Características de la víbora

La víbora, conocida también como áspide o viperina, es uno de los más desagradables y peligrosos animales que se pueden encontrar en las montañas. Por si fuera poco, su número va en constante aumento. Las razones que permiten la proliferación de este tipo de serpiente son muy numerosas. En primer lugar el abandono de los campos. Después la destrucción, llevada a cabo por los cazadores, de los enemigos naturales de la víbora, como por ejemplo las aves rapaces (águilas, halcones y búhos) y los erizos.

La víbora es la serpiente más extendida por todo el mundo. Tanto es así que, por ejemplo en Europa, se puede decir que es el único reptil venenoso, pues las demás serpientes europeas son inocuas para el hombre; pero se precisa saber distinguir a la una de las otras.

La víbora tiene la cabeza triangular y se caracteriza por tener un cuerpo no demasiado largo, de 60 a 75 centímetros. La cola es muy corta en comparación con la de otras serpientes. La pupila es estrecha y vertical, como la de los gatos.

En los países mediterráneos sobre todo se distinguen varias clases de víboras. Entre ellas el áspid o víbora común, la víbora de agua y la latasti. Ésta se encuentra tan sólo en España y norte de África y mide unos 60 centímetros. Su veneno parece menos dañino que el de las anteriores.

Parecida a la víbora y muy dañina es también la serpiente cascabel, que se halla en América. De cada muda le queda un botón o anillo, y estas piezas, secas, son las que producen el ruido característico, como un cascabeleo, cuando la serpiente agita la cola. Te dejamos el siguiente vídeo sobre este tipo de reptil:

La víbora es más silenciosa, pero también peligrosa, pues posee en la parte superior de la boca dos largos dientes que, hincados en el cuerpo de la víctima, inoculan un potente veneno. Estos dientes son huecos y retráctiles (los puede sacar o esconder en su boca), por lo que los debe plegar en el interior de ésta. El veneno que contiene en glándulas apropiadas pasa a través de un pequeño canal situado en el interior de los dientes.

mordedura venenosa de víbora

La víbora come o se alimenta especialmente de pequeños roedores (preferentemente topos), lagartijas y pajaritos, pero si se ve seriamente molestada puede atacar y morder animales de grandes dimensiones, por ejemplo perros, y también al hombre.

Se tienen registradas algo más de 100 especies de víboras en todo el mundo. Entre ellas, se puede destacar, la víbora de Gabón, la áspid, la víbora hocicuda, la víbora Seoane, la verde o la cornuda.

especies de víboras

El riesgo de ser mordido por una víbora, sin embargo, no es grande. Este reptil tiene la capacidad de detectar si alguien o algo se aproxima mediante las vibraciones del terreno, por lo que huye lo más rápidamente posible. Pero si la víbora está adormecida o entorpecida por el frío, puede no darse cuenta del peligro: entonces, si se le pisa o se alarga una mano inadvertidamente hacia ella, se provoca su reacción.

Cuando se camina por la montaña es necesario observar siempre dónde se ponen los pies y llevar zapatos y pantalones muy fuertes. No se os ocurra nunca poner las manos a ciegas en los matorrales o las hierbas.

fisionomía de las víboras

La precaución más eficaz, de cualquier modo, es la de llevar consigo, durante las excursiones, cierta cantidad de suero antivíbora : una inyección de dicho suero es suficiente para neutralizar su veneno.

En CurioSfera.com nos gustaría que este artículo llamado Características de la víbora te haya agradado. Si también quieres ver más artículos parecidos o más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, te invitamos a visitar la categoría de animales. Si lo prefieres, puedes escribir directamente tus preguntas en el siguiente buscador. Y recuerda, si te ha gustado, compártelo en la redes sociales con tus amistades y familiares o deja un comentario. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here