Cómo cuidar a una chinchilla

Si ya tienes o piensas tener una chinchilla doméstica como mascota, debes saber que estos dóciles y adorables animalitos necesitan una serie de cuidados.

Si la crías desde que son pequeñas, son buenas y mansas. Además son roedores muy simpáticos y maravillosos, pero al mismo tiempo son frágiles y delicados.

En CurioSfera.com te queremos explicar cómo cuidar a una chinchilla para que puedas disfrutar de tu mascota durante muchos años y en las mejores condiciones.

Los cuidados de las chinchillas

Las chinchillas domésticas son un género de roedores un tanto desconocidos para la mayoría de las personas, pero qué duda cabe que es una mascota realmente especial, adorable y muy distinta a la chinchilla salvaje.

Tal vez también te interese: Cómo cuidar a un hámster

Cómo manipular a una chinchilla

Una de las principales cosas que debes saber sobre las chinchillas, es que tienes que tener cuidado a la hora de agarrarlas o manipularlas. Debes hacerlo con mucha delicadeza:

  • Si tienes que agarrar a tu chinchilla, hazlo como se hace con los gatos. Es decir, pasa tu mano por debajo de su barriguita y la otra encima del lomo.
  • Deja que el roedor apoye sus patas traseras sobre la mano con la que la sujetas por debajo para que se sienta más segura, no hay problema en ello.
  • De ningún modo seas brusco ni emplees demasiada fuerza, ya que podrías hacerle daño o provocarle una lesión interna.

Cómo manipular a una chinchilla

Alimentación de la chinchilla

La alimentación de una chinchilla doméstica es muy importante. Si quieres que tu mascota goce de buena salud y tenga una buena calidad de vida, puedes seguir los siguientes consejos para saber qué comen las chinchillas:

como alimentar a una chinchilla

  • Procura dar a tu roedor alimentos de calidad y lo más naturales posibles, como por ejemplo heno, que debe ser la base de su alimentación. También puedes darle pequeñas cantidades de alfalfa. Pero no te excedas, ya que puede provocar que genere algo de espuma en su boca.
  • El comedero debe ser de los que se cuelgan de los barrotes de la jaula para que quede aislado y siempre limpio. O bien, utiliza un comedero algo pesado para que no lo pueda arrastrar por todo el habitáculo y lo ensucie.
  • Puedes darle ocasionalmente alguna golosina para chincillas, pero no conviene que abuses, ya que pueden ocasionarles problemas digestivos. Como mucho un par de veces a la semana. Nada de alimentos con azúcar o proteína animal.

Tal vez te interese: ¿Qué comen los ratones?

El agua de las chinchillas

Uno de los puntos principales para saber cómo cuidar a una chinchilla es que siempre debe tener acceso al agua limpia y fresca. ¿Por qué? Por lo siguiente:

el agua de las chinchillas

  • Debes saber que las chinchillas, al contrario que el hombre, los gatos o los perros, no pueden combatir las bacterias que pueda contener el agua. Por este motivo es recomendable darle agua filtrada o embotellada en lugar de agua del grifo o de la llave.
  • Tienes que acordarte de cambiar el agua de tu roedor todos los días. De lo contrario pueden crecer bacterias o algas en ella y provocar a tu chinchilla serios problemas de diarrea, de hígado, o incluso su fallecimiento.
  • Es recomendable comprarle un bebedor de los que se cuelgan en la jaula. Así el agua siempre estará limpia y aislada del resto.

Cómo debe ser la jaula de una chinchilla

Para cuidar bien a una chinchilla debes proporcionarle un buen habitáculo. Piensa que pasará casi todo el tiempo en su jaula, por lo que debe sentirse segura y cómoda:

como debe ser la jaula de una chinchilla

  • Los barrotes deben tener una separación adecuada para que pueda ver el exterior, pero no muy separados y se puede escapar entre ellos. Si pasa la cabeza, pasará el resto del cuerpo.
  • Si la jaula está hecha de alambre, asegúrate que no sobresale ninguna punta que se pueda clavar o arañarse con ellas.
  • Como son muy activas, mientras más grande y extensa sea su jaula, mucho mejor. Lo ideal es que sea amplia y alta, pero si no puede ser, mejor que sea amplia a que no sea tan alta.
  • El suelo o piso de la jaula debe ser sólido. Si es de barrotes o rejas puede introducir sus patitas accidentalmente y lastimarse seriamente.
  • A las chinchillas les gusta subir, bajar y saltar, por lo que sería idóneo que su jaula pueda tener varios niveles o estantes y rampas.

La cama de una chinchilla

El lecho adecuado para tu chinchilla puede estar elaborado con viruta de álamo o con sustratos de anidación para roedores que puedes comprar en tu tienda de mascotas.

Nunca emplees para la cama del roedor virutas de pino o cedro, ya que contienen una sustancia química (fenoles) que resultan tóxicos para el animal. Pueden ocasionarle enfermedades cutáneas y/o respiratorias.

la cama de una chinchilla

Una medida recomendable es de 25 centímetros (10 pulgadas) de alto y ancho por 50 centímetros (20 pulgadas) de largo.

Limpieza de la jaula

La limpieza e higiene de la jaula de tu chinchilla debe tener prioridad en el cuidado de tu mascota. Puedes conseguirlo con estos consejos:

limpieza jaula chinchilla

  • Debes retirar cada día la suciedad y el heno sucio de la base de la jaula del animal.
  • Cuando tengas que limpiar la jaula (barrotes, rampas, estantes) puedes hacerlo con agua caliente. Si está muy sucia, puede añadir una pequeña cantidad de cloro al agua.
  • Después aclara todo con abundante agua y deja secar al aire. De este modo conseguirás eliminar todas las posibles bacterias que existan en su habitáculo.

La chinchilla debe hacer ejercicio

Las chinchillas son roedores muy activos y por ese motivo deben hacer todos los días de la semana. Para conseguirlo lo mejor es:

  • Es aconsejable que en el interior de su jaula incorpores una rueda de ejercicio. Asegúrate de que tenga una superficie sólida. Mejor que sea de plástico antes que de alambre o malla, ya que podría introducir sus patitas y lastimarse.
  • También la puedes sacar de su jaula para que se mueva en el exterior. Pero siempre en una habitación pequeña, controlada y bajo tu vigilancia. Recuerda que las chinchillas pueden saltar mucho y meterse por espacios muy pequeños. Atento también a que no roan cables o muebles.

Cuidado de los dientes de las chinchillas

Debes saber que los dientes de una chinchilla crecen constantemente. Por ello, debes colocar en la jaula algo que puedan roer y así desgastar sus dientes:

Una buena opción es introducir en su jaula un bloque de madera (recuerda, que no sean tóxicas) que sea consistente para que puedan roerlo.

cuidado de los dientes de las chinchillas

También puedes meter en el habitáculo ramas o pequeños troncos para que puedas roer y trepar por ellos. Los de sicomoro o manzano son perfectas ya que pueden morderlas y no son tóxicas.

Otra alternativa, al igual que con los hamsters, es que jueguen y muerdan los rollos de cartón del papel higiénico. Además, de este modo, tendrán una cantidad extra en la dieta de la chinchilla.

Limpieza de las chinchillas

No debes limpiar o bañar a las chinchillas domésticas con agua. Son animales muy limpios y ellos solos se encargan de peinar y acicalar su pelo. Pero también puedes ayudarle:

  • Existe en el mercado unos polvos elaborados con una especie de arcilla y ceniza volcánica que sirven para la limpieza de estos roedores. No confundir con la arena, que es otra cosa diferente.
  • Con dichos polvos puedes hacerle una especie de baño que ayudará a que la chinchilla no acumule aceites o grasas en su pelaje que pueden llegar a causas hongos. Puedes hacerlo una vez a la semana.

limpieza de las chinchillas

Temperatura del habitáculo

Si quieres saber cómo cuidar las chinchillas debes conocer que son animales que fácilmente se acaloran. Por tanto, debes procurar que su jaula se encuentre en lugar de tu hogar donde esté en un ambiente seco, aireado y fresco.

Por tanto, aléjala de la luz directa del sol y de los sitios con humedad. Piensa que por encima de 25 °C (77 °F) y por debajo de 11 °C ( 52 °F) las chinchillas pueden empezar a tener problemas.

Las chinchillas son muy sociables

Si deseas atender a una chinchilla correctamente es muy recomendable que tengan un/a compañero/a. Estos roedores son muy sociables y les encanta vivir con otros de su especie.

las chinchillas son muy sociables

Son mascotas que no les gusta vivir solas, necesitan a otros de su misma especie. Por lo que es recomendable (no obligatorio) que optes por tener como mínimo dos chinchillas.

Eso sí, si no quieres encontrarte en poco tiempo con decenas de crías (como pasa con los conejos), procura que sean del mismo sexo. Es decir, o todas hembras o todos machos.

¿Quieres saber más?

En CurioSfera.com esperamos que este artículo llamado Cómo cuidar a una chinchilla te sea de utilidad y te haya gustado. Si además quieres conocer más consejos o saber más curiosidades, información y respuestas sobre el mundo animal, entra en la categoría de mascotas. O bien, puedes realizar tus preguntas al buscador que encontrarás a continuación.

1 Comentario

  1. Hola, quiero saber más sobre el cuidado de las Chinchillas bebés, ya que en este caso la madre murió por retensión de placenta…dejando 5 bbs, de los cuales me quedan sólo dos. Gracias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here