Historia del piano

El piano es considerado por muchos como el mejor de todos los instrumentos musicales creados por el hombre, a la vez que uno de los más complejos de dominar.

Los grandes compositores han creado las mejores piezas musicales para él. Y aún hoy en día, muchas de las grandes estrellas de la música nos deleitan cuando se sientan delante de un piano a tocar sus teclas de color blanco y negro.

Descubre con CurioSfera.com cómo es la historia del piano, quién fue su inventor, cuándo y dónde. También te explicamos cómo ha sido su evolución en el tiempo y los instrumentos que le precedieron.

Quién inventó el piano

El instrumento rey es el piano, posiblemente el más completo de todos, el único capaz de convertirse prácticamente en orquesta por sí solo.

Se considera que el inventor del piano es el italiano Bartolomeo Cristofori, que en 1698 creó el cembalo a martilletes, o clavicordio con macillos. Este mismo personaje construyó en 1710 el primer pianoforte.

El nombre del piano proviene de la palabra pianoforte, que es un término italiano que indica la posibilidad que tiene el instrumento de sonar mucho o poco, dependiendo del vigor con que se teclee.

El primer modelo de piano carecía de pedales, por lo que resultaba difícil graduar la intensidad del sonido una vez el mazo, percutido por la tecla, daba en la cuerda del clavijero.

quién inventó el piano
El inventor del piano Bartolomeo Cristofori

Se trataba de un piano sin patas, que había que poner sobre una mesa. No era de más de cuatro octavas: unas sesenta teclas. Pero sin duda se trataba del primer piano clásico.

De este instrumento se conserva un ejemplar de 1720 (éste ya con patas) en el Museo Metropolitano de Nueva York.

Por lo tanto podemos resumir toda esta información en 3 puntos:

  • ¿Quién inventó el piano? Bartolomeo Cristofori
  • ¿Cuándo se inventó el piano? En el año 1710
  • ¿Dónde se inventó el piano? En Italia

Tal vez también te interese: La Historia de la música.

el primer piano
Modelo de piano del 1720

Origen del piano

Aunque pueda parecer lo contrario, el piano es uno de los instrumentos de cuerda más modernos que existen. El más antiguo es el arpa-lira, que tiene tras de sí más de cuatro mil quinientos años de historia.

Sin embargo, existen algunas referencias históricas de algunos instrumentos musicales que se pueden considerar, con alguna reserva, como antecedentes o predecesores del piano.

No se puede entender la historia del piano sin conocer, aunque sea ligeramente, a los instrumentos en lo que se inspiró su creador. Vamos a verlos brevemente:

El monocordio

Entre ellos se encuentra el monocordio, un instrumento asirio y egipcio que los griegos adoptaron hacia el año 582 a.C. por iniciativa del matemático Pitágoras, y cuyas cuerdas estaban interceptadas por una especie de muesca.

Arquímedes, en el 200 a.C., y otros sabios de su tiempo, se valieron del monocordio para sus experimentos acústicos y sobre los intervalos.

el monocordio

El clavicordio

Pero el instrumento con teclado más antiguo es el clavicordio o clavicémbalo, del que todavía se conserva un ejemplar del siglo XIII. Tenía un sonido débil, extremadamente delicado, cuyo volumen podía modificarse presionando gradualmente la tecla con el dedo.

Tuvo su época de esplendor en el Renacimiento, y gozó de bastante popularidad y favor hasta bien entrado el siglo XVIII. Su forma es muy parecida a la del colín o piano de cola pequeño.

el clavicordio

La espineta

Otro predecesor del piano fue la espineta, del siglo XIV. Un instrumento de mesa que se tocaba sentado como el monocordio. La tecla golpeaba y al mismo tiempo frenaba la cuerda. Su sonido era apagado y débil y gozó de popularidad hasta el siglo XVII.

Existen algunos modelos con doble teclado, uno encima del otro. Muy similar a la disposición de los órganos. La espineta debe su nombre a su inventor, el italiano Giovanni Spinetti, ciudadano de Venecia.

la espineta

El virginal

Un modelo particularmente interesante de este instrumento musical de cuerda fue el “virginal”, de forma rectangular y con una sola cuerda por nota en vez de las dos o tres que tenía el clavicémbalo, y luego tuvo el piano.

Tuvo gran aceptación en Bélgica en el siglo XVI y en Inglaterra a principios del siglo XVII. Su nombre probablemente viene del latín virga, que se puede traducir por varilla, palo o martinete.

instrumento el virginal

Evolución del piano

Aunque el piano es un descubrimiento italiano, empezó a fabricarse en Alemania por Gottfried Silbermann y su discípulo Johannes Zumpe. El compositor Johann Sebastian Bach, que era amigo del primero, tras conocer el nuevo instrumento siendo ya muy anciano, comentó: “Es el futuro de la música”.

Durante casi medio siglo sólo se fabricaron pianos en Alemania. El conocido músico Johann Stein, que fabricaba también órganos, hizo los mejores pianos de su tiempo. Wolfgang Amadeus Mozart primero y Ludwig van Beethoven más tarde, elogiaron las excelentes características del piano de cola.

Una mejora muy notable fue el pedal del piano, introducido en 1783 por John Broadwood, a quien se debe la primera patente de la que se tiene constancia.

Sin embargo fue Johann Andreas Stein quien lo desarrolló de manera efectiva en este instrumento, posibilitando algo tan importante para la ejecución de una pieza como graduar la intensidad del sonido mediante apagadores de fieltro que se accionaban con el pie y se posaban sobre las cuerdas en el clavijero, evitando que quedaran sonando.

evolucion del piano

Si se quería que el sonido fuera brillante, fuerte o alto, los apagadores no actuaban. Si se buscaba un sonido atenuado o débil, se daba al pedal correspondiente con el pie derecho: se podía tocar piano o forte.

Más tarde, en 1822, el francés Sebastian Érard inventó el doble escape del piano, que permitía la repetición de una nota. Este personaje fue quien primero fabricó pianos en Francia en 1777 y creó la forma casi definitiva del instrumento, con su mecanismo de doble escape.

Posteriormente se dio el avance definitivo: cruzar las cuerdas en el clavijero. En 1855,el fabricante Heinrich Engelhard Steinway perfeccionó el instrumento, que desde entonces apenas ha tenido alteraciones, salvo las innovaciones perniciosas, desvirtuadoras de la naturaleza del sonido que supone la electricidad aplicada al piano.

En 1958, la sociedad norteamericana Wurlitzer comercializó, para las escuelas de música, el piano eléctrico, que los músicos de rock se apresuraron a utilizar, ya que pesaba poco, era de tamaño manejable y podían llevar consigo de concierto a concierto.

historia del piano de cola

El cantante Ray Charles grabó uno de los primeros discos: What’ I’d say. Y en 1960 el ingeniero alemán Ernst Zacharias inventó el cimbalet, del cual saldría el instrumento que utiliza Stevie Wonder, el famoso Clavinet.

En 1963 apareció el piano Rhodes Fender, de timbre muy peculiar, hoy sonido estandarizado en la música comercial. También te puede interesar: Historia de la radio.

El auge de la electrónica originó el piano electro-acústico en 1978, cuyos acordes son captados por micrófonos magnéticos, creando un realismo imposible de conseguir mediante ejecución convencional.

Y para colmo de adelantos, los japoneses crearon en 1992 el piano teledirigido, en el que las teclas tocan solas. Hoy, el Yamaha U3A puede interpretar un concierto enviado vía satélite. Claro que previamente hay que afinar y preparar el instrumento para recibir tales impulsos.

Pero estos artilugios más que pianos son máquinas reproductoras de sonidos y ruidos. A veces mejoramos tanto las cosas que, como dice el dicho popular, el marco termina por comerse al cuadro.

¿Quieres saber más?

En CurioSfera.com nos agradaría saber mediante un comentario tuyo si este artículo titulado La historia del piano te ha gustado o te ha sido útil. Te invitamos también a visitar nuestra categoría de historia por si quieres ver otros post similares. Si aún tienes más dudas, puedes preguntar directamente en el buscador que encontrarás a continuación.

COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here