Cómo conservar el pan fresco en casa

Aquellos tiempos en el que el pan recién comprado se ponía duro al día siguiente van a quedar atrás. Pese a ser un alimento que normalmente tarda varios días en estropearse, a nadie le gusta comer pan duro o blando. Para ello es importante saber cómo conservar el pan correctamente.

La clave o el secreto consiste en poder mantener el óptimo grado de humedad del pan. ¿Pero cómo se consigue esto? Existen una serie de trucos para conseguir conservar el pan.

Por este motivo, en CurioSfera.com Te ofrecemos una serie de claves y recomendaciones para que puedas comer el pan como recién hecho durante varios días

Cómo conservar el pan por más tiempo

enolver pan en papel conservacionQué duda cabe que el pan es un alimento indispensable en la mayoría de los hogares. Siempre ha formado parte de nuestra dieta y es uno de los comestibles principales de origen vegetal.

Lo comemos como base junto a otros alimentos, para acompañar algunos platos o como ingrediente. Por este motivo, tenemos la necesidad de guardar el pan de forma adecuada para que no se vuelva blando o excesivamente duro.

Aquí van algunos consejos para conservar el pan:

Elegir el pan correcto

En la mayoría de ocasiones, comprar el pan más barato resulta la elección más cara. Esto es así ya que el pan que sobre no se va a mantener en tan buenas condiciones como un pan de algo más de calidad.

Acabaremos tirando el pan que rápidamente se ha puesto duro o blando y, por tanto, gastando más dinero en comprar más pan.

Debes saber que los panes hechos con aceite o mantequilla suelen conservarse esponjosos y frescos durante más tiempo.

Dejar enfriar el pan

Si compras el pan recién elaborado y todavía está caliente, cuando llegues a casa debes dejarlo enfriar completamente al aire antes de guardarlo.

Si no lo haces así y lo guardas inmediatamente en una bolsa, el calor que desprende los humedecerá en exceso y se ablandará.

Servir adecuadamente el pan

Cuando tengas que servir el pan, es preferible ir cortando las rebanadas al momento de comerlas. Si te sobra pan cortado es más fácil que se seque y endurezca.

El tamaño del pan sí que importa

En el pan en formato de hogaza, o más popularmente llamado pan de pueblo, la corteza es más gruesa y protege la miga de su interior durante mucho más tiempo.

Mientras menos gruesa sea la superficie de la corteza de los panes, más rápido se van a secar. Esto pasa por ejemplo en las barras de pan. En cambio, en las hogazas al tener la corteza más gruesa no sucede esto tan rápido.

Almacenamiento del pan

bolsa de tela conservar panOlvídate de las bolsas de plástico para conservar el pan. Rescata la bolsa de tela que utilizaba tu abuela, la de toda la vida. Es el mejor lugar en el que guardar el pan que ha sobrado.

También son recomendables para guardar el pan durante varios días son las bolsas de papel o cajones de madera, como las típicas paneras.

Si optas por la segunda opción, envuelve el alimento en un trapo o paño de algodón.

Todos estos materiales tienen en común que permiten al pan respirar y poder conservar la humedad interior, en lugar de que ésta pase de la miga a la corteza.

Las bolsas de plástico no son para nada recomendables. Colaboran a que aparezca el moho y ablanda excesivamente el pan.

panera maderaUna vez tengas el pan dentro de la bolsa de tela, lo idóneo es que la guardes en un lugar seco y fresco. A temperatura ambiental pero que esté alejada del sol.

Otro truco para conservar el pan y mantener la textura crujiente es introducir en la bolsa un trozo de patata o un poco de apio.

Utilizando bolsas de tela estarás colaborando también con el medio ambiente, ya que reduces los residuos plásticos en gran medida.

No utilices el frigorífico

No es recomendable utilizar el refrigerador, nevera o heladera para conservar el pan. Es mucho mejor mantenerlo a temperatura ambiente, ya que este electrodoméstico absorbe la humedad del pan.

¡Atención! En el caso del pan de molde, SÍ que es recomendable conservarlo en el frigorífico dentro del envoltorio original de plástico, ya que ayuda a retener la humedad.

Congelar el pan

congelar el pan conservacionEs la opción más utilizada para su conservación. Congelar el pan sobrante es una buena alternativa, ya es un producto que tolera la congelación muy bien.

Siempre se ha de hacer introduciendo el alimento en papel de aluminio o en una bolsa de plástico que debes cerrar herméticamente. Puedes congelarlo troceado o entero. En función de tus necesidades.

Truco: si congelas pan en diferentes fechas, te recomendamos que anotes la fecha en una nota o directamente en la bolsa. De este modo podrás consumir el pan congelado más antiguo.

A la hora de descongelar el pan, es mejor hacerlo al aire. Debes evitar utilizar el microondas. No obstante, si tienes prisa para descongelarlo, puedes utilizarlo, pero envolviendo el pan con papel de cocina y posteriormente déjalo reposar un par de minutos.

Recuperar la frescura del pan estropeado

Si por algún motivo no has podido aplicar algunos de estos trucos, y el pan se ha quedado muy duro o muy blando, todavía existen dos alternativas para poderlo comer:

  1. Hornear el pan unos minutos a unos 60-70ºC habiendo humedecido con agua la corteza previamente.
  2. Cortarlo en rebanadas y tostarlo. Obtendrás ricos biscotes.


En CurioSfera.com esperamos haberte ayudado. Si te ha gustado este artículo llamado Cómo conservar el pan fresco en casa, te invitamos a que pases por nuestra categoría de alimentos para leer más artículos similares.

COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here