Husky siberiano

Entre las características del husky siberiano destacan su aspecto fuerte y musculoso. Como el resto de perros nórdicos, su carácter no es el habitual de un animal de compañía, pero esto no significa que no sea un compañero ideal para muchas familias. En CurioSfera.com te explicamos TODO sobre la raza de perro husky siberiano: temperamento, aspecto, salud, enfermedades, alimentación, cuidados e historia. Además de consejos para la compra o adopción de un cachorro, su educación y adiestramiento. ¿Comenzamos?

También te puede interesar conocer las características del alaskan malamute

Índice de contenidos

Carácter del husky siberiano

qué carácter tiene el Husky siberianoLa raza de perro husky siberiano se caracteriza por su temperamento amable y simpático, Nunca se muestra desconfiado ni agresivo con los extraños ni con otros perros, pero se mantiene siempre alerta.

Los ejemplares adultos tienen una actitud digna y son muy reservados. En el carácter de este animal destaca su inteligencia y su docilidad, además de sus ganas de agradar. Esto hacen de él un buen compañero, trabajador y voluntarioso, al igual que su “hermano” el samoyedo.

En realidad este perro es muy dócil, aunque enérgico, especialmente cuando es joven, y presenta muchos de los rasgos que caracterizan el temperamento de las razas nórdicas. Así, a veces puede parecer desdeñoso y demasiado independiente, pero sin llegar a ser huraño, especialmente con las personas con las que comparte su vida.

comportamiento del Husky siberiano

Bien educado y sociabilizado, el husky siberiano es un perro alegre, muy divertido y cariñoso que se integra a la perfección en la vida familiar. Es especialmente buena su relación con los niños, con quienes comparte juegos, paseos y aventuras, y con los que se comporta siempre con dulzura y sin brusquedades.

En cambio, no es un buen perro de guarda, ya que se muestra amistoso con todo el mundo, aunque no llegue a empatizar con los extraños y en ocasiones reaccione ante ellos con indiferencia o con un cierto aire de distancia.

Y no resulta un perro muy ruidoso, aunque puede aullar en determinadas situaciones, algo que se debe tratar de impedir con paciencia y refuerzos positivos a fin de evitar posibles problemas con los vecinos.

por qué aulla Husky siberiano

En principio, la relación y la convivencia con otros perros no tiene por qué plantear ningún problema, ya que en general se lleva muy bien con otros canes y con mascotas de diferentes especies, especialmente si se lo acostumbra desde que es un cachorro.

La ciudad no es su entorno favorito, pero se adapta bastante bien a cualquier tipo de vida, siempre que se le garantice la posibilidad de hacer ejercicio en la medida de sus exigencias. Como es lógico, disfruta más viviendo en el campo o en una casa donde disponga de un espacio suficiente que pueda considerar como su propio territorio.

Y es que tradicionalmente los huskies vivían a la intemperie, en pequeñas casetas de madera algo elevadas del suelo y sujetos a la puerta de las mismas con una cuerda o una cadena larga, pues ésa era la mejor manera de mantener controlados y descansando a unos animales que habían de entregar lo mejor de sí mismos en las carreras o, simplemente, tirando del trineo para trabajar.

comportamiento Husky siberiano y niños

Actualmente este tipo de vida resulta obsoleto y solo algunos mushers lo siguen manteniendo, pero en realidad el husky puede vivir sin problemas en el exterior o bien adaptarse a la vida moderna dentro de una casa.

Lo que no lleva nada bien el husky es permanecer muchas horas solo a lo largo del día, pues aunque es cierto que se trata de un perro bastante independiente, es ante todo un animal gregario, acostumbrado a vivir y a trabajar dentro de un grupo, casi siempre numeroso, que sustituye a sus congéneres por la familia con la que convive y a la que entrega su cariño incondicional.

Si pasa solo periodos muy prolongados corre el peligro de terminar mentalmente desequilibrado, hasta el punto de resultar destructivo y mostrar serios problemas de comportamiento.

qué temperamento tiene el Husky siberiano

Otro de los motivos por los que esta raza prefiere vivir en un entorno no urbano es por su necesidad de hacer ejercicio de forma habitual.

Como en la actualidad hay muchos ejemplares de la raza viviendo en ciudades o en zonas absolutamente ajenas a las condiciones naturales de la zona de la que son originarios, resulta prácticamente imposible destinarlos a su función original, es decir, a practicar carreras de trineos, aunque por fortuna existen otras modalidades adaptadas para correr en tierra.

No obstante, aun así suele ser necesario tener más de un ejemplar y disponer del lugar adecuado para poder practicar este tipo de deportes.

Sin embargo, los propietarios que no deseen hacer participar a su mascota en carreras tienen otras muchas opciones, como convertirlo en su compañero ideal para salir a correr (con el consiguiente beneficio físico tanto para el perro como para su amo).

Apuntarlo a disciplinas como agility, flyball, frisbee e incluso obediencia, en las que obtiene un gran rendimiento gracias a su capacidad deportiva, o hacerlo participar en labores de utilidad social o de colaboración con unidades de rescate en zonas de nieve o de hielos perennes, pues su manto espeso y doble lo protege muy bien.

  • Energía: Es un animal que necesita hacer mucho ejercicio todos los días.
  • Temperamento: Se trata de un perro inteligente, dócil e independiente. De carácter afectuoso y amigable.
  • Sociabilidad: media/Alta. Es afectuoso con su familia, pero algo distante con los desconocidos. No suele presentar problemas con otros perros ni con otras mascotas.husky siberiano relación gatos
  • Adaptabilidad: media/Alta. Acostumbrado a vivir a la intemperie, prefiere la vida en el campo, al aire libre, pero puede adaptarse a la ciudad si se le permite hacer mucho ejercicio.
  • Salud: Algunos ejemplares pueden padecer displasia de cadera, afecciones oculares o dermatitis.
  • Longevidad: a Vive de 12 a 15 años (ver cuántos años vive un perro).
  • Utilidad: versátil. Es un perro de tiro de trineo y de compañía, pero también sirve para rescate, agility, flyball, etc.
  • Utilización: tiro de trineo y compañía.

Características del husky siberiano

características raza de perro husky siberiano

Fuerte, musculoso y muy resistente, están son las características físicas que mejor describen a un husky siberiano. Su cuerpo es de tamaño entre mediano y grande y muy armonioso en sus proporciones. Su estampa es la de un can grácil y refinado, con una constitución compacta robusta y vigorosa, pero sin resultar pesada.

La cabeza es de tamaño mediano y proporcionada con el cuerpo. El cráneo es redondeado en la parte superior y su anchura disminuye hacia los ojos. El stop está bien definido.

La orejas están Insertadas altas y muy cerca una de la otra, son medianas, triangulares y gruesas. Presentan las puntas ligeramente redondeadas y están bien cubiertas de pelo.

Sus ojos almendrados, moderadamente separados y situados un poco oblicuos, son marrones o azules, y hay perros que tienen un ojo de cada color. Su expresión es vivaz, amable e incluso traviesa.

de qué color son los ojos del husky siberiano
Es habitual que el husky siberiano tenga un ojo de cada color.

Cuenta con unos pies de tamaño medio y ovalados. Las almohadillas son duras y acolchadas, y tienen abundante pelo entre los dedos. Los pies no se desvían ni hacia fuera ni hacia dentro.

La cola es larga y ancha, y está cubierta de abundante y hermoso pelo. Se inserta justo por debajo de la línea de la espalda y cuando el perro se halla en reposo la lleva colgando.

Respecto a su pelaje, es de doble manto, el subpelo es tupido y suave, y en la capa externa el pelaje es liso, recto y de longitud moderada, Abarca una amplia gama cromática, del negro al blanco.

Veamos ahora con más detalle cómo es la raza de perro husky siberiano y el estándar de la raza:

Estándar de la raza

clasificación husky siberiano

  • Apariencia general: es grande, de cuerpo compacto, proporcionado, musculoso y fuerte. Su porte es ligero pero poderoso.
  • Tamaño y talla: grande
  • Altura de la cruz: entre 54 y 60 cm los machos y entre 51 y 56 cm las hembras.
  • Peso: entre 21 y 28 kg los machos y entre 16 y 23 kg las hembras.
  • Origen: Estados Unidos.
  • Otros nombres: Siberian Husky / Husky de Siberia.
  • Cuerpo: es compacto, fuerte, ligeramente más largo que alto.
  • Cabeza: es de tamaño mediano y está bien proporcionada respecto a las dimensiones del cuerpo.velocidad husky
  • Cráneo: es ligeramente redondeado en su parte superior y se va haciendo más estrecho hasta la zona de los ojos.
  • Hocico: el hocico es de anchura y longitud moderadas, y se va haciendo más estrecho hacia la trufa. La punta no es ni cuadrada ni puntiaguda. La caña nasal es recta desde el stop hasta la punta.
  • Trufa: es de color negro en los perros grises, en los leonados o en los negros, de color hígado en los perros cobrizos y a veces de color carne en los perros que son totalmente blancos. En determinados periodos del año el pigmento de la nariz puede hacerse más claro, lo que se conoce como “nariz de nieve” o “nariz de invierno”.
  • Ojos: son almendrados, un poco oblicuos y están moderadamente separados. Pueden ser marrones o azules. Algunos ejemplares tienen un color diferente en cada ojo e incluso los hay multicolores.
  • Orejas: están implantadas altas y situadas muy cerca una de la otra. Son gruesas, tienen un tamaño mediano y forma triangular. Están bien pobladas de pelo, se presentan ligeramente arqueadas en la parte posterior y bastante erguidas, con las puntas redondeadas y apuntando hacia arriba.cuánto mide husky siberiano
  • Depresión naso-frontal (stop): está bien definida.
  • Mandíbulas: presentan una mordida en tijera.
  • Cuello: Es de longitud media y está arqueado. El perro lo lleva orgullosamente erguido cuando está parado, pero durante el movimiento al trote lo extiende, llevando la cabeza ligeramente hacia delante
  • Pecho: es profundo y fuerte, sin ser demasiado ancho. Tiene las costillas arqueadas, pero más planas en los costados, dotando al perro de una mayor libertad de movimientos
  • Espalda: es recta y fuerte, de longitud media y con la línea superior nivelada desde la cruz hasta la grupa.características morfológicas husky siberiano
  • Miembros anteriores: Cuando el perro está parado y visto de frente, los miembros se observan moderadamente separados, paralelos y rectos. Los huesos son sólidos, pero sin resultar excesivamente pesados. Sus hombros y los omoplatos están muy inclinados hacia atrás, bien desarrollados y con una musculatura fuerte. Los antebrazos son ligeramente más largos que los brazos. El brazo es ligeramente oblicuo hacia atrás, desde la punta del hombro hasta el codo.
  • Miembros posteriores: vistos desde atrás, los miembros posteriores están moderadamente separados y son paralelos. Las piernas tienen muslos musculosos y fuertes. Rodillas: Están bien anguladas. Sus corvejones están bien definidos y se presentan bajos.anatomía husky siberiano
  • Pies: compactos y de forma ovalada, son de tamaño medio. Las almohadillas plantares son gruesas y duras, y están bien cubiertas de pelo entre los dedos. Los pies no muestran desviaciones hacia fuera ni hacia dentro.
  • Cola: está bien poblada de pelo largo, con una forma característica que recuerda la cola del zorro. Se inserta justo por debajo de la línea superior, y cuando el perro está atento la lleva curvada sobre la espalda en forma de hoz, sin enroscarla a los lados del cuerpo, ni tampoco descansando sobre la espalda. En cambio, cuando el can se halla en reposo la lleva colgando.
  • Color: presenta todos los colores, del negro al blanco puro. Son comunes las marcas en la cabeza, con llamativos patrones ausentes en otras razas.husky siberiano gris
  • Pelo: el pelo es de doble capa y de longitud media. La lanilla interna es suave, densa y lo suficientemente larga para sostener la capa externa. El pelo de la capa externa es de textura lisa, sin ser duro, y se mantiene suavemente asentado en el cuerpo.
  • Movimiento: el animal tiene un movimiento suave, rápido y ligero. El trote es moderadamente rápido, con un buen alcance de los miembros anteriores y buen impulso de los posteriores. Cada extremidad posterior se apoya en la pisada de la anterior correspondiente del mismo lado. Mientras el perro está en movimiento, la línea superior del cuerpo permanece nivelada.
  • Clasificación FCI: FCI n.° 270 Grupo FCI n.° – Spitz y perros de tipo primitivo. Sección 1 – Perros nórdicos de trineo.

Cachorros de husky siberiano

cachorros husky siberiano compra

Si estás buscando información sobre el husky siberiano, es posible que sea porque estás pensando en adoptar o comprar un cachorro de esta raza. Pero antes de tomar una decisión y dar el gran paso, existen una serie de aspectos que debes conocer para saber si es la raza adecuada para ti.

Debes saber que los cachorros de husky siberiano necesitan un adiestramiento firme y riguroso para convertirse en grandes animales de trabajo. También precisan ser sometidos a una intensa sociabilización.

La parte fundamental en su adiestramiento es una intensa, profunda y bien planificada sociabilización que debe empezar antes incluso de que el cachorro llegue a su hogar definitivo, ya que las primeras semanas de vida son cruciales en el desarrollo del carácter de un perro.

perros amazonDe hecho, entre la tercera y la séptima semana de vida el cerebro del cachorro actúa como una esponja que absorbe todo cuanto sucede a su alrededor, estructurando las pautas de conducta que regirán su comportamiento a lo largo de toda su vida futura.

Por ello, durante esta etapa de sociabilización es importante someter al animal al mayor número posible de situaciones, llevándolo a lugares donde pueda ver gente, oír diferentes ruidos, conocer los coches, etc.

Por otro lado son mascotas que necesitan una alta dosis de ejercicio diario. Por tanto, si eres un tipo de persona sedentaria o no tienes la posibilidad de llevarlo a espacios abiertos donde pueda correr, saltar y jugar, tal vez no es la elección más acertada.

Historia y origen

historia de la raza huskyOriginario de las nieves y las grandes regiones heladas de Siberia y del norte de Canadá y Alaska, el husky siberiano se vio catapultado a finales del siglo XX hasta los puestos más altos en el ranking de popularidad en el ámbito internacional, pues su exótica belleza hizo que todo el mundo quisiera tener un ejemplar de la raza.

Así, el husky pasó a convertirse en una mascota en muchos hogares de todo el mundo, con independencia de la latitud en la que estuvieran.

Los chucotos, o Chukchis, son una tribu de la península de Chuchki, en el extremo nororiental de Siberia, justo frente al estrecho de Bering. Viven del pastoreo, de la caza y de la pesca, y, desde tiempos inmemoriales, se hacen acompañar de un perro, el husky siberiano, para que les ayude en diversas tareas cotidianas, como tirar de trineos rápidos persiguiendo a las piezas de caza, guardar las propiedades o bien pastorear los rebaños de renos.

Duro, ligero, polivalente y resistente, el husky es un trabajador incansable y veloz, y convive perfectamente en manadas numerosas, por lo que constituye el perro ideal para vivir en unas condiciones de vida tan extremas como las que se dan en Siberia.

Precisamente debido a las bajísimas temperaturas que se alcanzan en el largo invierno en esa zona, las mujeres chuchkis se hicieron expertas en la confección de prendas de abrigo a partir de pieles, y consiguieron hacer una ropa muy eficaz contra el frío, por lo que enseguida se empezó a comercializar, sobre todo en la época de caza, cuando la demanda era mucho más alta.

cuál es el origen del husky siberiano

Pero tan importante como la calidad de las pieles utilizadas para la confección de las prendas era la necesidad de llegar antes que nadie al mercado a venderlas, y esto hizo que los tramperos y comerciantes de pieles de la vecina Alaska muy pronto se fijaran en estos perros, ya que resultaban muy veloces en el tiro de los trineos cargados de mercancías, y se los llevaran a su territorio, seleccionando a los ejemplares más rápidos y que mejor se adaptaban al trabajo en grupo. Curiosamente, al final esta carrera de tintes comerciales se convirtió en uno de los deportes caninos más espectaculares del mundo: las carreras de trineos.

La llegada del husky siberiano a Estados Unidos se produjo, por tanto, a principios del siglo XX y de una manera muy natural, casi sin hacer ruido. William Goosak, un comerciante de pieles que trabajaba con tramperos de ambos lados del estrecho de Bering, en uno de sus viajes al territorio ruso se trajo unos cuantos ejemplares de la raza y en 1909 los inscribió en la carrera de trineos conocida como All Alaska Sweepstakes, una competición de gran renombre en la que se hacían fuertes apuestas, que reunía a tramperos de toda la región y contaba con un premio en metálico de 10.000 dólares para el ganador.

La primera impresión que se llevaron los participantes en la carrera de estos perros de color entre gris y rojizo, y mucho más pequeños que los ya conocidos alaskan malamute no fue muy favorable y los rebautizaron con el peyorativo nombre de “ratas siberianas”.

de dónde procede el husky siberiano

Sin embargo, Goosak logró persuadir, empleando todos sus argumentos, a un marino danés llamado Louis Thurstrop para que aceptase participar en la carrera como musher (guía) de su equipo de huskies, y éstos tuvieron una actuación fabulosa, pues, aunque no consiguieron ganar, terminaron en un muy honorable tercer lugar.

A partir de ese momento, los aficionados a las carreras de trineos tirados por perros ya no esbozaban una sonrisa maliciosa cuando miraban a aquellos canes de apariencia débil, pero rápidos y resistentes como ningún otro, sino que sentían verdadera curiosidad.

De hecho, algunas crónicas de la época cuentan que los perros guiados por Thurstrop marchaban destacados en cabeza y tenían todas las opciones para ganar, pero parece ser que alguien sobornó al guía danés para que no llegara el primero, pues las apuestas estaban en contra de Goosak casi cien a uno, y si sus perros ganaban le iban a tener que pagar una verdadera fortuna, dejando al banco local en la más absoluta ruina.

Gracias a aquella carrera, muchos otros tramperos también pusieron sus ojos en los huskies y, ese mismo año, el escocés Charles “Fox” Maulé Ramsay fue hasta Siberia para adquirir 60 ejemplares en la ciudad de Markovo. Con aquellos perros llegó a formar tres equipos diferentes, a los que inscribió en la carrera del año 1910.

El que estaba a su nombre, guiado por el sueco John “Iron Man” Johnson, no sólo ganó la carrera, sino que años más tarde, en 1917, establecería el tiempo récord absoluto de la competición. Los otros dos equipos de Ramsay llegaron en segundo y en cuarto lugar, respectivamente, dejando bien claro que la raza de husky siberiano iba a ser en adelante la favorita de los tramperos y, especialmente, la más utilizada en las cada vez más populares carreras de trineos.

En 1913, Roald Amundsen empezó a planificar su viaje al Polo Norte y Jafet Lindeberg, otro noruego propietario de la compañía minera más importante de la ciudad de Nome, se ofreció a comprar y preparar los perros para la expedición, unos huskies.

El viaje debió suspenderse debido al inicio de la Primera Guerra Mundial, pero aun así Lindeberg buscó los ejemplares por toda la región y los puso en manos de Leonhard Seppala para que los entrenase; éste los inscribió en la carrera All Alaska, y ganó las tres últimas ediciones de manera consecutiva, hasta que dejó de celebrarse a raíz de la entrada de Estados Unidos en la contienda internacional, en 1917.

En 1925 Nome y toda su área de influencia se vieron azotadas por una epidemia de difteria de consecuencias desastrosas y se llegó a un punto en el que la única posibilidad de obtener vacunas y medicamentos era acudir hasta Nulato, una población situada a más de 500 km, algo que sólo podía hacerse, si se lograba conseguirlo, con un trineo tirado por perros.

raza perro de tiro husky

Seppala organizó varios equipos para hacer por relevos el recorrido de ida y vuelta, de más de 1.000 km, y de esa forma poder avanzar sin detenerse y ganar un tiempo precioso. Él mismo, con sus 20 huskies comandados por Togo, hizo la parte más dura de la travesía, y el último relevo lo cubrió Gunnar Kaasen con su tiro liderado por Balto, un perro mítico cuya hazaña fue premiada con una estatua que adorna el famoso Central Park de Nueva York. La figura de Balto, de hecho, inspiró muchos relatos e incluso películas tiempo después.

Gracias a esta hazaña de 1925, Seppala recibió invitaciones para llevar a sus perros a lo largo y ancho de Estados Unidos, incluyendo un acto multitudinario en el Madison Square Garden donde Amundsen impuso una condecoración a Togo, el perro líder de Seppala, quien recibió también propuestas para participar en una carrera fuera de Alaska.

Así lo hizo, en 1927, en Nueva Inglaterra, donde un musher local, Arthur Walden, antiguo buscador de oro en Alaska, se había hecho famoso ganando todas las carreras con su tiro de perros grandes y fuertes, cruce de distintas razas de perros de trineo. Para sorpresa de todos, Seppala ganó aquella carrera con comodidad: le sacó cerca de 10 minutos de ventaja al trineo de Walden y así comenzó a demostrar la enorme superioridad de los huskies en aquella modalidad deportiva.

husky siberiano color gris

El interés de los mushers de todo el país era creciente y la demanda de perros era tal que Seppala decidió asociarse con Elizabeth Ricker para establecer un criadero de huskies siberianos en Maíne a finales de 1927.

Cada año, Seppala viajaba desde Alaska para la temporada de carreras de Nueva Inglaterra, y de ese modo engrandeció la fama de sus perros y contribuyó a la prolífica demanda de cachorros de su criadero.

La última participación y victoria de Seppala en una carrera fue en 1932, con una temperatura de 48 grados bajo cero, en los Juegos Olímpicos de invierno de Lake Placid, donde la carrera de trineos con perros se incluyó en el programa como deporte de demostración. Cuando Seppala se retiró para volver definitivamente a Alaska, dejó algunos de sus perros a diferentes mushers, pero la mayor parte se quedaron con Harry Wheeler, quien fundó su propio criadero y lo bautizó con el nombre de Seppala en honor a su maestro. Este centro de cría fue el más importante de la década de 1930.

husky rojo y blanco

Durante la Segunda Guerra Mundial los huskies siberianos fueron los perros elegidos por el ejército americano para integrar las unidades árticas de rescate y gracias a estos servicios la raza nunca perdió popularidad y la demanda de cachorros se mantuvo incluso en los momentos más difíciles, A lo largo de las décadas de 1950 y 1960 este can estuvo muy ligado al mundo del trabajo y su destino natural eran las carreras de trineos.

Desde 1970 el husky siberiano gano relevancia como perro de exposición y se lo empezó a ver como animal de compañía, alejado de sus funciones naturales. A pesar de ello, muchos criadores han mantenido siempre viva la dualidad entre belleza y trabajo, y no se han conformado con criar ejemplares llamativos y exóticos, sino que aún hoy se puede ver a sus mejores perros compitiendo en carreras de trineos en diferentes partes del mundo.

Educación y adiestramiento

cómo educar a un husky siberianoEn cuanto a cómo educar a un husky siberiano, como animal de trabajo y gregario es fácil de adiestrar, pero necesita de un dueño con los conocimientos adecuados sobre comportamiento canino y capaz de trabajar con su perro de manera firme, constante y coherente.

Si percibe que su amo no tiene la capacidad suficiente como para ser líder se siente abandonado y adopta una actitud rebelde e independiente.

Con él funcionan muy bien los métodos de trabajo por refuerzo positivo, es decir, premiarlo cuando lo hace bien, en lugar de castigarlo cuando lo hace mal. Por lo que no debe perderse nunca la paciencia ni utilizar la fuerza o el abuso de autoridad.

Conseguir que el animal haga lo que se le pide por temor al castigo o con amenazas no es la mejor de las opciones, pues entonces mantendrá siempre una cierta desconfianza que se traducirá en una forma de trabajar mecánica y sin ningún entusiasmo.

Alimentación del husky siberiano

cómo alimentar a un husky siberiano

perros amazonEn cuanto a cómo alimentar a un husky siberiano, sus necesidades alimentarias son bastante exigentes, ya que se trata de un animal robusto, fuerte y muy activo, que necesita una cantidad muy elevada de proteínas de alta calidad para poder mantener en condiciones su sistema muscular.

Las grasas saludables deben ser también de procedencia conocida, de buena calidad y estar presentes en la dieta en la cantidad adecuada, para garantizar el buen funcionamiento de los diferentes órganos, además de mantener la salud de su piel y de su pelo.

En los animales que aún siguen tirando del trineo es muy habitual complementar su alimentación con pescado, en diferentes presentaciones, para garantizar de una sola vez un incremento proteico y un aporte de grasas de muy elevada calidad y fácil asimilación.

Salud y enfermedades

enfermedades raza husky siberianoEl husky siberiano es un perro robusto, ágil y resistente, que presenta muy pocas enfermedades que se puedan calificar como típicas de la raza. Las más habituales tienen una relación directa con su tamaño y estructura y son, como sucede en la mayoría de razas de tamaño mediano o grande, la displasia de cadera y de codos, así como algunos problemas oculares específicos, como por ejemplo:

  • cataratas juveniles
  • atrofia de retina (especialmente en los machos)
  • distrofia corneal
  • opacidad del cristalino.

Ocasionalmente se presentan también algunas dermatitis relacionadas con una defectuosa absorción del zinc, pero que tienen muy buen tratamiento. Algunas de estas afecciones tienen su fundamento en el origen han determinado de esta raza y en los consiguientes problemas de adaptación a un medio nuevo que le es totalmente ajeno.

Aparte de estas dolencias, el husky disfruta de una salud de hierro y su longevidad es ligeramente superior a la habitual para otras razas de tamaño parecido, pero siempre que el animal esté bien cuidado, haga el ejercicio necesario para mantenerse en buena forma y reciba una alimentación adecuada.

También es fundamental contar con el consejo y el apoyo de un veterinario de confianza como mejor manera de establecer un programa de salud preventiva, con un calendario de vacunaciones y desparasitaciones y un control periódico de la evolución del crecimiento y el peso del perro y del estado de los ojos, la boca y los oídos (ver como limpiar los oídos de mi perro).

Cuidados específicos de la raza

cómo cuidar husky siberianoperros amazonEn cuanto a cómo cuidar a un husky siberiano, el mantenimiento estético de la raza es muy sencillo, pues sólo necesita un cepillado habitual con un cepillo de cerdas naturales y una carda para mantener su pelo en las mejores condiciones.

Durante la muda, que es bastante abundante, hay que aumentar la frecuencia, pero no necesita de un arreglo estético determinado.

Son, por tanto, muy pocas las atenciones que demanda esta raza y las complicaciones que pueden aparecer en su tenencia; a cambio, llenará plenamente la vida de la familia, pues el husky es un perro sociable, inteligente, muy trabajador y afectuoso.

¿Quieres saber más sobre perros?

Desde CurioSfera.com esperamos que este post titulado El husky siberiano te haya gustado. Si quieres ver otros tipos de perros, te recomendamos que visites nuestra categoría razas de perros. Y si quieres acceder a consejos y respuestas sobre salud, alimentación, comportamiento y mucho más… pásate por la categoría de perros.

Del mismo modo, puedes escribir tus preguntas en el buscador de respuestas de nuestra web que encontrarás a continuación. Y recuerda, si te ha gustado, compártelo con tus amistades y familiares en las redes sociales, o déjanos un comentario. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here