Jaulas para aves exóticas

jaulas para aves exóticasEn el mercado actual se puede comprar jaulas para aves exóticas de muchos tipos y tamaños. Existe una gran oferta en las tiendas especializadas, pero aún más si se adquiere a través de Internet, ya que el catálogo de pajareras y jaulas es muy amplio. En CurioSfera.com te mostramos cómo deben ser y las mejores que puedes adquirir.

También te puede interesar nuestro artículo sobre las aves exóticas del mundo

Pajareras de interior para aves exóticas

Casi todas las jaulas para aves exóticas que se compran en el comercio tienen rejas por todos los lados. Son especialmente adecuadas para una sola ave canora, que además estará muy tranquila, tendrá mucha luz, por lo que no necesitará iluminación adicional, y generalmente dispondrá de espacio suficiente para poder moverse y volar.

Las pajareras de interior para aves exóticas son las grandes versiones de las jaulas convencionales, lo cual supone un mayor espacio para que vuelen las aves.

También te recomendamos: jaulas para periquitos

Equipamiento

Hay pajareras con barrotes o rejilla metálica por todos los lados o, como en las jaulas tipo caja, las hay que están provistas de rejilla metálica sólo en la parte delantera.

También son posibles todo tipo de formas intermedias en las que las paredes laterales, el techo o parte de él pueden presentar la rejilla metálica, según nuestro gusto, las necesidades de las aves y las posibilidades de iluminación del lugar.

Hay pajareras de material variado: madera, plástico o metálicas. Unas pueden encargarse como si fuera un mueble más, eligiendo el tipo de madera y el estilo adecuado a la decoración, otras pueden montarse y ampliarse o modificarse mediante un sistema de módulos.

Con un poco de maña también nos la podemos construir nosotros mismos con listones y rejilla metálica dándole la forma y el tamaño que queramos.

Las pajareras de interior pueden colocarse sobre ruedas, mesas o directamente sobre el suelo. Si están sobrealzadas suelen tener cajones de plástico, aluminio o chapa de cinc. En las pajareras grandes son necesarios vatios cajones adyacentes. Su tamaño y peso han de permitir que puedan sacarse fácilmente.

No obstante, las hay también sin cajones. Un zócalo o base de unos cuantos centímetros de altura impide que la arena, las plumas y las cáscaras caigan fuera de la pajarera, sobre todo si por encima de este zócalo se han puesto placas de plexiglás de unos 20 cm de altura aproximadamente.

Podremos retirar la basura fácilmente sirviéndonos de una aspiradora. En las pajareras que llegan al suelo, prescindiremos de ella, pues tendremos que entrar en la pajarera cuando queramos limpiar. Si el suelo consta de una fina placa de plástico o chapa, podremos barrerlo y fregarlo bien.

Organización

Las pajareras de interior son ideales para las aves exóticas por su tamaño y por el espacio de que disponen para volar. Igualmente, en lo referente a las posibilidades de organizar ese espacio, atenderemos en ellas a las necesidades de cada especie mucho mejor que en una jaula.

aves amazonPodemos sujetar ramas y ramitas a la pared mediante prácticos fijadores o bien colocarlas como formando un árbol dentro de un soporte y también poner macetas con plantas vivas. Es posible conseguir matorrales y carrizales con la ayuda de una rejilla metálica doble.

También podemos ofrecerles en todas partes condiciones apropiadas para que aniden: en las paredes, en las plantas, entre las altas hierbas del suelo o sobre ellas. A las especies que prefieren evitar el suelo les proporcionaremos comederos a diferentes alturas o un estante con comida situado tras la puerta.

Emplazamiento de la jaula

Lo ideal es que la pajarera de interior se halle junto a una ventana orientada al sur o reciba directamente los rayos del sol a través de una claraboya dispuesta oblicuamente. Sin embargo, la mayoría de la gente no posee un lugar tan favorable, por lo que, para conseguir una buena entrada de luz, se tiene que recurrir a la ayuda de fluorescentes de luz solar.

También te recomendamos: jaulas para cacatúas

Pajarera de jardín para aves exóticas

Para el aficionado a las aves, lo ideal es la pajarera de jardín. Aunque nuestras aves exóticas no la puedan utilizar generalmente durante todo el año, ésta les ofrece la mayor parte del tiempo aire fresco, sol, viento y lluvia.

Si alojamos en ella a las aves en una fecha apropiada (mejor cuando comienza un período de buen tiempo, a principios de primavera), se habituarán a ella sin contraer ningún tipo de contrariedades.

Algunas de las especies son tan resistentes que pueden incluso pasar el invierno en la pajarera de jardín si tienen siempre la posibilidad de disponer de una pajarera de interior adosada.

La pajarera de jardín puede alcanzar en general grandes dimensiones. Como son unos cuan tos metros cuadrados más de jardín acotado para aves que precisan de más espacio, pueden volar allí con mayor facilidad que en una pajarera estrecha y se puede aprovechar mucho mejor dicho espacio. No se ensucian con tanta rapidez y tenemos más facilidad de movimiento cuando las limpiamos por dentro.

Localización de la pajarera

El emplazamiento de una pajarera de jardín debería pensarse bien antes de empezar a construirla. Lo mejor es hacerla junto a una parte de la casa, de un garaje, un cobertizo o un corral que esté orientado hacia el sur.

Después hay que procurar que tenga protección. El lado occidental y una parte del techo estarán cubiertos con cristal o placas de plexiglás, de manera que las aves de la pajarera puedan encontrarse a gusto cuando lleguen las lluvias.

Interior

Si la pajarera de jardín limita con un espacio aislado y con calefacción, podemos hacer de éste una pajarera de interior. Precisa de una ventana o de una claraboya y de luz artificial, que debe permanecer encendida al menos durante los cortos y sombríos días invernales.

Hay que prever la existencia de un pasillo para repartir la comida delante de la pajarera de interior que sirva también como puerta de entrada. Asimismo, es importante que delante de la pajarera de jardín haya una puerta así, a no ser que en ella se pueda entrar desde el espacio interior.

Cimientos

Para que esté a salvo de ratones y otros animales hay que asegurarse de que la pajarera de jardín tenga unos cimientos sólidos, que tendrían que alcanzar mi metro de profundidad si el suelo de la pajarera permanece en estado natural.

No obstante, si está cubierto de hormigón o de placas de hasta 8 cm de grosor, los cimientos pueden ser menos profundos. Los anclajes estarán empotrados en el suelo si el armazón es de listones de madera. En cambio, si son de metal, los rieles angulares o los tubos necesarios han de estar empotrados directamente en los cimientos.

Revestimiento

El revestimiento de la pajarera de jardín para nuestras aves exóticas puede ser de tela metálica soldada por puntos y plastificada, con un calibre o anchura de malla de 12,5 x 12,5 mm.

También es posible usar alambre muy delgado del mismo calibre, pero que debe ser pintado de negro cada año para que no se oxide. La tela metálica hexagonal revestida de plástico verde resulta muy gruesa y la galvanizada presenta en los ángulos de la malla residuos de cinc a menudo cortantes.

Plantas

Cuando se ha dejado el suelo natural, podemos plantar en él. Los granívoros, que picotean yemas y hojas, respetan más el saúco, la tuya y el enebro. Para otras aves resultan convenientes diversas coníferas, el bambú, el boj, etc.

Si el suelo está cubierto de placas o de hormigón, los árboles y arbustos se plantarán en macetas. Asimismo, pueden ponerse ramas frescas en soportes sobre el suelo o fijadas a las paredes, que se instalarían como en la pajarera de interior.

Comederos y bebederos

Los comederos, los bebederos y las tolvas o comederos automáticos deben instalarse en la pajarera de interior, al igual que el material para el nido, o al menos en la parte cubierta de la pajarera de jardín, pues, de lo contrario, estarían a merced de la lluvia. También esto contribuye a que las aves se desplacen por la noche bajo la protección de la pajarera de interior.

Acceso

El acceso desde la pajarera de jardín hasta la de interior es, según el tamaño de las aves, de 15 x 15 hasta 30 x 30 cm. A ambos lados, por debajo de este espacio se halla mía repisa de aproximación de unos 15 cm de anchura.

Así, las aves pueden pasar también de un lado a otro. Habría que tener la posibilidad de cerrar desde hiera de la pajarera mediante una trampilla o una corredera dicho acceso.

Si hay ventanas entre la pajarera de jardín y la de interior, deberían ser de vidrio armado u opalino para evitar que las aves se estrellen contra ellas al volar.

Protección frente a los gatos

Los gatos asedian constantemente las pajareras. Intranquilizan a las aves exóticas y a veces les infunden un verdadero terror que ellas manifiestan trepando y saltando desordenadamente, lo cual en no pocas ocasiones les produce lesiones.

Para evitar las visitas de los gatos no hay nada mejor que una cerca eléctrica. La descarga es totalmente inocua para el hombre y los animales, pero causa una sacudida perceptible en el gato que se acerca a ella.

Lo más aconsejable es colocar alambres, uno de 30 y otro de 75 cm de altura, en tomo a la pajarera y otro alrededor de la parte superior. De esta manera mantendremos alejadas a martas y comadrejas, además de a los gatos.

Jaulas para la cría

Los que se dedican a la cría de aves prefieren cada vez más este tipo de jaula, la jaula tipo caja. Toda una serie de fabricantes se ha especializado en la construcción de estas jaulas, que tienen todos los lados, a excepción del frontal, de material resistente, madera o plástico generalmente.

En estas jaulas, las aves se sienten a salvo. Poseen rincones tranquilos a los que retirarse. La sensación de no sentirse amenazadas por nosotros más que por un solo lado hace que en seguida se sientan tranquilas y seguras. Nos proporcionan además una buena vista del ave, ya que no hay rejas por detrás, sino una superficie blanca o clara.

Iluminación de la jaula

Aunque la jaula tipo caja esté pintada por dentro de colores claros, casi siempre es necesario poner iluminación adicional, pues no entra en ellas luz suficiente. Lo más adecuado y estético es instalar por delante un tubo fluorescente delgado, bajo el techo.

Los hay de diferente medida y potencia. Montado tras un delgado listón que nos evite deslumbramientos, no estorbará nuestra contemplación del ave. Además, a plena luz, resaltará su colorido.

Son preferibles los tubos fluorescentes de espectro de luz solar para que ésta no sólo ponga en evidencia el bello colorido de las aves, sino también para que les resulte saludable.

Estos fluorescentes tienen una parte de luz UV que es responsable de la formación de la vitamina D3. Podemos citar sobre todo las marcas americanas Truc-Lite, Lumilux 11 y 12, así como Biolux de Osram.

Jaulas tipo vitrina

Las jaulas tipo vitrina o expositor para aves exóticas también es adecuado para nuestros pájaros. Un tubo fluorescente bajo el borde anterior del techo hace que la vitrina sea una verdadera joya, ya que ésta no tiene barrotes en la parte anterior, sino un cristal. Desde el punto de vista del observador, la vitrina es el alojamiento ideal para las aves.

aves amazonCondiciones de habitabilidad

Como también es el alojamiento de las aves tiene que reunir unas condiciones de habitabilidad. En el techo y en la parte superior de una pared lateral ha de haber rendijas o agujeros de ventilación para asegurar la entrada de suficiente aire fresco.

Estos agujeros no deben hallarse a ambos lados de la pared, pues entonces habría una corriente de aire. Puede conseguirse una buena aireación si todo el techo y uno de los lados (aprox. 3/4 de él) tienen una alambrada metálica o una gasa de perlón.

Y, finalmente, si en la vitrina tenemos aves que se alimentan de pequeños insectos voladores, como moscas del vinagre y «plancton pratense» lo mejor es abastecerlas de ellos. Allí, estos animales no pueden dispersarse por la casa y permanecerán dentro de la vitrina para las aves.

Luna delantera y organización

A ambos extremos deben hallarse las puertas o las ventanas correderas, de modo que a la hora de introducir la comida y realizar pequeñas tareas, no tenga que moverse la luna delantera.

A pesar de todo esto hay que hacerlo a menudo, ya que las aves, al bañarse diariamente, salpican más de lo que quisiéramos. Tampoco pueden evitarse los restos de comida ni los excrementos.

Para que la luna permanezca limpia el mayor tiempo posible y también para que no nos molesten sus reflejos, ésta tendría que presentar una ligera inclinación hacia el extremo superior.

Lo mejor es que la luna delantera sea doble. Así puede deslizarse una limpia antes de sacar la sucia. En vitrinas que tienen una cierta longitud son necesarias dos lunas y cabe incluso la posibilidad de dividirla en dos partes mediante una corredera central.

Así nos resultará muy fácil limpiarla y remodelar la decoración. Cuando se tienen unas cuantas aves (pequeños molívoros principalmente) que no picotean ni las hojas ni las yemas, pueden introducirse plantas vivas en la vitrina.

En ella podremos crear los ambientes tropicales que necesitan los polluelos, las aves y las plantas. Allí puede conseguirse un biotopo cuyo mantenimiento es muy costoso y, además, laborioso.

Jaulas para exposiciones

Cada año muchos aficionados y criadores de aves exóticas tienen la oportunidad de conocer o valorar las especies de aves más importantes en exposiciones, concursos y muestras. Para participar se suelen emplear unos tipos de jaulas para aves exóticas diferentes a las normales:

Jaulas biotópicas

Muchas de las aves tropicales se encuentran con cierta regularidad en las exposiciones. Algunas se hallan expuestas al público en grandes pajareras. En ellas se intenta mostrar cómo viven estas aves en sus lugares de origen.

Con gran cuidado y gastos muy elevados, los criadores tratan de organizar pajareras biotópicas que imiten el entorno natural de las aves. A menudo se utilizan plantas que proceden de la misma zona de la que provienen las aves.

En esta afectuosa presentación queda reflejada la buena relación existente entre el criador y sus huéspedes. Desean enseñar a los demás lo bello que puede ser ocuparse de las aves en los ratos de ocio. Llenos de orgullo hacen propaganda de su afición.

Jaulas de exposición

He aquí otra parte de las exposiciones de aves que ocupa un gran espacio en ellas. Aquí las aves aparecen en la mayoría de las exposiciones agrupadas en filas, según su especie y sus tonalidades, en pequeñas jaulas normalizadas.

Este modo de presentar a las aves les resulta inadmisible a muchos de los asistentes a dichas exposiciones. Con frecuencia, las aves son compadecidas y se repite la pregunta de por qué han de vivir en unas jaulas tan diminutas. Y también ¿por qué no se Ies evita este trastorno que supone el transporte y el tener que soportar la presencia de tantos visitantes?

Sí, ¿por qué se representan las aves de esta manera? ¿Compite cada criador con los demás expositores solo por obtener títulos, medallas, copas y otros premios honoríficos? Seguramente éste es para la mayoría de ellos el principal estímulo.

Según las asociaciones de criadores, hay una razón más importante para este tipo de exposiciones. Las aves han de someterse a una comparación y han de responder lo más posible a un modelo establecido para ellas. De acuerdo con éste tienen que coincidir las aves de colorido natural con los ejemplares que viven en libertad.

Aquí podríamos planteamos la pregunta de si dos aves de colorido natural siguen engendrando continuamente descendientes iguales a las aves silvestres. Ya de entrada, las aves de nuestras jaulas y pajareras no tienen la posibilidad de aparearse con muchos congéneres ni de procurar la mezcla de su patrimonio genético, sino que viven dispersas en los pequeños grupos de los criadores.

Si no se encontraran periódicamente en las exposiciones, el resultado sería aves muy distintas. De esta manera y con un modelo como punto de referencia se pueden conseguir ejemplares lo más parecidos posible a los silvestres.

Para brindarles a muchos cuidadores la ocasión de comparar sus aves se utilizan las pequeñas jaulas de exposición. Según las exposiciones, las aves permanecen más o menos días en ellas. A algunos visitantes les parece inaceptable que vivan en estas jaulas, pero, en realidad, ésta no es su residencia habitual.

Ciertamente, los criadores en general las han familiarizado con mucho tiempo de antelación a estas jaulas. Con esta finalidad las cuelgan de las puertas de las grandes jaulas a las que están acostumbradas y allí las alimentan. Entran sin recelo en estas jaulas pequeñas, en las que se muestran muy confiadas por regla general.

Otro motivo que explica el uso de las jaulas de exposición homogéneas es la igualdad de oportunidades que se logra de este modo. Así se evita que los jueces sepan a quién pertenecen determinadas aves. Éstos procederán a dictaminar con neutralidad de acuerdo con las cualidades de las aves.

¿Quieres saber más sobre aves exóticas?

En CurioSfera.com esperamos que te haya gustado este post titulado Enfermedades de las aves exóticas. Si deseas ver más artículos educativos parecidos o descubrir más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, puedes entrar en la categoría de animales.

Si lo prefieres pregunta tus dudas al buscador de nuestra web. Si te ha sido útil, por favor, dale un “me gusta” o compártelo con tus familiares o amistades y en las redes sociales. 🙂