntos por el color se le pueden restar, a lo sumo, de 4 a 5 por color pálido, pero a un lutino, que obtiene 35 puntos por su color, en ocasiones se le pueden restar hasta 15 o 17 puntos y a un pájaro normal, con 15 puntos por el color, se le pueden restar de 5 a 7 como máximo. No se deben restar puntos en el apartado de “color” por principio o por comodidad si el pájaro merece obtener puntuación total.

Máscara y perlas

Son defectos frecuentes las máscaras partidas, las cuales al mismo tiempo suelen ser las culpables de la distancia irregular entre las perlas; pero también son defectuosas las máscaras demasiado pequeñas, cortas o estrechas, en las que las perlas grandes que se desean no tienen suficiente espacio o, incluso, crecen por fuera de ella.

Por máscaras demasiado pequeñas y partidas hay que restar, como mínimo, de 2 a 5 puntos; por máscaras defectuosas y por perlas que faltan. 1 punto en cada caso. Los periquitos de exposición deben tener las perlas lo más grandes y redondas posible.

También son defectos frecuentes las perlas de diferentes tamaños y disposición, es decir, no colocadas en una hilera, las que se sobreponen y las que no están a distancias iguales entre sí. Además, en pájaros que por lo demás son buenos, también se conocen los ‘‘collares” de perlas dobles.

Se permite eliminar las perlas sobrantes, siempre que la impresión general de la máscara y del collar no sufra merma. Los huecos en el plumaje o los sombreados debidos a un “peinado” incorrecto se penalizan con 2 puntos, por lo menos.

Generalmente, las manchas guiares alargadas suelen tener la forma correcta. Hay que prestar atención a que su color sea el que corresponde a la descripción de la variedad. Por las máscaras y las perlas que carecen de todas las características estándar deseadas hay que restar 10 puntos. En el caso de periquitos moñudos y píos dominantes se restarán menos.

Frente

Una frente manchada o de color que no sea puro se considera formando parte de la máscara, por lo que conlleva de 2 a 8 puntos de penalización.

Patas y pies

Los defectos más frecuentes son: patas arqueadas hacia afuera (patiabierto), posición defectuosa de los pies o de los dedos, así como uñas demasiado largas -en la primera posición se restan por lo menos 5 puntos, al igual que por una uña que falta.

La carencia de dos uñas, así como patas y pies deformados excluyen de la puntuación. Hay que prestar atención a que el color de las patas sea el correspondiente a la descripción de la variedad respectiva.

Dibujo

Todas las divergencias del estándar, tales como colores diluidos, intensificación no deseada, colores desvaídos o disposiciones incorrectas se penalizan, conforme a la puntuación máxima de cada una de las variedades de color (5, 10 o 15 puntos), con 1 a 7 puntos, según la extensión del defecto.

Por supuesto que si la puntuación máxima es de 5 puntos, como en la mayoría de variedades de color, sólo se podrán restar de 1 a 3 puntos. Un defecto frecuente de los pájaros normales es el opalinizado, el cual sin embargo no se penaliza con más de 3 puntos negativos.

Parejas

El fin de la puntuación de parejas es reunir en una jaula de exposición parejas que tengan el mismo color y dibujo, y cuyo tipo, postura y tamaño sean plenamente equilibrados, presentándolas como un éxito de cría.

El juez procede primero como si tuviera ante sí un pájaro individual. Los puntos negativos por defectos se restan en promedio, es decir, si al macho en la Ia posición le quedan 30 puntos y a la hembra 20, la pareja obtendrá en esta misma posición 25 puntos.

Colecciones

Para la puntuación de 4 o 6 periquitos del mismo color y dibujo, rige esencialmente lo que ya se ha dicho respecto a las “parejas”, si bien la colección se ha de evaluar más bien como un todo. Los puntos de las diferentes posiciones sólo sirven de orientación, pero se ha de tener en cuenta que si hay algún pájaro malo, disminuye la puntuación total.

La composición por sexos de todas las colecciones ha de ser lo más equilibrada posible, o sea, 2,2 o 3,3, o bien del mismo sexo 4,0 – 6.0 – 0,4 – 0,6. Se permite que no haya parejas, pues eso no es demasiado importante si hay armonía entre las aves, a no ser que tenga lugar la dura competición de los mejores y haya gran competencia. La finalidad de las colecciones es demostrar la existencia de clanes uniformes.

Si en una exposición se puntúan pájaros jóvenes y adultos en grupos de edad separados, en el grupo de los jóvenes se podrá exhibir una sola colección, en la cual todos los pájaros habrán de ser jóvenes.

Si en una colección hay algún pájaro enfermo o presenta otras deficiencias de condición, la colección quedará excluida de la puntuación, es decir, será descalificada.

Jaulas de exposición o concurso

Los periquitos individuales y las parejas se han de alojar en una jaula individual, mientras que las colecciones se expondrán en una jaula para ellas. Respecto a las medidas, colores y equipamiento rigen las siguientes normas:

preparar periquito para concursoaves amazon

Jaula individual

Pared posterior de madera contrachapada de 4 mm, todas las demás piezas de la misma madera pero de 8 mm. Las medidas exteriores totales han de ser: anchura 356 mm, altura 307 mm, profundidad 165 mm.

Las dos piezas laterales medirán 161 mm de ancho y 291 de alto. Las dos esquinas delanteras de las piezas laterales han de estar redondeadas con un radio de 20 mm. La pared de la derecha estará provista de una puertecilla cuyas medidas serán: 95 mm de alto y 85 mm de ancho (con las bisagras en el lado derecho).

A fin de que la puerta no pueda abrirse hacia adentro, el corte será oblicuo hacia adentro en un ángulo de unos 15°. Fondo: 356 x 161 mm. La tapa presentará una escotadura para poder coger la jaula y medirá 356 x 140 mm. El listón anterior será de 340 x 68 mm. Tejado inclinado: 340 x 145 mm (los cantos anterior y posterior se cortarán formando un ángulo de 30°, y se montará en este mismo ángulo de 30°).

Pared posterior: 356 x 233 mm. Los aseladeros o perchas (2) medirán: 114 mm de largo y 14 mm de grosor. Estos aseladeros se colocarán de la siguiente manera (las medidas se entienden tomadas en el centro del mismo): la altura se medirá en la parte exterior de la jaula desde abajo y será de 140 mm, la distancia de las paredes izquierda y derecha será de 121 mm en cada lado. Utilizando la rejilla normalizada, los aseladeros estarán situados exactamente en el centro del barrote transversal.

Jaula para colección

Como la jaula individual, pero las medidas exteriores totales son: 514 mm de ancho. 330 mm de alto y 225 mm de profundidad. Piezas laterales: 219 x 314 mm (la puertecilla ha de medir 110 mm de alto, 100 mm de ancho y estar en el centro de la pieza lateral en lo que respecta a la altura y anchura).

Fondo: 514 x 212 mm. tapa: 514 x 194 mm, tejado inclinado:498 x 198 mm. listón anterior: 498 x 50 mm. pared posterior: 514 x 243 mm (grosor 6 mm). Aseladeros: 194 mm de largo y 14.5 mm de grosor, rejilla: 477 x 294 mm.

Observaciones generales: como bebederos sólo se permiten recipientes para golosinas de color blanco. Color de los barrotes: blanco o acero inoxidable mate, color de la jaula: blanco por dentro y negro por fuera.

Los dispositivos para sujetar las tarjetas de puntuación se han de colocar en el centro de la parte delantera o a la derecha. En las jaulas de colección se permiten hasta 2 bebederos.

Preparación para la exposición

No basta con criar un buen pájaro, meterlo en una jaula de exposición o concurso y esperar lo mejor: la mayoría de periquitos han de ser entrenados para poder tomar parte en un concurso.

campeonato mundial periquitos

Hoy en día, con la fuerte competencia que hay, no es posible conseguir una buena puntuación para un periquito si antes no se le ha preparado óptimamente para la exposición. Hay que tener en cuenta igualmente algunas otras cosas, tales como la limpieza de las jaulas de exposición, el transporte a la misma, etc.

Organización del recinto de exposición

Quien críe sus pájaros con el fin de participar en una exposición o concurso, se preparará para ello con su recinto de cría. ¿Qué instalaciones o equipo son necesarios?

aves amazon

Estanterías de entrenamiento para el entrenamiento básico

El entrenamiento básico juvenil es una parte importante y esencial del entrenamiento para una exposición, ya que sirve para la fase temprana de aprendizaje del pájaro joven a fin de familiarizarlo con las ulteriores condiciones del concurso.

El entrenamiento básico ya comienza en la caja nidadera y aquí estriba en el trato diario y confiado con los pájaros adultos, así como en el manejo cuidadoso (cómo cuidar un periquito) y tranquilo de los jóvenes. Una vez los periquitos jóvenes han abandonado el nido y comen solos, se alojan durante dos o tres semanas en estanterías o jaulas de entrenamiento.

A continuación se ponen durante dos o tres semanas más en unos departamentos que son la prolongación de las jaulas de cría o en pequeñas zonas o jaulas de vuelo, alojándolos finalmente en aviarios grandes, donde pasarán su juventud.

Para el primer entrenamiento han dado buen resultado las estanterías de entrenamiento, las cuales imitan una serie de jaulas de exposición o concurso unidas entre sí. Mediante la inserción de separadores se puede dividir la jaula de exposición larga enjaulas individuales. Con respecto al grosor de los aseladeros se deben mantener las medidas de una jaula de exposición.

Departamentos de la jaula de cría para el entrenamiento con vistas a la exposición

Para preparar a los periquitos con vistas a una exposición es necesario disponer de las posibilidades de entrenamiento apropiadas, las cuales al principio aún les permitirán volar lo suficiente pero que, además, les familiarizarán con las condiciones de una exposición o concurso.

Para este fin han dado resultado los departamentos de las jaulas de cría (ver cómo criar un periquito), en los cuales hay tres o más jaulas situadas una al lado de otra, cuyos separadores se pueden sacar y meter con facilidad. Además, en los dos lados exteriores de las jaulas de cría se deberían colocar jaulas de exposición para entrenar a los pájaros.

Estos departamentos de las jaulas de cría se pueden transformar en una zona de vuelo amplia y volver a dividirlos a conveniencia; una vez terminada la temporada de cría también son muy adecuados para el entrenamiento con vistas a las exposiciones.

Una vez han finalizado la muda en los aviarios, y especialmente durante las 6-8 semanas previas a las exposiciones, se pueden alojar los pájaros en estos pequeños departamentos y, mediante la subdivisión de los departamentos de la jaula de cría, acostumbrarlos poco a poco a sus alojamientos más pequeños. Los pájaros suelen entrar sin vacilaciones ni trucos, como por ejemplo una ración de comida adicional, en las jaulas de exposición para entrenamiento, sobre todo si han realizado su entrenamiento básico en estanterías de entrenamiento.

Los departamentos de las jaulas de cría de los periquitos tienen, entre otras, una ventaja más con vistas a la preparación para las exposiciones: cuando se trata de rociar a los pájaros para cuidar su plumaje.

De la forma en que están construidas estas jaulas ya no es necesario sacar los pájaros de ella con las manos, por lo que no tienen miedo ni son, eventualmente, no aptos para la exposición. Los periquitos se hacen entrar de las jaulas exteriores a la jaula de entrenamiento acoplada, desde donde se les cambia a una jaula de exposición vieja donde se les rocía.

Entretanto los demás pájaros del departamento se acercan más a la jaula de entrenamiento simplemente moviendo los separadores. Una vez rociados los periquitos se vuelven a meter en las jaulas de cría más alejadas de la jaula de exposición.

Entrenamiento para la exposición

Para conseguir’ éxito en una exposición, además del breve entrenamiento básico que sólo pretende familiarizar a los pájaros con la jaula de exposición, es necesario prepararles bien con vistas a la misma. ¿Cuáles son los fines y en qué consiste la preparación para la exposición o concurso?

concurso nacional de periquitos

Condición física para la exposición

El fin de la preparación con vistas a la exposición o concurso es lograr unas buenas condiciones físicas, es decir, pájaros sanos, de plumaje limpio y completo, así como con una buena actitud en el concurso. Debido al riesgo de contagio no se debe exponer un ave enferma (enfermedades de los periquitosa). Esto es algo que NO se debe hacer de ningún modo.

Buena actitud en la exposición

El pájaro que participa en una exposición ha de permanecer tranquilo en la jaula, no asustarse ante golpes dados en la jaula o los barrotes, sino considerar estas señales como invitación a saltar del suelo al aseladero o de una percha a la otra, incluso tal vez dándose la vuelta y mostrándose de todos lados. El periquito debe mostrar este comportamiento sobre todo frente al juez del concurso, quien ha de puntual’ gran cantidad de pájaros en, a veces, poco tiempo.

Sin embargo, un pájaro que salta por la jaula como loco y que es incapaz de estar siquiera unos minutos quieto en la percha no se puede puntuar correctamente, con lo cual se descalifica él mismo.

Sólo hay pocos pájaros aptos como pájaros de exposición, la mayoría tiene que aprender este comportamiento en un entrenamiento a veces laborioso. Sirve de ayuda si, junto con el joven todavía algo “salvaje”, se alojan en la misma jaula pájaros adultos ya expertos en exposiciones.

Ambiente de la exposición

Además del comportamiento en una exposición o concurso, el pájaro joven ha de conocer también el ambiente del mismo, es decir, el transporte a la exposición, el ser llevado de un sitio a otro dentro de la jaula, el constante ir y venir de la gente frente a la misma, etc. Por ese motivo, algunos criadores llevan los pájaros en sus jaulas de exposición cuando van en coche y los mandan primero a breves valoraciones de medio día para, finalmente, acudir con ellos a las exposiciones de mayor envergadura.

Cuidados del plumaje

Los futuros pájaros de exposición se han de sacar del aviario tan pronto como empiezan a mudar las plumas de la cabeza. Al hacerlo, observaremos con detenimiento el plumaje. En muchos casos se pueden alisar con agua las plumas dobladas o golpeadas en los alambres del aviario; por el contrario, las plumas estropeadas se deben sacar con cuidado.

En este caso hay que tener en cuenta que la pluma que vayamos a arrancar esté completamente formada, ya que si no lo está, se puede lesionar su raíz. Además, si se saca una pluma aún no formada totalmente, puede aparecer una fuerte hemorragia, que será muy difícil de contener.

Cuando se sacan plumas antes de una exposición hay que tener a la vista el diferente crecimiento de las mismas. Así, las plumas largas de la cola necesitan aproximadamente unas 8 semanas para desarrollarse por completo. Las perlas de la garganta, por el contrario, sólo tardan 4 semanas y las rémiges 6 semanas.

Una vez controlado el plumaje de los pájaros y éstos se hallan en las jaulas de exposición para acostumbrarse a ellas, hay que rociarlos diariamente con agua tibia; el agua tibia disuelve mejor la suciedad de las plumas que la fría. Este rociado regular se proseguirá dos o tres días antes de la exposición.

Peinado del periquito

Otro punto importante es el “peinado” de los periquitos, cosa que, según las directrices de los concursos, está permitida. Una máscara bien peinada puede mejorar considerablemente las posibilidades del pájaro en la exposición.

La máscara se compone de numerosas plumas, pero el periquito de exposición sólo debe poseer seis manchas o perlas en la garganta, que han de ser grandes, redondas y estar bien situadas. En la mayoría de periquitos de exposición es preciso eliminar perlas sobrantes. Algunos expositores simplemente sacan con una pinza las perlas sobrantes.

Si se hace de esta manera, al cabo de dos semanas habrán vuelto a salir los cañones y al cabo de tres las perlas indeseadas habrán vuelto a crecer por completo. En los últimos tiempos hay cada vez más criadores que prefieren cortar las perlas sobrantes.

Para ello se necesita una tijera afilada y un lápiz que tenga punta, un mondadientes o algo similar. Si nos puede ayudar otra persona el “peinado” es bastante fácil. Una sujeta al pájaro cara arriba, mientras que la otra, con ayuda de un objeto

puntiagudo, distribuye las plumas de tal manera que pueda cortar las perlas sobrantes con la tijera. Este método tiene la ventaja de que la máscara queda más llena y que no es necesario volver a “peinar” al pájaro hasta después de la siguiente muda.

Jaulas de exposición

Muchos principiantes, pero también muchos expositores expertos no se toman el trabajo necesario para limpiar las jaulas de exposición, cosa que es imperdonable. Como se sabe, las buenas jaulas de exposición son caras, mientras que el agua y los detergentes son baratos y asequibles para todo el mundo.

No es sencillo mantener de un blanco impoluto el interior de las jaulas, pero si empiezan a amarillear hay que pintarlas de nuevo. Lo mismo rige también para la reja delantera.

Se debe tener en cuenta asimismo que la puerta de la jaula disponga de dos cierres y que el cierre de alambre interior no tenga los bordes demasiado agudos o quede separado, pues en tal caso el pájaro podría lesionarse.

Los ángulos, a veces agudos, de los barrotes transversales de la reja constituyen otros puntos peligrosos, por lo que hay que limarlos. También hay que quitar de la jaula los viejos adhesivos. Un juez del concurso nunca sabe si estas viejas pegatinas no se quitaron por comodidad o si se le pretende indicar que dicho pájaro ha obtenido anteriormente un buen puesto en exposiciones, a fin de que le vuelva a puntuar bien. Estas viejas pegatinas representan un distintivo que no está permitido y pueden llevar a la descalificación.

Asimismo es imprescindible vigilar que los aseladeros de la jaula no estén sueltos, puesto que hacen que el periquito se sienta inseguro y tenga miedo de subirse a ellos. Un buen periquito de exposición puede perder todas las posibilidades de ganar si la jaula tiene un aseladero o percha suelto. Al adquirir las jaulas hay que vigilar que estén fabricadas según las normas y medidas indicadas.

Preinscripción para las exposiciones

Para todas las exposiciones o concursos de mayor envergadura es necesario efectuar la preinscripción. La lista de la preinscripción se ha de rellenar con gran esmero y, sobre todo, entregarse dentro del plazo, ya que de otro modo se podría poner en juego el trabajo de todo un año de cría.

Inscripción e inclusión en clases de concurso erróneas

Un expositor ha de poseer el estándar válido para su club o asociación y estudiar perfectamente las clases indicadas. Si en la preinscripción se integra un pájaro en la clase equivocada, eso ya no puede corregirse cuando se le presenta a concurso.

Por ejemplo: el Campeonato Europeo de Periquitos se celebra dentro de la AZ siguiendo las directrices y el estándar de la DWV. Si el color o el dibujo que se han comunicado y la clase en la que se pretende concursar no coinciden, según las directrices de la DWV será válida la clase en la que se ha inscrito.

Indicación de sexo equivocada

Es importante indicar correctamente el sexo del pájaro en la hoja de preinscripción. Tampoco aquí es posible rectificar una vez el animal se ha presentado en el concurso. Si no se indica, el pájaro es clasificado como macho.

Indicación errónea

Cuando se indica la edad se ha de poder ver claramente si es un animal joven o adulto. Si se inscribe un pájaro joven pero se presenta uno de edad, este pájaro será descalificado automáticamente. En caso contrario no se le descalifica, ya que el expositor o concursante se peijudica a sí mismo. Si no se ha rellenado el apartado correspondiente a la edad, el periquito se considera automáticamente como pájaro adulto.

Pienso en las jaulas de concurso

Antes de introducir los pájaros definitivamente en la jaula de exposición, se ha de poner suficiente pienso en ellas (ver qué comen los periquitos). Se considera apropiada una capa de pienso de unos 2-3 cm.

¿Quieres saber más sobre periquitos?

En CurioSfera.com esperamos que te haya gustado este post titulado Periquitos de exposición o concurso. Si deseas ver más artículos educativos parecidos o descubrir más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, puedes entrar en la categoría de periquitos. Si lo prefieres pregunta tus dudas al buscador de nuestra web que tienes a continuación. Si te ha sido útil, por favor, dale un “me gusta” o compártelo con tus familiares o amistades y en las redes sociales. 🙂

COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here