Historia de la radio

La radio ha sido, sin duda alguna, uno de los inventos más importantes del ser humano. Por primera vez en la historia, la gran parte de la población podía estar informada en tiempo real.

Actualmente, un aparato de radio casi no ocupa espacio gracias a los avances electrónicos, pero no siempre ha sido así. Por ejemplo, la primera radio portátil pesaba 10 kilogramos.

En CurioSfera.com te explicamos la historia de la radio, cómo fueros sus orígenes, sus inventores, los avances y mejoras, las primeras emisoras y retransmisiones radiofónicas, y muchos datos y curiosidades más.

Origen de la radio

Hacia 1865 James Clerk Maxwell había escrito a modo de afirmación teórica: Es posible generar ondas electromagnéticas que se propaguen a la velocidad de la luz.

Dos décadas después, Heinrich Rudolf Hertz demostraba que era posible la radiación utilizando una corriente alterna de alto voltaje que generaba chispas entre dos bolas de metal: las chispas producían una radiación electromagnética que se detectaba mediante un aro con una abertura.

Heinrich R. Hertz llevó a cabo en 1886 las primeras transmisiones por radio. Al principio, poca cosa: enviar a unos cuantos metros una transferencia de energía en forma de chispa, ése fue el primer mensaje.

Nada hacía pensar entonces en la trascendencia de lo que acababa de suceder, por lo que el transmisor fue arrinconado en un laboratorio universitario alemán.

En 1894 una serie de investigadores se interesaron por los experimentos de las ondas hertzianas: el inglés Oliver Lodge y el ruso Alexander S.Popov, que el 24 de marzo de 1896 había transmitido por radio en Morse las primeras palabras.

origen de la radio inventor

Pero finalmente, el ingeniero eléctrico Guglielmo Marconi, nacido en Italia, sería el primero en encontrar a las teorías de Hertz una aplicación práctica: la radio. Por este motivo se considera a Marconi el inventor de la radio. Aunque es un hecho que crea gran controversia.

Lo primero que pensó e hizo fue aplicar la radio a las transmisiones marítimas, y en 1897 envió a treinta kilómetros de distancia una señal que fue recibida por un remolcador.

Pocos años más tarde muchos buques navegaban equipados con el transmisor inalámbrico de Marconi, que era de hecho una radio, aunque el mensaje fuera codificado en Morse. Tal vez te interese: para que sirve un barco.

La primera emisión radiofónica

La primera emisión radiofónica para el gran público tuvo lugar la Nochebuena de 1906 por el profesor Reginald Aubrey Fessenden.

Se realizó mediante una antena de 128 metros de altura que tenía instalada la compañía americana National Electric Signaling. Era una felicitación de Navidad con música de Haendel. Aunque este hecho pasó prácticamente inadvertido.

Hubo que esperar a un invento ideado por el físico norteamericano Lee De Forest, el triodo, al que llamó Audion, que permitía que música y palabras pudieran ser transmitidas con facilidad y cierta fidelidad.

las primeras estaciones de radio

El triodo posibilitó la transmisión, recepción y amplificación, tres conceptos básicos de una misma idea: la radio-comunicación. El triodo fue el rey indiscutido en la transmisión hasta 1950, cuando los transmisores empezaron a ser equipados con el milagro electrónico del momento: el transistor.

La radio galena

En 1910 las investigaciones de los norteamericanos Henry H.C. Dunwoody y Greenleaf Whittier Pickard desembocaron en el invento de la radio de galena, primer aparato de radio de la Historia.

La galena, cristal de sulfuro de plomo, asociado con otros elementos simples hizo posible que muchos aficionados pudieran construir sus propios aparatos de radio.

Todavía no era posible cambiar el dial porque el primer receptor con cambio de frecuencia, el superheterodino, fue idea del judío francés Lucien Lévy, que en 1917 consiguió que con sólo girar un botón se pudieran buscar las distintas emisoras de radio, a la sazón muy escasas.

Se facilitaba asimismo el ajuste de la audición. La radio era todavía cosa de unos cuantos locos solitarios, en parte porque no resultaba posible transportarla de un lugar a otro, lo que sí se pudo hacer en 1922 con el invento del operadio, del norteamericano John M. Stone.

Era la primera radio portátil de la historia…, pero claro, era necesario ser fuerte y rico ya que pesaba diez kilos y costaba ciento ochenta dólares.

La primera radio de transistores

Uno de los hallazgos más importantes en esta historia tuvo lugar en 1948: tres ingenieros americanos de la compañía Bell publicaron sus trabajos sobre el transistor. Sus nombres, todos ellos premios Nobel de Física de 1956, son: John Bardeen, Walter Brattain y William Shockley.

Aquellos hombres iban a revolucionar el mundo de la radio y de la electrónica. En 1955 aparecieron los primeros “transistores”, aparatos minúsculos que substituyen a las lámparas de radio permitiendo miniaturizar los receptores.

Cómo se escuchaban las primeras radios

Incluso los primeros altavoces no fueron sino auriculares conectados a un megáfono. Sólo cuando todo estaba bien conectado y dispuesto y los elementos permanecían inmóviles, se podía escuchar algo.

los primeros altavoces

Mediada la década dorada y pionera de la radio de 1920 a 1930, los norteamericanos Chester W. Rice y Edward Washburn Kellogg inventaron un altavoz nuevo de bobina móvil que resolvió muchos problemas.

Los medios de audición eran varios, aunque la recepción mediante auriculares dificultaba y entorpecía el placer de escuchar a Nellie Melba en sus recitales de radio en junio de 1922.

Era preciso tener mucho interés para disponerse a escuchar ópera por radio con el sistema estereofónico de Clément Ader, pero eran los nuevos tiempos los que asomaban sus narices y allá va el hombre donde van la novedad y la moda.

Las primeras radios para automóvil

Aquel mismo año (1922) se aplicó la radio al automóvil, ocurrencia de un muchacho de Filadelfia, que ni corto ni perezoso instaló una radio en su Ford T, modelo de 1922.

las primeras radios para automovil

En 1927 aquellas radios para automóvil fueron producidas y publicitadas con el nombre de Philco Transitone por una compañía de baterías.

A partir de esta fecha, tras una gran acogida, varias empresas norteamericanas comenzaron a trabajar duramente en la fabricación y distribución de aparatos de radio para vehículos cada vez más efectivos.

Tal vez te interese leer: el automóvil conectable es el futuro.

Las primeras estaciones de radio

Hasta 1921 no aparecieron las primeras estaciones de radio. En esa década poseer un receptor era una proeza: la recepción era pobre y débil, y tenían tan poca sensibilidad que era necesario instalar en el jardín una antena diez metros por encima del suelo, que tenía el aspecto de un alambre para colgar la colada.

En realidad la antena ya había sido inventada en 1895 por el ruso Alexander Stepánovich Popov, a quien sus compatriotas tienen por el inventor de la radio, aunque la escasa potencia sólo permitía la escucha mediante auriculares.

Historia de la radio en España

Los primeros balbuceos de la radiodifusión española se dieron en Madrid, iniciativa de Matías Balsera en febrero de 1912, que emitió una ópera desde el Teatro Real y fundó la primera asociación madrileña de radioaficionados.

En 1920 se retransmitió un concierto desde el Palacio de Exposiciones de Valencia al paraninfo de la universidad de esta hermosa ciudad.

En 1922 se creó en Madrid una compañía llamada Radiotelefonía, que meses después mudó su nombre por el de Radio Ibérica, que no llegó a funcionar hasta 1925.

El 17 de junio de 1923 se oía por primera vez la voz del rey por las ondas inaugurando la emisora Unión Radio. Se instalaron altavoces en diversos rincones de Madrid para que todos pudieran escucharlo.

El rey dijo: Al dirigiros la palabra, radioescuchas nacionales y extranjeros, empleando el micrófono como medio de transmisión, tengo verdadera alegría. Me la produce emplear este medio rápido y admirable de comunicación para el que no hay fronteras ni obstáculos. La radio comercial comenzó en España relativamente pronto.

historia de la radio en EspanaEl 14 de septiembre de 1924 se instaló en la cúpula de un hotel barcelonés de la Plaza de Cataluña la emisora EAJ-1 Radio Barcelona. Había sido fundada por José María de Guillén García.

A partir de este momento dieron comienzo las emisiones de Radio Cádiz, y Radio Club de Sevilla. En 1923, cuando nacía la radio en España, el pueblo empezó a conocer la voz de los hombres del momento.

La prensa recibió a regañadientes el invento y trató de desacreditarla. El periodista López Montenegro escribía:

“De los inventos del día a voz en grito proclamo que se ha hecho en el mundo el amo la radiotelefonía. Pero la verdad, yo opino que no merece la pena lo que con ella trajino, pues lo que agarra mi antena suele importarme un comino”.

La programación era anárquica. Los primeros informativos empezaron en 1930 con el espacio fijo “La Palabra”, servicio de noticias “de gran audiencia” según decía el locutor.

Resulta curioso que las revistas de radio aparecieran en 1922 y 1923, casi al mismo tiempo, si no antes que las programaciones: Radio Sporty Radiosola. La historia de la radio es una historia querida para nosotros.

¿Quieres saber más?

Desde CurioSfera.com esperamos que este La historia de la radio te haya gustado y sido útil. Si deseas ver otros artículos parecidos, te invitamos a que visites la categoría de historia. Del mismo modo, puedes realizar tus preguntas en nuestro buscador directamente. Lo puedes encontrar a continuación.

COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here