Historia del jabón y su inventor

El jabón, un elemento indispensable con una larga historia. Hoy en día, no hay hogar en el mundo en el que no se encuentre en pastilla, bloques, líquido, pasta o en polvo. Un producto que higieniza y elimina la suciedad de nuestro cuerpo y las manchas de la ropa. Cuando se termina basta con ir a comprar más. Pero no siempre ha sido tan sencillo. En CurioSfera.com te explicamos la historia del jabón y quién es su inventor. ¿Comenzamos?

También te puede interesar la historia del baño

Índice de contenidos

Quién inventó el jabón

La primera receta conocida para elaborar el jabón es de Sumeria (región histórica de Oriente Medio), y data del año 3000 a.C. Dice así: “Se debe mezclar una parte de aceite y cinco de potasa. De este modo se obtendrá una especie de pasta que librará al cuerpo de la suciedad más que empleando solo el agua del río”.

Dónde se inventó el jabón
Primitivas pastillas de jabón

Por tanto, la respuesta a las siguientes preguntas es:

  • ¿Quién inventó el jabón?: el jabón fue inventado por los Sumerios.
  • ¿Cuándo se inventó el jabón?: sobre el año 3000 a.C.
  • ¿Dónde se inventó el jabón?: el jabón fue inventado en la región de Sumeria.

Origen del jabón

Hacia el segundo milenio a.C. parece que los egipcios obtenían un producto de limpieza corporal a partir del carbonato potásico y la sosa. La ropa se limpiaba con raíces de plantas, entre ellas la planta saponaria, o se recurría a las orinas descompuestas ricas en amoníaco.

de dónde procede el jabón
Antiguos egipcios elaborando jabón

El mundo mediterráneo antiguo no conocía el jabón; en su lugar se empleaba el aceite de oliva: se cocinaba y se lavaba el cuerpo con el mismo producto. El jabón antiguo se obtenía de las cenizas procedentes de la combustión de la madera de arce, cenizas que se mezclaban con aceite de oliva, sosa, grasa animal y cal viva.

Era un jabón muy aceptable, perfectamente adecuado a su fin, y se mantuvo competitivo hasta no hace muchos años. Los fenicios, los más activos comerciantes del mundo antiguo, trajeron el jabón a Occidente, tal vez a Cádiz y Marsella hacia el 1000 a.C., y no solo comerciaron con él sino que dejaron sus métodos de elaboración a celtas y galos, que aprendieron a hacer jabón antes que los romanos.

En verdad, Roma no conocía este producto y utilizaba en su lugar una mezcla de piedra pómez y aceite. De hecho, la palabra jabón es de origen germánico: sapon, que el historiador y naturalista latino Plinio el Viejo describía así:

“Una especie de ungüento grasiento de sebo de cabra y cenizas de haya que se dan en el pelo para untárselo y teñirlo los pueblos bárbaros, al que llaman sapón”.

Galeno, el más importante de los médicos romanos, aseguraba que era la mejor manera, y acaso la única natural, de eliminar la principal fuente de enfermedades: la suciedad.

También te puede interesar la historia de la asepsia

Evolución del jabón

cuál es la evolución del jabón

Ya en el siglo VIII el jabón se conocía en todo el sur de Europa. Se fabricaba en Toledo, Génova y Marsella y era producto caro debido a que las materias primas eran de difícil extracción. Las cenizas de algas marinas y la potasa no eran fácilmente obtenibles.

Además, la elaboración del jabón era artesanal, por lo que su producción era muy reducida por no dar más de sí las pequeñas factorías de tipo familiar.

En la feria castellana de Medina del Campo, donde se reunían los jaboneros más importantes de España, gozaban de prestigio los jabones procedentes de Toledo, y es que existía la denominación de origen en el sentido de que se valoraban los productos elaborados en los centros jaboneros de Ocaña, Torrijos y Yepes, que competían con los valencianos e incluso con el jabón de Venecia.

historia del jabón españa

En 1791 tuvo lugar un hecho importante para la historia del jabón: el francés Nicolás Leblanc descubrió el modo de obtener sosa a partir de sal común, carbón, tiza y sal de Glauber. Era un procedimiento barato que suministró sosa al mercado, y que de rebote abarató la fabricación del jabón, ya que antes la industria jabonera sólo podía contar, para obtener su materia prima, con las cenizas de madera y carbonato potásico.

Por fin podría ahora obtener un jabón mucho más sólido empleando a su vez procedimientos menos costosos. Tanto la sal como el ácido sulfúrico eran materias primas abundantes y baratas, por lo que el precio del jabón cayó en picado.

Ya era posible universalizar el jabón, generalizar la limpieza. Para dar a conocer los nuevos hallazgos que tanto abarataban el jabón se moldeó el busto del rey de Francia con el producto obtenido con las nuevas técnicas, y se inscribió en él la siguiente leyenda: “Quita todas las manchas”.

historia proceso de fabricación jabón

Poco después, hacia 1820 el francés Michel Eugène Chevreul descubrió la oleína, demostrando que el jabón era el resultado de una relación química precisa. Chevreul hizo sus jabones utilizando sebo de vacuno sometido a temperaturas de entre 80 y 100 grados mediante lejía de sosa, de todo lo cual obtenía una cola de jabón que secaba con sal común.

Aquellas innovaciones hicieron disminuir de forma notable en la Europa de 1830 la mortalidad infantil, gracias al abaratamiento de un producto tan íntimamente ligado a la higiene.

Gran avance supuso asimismo en 1861 los trabajos del belga Ernest Solvay, cuyo procedimiento, que lleva su nombre, estableció las bases técnicas para fabricar sosa en gran escala, con lo que el jabón encontró su fórmula definitiva, ya que añadía amoníaco y dióxido de carbono a una disolución de sal marina.

historia fórmula del jabón
Ernest Solvay

Un elegante del entorno cortesano inglés, exclamaba a finales del siglo XIX: “¡Qué placer acudir a los salones, ya no huelen los señores a su propia humanidad…!”. Y es que tenía razón. También te puede interesar la historia del perfume o la historia del agua de colonia.

Ta y como hoy la conocemos, la pastilla de jabón fue inventada en 1903 por el alemán Adolph Klumpp y su famosa prensa refrigerada para fabricar jabón.

Este procedimiento facilitaba la solidificación rápida del jabón líquido y caliente mediante un proceso de enfriamiento por agua, con lo que era sencillo dividir en bloques o porciones del tamaño que se quisiera la masa de jabón, ponerles un sello y prepararlas para su empaquetamiento y embalaje. Este proceso, que Klumpp redujo a un cuarto de hora, exigía con anterioridad a su prensa un par de semanas.

A principios del XX los químicos alemanes S. Geisler y J. Bauer inventaron un procedimiento para fabricar jabón en polvo seco. En 1906, la compañía alemana Henkel, de Düsseldorf, comenzó a vender con el nombre de “Persil” el primer jabón en polvo del mercado. Pero eso, el detergente, es otra historia.

También te puede interesar quién inventó la pasta de dientes

Vídeo sobre la historia del jabón

En el siguiente vídeo que te mostramos, podrás encontrar mucha más información sobre el jabón, su historia y su inventor. Esperamos que sea de tu agrado:

Curiosidades sobre la historia del jabón

Curioso añadido a esta historia podría ser la de las pompas de jabón. Los amantes del arte saben que el pintor flamenco Frans van Mieris, de la segunda mitad del XVII, que vivió y trabajó en la Universidad de Leyden, es autor de un delicioso retrato de 1663 titulado Muchacho haciendo pompas de jabón.

¿Quién fue el que inventó el jabón?Desde hace siglos los niños se divierten, y el entusiasmo que en ellos levanta ha sido recogido no solo por el citado artista sino también por el francés Jean Baptiste Chardin, que en el siglo XVIII se especializó en la pintura de juegos infantiles.

Hacer pompas de jabón era pasatiempo aristocrático en el siglo XVIII, tanto que trascendió al mundo del music hall inglés donde una de las canciones favoritas decía: “Siempre haré pompas de jabón, bonitas pompas en el aire’, letra que curiosamente se encuentra en el himno del club futbolístico West Ham United, de Londres.

Te recomendamos también la historia del afeitado

¿Quieres saber más sobre historia?

Desde CurioSfera.com esperamos que este artículo titulado la historia del jabón y su inventor te haya sido ameno y sobre todo, muy útil. Si necesitas consultar otros artículos similares, obtener más respuestas, o deseas ver otras curiosidades históricas y datos peculiares, puedes visitar la categoría de Historia. Pero si te resulta más sencillo, escribe tus preguntas en el siguiente buscador. Y recuerda, si te ha gustado, dale un me gusta, compártelo con tus amistades y familiares, o déjanos un comentario. J.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here