Historia de la motocicleta

La motocicleta es obviamente un invento posterior a la bicicleta, aunque participan ambas de una historia común. De hecho, en sus orígenes se consideraba que una “moto” no era otra cosa que una “bici” equipada con un motor. Algo que con el paso de los años cambió notablemente. Vamos pues, a realizar un recorrido por la historia de la motocicleta.

Un domingo de abril de 1818 fue presentada por primera vez en los Jardines de Luxemburgo de París una draisiana, es decir: una bicicleta provista de caldera de vapor, artefacto que su inventor llamó vélocipédraisiavaporiana. Poco más se sabe del artilugio en cuestión, del que sólo ha llegado a nosotros un dibujo.

Más tarde (1855) Heinrich Hildebrand colocó un motor de vapor a un velocípedo, resultando así la primera motocicleta, un aparato verdaderamente singular y de grotesco aspecto. No sorprende que la gente se olvidara del artilugio durante más de una década.

En 1869 puede hablarse ya de la motocicleta con alguna propiedad. Se construyeron entonces tres modelos: armatostes lentos que se averiaban de continuo. El más aceptable fue el ejemplar de los hermanos Pierre y Ernest Michaux, fabricantes de bicicletas, con quienes trabajaba el ingeniero L. F. Perreaux: entre los tres consiguieron una motocicleta a vapor de un solo cilindro y de transmisión trasera mediante correa.

primera motocicleta a vapor

Tenía muchas pegas, pero las fue resolviendo poco a poco el mecánico S. Huret, que construyó en 1875 un triciclo motorizado que podía recorrer sesenta kilómetros a veinte kilómetros por hora.

El gran avance se dio en 1879: se pasó del motor a vapor al motor de combustión de hidrógeno y aire. El autor de esta novedad fue el italiano G.Murnigotti, que registró el invento y obtuvo la primera patente de motocicleta de la Historia para construir un vehículo de dos ruedas provisto de un motor de cuatro tiempos de medio caballo de vapor. Pero nunca se construyó.

No se ponen de acuerdo los historiadores de la motocicleta a la hora de asignar el invento. Parece que el honor pertenece a los alemanes Wilhelm Maybach y Gottlieb Daimler, que en 1885 terminaron una motocicleta con cuadro y ruedas de madera accionada por un motor de combustión interna en un ciclo de cuatro tiempos. Este armatoste desarrollaba una potencia de medio caballo de vapor y podía recorrer dieciocho kilómetro por hora.

primera moto combustión interna

Aquel mismo año (1885), el ingeniero alemán Gottlieb Daimler acopló un motor de gasolina de un cilindro y cuatro tiempos que se refrigeraba por aire: algunos historiadores ven en este artilugio la primera motocicleta de la Historia. Daimler, hijo de un panadero de Würtemberg, construyó su modelo al tiempo que Karl Benz probaba su triciclo de motor de petróleo de cuatro tiempos en el patio de su taller de Stuttgart sin que el uno supiera nada del otro.

evolución de la moto

Semanas más tarde el inglés Edward Butler patentó su triciclo Petrocycle, cuyas ruedas ya contaban con radios y estaba dotado de dos cilindros y refrigeración por agua.

A finales de 1888 el francés Félix Millet patentó un motor rotativo de cinco cilindros que instaló sobre la rueda delantera de un triciclo; sólo fue una intentona sin repercusión alguna.

¿Qué hacían mientras tanto los padres de la moto Wilhelm y Heinrich Hildebrand?: seguían experimentando con mil cacharros y posibilidades. En 1892, asociados con su compatriota Alois Wolfmüller empezaron a fabricar en serie motocicletas de motor de gasolina de dos cilindros y cuatro tiempos: esta moto, de la que se hicieron mil unidades se arrancaba pedaleando o empujando la máquina hasta que puesta en marcha, el piloto saltaba sobre el sillín.

origen de la motocicleta

Era un aparato ligero, de menos de cincuenta kilogramos de peso que alcanzaba los treinta y cinco kilómetros por hora, pero cuyo manejo era endiabladamente complicado, lo que evitó que se comercializara bien.

La primera moto de venta masiva la pusieron en el mercado sus inventores, los hermanos franceses de origen ruso Eugène y Michel Werner en 1896. Tenía dos caballos de potencia y pesaba treinta kilos. Con esa moto se consiguió cubrir la distancia de ciento treinta kilómetros en tres horas y diez minutos en la prueba internacional de 1899 de La Rochelle; fue una moto muy popular de la que se vendieron miles de unidades.

La palabra motocyclette, nombre de una marca registrada, entró a formar parte del lenguaje de la calle para referirse a todos los aparatos ciclomotores. La Motocyclette Werner modelo 1900 tenía un motor de doscientos diecisiete centímetros cúbicos en la parte inferior del cuadro y dio a la moto su forma definitiva.

Karl Benz

Los Werner, que pudieron haberse hecho millonarios con el invento, murieron sin un céntimo: se lo habían prestado todo a Rusia, su país de origen, y el patriotismo los hundió. A partir de los precedentes vistos la motocicleta empezó a ser completamente distinta a la bicicleta.

Y esto se acentuó a partir del año 1905, en que aparece la firma norteamericana Harley Davidson que introdujo la empuñadura giratoria en el manillar para acelerar y el importante avance de la chispa de ignición. En 1909 las Harley Davidson tenían ya dos cilindros en “V”, y en 1911 se introdujo de forma masiva el cambio de marchas.

primera motocicleta Harley Davison

Al triunfo de este vehículo contribuyó mucho el francés Scooter en 1902, que apareció con el nombre comercial de Autofauteuil o auto-sillón. Estaba dotado de un escudo delantero para la protección del piloto y sus ruedas eran pequeñas, de cuadro abierto que permitía al conductor ir debidamente sentado. El scooter fue inventado por Georges Gauthier y no se comenzó a fabricar hasta 1914, aunque su época de esplendor no llegaría hasta 1946, conjuntamente con la Vespa italiana.

Tras la Primera Guerra Mundial la motocicleta empezó a ser otra cosa. Aparecen las máquinas de gran cilindrada. El récord de velocidad se situó en ciento cincuenta kilómetros por hora en 1914, récord que en 1937 estaba ya en doscientos setenta y cinco. Pero al mismo tiempo se encontró un uso familiar a la motocicleta con la aparición del sidecar; además se abarató el producto.

el primer sidecar para moto

Una vez consolidada la moto con medio de transporte eficiente y divertido. La proliferación en los mercados de marcas japonesas como Yamaha, Honda o Kawasaki revolucionaron los diseños existentes. Comenzaron a salir motos dirigidas a diferentes gustos y a diferentes conceptos de entender a este vehículo. Motos deportivas, ruteras, de paseo, de viaje, para la montaña, cross, enduro, trail, nackers.

Del mismo modo, muchas marcas se especializan en un tipo de moto. Por ejemplo, Ducati en motos deportivas. BMW en motos de viaje, Harley Davison en motos ruteras

Una innovación sorprendente de 1996 a este mundo motociclista, generalmente pensado para el hombre fue la de una mujer española, Ana Malandía. Inventora de la motocicleta plegable, denominada por la joven inventora City Pet o mascota urbana. Sin duda se trataba del scooter del mañana, ya que en vez de gasolina consumía electricidad, y sobre todo porque acaba con el molesto problema del aparcamiento, ya que al poder plegarse la sube el usuario a su propio domicilio.

En CurioSfera.com esperamos que este artículo titulado Historia de la motocicleta te haya sido de mucha utilidad y haya servido para saciar tu curiosidad. Si deseas ver otros post similares, puedes entrar en la categoría de historia. También tienes la posibilidad de escribir tus dudas directamente en el buscador que puedes ver a continuación. Y recuerda, si te ha gustado no olvides compartirlo. 🙂

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here