Pastor australiano

El Pastor australiano es un perro que entre sus características y carácter destaca que es versátil, inteligente, simpático y muy fácil de entrenar. Es una de las razas de pastor más populares del mundo. Es conocido también como pastor ovejero australiano, pese a que se originó en Estados Unidos. En CurioSfera.com te explicamos TODO sobre la raza de pastor australiano: temperamento, aspecto, alimentación, salud, enfermedades, cuidados e historia. Además de consejos para su compra o adopción, educación y adiestramiento. ¿Comenzamos?

También te puede interesar conocer al Border collie

Índice de contenidos

Características del pastor australiano

El pastor ovejero australiano es un perro de proporciones compensadas, ligeramente más largo que alto, de tamaño y osamenta medianos, y con pelaje de color muy variado y especifico. De constitución sólida, la estructura corporal del macho refleja potencia, pero no tosquedad. Las hembras son un poco más delicadas.

pastor ovejero australiano

En cuanto a su temperamento y comportamiento, el pastor australiano es un perro laborioso e inteligente, con un fuerte instinto como guardián y pastor de ovejas. Compañero leal, posee resistencia para trabajar todo el día y una naturaleza bondadosa. Rara vez es pendenciero y cuando conoce a alguien por primera vez puede mostrarse un poco reservado. Veamos con más detalle sus características físicas y su carácter:

Características físicas

Una de las razones de la creciente popularidad del pastor australiano es, sin duda, su aspecto físico. Sobre todo la singular y variada coloración de sus ojos, signo distintivo de la raza, en la que es muy habitual la presencia de iris dispares, es decir, ojos de color diferente, en una gama tan amplia que va desde cualquier tono de marrón al ámbar, al avellana y al característico y espectacular azul hielo.

pastor australiano tamañoEl pelaje del pastor australiano es también un signo característico. Existen cuatro variedades de color: negro, azul mirlo, rojo (en una gama que va desde el canela claro al hígado oscuro) y rojo mirlo. Conviene precisar que los colores denominados “mirlo” se dan cuando se combina una tonalidad básica (azul o rojo) con diferentes tonos grises y plateados

Apariencia general: de constitución sólida y vigorosa, este perro es un poco más largo que alto. De volúmenes fuertes, tiene la línea superior nivelada y firme desde la cruz hasta la cadera.

Tamaño y talla: mediano/grande

Altura a la cruz: 51-58 cm (Macho) y 46-53 cm (Hembra).

Peso: 23-27 kg (Macho) y 18-23 kg (Hembra).

Cuerpo: Medido desde el esternón hasta la parte posterior del muslo y desde la cruz al suelo, es ligeramente más largo que alto. En conjunto es un perro armonioso, bien proporcionado y de constitución sólida y robusta, pero sin parecer tosco.

Cabeza: De corte limpio, fuerte y delgada, el tamaño global de la cabeza está bien proporcionado en relación con el cuerpo.

Cráneo: Es igual de ancho que de largo y en la parte superior se presenta aplanado o ligeramente convexo. Muestra una protuberancia occipital leve,

Hocico: Tiene la misma longitud o es un poco más corto que el cráneo; se adelgaza poco desde su base hacia la nariz y es redondeado en la punta.

Trufa: Los ejemplares con manto de color azul mirlo y negro tienen la trufa (y los labios) negros. Los de manto de color rojo mirlo y rojo tienen la nariz de color hígado (pardo), y también los labios; a veces, en estos colores mirlo aparecen pequeñas manchas rosa.

aspecto físico pastor australiano

perros amazonOjos: De forma almendrada, ni protuberantes ni hundidos, son de color pardo, azules, ámbar o cualquier variación o combinación de estos colores, incluyendo moteados y marmoleados. Los perros con manto azul mirlo y negro poseen pigmentación negra en los párpados, mientras que en los de color rojo y rojo mirlo ésta es de color hígado (pardo). La expresión es atenta e inteligente, alerta, entusiasta, con la mirada inquisitiva, pero amistosa.

Orejas: Son triangulares, de tamaño y grueso moderados, y se insertan altas en la cabeza. Cuando el perro está en alerta las dobla hacia delante y hacia arriba o hacia los lados.

Depresión naso-frontal (stop): Es moderada y bien definida.

Mandíbulas: Los maxilares son fuertes, con dientes muy blancos y una completa y perfecta mordida en tijera o bien en pinza

Cuello: Es fuerte, de largo moderado, ligeramente arqueado en la cresta y bien emplazado entre los hombros.

Pecho: No es ancho, pero sí profundo, de manera que el punto más bajo alcanza el codo. Las costillas son arqueadas y largas.

pastor australiano cachorro
Cachorros de pastor australiano

Espalda: Es recta y nivelada, de lomos finos y grupa algo descendente.

Miembros anteriores: Rectos y vistos de frente, son totalmente paralelos y perpendiculares al suelo. Hombros: Los omoplatos son largos, planos, muy cercanos uno del otro al nivel de la cruz, y bien posicionados hacia atrás. Antebrazos y brazos: Rectos y fuertes, como también lo son los huesos que los sustentan, tienen forma más bien ovalada que redondeada. Los brazos miden aproximadamente lo mismo que el omoplato y forman un ángulo casi recto con el hombro.

Miembros posteriores: La angulación de la pelvis con el muslo corresponde a la angulación del omoplato con el brazo, y forman aproximadamente un ángulo recto. Piernas: Son fuertes y proporcionadas, con rodillas bien definidas. Corvejones: Cortos y perpendiculares al suelo, son paralelos entre sí vistos desde atrás. El perro nace con espolones, que se suelen extirpar.

Pies: Ovalados y compactos, tienen los dedos muy unidos entre si y bien arqueados. Las almohadillas son gruesas y resistentes.

Cola: Larga o corta por naturaleza, siempre es recta. Cuando se amputa (en los países en que se permite) o cuando es corta, no suele exceder los 10 cm.

Piel: Está bien ajustada, sin formar pliegues.

Pelo: Es de textura media, va del liso al ondulado y tiene un largo mediano. Presenta una melena y un collar moderados, más pronunciados en los machos que en las hembras, y en la parte posterior de las patas anteriores y posteriores se forman unos «pantalones» cubiertos de plumas.

pastor ovejero australiano colores

Color: Azul mirlo, negro, rojo o rojo mirlo, todos con posibles marcas blancas y/o fuego (color cobre). El collar suele ser blanco. Los ejemplares color mirlo se vuelven característicamente más oscuros al avanzar la edad. Todos estos colores pueden verse acompañados de manchas variadas en tamaño y ubicación, de color blanco o fuego en la cara, el pecho y las patas.

Movimiento: Posee un movimiento suave, libre y fácil. Exhibe gran agilidad, con una zancada bien equilibrada que cubre bastante terreno. Tanto los miembros anteriores como los posteriores se mueven rectos y paralelos a una línea central del cuerpo, y a medida que aumenta la velocidad convergen hacia el centro de gravedad del perro, mientras que la espalda permanece firme y nivelada. Puede cambiar de dirección o alterar el movimiento instantáneamente.

Carácter del pastor australiano

El pastor australiano es un perro con un carácter tremendamente versátil. Es muy inteligente y con un instinto de pastoreo fortísimo. Es, asimismo, un extraordinario animal de compañía y mascota, leal y devoto de la familia.

cómo es el carácter pastor australiano

Le encanta formar parte de la actividad diaria de los suyos, a los que acompaña en todo momento. Como perro de pastoreo desarrolla su trabajo con diligencia, asumiendo variadas responsabilidades, desde reunir y conducir el ganado, hasta encontrar animales extraviados del rebaño. De hecho, se trata de un animal muy fácil de entrenar debido a su infinito deseo de agradar.

Pero, volviendo a su utilidad, ésta no se circunscribe al pastoreo y las labores de granja. El pastor australiano ha demostrado su enorme valía social cumpliendo a la perfección como perro lazarillo y auxiliar de personas discapacitadas y sordas, como detector de narcóticos y explosivos, y como perro de busca y rescate de personas enterradas bajo los escombros en situaciones de catástrofe.

Energía: nivel muy alto. Es un perro de pastor muy activo que necesita ejercicio regular y muy variado, pues soporta mal la rutina.

Temperamento: Alerta, inteligente, delicado, fuerte, activo y dotado de un gran instinto.

cómo es el temperamento pastor australiano

Adaptabilidad: baja. Muy poco adecuado para adaptarse a un entorno urbano.

Sociabilidad: muy alta. Es un buen perro de compañía que necesita el contacto constante con su amo, al que adora. Aunque es de naturaleza bondadosa y poco pendenciero, se muestra reservado con los extraños.

Salud: buena. Suele padecer pocas enfermedades hereditarias, pero es preciso controlar las variedades mirlo por posibles problemas de vista y de oído.

Longevidad: alta. Puede vivir entre 12 y 15 años de media, aunque hay muchos ejemplares de más edad en buen estado de salud.

Utilidad: muy versátil. Es un animal útil en numerosas actividades; perro de pastor, perro lazarillo, perro de terapia, rescate en catástrofes, obediencia con música o agility.

Utilización: Pastoreo

Otros nombres: Australian Shepherd / Berger australien / Australischer Scháferhund

pastor australiano comportamiento

perros amazonEl aussie, sobrenombre con el que la raza es conocida en todo el mundo, es un perro muy activo que necesita una gran cantidad de ejercicio diario como medio fundamental para prevenir el desarrollo de hábitos destructivos a causa de la frustración y el aburrimiento.

La combinación de esta energía con su gran inteligencia hacen que sea necesario proporcionarle un trabajo que desempeñar, pues no basta con dejarle en libertad para correr. Si el animal no se dedica a su función tradicional porque vive en un medio distinto, dichas tareas pueden ser tan variadas, sencillas y cotidianas como “pastorear” a los niños de la casa, vigilar la misma o competir en cualquier deporte canino, donde destaca con excelencia.

En muchos países, el pastor ganadero australiano o pastor de Australia, ocupa junto con el border collie, los primeros puestos en los rankings de agility, obediencia o danza con perros, entre otros.

Historia y origen

Como sucede con muchos perros de pastor, esta raza se ha ido conformando a lo largo de la historia al mismo tiempo que se perfeccionaba su uso primordial, el de pastor de grandes rebaños.

pastor australiano origen

Así, a pesar de que hoy en día es apreciado por su temperamento y su belleza, el desarrollo del pastor australiano se debe exclusivamente a la voluntad de búsqueda por parte de los pastores de un excelente perro de trabajo.

Desde el punto de vista físico, ha heredado las cualidades de sus ancestros, los perros de pastor pirenaicos que acompañaron a Australia a los pastores vascos para la conducción de grandes rebaños de ovejas merinas españolas, y los collies que vivían en la entonces colonia inglesa sirviendo a los hábiles pastores de origen galés.

La versatilidad y el excelente temperamento del pastor australiano, unidos a su capacidad de aprendizaje y a su exotismo, hicieron el resto para proporcionarle un rincón privilegiado entre los aficionados a los perros en Estados Unidos, país donde destacó en el pastoreo de ganado bovino y como perro de rodeo, y en el mundo entero.

En muy pocos años ha pasado de ser una raza exótica y casi desconocida a gozar de unas cotas de popularidad comparables a las de otros perros tradicionalmente mucho más conocidos. Su popularidad se incrementó en la segunda mitad del siglo XX, cuando se convirtió en el protagonista habitual de los populares rodeos y su presencia se hizo cada vez mayor en el cine y la televisión.

Gran parte de su éxito se debe al uso que del pastor australiano se ha hecho en el cine y la televisión; en efecto, esta raza ha sido protagonista de muchas campañas publicitarias y se ha ganado un lugar como “perro de películas” gracias a esa mezcla de belleza e inteligencia que lo caracteriza

Educación y adiestramiento del pastor australiano

Cualquier actividad en la que haya que combinar fuerza con velocidad, memoria e inteligencia es absolutamente adecuada para el pastor australiano. En cambio, éste no resulta el mejor de los contendientes en las actividades en que hay que mostrar ferocidad o un instinto de defensa y combatividad demasiado directos.

cómo educar pastor australianoEn definitiva, todo propietario de un pastor australiano debe ser consciente e alto nivel de energía de su perro y de las necesidades de canalizarlo a través del entrenamiento adecuado. De esta manera, será posible convertir un simple perro en una auténtica joya.

Aunque el aussie es un perro fácil, puede que no sea un animal apto para cualquier persona; en efecto, demanda mucho tiempo y atención por parte de sus propietarios, con los que necesita estar en contacto permanente; los sigue de un sitio a otro o, si no, permanece sentado junto a ellos en casa, en el coche o en cualquier otro lugar donde estén.

Además como buen perro pastor, el australiano es extremadamente territorial y se muestra muy posesivo con su entorno. Este exceso de celo por su territorio y su familia puede convertirse en un problema si no se le proporciona el adecuado adiestramiento. En definitiva, no es el perro más adecuado para vivir en la ciudad.

educación pastor australiano

Pero estas circunstancias se pueden cambiar si el propietario del pastor australiano tiene tanta energía o más que su perro y le devuelve con dedicación la devoción que éste le brinda Tampoco se lo considera el perro ideal para aquellas familias que llevan una vida demasiado ocupada y necesitan, por tanto, dejar a su perro a solas durante muchas horas.

Una dedicación entregada no consigue compensarlo de las eternas esperas, ya que la raza precisa de su referente vital, su familia y su dueño o guía, a los que no se conforma con ver solamente un rato al día. Y un pastor australiano solitario se puede convertir en un perro melancólico, ruidoso o destructivo, lo que degeneraría por completo la imagen de la raza.

Este animal es muy receptivo a la hora de recibir un entrenamiento, de hecho, con el pastor australiano se han conseguido grandes avances en el tratamiento de enfermedades como el autismo o el alzhéimer, entre muchas otras.

pastor australiano criadero

En realidad, el pastor australiano que se dedica a la terapia lo único que hace es proporcionar compañía a aquellas personas que lo necesitan, se acerca a ellos, se deja acariciar, pasear, llamar.

De tal forma que se convierte en el vínculo de estas personas con el mundo, en el destinatario de los afectos de quienes se encuentran solos o en la motivación para seguir adelante, la ilusión por hacer algo nuevo de aquellos que no pueden disponer enteramente de su libertad.

La terapia asistida con animales se emplea cada vez más en todo el mundo, pues solo se reportan beneficios, y el pastor australiano va ganando cada día más enteros como un excelente terapeuta

Alimentación del pastor australiano

qué come pastor australiano

El pastor australiano necesita una alimentación rica en proteínas no solo por la naturaleza de su manto, sino también por la actividad física que desarrolla. Su alto grado de energía hace que los largos paseos por el campo, las carreras y el ejercicio físico se conviertan en actividades rutinarias.

Salud del pastor australiano

Al darse en la raza el gen del color mirlo, hay que tener en cuenta la posible aparición de problemas de vista y de oído asociados al mismo, por lo cual es necesario extremar los controles veterinarios, especialmente si se tiene intención de cruzar individuos de ese color o portadores de dicho gen.

enfermedades pastor australiano

Asimismo, habida cuenta de que esta raza entronca con los collies, propensos a ciertas intolerancias, es preciso que el veterinario realice las pruebas pertinentes antes de proceder a los preceptivos tratamientos antiparasitarios.

Para garantizar una vida larga y en plena forma a este extraordinario y polivalente animal, las visitas rutinarias al veterinario deben incluir, además del consabido programa de vacunaciones, un mantenimiento de la higiene bucal, corte de uñas y cuidado de los ojos, especialmente en los perros con uno o ambos ojos azules, ya que los ojos garzos, dispares o de color azul pueden ser fotosensibles, por lo cual es preciso estar pendiente de la reacción del pastor australiano a la exposición a la luz y tratarlo con un producto adecuado si se aprecia algún signo de irritación o molestias.

El pastor australiano es una raza sana y longeva, con una expectativa de vida de entre 12 y 15 años, como media, aunque se dan muchos casos de perros que superan esta última cifra. Así, el propietario de un ejemplar de esta bonita raza tiene tiempo de sobras para disfrutar de este perro de manto espectacular, carácter dulce y amistoso, y fidelidad a toda prueba.

Cuidados del pastor australiano

El pelaje del pastor australiano es muy característico. Se trata de un manto doble, con un pelo de superficie de longitud moderada y con una textura fuerte y resistente a las inclemencias atmosféricas.

pastor australiano cepillado

Dicha resistencia se completa con la presencia de un denso y suave subpelo que funciona como impermeable y aislante, y que varía de cantidad en función de la época del año. Sin embargo, los cuidados esenciales del manto son mínimos, y suele bastar con un cepillado regular para mantenerlo en condiciones óptimas.

Como sucede con otras razas de manto doble, es necesario trabajar ambos por separado. El subpelo debe abrirse para una conveniente aireación de la piel y, de paso, facilitar la evacuación del pelo muerto, y tiene que cepillarse utilizando un rastrillo o king coat para evitar que se apelmace.

Hay que recordar que el subpelo es el manto que más muda, por lo que si se trabaja adecuada y regularmente el animal perderá menos pelo y se evitará que se formen los incómodos y molestos nudos. En cuanto al manto de cobertura, se trabaja con un cepillo de púas metálicas largas y con un peine, actuando siempre en el sentido del nacimiento del pelo para evitar que se rompa.

perros amazonEn cuanto a las necesidades higiénicas del pastor australiano, basta con un baño ocasional cada mes y medio o dos meses. Para ello debe utilizarse un champú específico, con una buena base hidratante que mantenga el pelo sano y flexible.

Si se baña con asiduidad no es necesario proceder a un enjabonado profundo en cada ocasión, basta con trabajar con la mano el pelo de cobertura en el sentido de su nacimiento y, de esta manera, se minimiza la pérdida de los aceites esenciales que protegen la piel y dan vida a la raíz del pelo.

Además, esta raza apenas necesita peluquería. Si el perro se destina a exposición se le puede dar forma con unas tijeras de entresacar, acentuando sus angulaciones o eliminando los pelos que sobresalgan del conjunto general. Tan solo es necesario vigilar el pelo que crece en los pies y entre los dedos, y mantener éstos limpios y bien redondeados.

Sí que es importante, no obstante, prestar atención al pelo que crece en la parte interna de las orejas. Al ser un perro de trabajo, el pastor australiano tiende a acumular suciedad en esta zona e incluso a retener pequeños cuerpos extraños, lo que puede dar lugar a molestas infecciones y otitis.

Los ejemplares de esta raza se presentan tradicionalmente sin cola y se da un gran porcentaje de nacimientos de cachorros anuros. A los animales nacidos con cola se les solía amputar entre la primera y la segunda vértebra, aunque dicha práctica está hoy en día prohibida por las leyes de protección animal de muchos países.

¿Quieres saber más sobre perros?

Desde CurioSfera.com esperamos que este post titulado El pastor australiano te haya gustado. Si quieres ver otros artículos parecidos, te recomendamos que visites nuestra categoría razas de perros o la de todo lo relativo a perros. Del mismo modo, puedes escribir tus preguntas en el buscador de respuestas de nuestra web que encontrarás a continuación. Y recuerda, si te ha gustado, compártelo con tus amistades y familiares en las redes sociales, o déjanos un comentario. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here