El caballo

Sobre el caballo se han escrito montañas de palabras. Se le han dedicado cuadros y monumentos de gran valor, y muchos pueblos de la antigüedad lo consideraban un animal sagrado.

La admiración de que goza el caballo, por otra parte, es merecida. Además de sus dotes de inteligencia, fuerza y belleza, ha contribuido en gran medida al progreso del hombre.

El caballo nos ha ayudado durante miles de años a trabajar la tierra, cazar, transportar mercancías y mensajes, arrastrar grandes pesos y viajar velozmente.

El origen del caballo

El origen de este animal es más bien misterioso. Se sabe que los primeros caballos, que vivieron hace millones de años, no eran mayores que un perro, tenían patas provistas de cinco dedos y vivían en los bosques.

Con el paso del tiempo, salieron a campo abierto y, para defenderse de sus enemigos, aprendieron a correr cada vez con mayor rapidez.

Sus patas se especializaron poco a poco en la carrera: los dedos se redujeron de número y se revistieron de una coraza córnea llamada casco.

El origen del caballo

Los caballos, en la prehistoria, emigraron de un continente a otro, difundiéndose sobre todo por Asia y Europa.

Sin embargo, tanto en América del Sur como más tarde en América del Norte, no lograron hallar condiciones favorables, tanto es así que desaparecieron del todo hasta que fueron reincorporados tras el descubrimiento de Colón.

Tipos y razas de caballos

Como tú mismo habrás observado, no todos los caballos son iguales: los hay grises y negros, pardos y manchados, altos y bajos, rechonchos y esbeltos.

Según sus cualidades físicas y el trabajo que efectúan, los caballos se dividen en varias razas: de carreras, de arrastre, de servicios militares, de trabajo agrícola, de caza…

Tipos de caballos

Las razas en que se subdividen los caballos son más de 150. Por lo que enumerarlas todas sería bastante largo, pero podemos nombrar los grupos de caballos más populares, como por ejemplo:

  • Los poneys: caballitos de sólo un metro y medio muy queridos por los niños
  • Los caballos pura sangre de silla: cuyo más noble representante es el caballo árabe
  • Los corpulentos caballos de tiro: que pueden pesar hasta mil kilos y son capaces de realizar faenas sumamente agotadoras
  • Los caballos de doma: son caballos de alta escuela de equitación.

En el siguiente vídeo puedes ver las razas de caballo más bonitas que existen. Te recomendamos que no te lo pierdas, la mayoría son realmente espectaculares:

El caballo y el hombre

Hoy día, las máquinas casi han substituido en el trabajo a los caballos. Incluso en el campo es cada vez más difícil verlos trabajando o en los establos. El caballo, pese a todo, no desaparecerá.

El hombre siempre sentirá la necesidad de volver a lo que es su más bello y antiguo medio de transporte, y no volverá por conveniencia, sino por diversión, por el puro y sencillo placer de cabalgar.

En el campo del deporte el caballo representa un papel primordial. Dentro de la equitación cabe destacar distintas especialidades que, naturalmente, se ajustan a las cualidades del caballo.

El caballo y el hombre

Las más importantes son las carreras de caballos, que se desarrollan en los hipódromos; también existen las carreras de trotones y los saltos de obstáculos.

¿Quieres saber más?

Desde CurioSfera.com deseamos que este artículo titulado El Caballo te haya gustado. Puedes acceder a más artículos similares o sorprenderte con más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, en nuestra categoría de animales. También puedes preguntarle al buscador de nuestra web que encontraras a continuación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here