Cómo educar un gato

Saber cómo adiestrar a un gato puede ser algo complejo, sobre todo cuando son pequeños o bebés, ya que es necesario convencerlo de que un comportamiento es el correcto y merece la pena aprenderlo. Como ya sabes, los gatos son animales muy independientes. De hecho, aunque hace más de 5.000 años que el humano goza de la compañía de estos felinos, solo los hemos conseguido domesticar parcialmente. Pero con un poquito de paciencia, puedes entrenar a un gato y conseguir que sea aún mejor mascota. En CurioSfera.com te explicamos cómo educar a tu gato.

También te puede interesar por qué ronronean los gatos

Índice de contenidos

Educar a un gato a usar el arenero

Enseñar a un gato a usar su caja de arena en la mayoría de los casos no es necesario. Los mininos son animales tremendamente limpios ya que cuentan con una natural tendencia natural a acicalarse y limpiarse el pelo. Igualmente suelen defecar y orinar en su arenero de forma natural.

Cuando el gato no usa la caja de arena

Pero puede suceder que en algunos casos de gatos problemáticos la natural tendencia a usar la caja de arena no se produzca. Vamos a ver cómo adiestrar a un gato a usar la caja de arena en 7 sencillos pasos:

1 Sitúa la caja de arena en un lugar tranquilo: a los gatos les gusta hacer sus necesidades en un lugar que sea tranquilo. Prefieren hacerlo en un sitio donde alrededor no hayan muchos ruidos, pase mucha gente ni haya mucha acción. No obstante, a los mininos no les agrada que su caja de arena esté muy lejos o excesivamente arrinconada:

  • No sitúes el arenero de tu mascota demasiado cerca de donde tiene el agua y la comida. De lo contrario puede ser un motivo para que no le guste usar su caja de arena.
  • No lo coloques en zonas de la casa donde transiten muchas personas o que sean áreas ruidosas. Por ejemplo, no ubiques el arenero en un pasillo por el que paséis constantemente o al lado de una lavadora. Los felinos desean privacidad y paz para hacer pipí o popo.
  • Coloca su arenero en un lugar de fácil acceso para tu peluda mascota. Evita ponerla en altura para que no tenga que escalar o saltar para acceder, y mucho más si tu gato ya es algo viejo o tiene algún problema para moverse.

2 La caja de arena debe estar limpia: tu felina mascota nunca querrá utilizar su arenero si está sucia y llena de muchos excrementos, esto puede hacer que haga popo y pipi fuera de ella en cualquier lugar de tu casa. Para hacerlo bien debes seguir los siguientes pasos:

Cómo entrenar a un gato para que use la caja de arena

  • En primer lugar debes emplear guantes de goma cuando vayas a manipular todo lo relativo a las cacas de un gato. De este modo disminuyes el riesgo de que te contagies de toxoplasmosis (puedes ver cómo saber si mi gato tiene toxoplasmosis).
  • Lo ideal es que limpies y recojas los bloques de arena compactada por la orina y las heces todos los días. Pero si no es posible, como mínimo cada dos días. Debes hacerlo siempre con una pala como las que puedes ver aquí.
  • Cuando hayas finalizado de manejar la arena sanitaria para gatos que estaba sucia, lávate bien las manos (ver cómo lavarse las manos correctamente), no importa que hayas estado utilizando guantes.
  • Por último, es necesario que hagas una exhaustiva limpieza una vez por semana. Tienes que quitar la arena vieja, lavar con agua y jabón, enjuagar y secar bien. Después vierte la arena sanitaria nueva haciendo una buena capa que tenga un grosor de entre 5 y 8 centímetros (entre 2 y 3 pulgadas).

3 Coloca a tu gato en su arenero después comer, dormir y jugar: es un buen sistema para acostumbrar a que un felino haga sus necesidades en el sitio adecuado.
gatos amazonColocar a tu gato en su caja de arena un par de minutos después de jugar, despertarse o comer, ya que justo en ese momento es cuando los mininos suelen ir al baño. Este simple gesto le ayudará a recordar para que sirve su arenero y lo emplee cada vez que quiera ir a orinar o defecar.

4 Utiliza una arena para gatos que le guste: Existen numerosos tipos de arena para gato realizadas con diferentes materiales. Es fundamental que sea una arena que a tu felino le guste y agrade usar. La gran parte de los mininos adoran la arena aglomerante sin ningún tipo de perfume.

Hacer que el gato use la caja de arena

No obstante, cada mascota es diferente y los hay que puedan preferir una diferente, con olor, de grano más grueso, más fino… Sobre todo observa el comportamiento de tu gatito cuando le pones la nueva arena.

  • Si tienes que cambiar de tipo de arena, hazlo de forma gradual (poco a poco), no lo hagas de un día para otro. Durante una semana puedes ir añadiendo un poco de la nueva a la arena que venías utilizando y cada día ir añadiendo más. De este modo se irá acostumbrando sin darse cuenta.
  • Por norma general, depende del país, las arenas sanitarias para gatos que más se utilizan son las aglomerantes, la de cristales, la de arcilla, la biodegradable, de pellets y la de gel de sílice. Como ves, tiene a tu disposición una gran variedad en el mercado. Puedes ver, comparar y comprar aquí.
  • Si fuera el caso que tu animal le gusta y acostumbra a hacer sus necesidades en una maceta, es que le gusta más la tierra fresca más que su arena sanitaria. Esto no es adecuado y puede ser un problema habitual en mascotas que han vivido al aire libre. Para solucionarlo puedes poner una capa de tierra como la de las macetas y encima una pequeña capa de arena para gato. Si funciona, muy poco a poco puedes ir retirando la tierra y poner más arena en su lugar.

5 Debes premiar a tu gato si utiliza el arenero: esta es una regla de oro, si tu mascota hace las cosas bien y utiliza su caja de arena, debes recompensarlo por ello. Es muy importante que lo hagas justo cuando acabe de orinar o defecar en ella, para que asocie este hecho fácilmente. A esto se le llama refuerzo positivo.

Cómo enseñar a un gato adulto a utilizar la caja de arena
Debes recompensar a tu gato cuando use el arenero

Esto sin duda, hará que tu mascota adquiera hábitos positivos y aprenderá que ese es el lugar adecuado donde debe hacer sus necesidades.

6 No castigues a tu gato si lo hace fuera: aunque parezca extraño, si tu gato tiene un “accidente” fuera de su caja de arena, NO lo regañes. El refuerzo negativo nunca funciona en estos casos y si lo castigas puede provocar el efecto contrario y que no use más su arenero.

  • Si tu gato “va al baño” fuera del arenero, es fundamental limpiar ese lugar inmediatamente con un limpiador enzimático que eliminará y neutralizará su olores para que no lo haga de nuevo ahí. Si tu minino huele su pis en una alfombra (por ejemplo), puede asociar ese sitio como el lugar donde hacer sus necesidades.
  • Si tu gato hace caca fuera del arenero, recógela con una pala, guantes o papel y colócala en la caja de arena. Gracias al olor de sus heces, esto ofrecerá “pistas” a tu gatete de que es en ese lugar donde debe hacerlo la próxima vez.
  • Si tu gato ha decido que una parte de tu hogar es su favorita para hacer pipi o popo en lugar de su caja de arena, debes hacer que esta zona sea “incomoda” para él. De este modo podrás disuadirlo de que lo siga haciendo. Nos referimos a, por ejemplo, colocar cinta de doble cara en el piso o suelo, un papel de aluminio o cosas que le puedan resultar desagradables o le impidan acceder a ese lugar.

7 Adiestramiento por confinamiento: este sistema es el último que debes emplear. Solo debes utilizarlo si todo lo anterior que te hemos explicado no ha funcionado y no hay forma de que tu gato utilice su caja de arena. Consiste en confinarlo o encerrarlo temporalmente en una habitación con el arenero para que entienda que debe emplearlo.

como hacer que mi gato use su caja de arena

  • Recuerda que SOLO debes aplicar este adiestramiento como último recurso.
  • No encierres a tu felino en una habitación o cuarto muy pequeño por mucho tiempo. Es algo cruel confinar a tu minino por largos periodos de tiempo.
  • Tu gato debe tener abundante agua y comida en dicha habitación, además de su cama y la caja de arena. Debes situar el arenero en el lado opuesto del cuarto donde estén la cama, el agua y la comida.
  • Si hace caca en el suelo o piso, coloca sus heces dentro del arenero para que con su olor el animal sepa que debe hacerlo allí.
  • Si a tu gato le gusta hacerlo en una alfombra o en tierra y no en su arenero, puedes cortar pequeños trocitos de una alfombra vieja o un poco de tierra (según el caso) e introducirlo en la caja junto con la arena sanitaria para gato.

Enseñar a un gato a no morder

Existen gatos que constantemente intentar morder o arañar a sus humanos. En ocasiones puede ser debido a un comportamiento agresivo y en otras, simplemente ha adoptado esto como una forma de juego. Te vamos a enseñar a adiestrar a un gato a que no muerda en 3 sencillos pasos:

Cómo enseñar a un gato a no morder

1 Respeta los límites de tu gato: es posible que en algunas ocasiones tu gato te muerda o te arañe porque lo has tocado bruscamente o por sorpresa y esto puede hacer que se defienda con una postura agresiva o defensiva. En estos casos si tu gatito necesita espacio o tiempo, es mejor concedérselo. Si en cierto momento no le gusta que lo toquen o acaricien, no lo hagas.

2 Si muerde deja de jugar con él: en ocasiones puede ser que tu gato se “acelere” y se comporte demasiado agresivo cuando juegas con él y comienza a emplear sus garras y dientes. Si es así, tienes que dejar de jugar inmediatamente con él. Puedes parar, sentarte, hacerte el muerto, pero en todos los casos debes ignorarlo. Tu gato aprenderá rápidamente que si juega agresivamente, el divertimento y el juego se acabarán de inmediato.

Como evitar que un gato muerda

  • Si tu mascota se vuelve demasiado agresiva, puede que haya entrado en modo de cacería. En ese caso cambia de juego y emplea un palo largo, un hilo o cordel para que se ejercite cazándolo sin tener que comportarse mal ni lastimarte.
  • Bajo ningún concepto golpees al gato. tampoco debes rociarlo con agua o gritarle si te ha mordido (aunque sea el primer impulso). Este tipo de respuesta negativas, con el tiempo, pueden provocar que tu mascota felina te tenga miedo.

3 Ayúdale a que pueda desahogarse: los gatos, como buenos felinos que son, tienen un elevado instinto cazador. Por tanto debes hacer que pueda ejercitarlo y emplearlo con juguetes que pueda perseguir, golpear, morder y atacar. Entra dentro de su naturaleza tener este tipo de comportamiento.

Un buen juguete puede ser un pequeño ratón como estos o una pequeña pelota para que pueda desahogarse jugando con ello. Y si quieres jugar con él, puedes utilizar juguetes que sean una especie de palo o mango con un hilo o cordel para que tú lo puedas mover y tu mascota intente cazarlo (puedes ver, comparar y comprar aquí).

4 Menta gatuna: existen en el mercado peluches para gatos que tienen un bolsillito cerrado con velcro en el que puedes introducir un poco de menta gatuna (puedes verlos aquí). También puedes poner un poco en el suelo o piso para que tu gato pueda rodar sobre esta zona.

Cómo enseñar a un gato a no morder ni arañar

 

Muchos gatos no se sienten atraídos por este producto, pero en cambio, muchos otros sí. Si es este el caso de tu mascota, disfrutará de un periodo de juego con el que podrá descargar su energía y no morderte.

También te recomendamos la lectura de nuestro artículo por qué me muerde mi gato

Educar a un gato a usar el rascador

Hay muchos mininos que usan de una forma instintiva y natural el rascador, sin que haya que prestarles más atención. Cuando lo descubren, parece que tienen muy claro para lo que sirve y enseguida irán a él a afilarse las uñas. En cambio, hay otros gatos que no tienen tan clara la utilidad de este aparato y deberemos utilizar un poco de tiempo y esfuerzo para conseguir que se acostumbren a él.

Cómo enseñar a mi gato a usar el rascador

Te recomendamos que tengas un rascador desde el primer día y que motives a tu mascota para que juegue habitualmente con él y así sepa para qué sirve. Puedes elegir un rascador dinámico, es decir, que tenga algún juguete y algún otro objeto, aunque también puedes animarle tú mismo, de este modo conseguirás que no destruya los muebles de tu casa.

Es posible que tu amiguito peludo haya aprendido a afilar sus uñas en el sofá, pero a veces, cuando te vas de casa, puede ser que use los sofás y otros objetos para ello. Si es así, tienes que continuar estimulando a tu minino para que juegue con el rascador, y para que refuerce la conducta te aconsejamos que le des un premio. Para recompensarle puedes hacerlo con palabras cariñosas y caricias o bien darle premios de comida apetitosa.

Enseñar a un gato a usar el rascador
gatos amazonSi en el rascador hay algún objeto que cuelga o alguna bolita, te será más sencillo atraer la atención de tu felino, ya que entrará a ella a través del juego, porque ya sabes que a los mininos les gusta mucho jugar. En caso de que no sea así, tienes que intentar que juegue con dicho objeto, de este modo tu mascota cogerá confianza con el aparato.

Cuando tu minino toque el rascador por primera vez, es casi seguro que ya lo usará habitualmente. Por este motivo, es importante que coloques las patitas de tu felino en el rascador. Una vez haya enganchado sus uñas en el aparato, tu gatito se sentirá muy a gusto.

Si ves que a tu gato le gusta un mueble particularmente, intenta poner el rascador cerca de ese lugar, de este modo tu mascota tenderá a ir hacia el rascador y no rascará tu mueble. Si aun así, tu amigo peludo no quiere usar el rascador, intenta untar el rascador con hierba de gato, el olor que desprende persuadirá a tu felino a usarlo.

Cómo adiestrar a un gato a que venga

Tal y como hemos dicho anteriormente, si has adiestrado a tu minino a ir hacia ti, lo podrás llamar cuando te apetezca acariciarle, pasar un rato con él jugando o cuando le tengas que llevar al veterinario y sabiéndolo se haya escondido en ese momento, etc. Esta capacidad también te puede ser muy útil si en algún momento tienes que sacar a tu mascota de un aprieto.

adiestrar gato a venir

1 Primeramente, tienes que darle una recompensa, por ejemplo, una golosina. Tiene que ser algo que le guste mucho a tu minino, algo que incluso le haga interrumpir su siesta. Es importante que no uses para ello las croquetas que le das cada día. El atún es un alimento que, como es bien sabido, entusiasma a los mininos, es por ello que es esencial que únicamente le des de comer atún a tu mascota en forma de golosinas, ya que si no puede volverse adicto a los sabores fuertes. Puedes ver ¿los gatos pueden comer atún?

2 Seguidamente, tienes que llamar a tu amiguito peludo de forma inequívoca para que se dirija hacia ti para que le des su apetecible premio, es importante que sean palabras o frases simples y cortas.

Es bastante probable que el primer párrafo del Quijote no sea una buena alternativa, pero sí puede funcionar algo como “minino, aquí, minino”, “ven aquí, gatito”, o también “¡Premio!” o “¡Golosina!”, naturalmente si no empleas estas palabras diariamente con tu mascota. También puede funcionar si empleas un tono de voz distinto al normal.

Puedes hacer uso de un tono agudo, ya que los felinos reaccionan mejor con los tonos agudos de forma natural, porque estos son los sonidos que lanzan sus presas. También es esencial que cuando le llames para que vaya hacia ti, le des caricias y mimos, si es que esto le gusta, naturalmente.

3 Es esencial que como mínimo una vez por semana realices este ejercicio de adiestramiento, porque de este modo reforzarás el comportamiento deseado que tu minino ya ha logrado aprender. Antes de poner algo apetecible en su comedero di la orden de llamada que hayas escogido, ya verás como rápidamente tu minino aparecerá feliz y entusiasmado.

Educar a un gato para que no arañe los muebles

1 Dale a tu gato un rascador vertical. Si tu mascota te araña habitualmente a ti o a tus muebles, es posible que lo haga porque tenga la necesidad de arañar. Tu felino rasca los objetos de tu casa para marcarlos con su olor, para ello utiliza las glándulas que tiene en sus patitas, y también porque de este modo quita la capa de manera natural crece en sus garras. Una buena manera de solucionar este problema es dándole un objeto donde poder rascar todo lo que quiera, como es un rascador vertical.

Cómo enseñar a un gato a no arañar

  • Si ves que tu minino está arañando una alfombra, un mueble o algún otro objeto o lugar que no tendría que arañar, debes interrumpirlo con un sonido repentino. Agita un frasco lleno de monedas o aplaude para que tu minino se asuste y deje de rascar.
  • Debes llevar rápidamente a tu amiguito a un rascador vertical. Si lo interrumpes cuando está arañando un mueble y lo llevas hasta un rascador vertical, fortalecerás la idea de que hay objetos que puede arañar, pero en cambio hay otros que no.

2 Usa un olor cítrico o de mentol. A los felinos no les gustan los olores de mentol y cítricos. Puedes poner un poco de aceite en el mueble u objeto que tu mascota araña más habitualmente, de este modo podrías evitar que lo haga en futuras ocasiones.

Cómo educar a tu gato para que no arañe muebles

  • Moja unos trozos de algodón con una pomada muscular a base de mentol o aceite cítrico.
  • Después, friega el trozo de algodón en los reposabrazos o las patas del mueble que tu minino acostumbra a arañar. Tienes que tener en cuenta que ello producirá que el mueble tenga un ligero olor y se podría ensuciar. El aceite cítrico en cambio es más difícil que manche. Si temes que los aceites penetren en tu mueble, simplemente puedes pegar los trozos de algodón en las patas de las mesas y de los sofás que tu felino acostumbra a arañar.

3 Usa el método de la rociada. Si ves que tu minino se sigue lanzando contra tus pies o manos o continúa destrozando tus muebles, puedes utilizar el sistema de rociarlo con agua. Para ello, debes llenar un rociador con agua limpia y fría y cuando tu felino se te tire encima, salpícale con esta agua
gatos amazonComo bien sabes, a los mininos no les gusta en absoluto que les salpiquen con agua, de este modo enseguida asociarán esta sensación desagradable con el hecho de arañarte o morderte. No obstante, es importante que sepas que tu felino te puede asociar con esta sensación tan incómoda para él de ser salpicado con agua e incluso es posible que te coja miedo.

4 No hagas que le extraigan las garras a tu gato. No importa cómo sean de importantes los arañazos de tu minino, el hecho de hacer que le quiten sus garras no hará más que agravar el problema. Esto es muy doloroso para los felinos y puede causar una serie de problemas como pueden ser: dolor permanente, aversión a usar la caja de arena, necrosis de tejidos y aumento de la agresividad hacia las personas. Te aconsejamos que consultes con un veterinario sobre otros modos de conseguir que tu mascota deje de arañar, si consideras que tiene un comportamiento problemático.

Enseñar a un gato para que no suba a la encimera (mostrador)

1 Retira la comida. Si tienes la comida guardada en el mostrador, y allí también tienes el bol de comida de tu minino, este podría creer que es un lugar destinado a encontrar alimentos. Tienes que quitar todos los alimentos que tengas en la encimera y mantener el bol de comida de tu mascota en el suelo (todo el tiempo que lo utilice) o en el lavabo, de este modo no se subirá al mostrador.

Enseñar a un gato para que no suba cocina

2 Haz que los mostradores sean desagradables para tu gato. Si quieres evitar que tu amigo peludo se suba al mostrador tienes que convertirlo en un lugar incómodo para él.

  • Pon cinta de doble cara en un lado de un mantel de plástico individual.
  • Pon los manteles individuales encima del mostrador.
  • Con el paso del tiempo, tu minino va a asociar el mostrador con la incómoda experiencia de andar sobre la cinta.

3 Dale otros lugares que pueda escalar. A los mininos les encanta trepar, sobre todo porque les gusta mucho estar a una cierta altura del suelo y es posible que las encimeras de tu cocina sean los lugares más elevados donde se pueda subir. Intenta ofrecerle distintos objetos que pueda escalar, como puede ser un mueble especial para felinos, que puedes colocar en cualquier lugar de tu hogar y que va a dar a tu mascota la satisfacción de trepar y situarse en una zona elevada.

4 Mantén al gato alejado. Si tu minino se empeña en escalar las encimeras cuando cocinas, debes dejarlo en el baño o en una habitación, si puedes, ya que esto impedirá que trepe y entorpezca tus planes de cocina. Cuando hayas terminado de cocinar, ya puedes sacar a tu amigo peludo de su confinamiento.

También te puede interesar cómo alimentar a un gato.

Entrenar a un gato a jugar con juguetes

Si tu minino es un cachorro le debes proporcionar juguetes para que se prepare para “cazar”, como, por ejemplo: pelotas pequeñas, sonajeros con plumas, ratones de tela, etc. Con este tipo de juguetes, que son muy sencillos y que muchos de ellos los puedes fabricar tú mismo, tu minino se lo pasará en grande.
gatos amazonSi lanzas objetos a tu gato, llegará un momento en que te los traerá con la boca para que se los vuelvas a tirar. Tienes que tener en cuenta que el truco para animarle a jugar es que tú formes parte del juego. Tu gato se aburrirá enseguida de sus juguetes si no pasas tiempo con él y participas en sus juegos.

Adiestrar a un gato a hacer trucos

1 Emplea golosinas deliciosas. Amaestrar a un minino no es lo mismo que adiestrar a un perro. El perro quiere que estés contento de él y por eso aprende trucos; en cambio, si quieres adiestrar a un felino, es esencial que respetes su independencia y le ofrezcas motivos atrayentes por los que tendría que hacerte caso.

educar gato a hacer trucos

No te van a funcionar los gránulos de comida seca para felinos, ni tampoco que lo alabes en exceso, porque a los mininos no les interesa tanto esto como a los perros. La clave es que utilices golosinas de gran calidad que a tu mascota le gusten, como pueden ser trozos de atún o pollo fresco o la menta para gatos.

2 Asegúrate de que tu gato participe. Antes de enseñarle un nuevo truco a tu minino, debes asegurarte de que sepa que le quieres enseñar algo. Para ello:

  • Mantén la golosina delante de su hocico, de este modo entenderá que hay un posible premio para él.
  • Desplaza la golosina muy despacio en tu mano por encima y por detrás de su cabeza, esto lo tienes que seguir haciendo hasta que levante su cabeza hacia arriba y se siente.
  • Debes alabar a tu felino y darle la golosina en el momento en que realice el “truco” de sentarse.

3 Usa un clicker. Si no dispones de un clicker, puedes utilizar un bolígrafo retráctil, ya que hace un ruido muy parecido. Cada vez que emplees el clicker, premia a tu mascota con una golosina, de este modo asociará este sonido con recibir una golosina. Más tarde, utiliza el clicker y recompénsale siempre que lleve a cabo un nuevo truco, como perseguir un palo cuando lo lances. A medida que pase el tiempo, tu minino va a responder cuando lances el palo y hagas ruido con el clicker.

4 Haz que las sesiones de entrenamiento y de juego sean cortas. Debes tener en cuenta que tu minino se cansará, por este motivo es importante que hagas sesiones de juego y entrenamiento de unos 15 minutos, una o dos veces cada día.
gatos amazon5 Respeta a tu gato. Al tener un minino seguramente debes saber que tu amigo es muy independiente y que tiene unas características de personalidad únicas. No obligues a tu felino a hacer un truco que no le apetece hacer. Hay ciertos gatos que pueden aprender a utilizar el baño y jalar la cadena, algunos incluso pueden ponerse en tu hombro mientras caminas por tu hogar, pero también hay otros que no querrán que los toquen ni que los molesten. Es fundamental que aprendas a convivir con tu minino, de este modo los dos sacaréis algo de esta relación.

Consejos para educar a un gato

Hay mininos que son algo traviesos y juguetones, especialmente cuando son chiquitines y aún más cuando son “adolescentes”. Es por ello que es esencial que conozcas algunas técnicas a emplear, como, por ejemplo, educar mediante el refuerzo positivo en los felinos, esto es de gran utilidad para saber cómo educar a un minino desde que es un cachorro. Te vamos a dar unos prácticos consejos para educar a tu gato:


  1. Siempre tienes que recompensarle: si tu mascota lleva a cabo el objetivo que querías conseguir, debes estar muy atento y recompensarle (le puedes dar un trozo de su comida favorita, una golosina, etc.) Esta serie de incentivos positivos son fundamentales para que tu felino comprenda qué le estás pidiendo.
  2. Usa un clicker: estos aparatos hacen un sonido concreto y los puedes encontrar en un veterinario o en una tienda de mascotas. Si habitualmente llamas a tu minino con un clicker vas a lograr que asocie el sonido con él y de este modo siempre acudirá cuando le llames.
  3. Nada de distracciones: cuando estés entrenando a tu minino debes prestarle toda tu atención. Es por ello que te recomendamos que pongas el móvil en silencio, que apagues la televisión y que te concentres en lo que le estás enseñando. De esta forma se dará cuenta de que le prestas atención y que le quieres decir algo.
  4. 10 minutos al día: es el tiempo idóneo que tienes que dedicar en educar al gato. No emplees más tiempo, ya que tu mascota se cansará y no te hará caso. Es esencial que tengas un claro objetivo y que seas tenaz. Si quieres conseguir que tu mascota aprenda, es importante que vayas enseñanza tras enseñanza.
  5. Intenta no darle muchas golosinas a tu minino, porque si lo haces, ello hará que se acostumbre mucho a las golosinas y no te servirán como premios. El hecho de que coma muchas golosinas también puede hacer que se vuelva obeso, y esto es un problema de salud grave.
  6. Adiestrar a un cachorro es más sencillo, pero también puedes adiestrar a un gato adulto. Para ello, es importante que consigas sus golosinas preferidas. Cuando tu minino haga lo que tú deseas, recuerda que debes premiarle con una golosina y también elogiarlo.
  7. Cada vez que tu felino se comporte como tú quieres es importante que le premies con caricias o palabras amables y que le recompenses con comida, de este modo él comprenderá que eso es bueno y que, por lo tanto, tiene que hacerlo.
  8. Si tu minino te araña para que le hagas caso, debes ignorarle totalmente, así aprenderá que si araña no logra nada. Sin embargo, es esencial que le recompenses cuando se porta bien, como el hecho de acercarse a ti tranquilamente.
  9. Si tu gato muestra una conducta que no es de tu agrado, no le riñas ni le castigues, ya que a veces tu minino quiere llamar tu atención y, aunque le castigues, él lo seguirá haciendo porque lo que quiere conseguir es que le hagas caso. Entonces, es importante que estés más tiempo con él y que le acaricies o juegues con él.
  10. En ocasiones puedes usar el No, pero solo si sorprendes a tu minino in fraganti, ya que si no con reñirle no vas a lograr nada. Sin embargo, puedes utilizar solamente un tono de voz grave, pero nunca tienes que acorralarle, hacerle pasar miedo o castigarle físicamente.

¿Quieres saber más sobre gatos?

Te recordamos que este artículo es solamente informativo. En CurioSfera.com no realizamos diagnósticos ni recetamos tratamientos veterinarios. En caso de que tu mascota presente algún síntoma o malestar, tiene que visitar al veterinario rápidamente.

Si quieres ver otros artículos parecidos a Cómo educar a un gato te recomendamos que pases por la categoría de gatos o la de mascotas. Del mismo modo, puedes hacer tus preguntas directamente en el buscador de nuestra web. Y recuerda, si te ha gustado, compártelo en las redes sociales con tus amistades o familiares. También nos puedes dejar un comentario. 🙂

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here