Breve historia de la medicina

Hipócrates fue el primer gran médico, que vivió en Grecia hace 2.400 años. Describió muchas enfermedades e indicó los remedios que la ciencia de entonces podía facilitar.

Obligaba a sus alumnos a pronunciar un severo juramento, mediante el cual cada médico se obligaba a ayudar al enfermo, a conquistar su confianza, a proteger siempre la vida y a conservar el secreto de una enfermedad. Todavía hoy pronuncian los médicos ese mismo juramento de Hipócrates o juramento hipocrático.

Los principios básicos de Hipócrates fueron continuados por Erasístrato y por Herófilo. Que consiguieron grandes avances en fisiología y anatomía humana.

Avicena fue un médico árabe. Concentró todo su conocimiento en un conjunto de 5 libros denominados Canon plasmó todo su conocimiento. El Canon se tradujo a varios idiomas y fue utilizado para estudiar medicina en toda Europa hasta el siglo XVI.

Hasta hace unos trescientos años, la ciencia médica siguió siendo casi la misma de los antiguos. El hombre conocía muy pocas cosas sobre su cuerpo e ignoraba las verdaderas causas de muchas de sus enfermedades.

Aplicaba hierbas medicinales y algunos medios extraños y prácticas supersticiosas. Como curiosidad, la profesión de cirujano era ejercida en muchos países por… ¡¡los barberos!!

los primeros médicos

Pero, hace tres siglos, mientras Galileo Galilei enfocaba su telescopio hacia las estrellas, otros científicos observaron el funcionamiento de la circulación de la sangre y los órganos internos del cuerpo, comenzando a emplear el microscopio.

Así fue cómo se descubrió la existencia de los microbios y se llegó a la conclusión de que muchas enfermedades eran originadas por ellos. El francés Pasteur, hace cien años, lo demostró claramente. El inglés Jenner practicó la primera vacuna contra la viruela.

Otras importantísimas conquistas en la lucha contra las enfermedades y que actualmente se pueden encontrar en cualquier hospital, fueron:

  • Los rayos X: que permiten ver el interior del cuerpo humano (radiografía). Ver aquí la historia de los rayos x
  • La anestesia: que duerme al que ha de ser sometido a una operación quirúrgica y no le permite sentir dolor. Ver la historia de la anestesia.
  • Medicamentos: varias substancias que dan muerte a los microbios, entre las que se cuentan las sulfamidas y los antibióticos.

La penicilina fue el primer antibiótico, se descubrió por casualidad. En 1928, el inglés Fleming estaba poniendo en orden un armario de su laboratorio. Una probeta conteniendo microbios que estaba allí desde hacía tiempo, presentaba unas zonas de musgo verduzco. “Es extraño —advirtió el médico— que allí a donde ha llegado el musgo estén muertos los bacilos”.

Se necesitaron muchos años antes de conseguir reproducir el famoso musgo, pero desde que se logró la penicilina ha salvado a millones de vidas.

En CurioSfera.com esperamos que este artículo titulado Breve historia de la medicina te ha gustado, puedes acceder a otros similares en la categoría de historia. Igualmente, puedes escribir tus dudas o preguntas a nuestro buscador que tienes seguidamente.

COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here