Cómo es un glaciar

Para saber cómo es un glaciar, primero debes saber que los glaciares se forman en montañas muy altas. Éstas se cubren cada año con varios metros de nieve. Parte de dicha nieve se funde con el sol de la primavera y del verano sucesivamente, pero otra parte permanece y es cubierta a su vez por la nieve del siguiente invierno.

Poco a poco, esta nieve “antigua” se acumula en estratos cada vez más altos y compactos, se endurece y finalmente se transforma en hielo. Así es cómo se forman los glaciares.

Vamos a suponer que caminamos sobre un glaciar y hacemos un pequeño experimento. Ponemos en el glaciar unas cuantas piedras de color rojo, de modo que sean visibles, y nos vamos de allí.

Si regresamos un año después, veremos que dichas piedras ya no están en el mismo sitio. El glaciar las ha transportado varios metros hacia abajo. Esto significa que los glaciares se mueven, se deslizan despacio entre las montañas como si fueran ríos a cámara lenta.

Su descenso continúa hasta que llegan a un sitio cálido. De allí en adelante el glaciar ya no avanza, por el simple hecho de que se derrite formándose un río de origen glaciar.

Si esto ocurre en el mar, se forman grandes bloques de hielo que flotan en el agua, y reciben el nombre de icebergs.

La velocidad de un glaciar depende de su mole y de la pendiente del terreno. Los glaciares de los Alpes se mueven a un ritmo de unos 35 metros al año. Los enormes glaciares de Groenlandia, en cambio, se desplazan a una velocidad de cuatro kilómetros al año.

También la profundidad y la longitud de los glaciares varían mucho según el clima y la altitud de las montañas de que proceden.

En los Alpes, los glaciares tienen una profundidad máxima de 800 metros, mientras su récord de longitud corresponde, con 27 kilómetros, al glaciar que desciende del Jungfrau, en Suiza.

En los polos, los glaciares tienen una profundidad de kilómetro y medio, mientras que los del Himalaya alcanzan casi los 80 kilómetros de longitud. Por cierto, tal vez quieras leer: cómo es el teleférico.

Cómo se forma un glaciar

El punto más bajo de un glaciar, allí donde se derrite, recibe el nombre de frente. A propósito de dichos frentes, en ellos se observa una curiosa acumulación de detritos, de rocas y de tierras, que en algunos casos asume las dimensiones de verdaderas colinas.

El hecho es que de los flancos de las montañas entre las que avanza el glaciar caen continuamente materiales rocosos. Parte de dichos materiales se hunden, por efecto de las nevadas, en el glaciar, y parte permanece en la superficie de éste, que los arrastra hasta depositarlos en el punto de deshielo. El conjunto de dichos materiales se llama morrena.

Hace millones de años, gran parte de la Tierra estaba cubierta por enormes glaciares. Cuando el clima, al transcurrir el tiempo, se hizo cálido, los glaciares se fundieron y se retiraron, y en el lugar que ocupaban dejaron valles y concavidades de gran profundidad.

movimiento de un glaciar

La mayoría de estos valles llegarían a convertirse en fértiles lugares de cultivo, y las concavidades, al deshelarse el agua, se transformaron en lagos y lagunas.

Los glaciares son muy importantes para el hombre: efectivamente, constituyen inagotables reservas de agua que alimentan, incluso en épocas de sequía, a muchos de los principales ríos del mundo.

Cómo sabemos que la Tierra estuvo cubierta por glaciares

La presencia de morrenas constituye la demostración más segura de que en determinado lugar ha existido un glaciar. En efecto, las morrenas están integradas siempre por los depósitos de rocas, mantillo y fango, que el glaciar arrastra consigo en su lento movimiento y que se acumulan en los puntos donde se disuelven las lenguas terminales de hielo.

Grandes glaciaresEstas morrenas nos demuestran que hace unos seis millones de años, en el período Pleistoceno, se produjo en la Tierra un considerable descenso de la temperatura. El frío se hizo cada vez más intenso a principios de la era Cuaternaria, y desde Siberia y Groenlandia avanzó el hielo que invadió Europa, Asia y América del Norte.

Fue como un invierno muy largo, de miles de años de duración, en cuyo transcurso las precipitaciones fueron casi siempre de nieve. Mientras la nieve se acumulaba formando enormes estratos sobre los continentes, los mares y los océanos empezaron a disminuir de nivel al cesar el aporte de las aguas de los ríos. En efecto, el agua seguía evaporándose y formando nubes, pero no era sustituida por la que regresa al mar con las lluvias. La primera consecuencia de este fenómeno fue la aparición de nuevas tierras.

En  CurioSfera.com esperamos que este artículo llamado Cómo se forma un glaciar te haya sido de utilidad. Si quieres leer otros artículos parecidos, puedes visitar nuestra categoría de ciencia. También puedes preguntar a nuestro buscador que encontrarás a continuación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here