Historia de la cerveza

La cerveza es una bebida con una historia milenaria. Y es que, aunque en la actualidad existen infinidad de variedades, sabores, con y sin alcohol, etc., no siempre ha sido de este modo. Pero, ¿quién inventó la cerveza?, ¿cuándo y dónde se produjo? Para responder a estas y otras muchas preguntas, en CurioSfera.com queremos explicarte la historia de la cerveza. ¿Comenzamos?

También te puede interesar la historia de la Coca cola

Índice de contenidos

Quién inventó la cerveza

EL origen de la cerveza lo encontramos varios milenios en la historia. Ya se bebía en la India hacia el año 3500 a.C., y en China hace cinco mil años, pero quienes más se aficionaron a ella fueron los sumerios, que reservaban el 40 por ciento de la cosecha de cereales para su fabricación hacia el 3000 a.C.

cuándo se inventó la cerveza

En el poema de Gilgamesh, héroe asirio-babilónico del tercer milenio antes de la era cristiana, cuya epopeya inspiró en parte el relato bíblico del diluvio, dice que Outa Napitim, personaje del poema, dio como premio a quienes le ayudaron a construir el arca, vino blanco (ver historia del vino), vino tinto y cerveza.

De hecho, fueron los babilonios quienes crearon la receta más antigua conocida de la cerveza: la de cebada y trigo. Dice un escrito de la época: los granos húmedos y sin descascarillar expondrás al sol, y cocerás luego hasta que fermenten.

En Egipto llegó a ser la bebida nacional, y era tal su consumo que el faraón se reservó el monopolio, aunque eran los sacerdotes quienes explotaban el negocio más rentable del Imperio junto con el del pan (pan y cerveza compartían el mismo término).

cuál es el origen de la cerveza

En Egipto la cerveza se elaboraba triturando trigo (ver historia del trigo), cebada y mijo; una vez triturado se separaba una parte, se humedecía y se dejaba bajo el sol mientras el resto se tostaba ligeramente para evitar que los enzimas se destruyeran: tras esto, se fermentaba con agua y se le añadía cerveza vieja o levadura de cerveza.

De esta materia se obtenían en Egipto ocho tipos de cerveza. Hubo incluso cervezas con denominación de origen: la fabricada en Pelusa, a orillas del Nilo, que adquirió renombre bajo la marca “vino de cebada de Pelusa”.

No era la bebida que hoy conocemos, para empezar, no era del todo líquida sino tan espesa que la llamaban “pan bebible”, especie de torta de cebada en estado de sopa muy densa cuya graduación se acercaba a los quince grados.

Su fabricación era elemental: se molturaba la cebada añadiéndose agua poco a poco hasta conseguir una masa u hogaza que se cocía a baja temperatura. La cerveza se conseguía desmenuzando la masa cocida, que se maceraba con agua y se la dejaba reposar para que fermentara por calor, siendo el líquido resultante filtrado a través de un colador de tela.

Evolución de la cerveza

Los griegos la llamaron vinos erithenos y zuthis bruton, y solían importarla de Egipto. La cerveza egipcia llegaba a Cádiz (España) en naves fenicias. Su consumo fue enorme, especialmente en el reinado de Domiciano, que ordenó arrancar las vides a finales del siglo I en una arbitraria medida parecida a la americana ley seca.

historia de la cerveza PDF

No obstante su predicamento en Oriente, el mundo clásico se mostró reacio a este brebaje, lo consideraban cosa de bárbaros, celtas y germanos. De hecho fue entre estos pueblos de la frontera norte del Imperio, donde la cerveza más se consumió en los primeros siglos de nuestra era.

Plinio habla de una bebida llamada celiao ceria y cuenta que los iberos y otros pueblos de las montañas de Hispania bebían en los grandes festines grandes cantidades de ella. Estrabón habla también del zythos, bebida cuya composición y naturaleza no está clara y que comparaba a la cerveza egipcia.

La voz latina cervesia o bebida de Ceres, que algunos explican mediante el sintagma latino vis Ceres o fuerza de Ceres, alude al cereal del que estaba hecha. En la Hispania prerromana se bebía como estimulante, según cuenta siglos después el presbítero lusitano del siglo V Paulo Orosio, primer historiador cristiano nacido en España dice en su Historiarum libri VII, referido a los arévacos de Numancia, del siglo II a.C.:

“Obtenían al fuego el jugo de la cebada previamente humedecida, y una vez seca la molían y mezclaban con jugo reciente para luego fermentarlo todo, y daba a los hombres un calor embriagador que los impulsaba animosos a la pelea”.

Su popularidad como bebida estimulante era enorme entre los galos, que se emborrachaban con ella y usaban la espuma de cerveza para suavizar el cutis, noticias que confirma el historiador y geógrafo griego del siglo I a.C., Estrabón.

Durante la Alta Edad Media su elaboración estuvo en Europa en manos de las mujeres: hasta el XII era una labor más entre sus tareas domésticas. En el siglo XIII la elaboración de cerveza se profesionalizó y llegó a ser bastante parecida a la que consumimos hoy.

Los monjes obraron el milagro, como en tantos otros aspectos culturales de la vida medieval de Occidente, gracias a la introducción, como conservante, del lúpulo, cuyas flores femeninas maceradas comunicaban sus principios amargos y aromáticos.

Muchos monasterios se convirtieron en centros exclusivos de abastecimiento de cerveza en extensas regiones y comarcas, aunque ya se habían creado los poderosos gremios y cofradías de cerveceros.

En el XV se obtuvo en Alemania la primera cerveza ligera poco fermentada que desde Baviera se extendió al resto de Europa. Cuando Carlos V instaló su Corte en España trajo de Flandes maestros cerveceros flamencos que revitalizaron entre nosotros su elaboración y consumo, y cuando el emperador se retiró a Yuste le acompañó su cervecero.

Sin embargo Felipe II, su hijo, no sentía devoción hacia el brebaje: le sentaba tan mal y tales caras y visajes hacía cuando se le convencía para que la probara, que los del séquito de su padre no podían reprimir la risa.

Historia de la cerveza en España

En la España áurea no estuvo bien vista: era cosa de gente de Flandes, y como se les odiaba, también se odió su bebida preferida. No obstante esto, hubo fábricas del producto. Hacia 1611 era famosa la que se fabricaba en el madrileño barrio de Lavapiés, en Madrid, cuyos promotores se abastecían de lúpulo en las plantaciones de Aranda de Duero. Pero tenía poco éxito.

De la cerveza se reía la gente en el teatro, donde era sacada a colación siempre en contextos ridículos. Lope de Vega la aborrecía y la comparaba con la orina de un caballo enfermo: Aunque con mejores ganas tomara una purga yo, pues pienso que la orinó algún rocín con tercianas.

Historia moderna de la cerveza

La industria cervecera fue artesanal, y ha admitido pocos cambios desde la estabilización de su proceso de fabricación en el siglo XII. El primer gran cambio tuvo lugar en el XIX, y estribó en hacerla más ligera, librarla de gran cantidad de alcohol, logro que se consiguió en la Lorena francesa.

origen histórico de la cerveza

Los estudios de Luis Pasteur sobre la fermentación de la levadura (1860) mejoraron el proceso. Entre sus adelantos se contaba la adición de gas carbónico para aumentar la espuma, la estabilización de los coloides que la hacían resistente al frío o el proceso de pasteurización, de modo que actualmente la cerveza ha desbancado a cualquier otra bebida.

Sus mayores consumidores son alemanes e ingleses, cosa que no sorprende, ya que la cerveza empezó su andadura occidental en aquellas tierras siglos antes de la era cristiana. La cultura grecolatina había despreciado esta bebida como cosa de gente poco civilizada. Tampoco los españoles la acogieron hasta entrado el siglo XX.

Etimología de la palabra cerveza

El término es latino: de cervesia, acaso del galo korma, y a su vez de una raíz celta. En castellano se escribía “servesa” en el XV.

¿Quieres saber más sobre historia?

Esta es la historia de la cerveza y desde CurioSfera.com esperamos que este artículo te haya sido útil y ameno. Si necesitas consultar otros artículos similares, obtener más respuestas, o deseas ver otras curiosidades históricas y datos peculiares, te invitamos a visitar la categoría de Historia. Pero si te resulta más sencillo, escribe tus preguntas en el siguiente buscador. Y recuerda, si te ha gustado, dale un me gusta, compártelo con tus amistades y familiares, o deja un comentario. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here