Historia de Israel

El estado de Israel no es de un gran tamaño pero cuenta con una historia de las más intensas y conflictivas de todo el mundo. Es un territorio que desde su creación ha provocado grandes tensiones en los países de su entorno y en la política internacional. Marcado por la religión, las tradiciones y costumbres milenarias, en algunos aspectos parece que no haya pasado el tiempo, pero en otros es una sociedad de los más moderna y avanzada. Por este motivo, en CurioSfera.com te explicamos la historia de Israel y su origen.

También te puede interesar la historia de España

Índice de contenidos

Origen de Israel

El territorio de Israel (Medinat Yisra’el), Estado de Oriente Medio, comprende una estrecha franja costera en el Mediterráneo oriental, con una longitud máxima de 416 Km entre la punta septentrional, donde se Introduce en cuña entre el Líbano y Siria, y la meridional, que llega al mar Rojo.

Cuando en 1947, y pese a la oposición de la Liga Árabe, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) acordaba la formación de dos estados, uno árate y otro judío, en Palestina, se estaban sentando las bases para uno de los desacuerdos más conflictivos del siglo XX.

Israel nacía rodeado de países árabes hostiles. Fruto de esta enemistad, su historia se ha visto jalonada por varias guerras que han supuesto la repetida modificación de las fronteras del país.

cuándo se creó Israel

En la realdad, y a pesar de la creación de las zonas de autonomía palestina en 1994, el equilibrio que la ONU había planteado dista mucho de haberse alcanzado. En el terreno económico esta situación ha propiciado, por ejemplo, que Israel deba acude a América del Sur para abastecerse de petróleo, cuando esta fuente de energía se obtiene a poca distancia de su frontera.

A pesar de todos estos inconvenientes, y gracias en buena parte a la ayuda estadounidense, Israel, que no posee recursos naturales especialmente notables, es uno de los países más ricos no sólo de la zona, sino de todo el continente asiático.

Creación del Estado de Israel

La emigración judía desde fines del siglo XIX hacia Palestina encontró su base ideológica en las teorías de T. Herzl, judío húngaro, promotor del sionismo, movimiento que propugnaba el establecimiento de un Estado israelí en los antiguos territorios bíblicos.

La relación entre el gran capital judío y los medios gubernamentales británicos, interesados en mantener un Estado adicto en aquella zona estratégica, activó la emigración. Mediante la Declaración Balfour (1917).

Gran Bretaña se comprometió a colaborar en la creación de un “hogar nacional judío”. Con este fin, la Sociedad de Naciones confió a Gran Bretaña el mandato sobre Palestina (1922). Las persecuciones nazis incrementaron el número de inmigrantes judíos y aumentaron los conflictos con los árabes que habitaban la región, que se vieron desposeídos de sus tierras por los nuevos inmigrantes, protegidos por las autoridades británicas.

la historia del estado israeli

Ante las presiones árabes, que reclamaban el territorio, y las israelitas, que exigían la completa independencia. Gran Bretaña, incapaz de solucionar el problema judeo-árabe. acudió a la ONU.

En 1947 la organización internacional, a pesar de la oposición de la Liga Árabe, acordó la formación de dos Estados distintos en el territorio: uno árabe y otro judío. Un conflicto armado no tardó en oponer violentamente unos a otros, las guerras árabe-israelíes.

El temor obligó a miles de árabes a exiliarse hacia las zonas vecinas. Las fuerzas israelíes se impusieron, ocuparon nuevos territorios y proclamaron el Estado de Israel el 14 de mayo de 1948.

Chaim Weizmann fue designado presidente del Consejo de Estado y Ben Gurion jefe de Gobierno. Poco tiempo después se firmó un armisticio (1949). pero continuaron los incidentes en las fronteras.

También en 1949. tras las primeras elecciones generales. Weizmann fue elegido presidente de la República y Ben Gurion formó un Gobierno de coalición. Al morir Weizmann le sucedió como presidente Ben Zvi (19h21.

Historia de la ocupación de territorios árabes

En 1956, con ayuda de Francia y Gran Bretaña. Israel lanzó una ofensiva contra las posiciones árabes en el desierto de Sinaí. Pero se retiró tras la intervención de la ONU. A la muerte de Ben Zvi en 1963. Zalman Shazar fue elegido presidente de la República en junio del mismo año dimitió Ben Gurion, que fue reemplazado por el socialdemócrata Levi Eshkol.

En mayo de 1967 el Gobierno egipcio cerró el golfo de Akaba a la navegación israelí, y el 5 de jumo siguiente Israel lanzó una ofensiva relámpago y sus fuerzas desarticularon a las tropas egipcias, sirias y jordanas y ocuparon nuevos territorios árabes (Cisjordania, Gaza y la península del Sinaí).

A pesar de los acuerdos del Consejo de Seguridad de la ONU con relación a esta tercera guerra árabe-israelí (alto el fuego, retirada israelí de los territorios conquistados), las tropas israelíes se mantuvieron en sus posiciones, lo que dio paso a una sucesión de choques armados con Jordania y Egipto y a las expediciones de castigo israelíes a Jordania y el Líbano.

En 1969, los laboristas llegaron al poder en la figura de Golda Meir, y en 1973 Shazar finalizó su mandato y Ephraim Katzir fue elegido presidente de la República. Ese mismo año tuvo lugar la cuarta guerra árabe-israelí tras un ataque imprevisto de Egipto y Siria: el desprestigio en el que cayó el Gobierno israelí forzó la caída de Meir, a la que siguieron otros dos Gobiernos laboristas: Isaac Rabin (1974-77) y Shimon Peres (abril-mayo 1977).

Paralelamente, prosiguieron los enfrentamientos con los palestinos, pero tras el acuerdo gestionado por H. Kissinger (septiembre 1975), Israel devolvió a Egipto gran parte del Sinaí.

La sustitución de Rabin por Peres no pudo evitar la derrota de los laboristas en las elecciones de 1977 y la victoria del partido derechista Likud, cuyo líder, Menahem Begin, ocupó el cargo de primer ministro.

Este inició una nueva etapa en las negociaciones con Egipto que, bajo los auspicios del presidente estadounidense J. Cárter, condujeron a la conferencia de Camp David, tras la cual los dos países firmaron un tratado de paz (marzo 1979). La crisis económica propició la dimisión de Begin (agosto 1983), sustituido por Isaac Shamir, también del Likud.

Historia reciente de Israel

Tras las elecciones de 1984, laboristas y Likud formaron un Gobierno de unidad nacional, presidido por S. Peres y, desde octubre de 1986, por I. Shamir. Ambos gobiernos no lograron frenar la extensión de la intifada o revuelta de la comunidad palestina contra la ocupación militar de Gaza y Cisjordania (1987).

Tras la ruptura de la coalición, Shamir gobernó con la extrema derecha (junio 1990), y dos años más tarde los laboristas volvieron al Gobierno con I. Rabin, que negoció con los palestinos en Oslo y firmó un acuerdo de paz (Washington, 23 septiembre 1993) que establecía una autonomía palestina en Gaza y Cisjordania: el nuevo ejecutivo firmó también un tratado de paz con Jordania (octubre 1994).

Tras el asesinato de Rabin (1995) se formó un nuevo Gobierno liderado por Peres, pero después de las elecciones de mayo de 1996 el Likud volvió al ejecutivo y Benjamín Netanyahu fue nombrado primer ministro.

Esto supuso un revés para el proceso de paz, ya que Israel amplió los asentamientos de colonos en áreas de autonomía palestina, aunque por el acuerdo de Wye Plantation (23 octubre 1998) aceptó retirar las tropas del 13.1 % de los territorios ocupados.

El conflicto entre liberales y ultraortodoxos del judaismo se radicalizó: la crisis política forzó a convocar elecciones anticipadas (mayo 1999), en las que triunfaron los laboristas y Ehud Barak fue nombrado primer ministro y tormo un Gobierno de coalición favorable al diálogo (retirada de las tropas del sur del Líbano): paralelamente, Moshé Katsav fue elegido presidente.

Sin embargo, la violencia de una nueva intifada y el recrudecimiento de los ataques terroristas debilitaron la posición de Barak, que dimitió en diciembre. Tras la vuelta del Likud al Gobierno en la figura de Ariel Sharon (febrero 2001), que formó un Gobierno con participación de los laboristas, se produjo una espiral de violencia, pese a las diversas resoluciones de la ONU.

Sharon respondió con dureza a los ataques palestinos, confinó a Yasser Arafat en la ciudad de Ramalah (diciembre 2001) e invadió las principales ciudades autónomas palestinas a principios de 2002.

Todo ello provocó una crisis del Gobierno de Israel y la convocatoria de unos nuevos comicios, tras los cuales Sharon renovó el cargo de primer ministro y formó un Gobierno con participación de la ultraderecha.

¿Quieres saber más sobre historia de los países?

Desde CurioSfera.com esperamos que este artículo titulado la historia de Portugal y su origen te haya sido útil y ameno. Si necesitas consultar otros artículos similares, obtener más respuestas, o deseas ver otras curiosidades históricas y datos peculiares, puedes visitar la categoría de Historia. Pero si te resulta más sencillo, escribe tus preguntas en el siguiente buscador. Y recuerda, si te ha gustado, dale un me gusta, compártelo con tus amistades y familiares, o deja un comentario. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here