Bóxer

Las características más destacadas de la raza de perro bóxer son su gran afectividad y la extraordinaria felicidad que siente al estar con su familia. Con un carácter equilibrado, valiente y vigilante, es una de las razas caninas más atléticas y deportivas. Su apariencia musculosa y su buena predisposición despiertan la admiración de los aficionados. En CurioSfera.com te explicamos TODO sobre el bóxer: temperamento, aspecto, salud, enfermedades, cuidados e historia. Además de consejos para su compra o adopción, educación y adiestramiento. ¿Comenzamos?

También te puede interesar conocer al Rottweiler

Índice de contenidos

Carácter del bóxer

qué carácter tiene el bóxer

El perro de la raza bóxer tiene un carácter templado, seguro de sí mismo, equilibrado, vigilante y valiente, desconfía de los extraños y es temible en los momentos serios, pero inofensivo con su entorno, y alegre y gracioso durante el juego. Es fácil de educar gracias a su predisposición a obedecer.

Perro todoterreno, el bóxer es un buen guardián de la casa y un excelente animal de compañía. Posee brío, agudeza natural y buen olfato, por lo que  puede hacer casi de todo: auxilio al ejército o a la policía, protección, rescate, agility, obediencia…

Éste es un perro fundamentalmente con un temperamento feliz y juguetón, con un espíritu juvenil durante toda su vida, curioso y muy activo. Leal y afectuoso, está siempre en contacto con la familia y es reconocido como uno de los mejores perros del mundo para convivir con niños, a los que cuida y protege, y con los que juega de forma incansable.

qué temperamento tiene el bóxer

En relación con los visitantes, en cambio, si son amigos o conocidos de la familia, el perro los recibe con alegría, pero si son desconocidos, la naturaleza territorial y protectora de esta raza lo lleva a cuidar de su casa y de su familia, de manera que avisa de su presencia y mantiene una vigilancia recelosa aunque prudente mientras éstos permanecen en la casa.

En principio, la relación con otros perros también es muy buena, sobre todo si se ha dado desde que el bóxer es un cachorro, pero, aun así, hay que tener cuidado porque su naturaleza dominante hace complicado refrenar los instintos del animal hacia sus congéneres.

Así pues, si se quiere poder acudir de manera tranquila y segura a lugares frecuentados por otros canes, lo básico es enseñarle a controlar este afán dominador sobre otros perros desde la primera vez que dicho comportamiento se manifieste, corrigiéndole este tipo de actitud de forma firme pero calmada, sin utilizar nunca la fuerza.

cómo se comporta el perro bóxer

Y respecto a otras especies animales, puede llevarse bien con algunos gatos, por ejemplo, pero la tentación de cazarlos a veces es demasiado grande, por lo que en el caso de tener ratones, hámsters u otro tipo de mascotas en casa, es mejor no dejar al perro a solas con ellos.

Por último, no hay que olvidar las necesidades de ejercicio diario de este perro, que son muy altas y necesarias para mantener el equilibrio mental y físico del animal. Así pues, es imprescindible darle todos los días un buen paseo con correa, para lo cual primero hay que enseñarlo a caminar junto a su dueño sin tirar ni intentar llevar un paso más rápido que el que éste lleva, algo muy común en el bóxer, no como símbolo de rebeldía o intento de dominancia, sino porque su naturaleza le puede y siempre le pide ir más y más rápido.

A pesar de todo ello, gracias a su notable inteligencia, a su excelente capacidad y a la rapidez de aprendizaje y de aclimatación, este perro es apropiado para vivir tanto en un pequeño apartamento en el centro de la ciudad como en una gran casa en el campo, y con casi todo tipo de familias, incluso con las que tienen poca experiencia en la tenencia de perros, siempre que busquen el consejo de un profesional o el apoyo de un grupo de trabajo.

carácter y comportamiento perro bóxer

Puede ser incluso bueno para personas mayores o sedentarias que estén dispuestas y en condiciones de cambiar sus hábitos por otros más dinámicos y saludables, porque lo único que necesita un bóxer para ser completamente feliz es actividad y dedicación.

  • Energía: nivel alto. Muy dinámico y enérgico, necesita hacer mucho ejercicio y estar siempre ocupado en alguna tarea.
  • Temperamento: dinámico, alegre, juguetón y fiel, también es valiente, dominante, seguro de sí mismo y obediente. Es un guarda inquebrantable y un defensor temible
  • Adaptabilidad: alta. Se adapta a cualquier situación y circunstancia, pero necesita el contacto humano.
  • Sociabilidad: alta. Recela de los extraños, pero con la familia, amigos de la casa y otros perros su relación es afectuosa.
  • Salud: buena. Puede padecer cardiopatías o alteraciones de tiroides.
  • Longevidad: media/Alta. Vive entre 10 y 15 años.
  • Utilidad: muy versátil.
  • Utilización: perro de compañía, protección, guarda y servicio.

Características del bóxer

bóxer características físicas

En el bóxer destacan entre todas sus características su tamaño grande y de estructura corta, cuadrada, compacta y fuerte. Posee huesos fuertes y musculatura seca, fuertemente desarrollada y en relieve. Armonioso y bien proporcionado, no es tosco ni pesado, pero tampoco liviano en exceso. Veamos con detalle cómo es el bóxer y el estándar de la raza:

  • Apariencia general: el bóxer posee huesos fuertes y una musculatura seca, bien desarrollada y en relieve. Su apariencia no es de perro tosco, sino robusto, armonioso y equilibrado.
  • Tamaño y talla: grande.
  • Altura de la cruz: entre 57 y 63 cm los machos y entre 53 y 59 cm las hembras.
  • Peso: entre 28 y 30 kg los machos y entre 23 y 25 kg las hembras.
  • Origen: Alemania.
  • Otros nombres: Germán Boxer / Boxer allemand / Deutscher Boxer.
  • Cuerpo: es cuadrado, no muy largo y se apoya firmemente sobre unos miembros sólidos y rectos.
  • Cabeza: expresiva y con dignidad, es cuadrada, poderosa. Tiene un stop muy marcado y un hocico muy fuerte, corto y cuadrado, con mordida potente y cierto prognatismo.
  • Cráneo: muy identificativa de esta raza, está bien proporcionado con el cuerpo y no parece ni muy liviano ni muy pesado. Su belleza depende de la relación armoniosa entre el tamaño del hocico y el del cráneo. Más bien cuadrada, enjuta y sin arrugas, cuando el perro está alerta frunce la frente, y en las mejillas, desde la base de la nariz hacia los lados, se le forman unos surcos hacia abajo.anatomía perro bóxer
  • Hocico: fuertemente desarrollado, es cuadrado y corto en comparación con el cráneo. Se caracteriza por el prognatismo, es decir, porque la mandíbula inferior sobresale de la superior. El labio superior, grueso y carnoso, rellena el hueco que queda en la parte saliente del maxilar de modo que tapa los incisivos.
  • Ojos: son de color muy oscuro, de tamaño mediano y no son hundidos ni prominentes. Muy expresivos, su mirada es franca y denota viveza y astucia.
  • Orejas: de tamaño adecuado, se insertan muy altas y bastante separadas. Caen apoyadas sobre las mejillas cuando el perro está tranquilo, pero si está en atención caen hacia delante dibujando un marcado pliegue.
  • Depresión naso-frontal (stop): está bien marcada y el puente nasal está colocado hacia atrás, como en el bulldog, pero sin ser descendente.
  • Mandíbulas: como el maxilar inferior sobresale y está ligeramente curvado hacia arriba, el bóxer muerde hacia delante, con mordida poderosa. El maxilar superior es ancho a la altura del cráneo y se estrecha ligeramente hacia delante. Los incisivos están colocados lo más regulares posible en una línea recta, con los caninos bien separados entre sí y de modo que la parte anterior del hocico es ancha, casi cuadrada.
  • Cuello: más bien largo, redondo y fuerte, es musculoso, seco y sin papada. La línea superior forma una elegante curva desde la nuca, bien marcada, a la cruz.
  • Pecho: profundo, mide la mitad de la altura a la cruz y llega hasta los codos. La parte delantera está muy desarrollada y posee unas costillas bien arqueadas que se extienden hacia la parte posterior.
  • Espalda: corta, robusta, recta, ancha y con fuerte musculatura, tiene la grupa ligeramente inclinada, curvada, plana y ancha. La pelvis es larga y, en las hembras, ancha.apariencia perro bóxer
  • Miembros anteriores: vistos desde el frente son rectos y paralelos entre sí, con huesos fuertes. Sus hombros son fuertes e inclinados, están muy próximos al tórax. No son demasiado musculosos. El brazo es largo y forma con el omoplato un ángulo recto. El antebrazo es vertical, largo y posee una musculatura fuerte.
  • Miembros posteriores: Con fuerte musculatura, que es muy dura y sobresale vistosamente, vistos desde atrás los miembros posteriores son rectos. Las piernas son muy musculosas, poseen muslos largos y anchos. El ángulo de la cadera no es muy abierto. Sus rodillas forman un ángulo poco obtuso. Los corvejones son fuertes y bien marcados, pero sin exageración.
  • Pies: los pies del bóxer son más bien pequeños y compactos, con los dedos muy juntos entre sí. Las almohadillas plantares son gruesas, duras y resistentes.
  • Cola: de inserción más bien alta, posee un buen largo en estado natural, pero en muchos países se amputa por tradición. El perro la lleva hacia arriba.
  • Piel: es lisa y elástica, sin formar pliegues ni arrugas, excepto en la cabeza.
  • Pelo: el manto de pelo del bóxer está formado por una capa de pelo muy corto, denso, apretado y brillante en color leonado o bien atigrado, con unas líneas negras o muy oscuras.perro bóxer variedades
  • Color: el manto del bóxer puede ser leonado (que va desde un tono claro hasta el rojo ciervo oscuro) o atigrado (con franjas oscuras o negras sobre una base leonada). Ambos mantos muestran máscara negra y muchos ejemplares lucen también manchas blancas.
  • Movimiento: el bóxer avanza con un movimiento vivaz, lleno de fuerza y de dignidad.
  • Clasificación FCI: FCI n.° 144 GRUPO 2 – Perros tipo pinscher y schnauzer, rnolosoides, y perros tipo montaña y boyeros suizos – Sección 2 Molosoides

Antes de comprar un cachorro de bóxer

cachorro bóxer venta

Si te estás planteando adoptar o comprar un cachorro de bóxer, existen una serie de aspectos que es bueno que conozcas antes de decidirte. Son muy juguetones y divertidos, están llenos de energía. Les encanta jugar con su familia y la actividad física. En este sentido, “aburrimiento” es una palabra que no debería existir en el vocabulario de un propietario de esta excelente raza.

Cuando nacen, los cachorros de bóxer ya tienen un determinado carácter o temperamento más o menos establecido, pero éste puede moldearse gracias a un buen trabajo de sociabilización temprano para conseguir así adultos joviales, equilibrados y felices.

La fase más importante en la educación de un bóxer es la que se da en sus primeras semanas de vida. Esta sociabilización temprana es imprescindible, pues de ella depende que al final se tenga un perro equilibrado y fácil de trabajar o, por el contrario, un animal testarudo, dominante y de temperamento complicado.

perros amazon
Mediante este proceso de sociabilización el animal desarrolla sus habilidades para la relación y comunicación con otros seres vivos y, en general, con su entorno. El cachorro necesita ser expuesto a todo tipo de situaciones, ruidos diversos, gente desconocida, distintas texturas, superficies diferentes y un largo etcétera de circunstancias que provocan diferentes respuestas en el animal.

Dichas respuestas le dan al propietario o al criador pistas muy precisas acerca de cuál es el temperamento básico de su cachorro, al tiempo que van acostumbrando al pequeño a dichas situaciones y van condicionando y modelando las respuestas para que el animal pueda interpretar como familiar cualquier tipo de acontecimiento o, por lo menos, que tenga la capacidad de reaccionar y analizar las circunstancias en las que se halle sin desarrollar los típicos signos de miedo, timidez o agresión.

En el carácter natural del cachorro influye, además del ambiente, la herencia genética que recibe de sus padres, y por eso es tan importante concienciar a los criadores para que solo utilicen en sus programas de cría a individuos con el temperamento típico y adecuado de dicha raza.

Con todo según algunos expertos, el 65% del temperamento final de un bóxer depende del trabajo que se ha hecho con él y del adiestramiento al que se lo ha sometido, y la base fundamental de éste es el trabajo de sociabilización temprana, cuyo objetivo principal es maximizar el potencial del cachorro estimulando su capacidad de aprendizaje, su curiosidad y sus instintos naturales, pues todas las experiencias que vive un cachorro son cruciales en el desarrollo de su temperamento adulto.

Por desgracia, cada vez es más habitual que los propietarios de bóxers unos horarios apretados, típicos de nuestros días, y que les quede tiempo para dedicar a su mascota, así que son muchos los perros que jamás salen de casa si tienen una parcela en la que vivir y que no ven nunca a otros perros, a otras personas, ni escuchan ruidos diferentes a los que ocurren en la casa.

Lo más normal es que este tipo de vida desemboque irremediablemente en un bóxer adulto poco sociable, hiper-excitado o estresado ante cualquier situación nueva y con una exagerada tendencia a la dominancia.

Conviene recordar que las respuestas temperamentales no son más que las reacciones que dicta el cerebro cuando el perro recibe un estímulo, y que dicha respuesta tiene una naturaleza u otra en función de si el perro ha conocido previamente dicho estímulo o es capaz de asimilarlo.

Todo, cualquier situación, incluido el estrés, es entrenable y se ha demostrado que los bóxers sometidos a situaciones variadas y diversas en sus primeras semanas de vida desarrollan la capacidad de respuesta adecuada para todo tipo de circunstancias.

Este trabajo de sociabilización con el cachorro puede empezar desde el momento en el que nace. Existen métodos de estimulación temprana que se han probado con éxito, algunos de ellos desarrollados por los ejércitos de diferentes países, que cuentan con unidades caninas de altísimo prestigio.

Dichos ejercicios consisten, básicamente, en manipular al cachorro colocándolo en diferentes posiciones y sometiéndolo a palpaciones distintas y a cambios de temperatura que estimulen su corteza cerebral, de manera que se vaya acostumbrando a situaciones cambiantes, mucho más allá de la tranquilidad y del sosiego que le transmite la madre.

Con el paso de los días y de las semanas, esta estimulación neurológica se va complicando cada vez más, pues se introducen olores y ruidos diferentes, mientras se sigue con los distintos ejercicios de manipulación, de tacto y de temperatura.

Al cabo de unas semanas, cuando el cachorro ya está capacitado para salir al exterior, se amplía la gama de juegos dirigidos a estimular al perro: se promueve que juegue con niños, se le pone música y la radio, se hacen las primeras salidas en coche, se recibe en casa a gente diferente, se colocan báculos y superficies más complicadas sobre las que debe avanzar…

Con este tipo de trabajo, las capacidades del bóxer para convertirse en un adulto curioso, jovial y equilibrado son mucho mayores que en el caso de los individuos que crecen solos y desatendidos.

Historia y origen

perro bóxer historiaSe sabe de la existencia de perros de tipo parecido al bóxer desde hace muchos siglos, pero la historia real de este perro como raza única y distintiva, con una cría seria, científica y sistemática, no arrancó hasta el siglo XIX, y tuvo lugar en la región alemana de Baviera.

Probablemente su origen primero cabe buscarlo en los perros que llegaron a Europa en el I milenio antes de Cristo acompañando a los pueblos asirios, unos dogos fuertes, resistentes y dotados de una cabeza grande, con una boca poderosa y un temperamento noble y valiente, lo cual los hacía ideales como perros de combate y de guerra.

Es muy probable que este tipo antiguo de perro se mezclara después con los molosos que entraron en el continente por el sur, a través de Molosia, en la antigua región de Epiro, la cual parece ser que les dio nombre, originando de este modo el antecedente más claro de la raza, el llamado bullenbeisser (literalmente, “mordedor de toros”), que se utilizaba sobre todo para la caza.

Más tarde, la gran popularidad alcanzada por los perros de pelea llegados desde Inglaterra llevó a los criadores a cruzar estos bullenbeissers con otros molosos de menor talla, de manera que se dio lugar al bullenbeisser de Brabante, al que, según la costumbre de la zona, se le cortaban el rabo y las orejas para facilitar su trabajo en la lucha contra sus enemigos de caza.

origen e historia del perro bóxer

Después, durante la invasión napoleónica de Alemania, muchos nobles fueron desposeídos de sus tierras y perdieron el control sobre sus jaurías, por lo que el bullenbeisser cambió de manos y pasó a ser el perro típico de los carniceros y de los tratantes de ganado, los cuales, tanto unos como los otros, empezaron a seleccionar a los ejemplares de menor tamaño de cada camada.

Algunos representantes de esta raza también se empezaron a destinar a perros de familia, para guardar la casa y hacer compañía a sus dueños, tarea en la que destacaban por su afabilidad e inteligencia.

Por aquel entonces, la raza en cuestión ya era de color leonado o atigrado con máscara negra, pero no tenía ningún rastro de color blanco, pues éste no apareció hasta la introducción en la cría de ejemplares de bulldog inglés. Quizá ésta sea también la razón por la que, de vez en cuando, en las camadas actuales aparecen ejemplares de color blanco, que no albinos.

En 1895 nació el primer club de la raza en Múnich, la capital de Baviera, y sus fundadores redactaron el primer estándar, que en muchos aspectos de los que se recogen sigue siendo del todo vigente para los ejemplares actuales.

Hoy en día el bóxer es una de las razas más populares en todos los países del mundo, ya que aúna virtudes que lo hacen ser muy admirado por los aficionados a los perros de trabajo y de utilidad, pero, al mismo tiempo, constituye también un perro de familia y de compañía muy adecuado.

El origen del nombre de esta raza resulta curioso. Parece ser que procede de la postura típica que adopta este perro cuando se enfrenta a un peligro o reta a otro perro, pues recuerda en cierto modo a la figura de un boxeador preparado para el combate.

De hecho, si dicho enfrentamiento llega a producirse y el animal está sujeto con una correa, se levanta sobre los miembros traseros y mueve las patas delanteras lanzándolas hacia delante tal como lo hace un boxeador cuando “saca” sus golpes.

Y, por otro lado, contemplar a un bóxer cuando está solo, su manera de moverse, de jugar, de tocar los objetos, de correr, también es todo un espectáculo estético, ya que se trata de un animal atlético y activo pero cómico y juguetón al mismo tiempo.

No obstante, no se trata de un simple payaso canino, sino que en realidad se erige como una de las razas preferidas para el trabajo de guarda y protección, circunstancia que lo ha llevado a situarse entre las más recurrentes en los ejércitos y cuerpos policiales de todo el mundo.

El bóxer vigila su territorio de manera incansable y cuando intercepta la entrada de un extraño lo inmoviliza utilizando una técnica similar por ejemplo a la del bulldog francés y otros perros de agarre. En su trabajo hace, pues, todo un despliegue de facultades y mantiene su capacidad atlética hasta una edad muy avanzada.

Educación y adiestramiento

cómo educar a un bóxerEl bóxer es el perro de trabajo y de utilidad por excelencia, gracias a su gran versatilidad y a su facilidad para aprender con rapidez, sus propietarios pueden dedicarlo a una enorme variedad de actividades y a desempeñar múltiples funciones.

Estas pueden ir desde guardar, proteger, auxiliar al ejército o a la policía, trabajar como perro de rescate en catástrofes, competir en agility, en obediencia o en pruebas de schutzhund, hasta ejercer como perro de terapia o incluso como perro guía de personas ciegas o con alguna otra discapacidad física. De hecho, el límite de sus posibilidades está en la imaginación de sus dueños.

Por lo general el bóxer realiza muy bien todas las tareas que se le encomiendan, aunque quizá puede pecar de ser un poco precipitado, y ello implica que sus guías deben ser pacientes con él.

cómo adiestrar a un perro bóxer

Su propietario, a la hora de adiestrarlo, tiene que intentar hacerle la tarea divertida, pero ha de ser constante y tener mucha paciencia. Debe convertirse en un líder dominante, capaz de imponer siempre su voluntad, si es que pretende controlar y canalizar de forma positiva el verdadero torrente de actividad y de energía que derrocha este perro.

Es recomendable que el adiestramiento se inicie de manera muy temprana, con un trabajo consistente, firme y continuado, cuyo objetivo básico es hacerle entender al animal que vive dentro de un grupo organizado y que él ocupa un puesto concreto dentro de la pirámide jerárquica, siempre por debajo de todos los componentes humanos de dicho núcleo social.

Así pues, toda la familia debe intervenir la educación del cachorro para que a éste le quede muy claro quién es su líder, cuál es el orden, jerárquico y dónde está su lugar dentro de él. Asimismo, las órdenes y tareas deben seguir un orden lógico y ser aplicadas por todos los miembros de la familia de igual manera, a fin de no emitir mensajes erróneos que provoquen respuestas inadecuadas.

Es fácil que un bóxer se lo tome todo como un juego, incluido el trabajo más serio. Esto en sí no es malo, el problema es que se tome a broma a uno de sus líderes, porque entonces a partir de ese momento no considera seria ninguna de sus órdenes y llega a desobedecerlas de manera sistemática, desarrollando incluso un comportamiento testarudo, desobediente y difícil de controlar.

Así pues, aunque es una raza fácil de educar, este perro necesita interactuar muchísimo con su dueño y mantener un contacto casi constante con todo el núcleo familiar.

Otra de las primeras cosas que se debe trabajar con los ejemplares de esta raza es enseñarles a refrenar sus exhibiciones de alegría, ya que por lo general reciben a las visitas o a los miembros de la familia saltando encima de ellos, lamiendo sus manos y su cara o intentando jugar mordisqueando y tirando de su ropa.

Esta actitud, que puede llegar a resultar divertida para el propio dueño, se puede convertir en una costumbre muy molesta e incluso llegar a provocar, de manera involuntaria, algún desagradable accidente.

Alimentación del bóxer

cómo alimentar a un bóxerperros amazonRespecto a la alimentación del bóxer, para que el perro se mantenga sano, con una buena musculatura y un excelente estado de piel, pelo, ojos…, también es muy importante procurarle una alimentación rica en nutrientes esenciales y con el nivel de grasas adecuado, dividiéndole la ración diaria en dos tomas para evitar problemas de estómago.

Salud y enfermedades

enfermedades raza de perro bóxerUna vez llegado a adulto, éste es un perro básicamente sano que alcanza edades avanzadas en muy buenas condiciones (ver cuántos años vive un perro). Y además, como conserva el temperamento alegre y jovial durante toda su vida, los ejemplares ancianos parecen siempre más jóvenes de lo que son.

Aun así, hay algunas enfermedades que inciden en la raza de manera recurrente, entre las que destacan algunas cardiopatías y disfunciones de la glándula tiroides, así como problemas de piel provocados sobre todo por alergias, displasia de cadera, que afecta a la raza en una medida parecida a otras razas de tamaño similar, epilepsia y cáncer, que también son frecuentes, pero no hasta el punto de tener que obsesionarse con ello.

Por otro lado, la obesidad es una condición tan común entre todas las razas caninas en la actualidad que puede llegar a considerarse como una pandemia y el bóxer no escapa a ella. Algunos de sus efectos secundarios más evidentes en esta raza son la tendencia a roncar y una excesiva flatulencia, que resulta, como es lógico, muy molesta. Por último, los ejemplares con el manto blanco pueden padecer casos de sordera con mayor frecuencia que el resto.

cuánto vive un bóxer
Los bóxer blancos son más propensos a problemas de oídos.

De hecho, la aparición de individuos de color blanco en algunas camadas de esta raza es motivo de fuerte controversia; hay puristas que los consideraban tal aberración que ni siquiera los inscribían en los registros genealógicos o, incluso los solían eliminar, algo nada lógico porque se trata de individuos normales y sanos, no albinos.

Aparte de estas afecciones concretas, para controlar la salud de esta raza es muy importante actuar de manera preventiva, acudiendo con regularidad al veterinario para cumplimentar los pertinentes programas de vacunación, de revacunación y de desparasitación anuales. El veterinario, además, es el encargado de revisar el estado de la boca, los ojos y la piel del animal, así como de sus oídos.

Cuidados específicos de la raza

cómo cuidar a un bóxer

Y en lo que concierne al cuidado estético, a pesar del gran tamaño de esta raza, resulta muy sencillo, pues se limita a un cepillado semanal con la ayuda de una gamuza o un buen cepillo de cerdas naturales y un baño solo cuando el animal esté realmente sucio, procurando secarlo luego muy bien y no dejarlo nunca húmedo a la intemperie.

¿Quieres saber más sobre perros?

Desde CurioSfera.com esperamos que este post titulado El bóxer te haya gustado. Si quieres ver otros tipos de perros, te recomendamos que visites nuestra categoría razas de perros. Y si quieres acceder a consejos y respuestas sobre salud, alimentación, comportamiento y mucho más… pásate por la categoría de perros.

Del mismo modo, puedes escribir tus preguntas en el buscador de respuestas de nuestra web que encontrarás a continuación. Y recuerda, si te ha gustado, compártelo con tus amistades y familiares en las redes sociales, o déjanos un comentario. 🙂

 

COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here