American Staffordshire terrier

Entre las características del American Staffordshire terrier, también conocido como “amstaff”, destaca su cuerpo musculoso, fuerte y ágil. Su carácter es intrépido, cariñoso y valiente. Además es muy inteligente, audaz y leal. En CurioSfera.com te explicamos TODO sobre la raza de perro American Staffordshire bull terrier: temperamento, aspecto, salud, enfermedades, alimentación, cuidados e historia. Además de consejos para la compra o adopción de un cachorro, su educación y adiestramiento. ¿Comenzamos?

También te puede interesar conocer las características y carácter del bóxer

Índice de contenidos

Carácter del American Staffordshire terrier

cuál es el carácter del american Staffordshire terrier El Staffordshire bull terrier es un perro muy inteligente, dotado de una extraordinario carácter: con confianza en sí mismo, feliz, estable y muy efusivo. Con las personas es cariñoso y muy afectuoso, y puede vivir como un perfecto perro de familia, muy apegado a los suyos. Se lo puede tener sin ningún problema en familias con niños, ya que su relación con éstos es fantástica.

Igualmente, a mucha gente le sorprende verlo ejercer como perro de terapia acompañando a ancianos o a enfermos de distinta índole, pero es que su entrega a las personas y su comportamiento con los más débiles, con un cuidado extremo, lo alejan mucho de los estereotipos que se han creado en torno a la raza.

El amstaff, diminutivo con el que se conoce a la raza en todo el mundo, es también un perro con temperamento valiente, lleno de vida y con cualidades para convertirse en uno de los mejores guardianes dentro de su especie.

cómo se comporta el american Staffordshire terrier

Muy obediente, su máximo propósito es servir a su guía, a su persona de referencia, con la que establece una relación muy fuerte y unos lazos inquebrantables.

Y es que una vez que las pelean de perros se convirtieron en un acontecimiento proscrito por la ley y cada vez más denostado por la conciencia popular, los criadores y aficionados a la raza se empeñaron en seleccionar ejemplares que, sin perder sus virtudes y sin mermar un solo gramo de valor y generosa entrega a su inmenso corazón, tuvieran un temperamento más dulce y estable, acorde con los nuevos roles que le esperaban en una sociedad moderna que no entiende el maltrato animal como un entretenimiento.

Esta labor ha supuesto que el despiadado gladiador, famoso por su mordida tremenda y su insensibilidad al dolor, se haya convertido en un perro digno de toda confianza, afectuoso y cariñoso y especialmente indicado para las familias con niños.

qué personalidad tiene el american Staffordshire terrier

Aun con todo, no conviene olvidar el dicho de que “donde hubo llamas siempre quedan rescoldos”, pues este perro no ha perdido ni su valor ni su coraje y si se lo provoca en exceso saca toda su energía para convertirse de nuevo en un luchador infatigable.

Por eso es tan valorado por aquellas personas que quieren tener un perro que se comporte como un corderito con la familia pero que defienda con su vida a los integrantes de ésta o a la propia casa.

Precisamente por esta predisposición natural para la lucha y por su capacidad para no sentir dolor, una de las tareas más importantes que debe asumir la familia que acoge a este perro es su sociabilización.

qué temperamnto tiene el amstaff

Y es que los ejemplares poco sociabilizados o criados en condiciones de aislamiento se pueden convertir en perros agresivos a la mínima ocasión, mientras que uno bien adiestrado, que haya sido expuesto a situaciones de estrés y a la presencia de personas desconocidas, a ruidos, al tráfico, etc., se convierte en un compañero delicioso y en un extraordinario perro de familia.

Como se puede deducir, debido a sus condiciones naturales, a su temperamento y a sus necesidades, el american Staffordshire terrier no es un perro apto para cualquier persona. Necesita que sus dueños sean activos, que les guste hacer múltiples actividades y que incluyan en ellas a su perro.

Se trata de un perro con mucha personalidad y con una adaptabilidad media, que puede llegar a vivir aceptablemente en un apartamento o en una casa pequeña siempre que se le garantice el ejercicio necesario, pero que es mucho más feliz si se le permite residir en una casa con algo de terreno donde disponga de un espacio personal en el que encontrar tranquilidad o algo de juego en los momentos en que lo necesite.

Y por encima del lugar donde resida, lo realmente importante es que conviva con las personas adecuadas, aquellas que sean capaces de asumir las necesidades de su mascota, entenderlas y tratar de satisfacerlas, al tiempo que cuenten con la capacidad y la experiencia suficientes como para moldear el temperamento del animal y convertirlo en un perro de familia seguro y equilibrado.

  • Energía: nivel alto. No le basta con dar simples paseos sino que necesita a diario buenas dosis de ejercicio y moverse en libertad al aire libre: correr, buscar objetos, saltar, rastrear.
  • Temperamento: su comportamiento es valiente, tenaz e intrépido, es un perro fiel, obediente y muy inteligente, por lo que se puede confiar plenamente en él.
  • Adaptabilidad: media. Puede vivir en un apartamento o en una casa pequeña, pero como necesita mucha actividad al aire libre, prefiere la vida en el campo.
  • Sociabilidad: alta. Es cariñoso, afectuoso y muy apegado a su familia. Animal gregario, se integra bien en el grupo y le gusta saber cuál es su lugar dentro de éste.
  • Salud: buena. Puede padecer displasia de cadera.
  • Longevidad: alta. Vive entre 12 y 15 años.
  • Utilidad: versátil. Perro de compañía y de guarda, puede trabajar también como perro de terapia, pues es cariñoso. Asimismo, cumple muy bien en algunas disciplinas deportivas como flyball o frisbee.
  • Utilización: compañía y caza.

Así pues, el american Staffordshire terrier, a pesar de haberse originado con un fin muy concreto, la lucha, en la actualidad se erige como un maravilloso perro de compañía, fácil de mantener, sano, buen guardián, dócil y, sobre todo, muy inteligente, cualidades todas ellas que harán seguro las delicias de sus amos.

Características del American Staffordshire terrier

american staffordshire terrier características físicas

En cuanto a la apariencia general y las características físicas del american Staffordshire terrier o amstaff, es un perro de figura ágil y elegante, pero con un cuerpo recogido, sólido, muy fuerte y musculoso.

Su cuerpo es de estructura sólida y musculosa, este perro da la impresión de tener una gran fuerza, en comparación con su tamaño. Aun así, resulta ágil y elegante, con el cuerpo recogido. Siempre atento a todo lo que lo rodea, su valor es notorio.

La cabeza es grande, con el cráneo amplio y el stop marcado. El hocico, medianamente largo y redondeado en la parte superior, desciende de forma algo brusca debajo de los ojos.

american stanford terrier caracterísiticasSus ojos son redondos, y están bien hundidos en las órbitas y bastante separados entre sí; de color oscuro, presentan los párpados bien pigmentados.

Tiene las orejas de implantación alta, en ocasiones las orejas se recortan. Las no recortadas son igualmente pequeñas, en forma de rosa o semierguidas.

Los pies son compactos, de tamaño mediano y están bien arqueados. Sostienen unas patas musculosas, rectas y dotadas de unos huesos fuertes.

staffordshire bull terrier

Cuenta con una cola que, en comparación con el tamaño del perro, es corta, está implantada baja y se adelgaza desde la base hasta la punta. El perro no la lleva enroscada ni por encima de la espalda.

Su pelaje es corto, apretado, lustroso y duro al tacto, se puede presentar en pelo casi en cualquier color, aunque no es propia de la raza una proporción muy alta de color blanco.

Veamos ahora con más detalle cómo es el american Staffordshire terrier y el estándar de la raza:

Estándar de la raza

descripción american staffordshire terrier

  • Apariencia general: sólido, musculoso, de cuerpo recogido y con gran impresión de fortaleza, es un perro ágil, elegante y muy alerta.
  • Tamaño y talla: mediano/grande.
  • Altura de la cruz: entre 46 y 48 cm los machos y entre 43 y 46 cm las hembras.
  • Peso: entre 18 y 20 kg los machos y entre 16 y 18 kg las hembras.
  • Origen: Estados Unidos.
  • Cuerpo: con el lomo algo levantado, la línea superior de la espalda desciende levemente desde la cruz hasta la grupa, la cual se inclina hasta el nacimiento de la cola.
  • Cabeza: es grande y de longitud media.
  • Cráneo: es amplio.
  • Hocico: redondeado en la parte superior y de longitud media, desciende en una brusca inclinación desde debajo de los ojos. Las mejillas son prominentes.fotos american staffordshire terrier
  • Trufa: es de color negro.
  • Ojos: bien separados y hundidos en las órbitas, son redondos y de color oscuro. Los párpados están bien pigmentados.
  • Orejas: implantadas altas, pueden ser o no recortadas. Las no recortadas, hoy en día la opción más aconsejable, son pequeñas, en forma de rosa o semierguidas.
  • Depresión naso-frontal (stop):
  • Mandíbulas: bien definidas, la mandíbula inferior es muy poderosa, con una mordida fuerte y en tijera. Los labios se unen por los bordes y no son flojos.
  • Cuello: ligeramente arqueado y pesado, es de longitud mediana, sin papada, y disminuye gradualmente desde los hombros hasta la inserción en la cabeza.
  • Pecho: amplio y profundo, las costillas están bien ceñidas y desarrolladas hacia atrás.
  • Espalda: es bastante corta.amstaff caracterísiticas
  • Miembros anteriores: rectos y de huesos fuertes, están bien separados, permitiendo un buen desarrollo del tórax. Los hombros son fuertes y musculosos, con los omoplatos anchos y oblicuos. Sus antebrazos y brazos están bien aplomados.
  • Miembros posteriores: son muy musculosos, con los corvejones en posición baja, no se desvían ni hacia fuera ni hacia dentro.
  • Pies: de tamaño mediano, son compactos y están bien arqueados.
  • Cola: es corta en comparación con el tamaño general del perro, se implanta baja y disminuye de grosor hasta la punta. El perro no la lleva enroscada ni sobre la espalda y está prohibida su amputación.amstaff colores
  • Color: el pelaje puede presentar prácticamente cualquier color.
  • Pelo: es corto, apretado, de textura dura y lustroso.
  • Movimiento: el perro avanza sin balanceo ni ambladura, con un movimiento elástico.
  • Clasificación FCI: FCI n.° 286 Grupo 3 – Terriers. Sección 3 – Terriers tipo bull.

Cachorros de american Staffordshire terrier

cachorro american Staffordshire terrier venta

perros amazonSi estás buscando información sobre el amstaff, es posible que sea porque te estás planteando la adopción o compra de un cachorro de american stanffordshire terrier. Antes de tomar la gran decisión, es necesario que consideres y conozcas una serie de aspectos para lograr la elección adecuada.

Debido a su origen como perro de lucha, esta mascota canina tiende a ser conflictivo con otros perros; de ahí la gran importancia de su sociabilización temprana, desde la etapa de cachorro.

Por otro lado, es importante cuidar su alimentación, especialmente durante el periodo de desarrollo esquelético y muscular, procurando que la dieta sea de la mayor calidad posible y que el perro no crezca obeso ni desnutrido.

Correr, saltar, rastrear, ir a buscar objetos que se le hayan lanzado a cierta distancia… son muchas de las actividades con las que este can quema su exceso de energía. Y si se lo acostumbra y enseña desde cachorro, puede incluso nadar.

La vida en el campo es la más indicada para esta raza, que necesita gozar de espacios al aire libre con bastante frecuencia.

Historia y origen

de dónde procede american Staffordshire terrier Los aficionados ingleses a los deportes de lucha con perros combinaron la sangre del bulldog inglés con la de distintos tipos de terriers para obtener un perro a la vez ágil y fuerte, un excelente animal de combate.

De estos cruces surgieron tanto el bull terrier como el Staffordshire terrier, del cual, cuando llegó a Estados Unidos, algunos criadores crearon una variedad más grande y vigorosa, que se podía usar en diferentes deportes, además de en la caza y el control de plagas. Fue así como nació el american Staffordshire terrier, raza que enseguida ganó gran fama.

Esta raza no nació en el Reino Unido sino en las colonias inglesas de Estados Unidos y Canadá, tal como indica su nombre. Deriva de los cruces realizados entre bulldogs ingleses con diferentes tipos de terriers, buscando un animal grande, valiente y fiero.

En el último tercio del siglo XIX los deportes de lucha en los que participaban perros, muy famosos en el Reino Unido, se hicieron también muy populares en los recién nacidos Estados Unidos pero, de igual forma que sucede hoy en día en muchos ámbitos, los estadounidenses de la época ya dieron muestras de que les gustaba adaptar cualquier deporte o espectáculo a sus propios gustos.

cuál es el origen de la raza de perro american Staffordshire terrier

Así, el antiguo Staffordshire inglés llegado al nuevo continente se fue seleccionando y cruzando para obtener un perro mayor y más fuerte, mucho más llamativo y capaz de enfrentarse a animales más grandes o de luchar contra sus congéneres de manera más fiera, hasta que surgió el american Staffordshire terrier.

Los propietarios de estos perros de pelea hacían un gran negocio, pues obtenían buenos ingresos en el circuito profesional haciendo participar a sus ejemplares y, además, muchas veces también se ganaban unas sumas considerables para la época vendiendo las crías de sus pequeños luchadores.

En una revista del año 1880, por ejemplo, un criador conocido como Cockney Charlie anunció a su perro Paddy por una bolsa de 500 dólares resaltando que se trataba del perro que había matado al ejemplar Trixie, de Filadelfia, en dos horas y veinte minutos.

criadero american stanfordEl american Staffordshire terrier fue la primera raza que obtuvo el reconocimiento oficial por parte del United Kennel Club (UKC), cosa que sucedió en 1898, y poco después lo reconoció también el American Kennel Club (AKC), la organización cinófila más importante de Estados Unidos.

En un principio, en 1936, este organismo inscribió la raza bajo el nombre de Staffordshire terrier, como su antecesora británica, por lo que aún mucha gente la sigue llamando así, pero en 1972, forzado por la expansión internacional de la raza y la confusión que el nombre provocaba con su ancestro inglés, el AKC añadió el término “american” a su denominación. No obstante ello, el club más importante de la raza en Estados Unidos se llama Staffordshire Terrier Club of América.

Desde el último tercio del siglo XX la raza se ha ido haciendo cada vez más popular fuera de sus fronteras iniciales, especialmente en Europa (incluido España), a pesar de que en algunas ocasiones se ha topado con las legislaciones contra determinadas razas caninas consideradas peligrosas.

Esto ha supuesto una limitación a su tenencia o crianza en determinados países o, directamente, su prohibición en otros, como es el caso del Reino Unido, donde este perro se engloba dentro del tipo racial del pit bull en el acta de perros peligrosos, según la cual, cualquier ejemplar de esta y de otras razas consideradas como peligrosas que se encuentre en el Reino Unido debe ser eliminado, como también está prohibida su compra, su venta o su importación.

A pesar del golpe inicial que este tipo de normativas supuso a la expansión de la raza, la realidad se terminó imponiendo y, puesto que el american Staffordshire terrier ha podido demostrar que se trata de un perro de extraordinario carácter, su fama no ha dejado de crecer y en la actualidad es uno de los terriers más populares del mundo.

Educación y adiestramiento del amstaff

cómo educar american Staffordshire terrier

En cuanto a cómo educar a un american Staffordshire terrier, debes saber que no es nunca una buena elección para una persona pasiva y sedentaria, y tampoco es el animal más recomendable para los propietarios que carecen de experiencia en el trato con un perro y en los pasos básicos que se han de dar en el adiestramiento y la educación del mismo.

Como sucede con muchas otras razas de trabajo, se trata de un animal gregario, que se íntegra bien en el grupo y al que le gusta tener un lugar definido dentro de éste. Es el más fiel de los servidores, pero requiere que su amo sea capaz de imponer su liderazgo de manera natural y ejercerlo con convicción y firmeza, sin necesidad de utilizar nunca la fuerza.

Por eso, el objetivo principal cuando se afronta el adiestramiento de un individuo de esta raza es hacerle entender quién manda y quién ocupa el puesto de líder en la manada. No son tan importantes las cosas que se le pueden enseñar como los procedimientos de trabajo que llevarán al perro a entender que está tratando con un líder, a quién debe obedecer y por quien merece la pena trabajar.

El amstaff suele ser perro de una persona, es decir, que aunque se integre a la perfección dentro de la familia, comparta su cariño con todos los miembros de ésta y juegue sin problema con los niños, su corazón y su alma solo pertenecen a aquella persona que ostenta el puesto más alto dentro de la pirámide jerárquica familiar.

cómo adiestrar american Staffordshire terrier

De hecho, puede llegar a reñir a su manera la conducta de otros componentes del grupo si considera que están yendo en contra de lo que marca el líder, por lo que la persona que se convierta en su referencia puede saber que en adelante contará con un aliado que estará siempre de su lado.

Aun así, es importante hacerle entender al perro que todas las personas que viven con él están por encima de él en esta mencionada pirámide; de esa manera se construye una relación fructífera y provechosa entre todos los componentes de la familia y su nuevo perro.

En su vida cotidiana el american Staffordshire terrier necesita realizar unas buenas dosis de ejercicio a diario, y aunque no le basta con el típico paseo atado a la correa, éste es igualmente necesario.

El paseo, además de constituir un ejercicio en sí mismo, es la mejor manera de establecer las bases fundamentales de su educación pues, en primer lugar, gracias a la correa se afianza la idea de qué lugar ocupa cada uno dentro de la pirámide jerárquica.

Ya que de forma inconsciente, al procurar que el perro camine siempre junto al pie de su guía o medio paso por detrás, pero nunca por delante, el animal asume que la persona que está por encima de él es la que marca el ritmo y qué camino se debe seguir.

En segundo lugar, este paseo con correa se convierte en el mejor momento para introducir al perro en nuevas experiencias como entrar a tiendas, enseñarle a ser acariciado por otras personas, permitir su acercamiento, siempre con cuidado, a otros perros, etc.

Pero este can es un verdadero atleta y, por tanto, no le basta con estos paseos. Físicamente necesita más. Lo ideal es poder soltarlo en algún lugar seguro y bien acotado, y jugar con él a lanzarle objetos y hacerle que vaya a buscarlos, o permitirle saltar, rastrar, correr, etc.

Y estas necesidades no solo son físicas, también en el plano mental necesita saber que está haciendo algo útil, que él tiene un lugar y un papel determinado dentro de la familia con la que vive. Para ello es muy práctico enrolarse en algún club de trabajo, al que se puede acudir para completar el adiestramiento del perro y al tiempo poder empezar a pensar en otras disciplinas o alternativas.

Este can destaca en una gran cantidad de actividades: competiciones de agility, sobre todo en Estados Unidos, pruebas especialmente diseñadas para este tipo de perros en las que se prima el agarre y la fuerza con que lo hacen, o arrastre de pesos tirando de un arnés.

Toda esta clase de deportes se inspiran en las funciones originales de este perro, pero están desprovistas de cualquier connotación violenta. En Escandinavia, por ejemplo, se lo utiliza con gran éxito en las competiciones de rastreo, e incluso se lo ha podido ver integrado en un grupo tirando de un trineo con ruedas en las competiciones veraniegas de esta disciplina.

Pero si el american Staffordshire terrier destaca en algún deporte canino por encima de otros es en aquellos que requieren de fuerza, rapidez y explosividad, como es el caso del flyball, el frisbee o las carreras de eliminación.

No es que ésta sea la raza más utilizada por las fuerzas de seguridad, pero la verdad es que el cuerpo de policía de algunos condados estadounidenses ha incluido ejemplares de amstaff en sus patrullas caninas y éstos han demostrado ser trabajadores infatigables y especialmente útiles en las labores de contención y vigilancia del orden público debido a su gran capacidad disuasoria.

Alimentación

cómo alimentar american Staffordshire terrier

perros amazonEn cuanto a cómo alimentar a un american staffordshire terrier, la alimentación debe ser rica en proteínas (preferentemente de origen animal) para satisfacer las demandas energéticas del animal y proporcionarle la nutrición adecuada a los músculos, pero también debe tener una composición equilibrada de grasas de calidad que le aporten el alimento imprescindible a ojos, piel y pelo, y sirvan de combustible a su extraordinaria energía.

Es conveniente, asimismo, dividirle la ración diaria en dos o más tomas durante toda su vida, y sobre todo en verano, para evitar posibles episodios de torsión de estómago, que pueden ser muy graves, y no es recomendable alimentar al perro inmediatamente antes ni después de hacer ejercicio.

Salud y enfermedades

problemas salud american Staffordshire terrier Por lo general el american stafforshire terrier es un perro sano. Si está bien alimentado, lleva a cabo un programa de ejercicios adecuado y se lo somete a los controles veterinarios preceptivos, este animal puede vivir perfectamente 12 años o más, pero, a pesar de todo, hay algunas enfermedades que se dan en esta raza con relativa frecuencia, por lo general es importante extremar las medidas preventivas, especialmente si se tiene intención de hacer criar alguna vez a la mascota.

Al tratarse de un perro de tamaño mediano con un gran desarrollo muscular, activo y enérgico, tiene cierta propensión a padecer displasia de cadera, enfermedad que puede llegar a ser muy dolorosa para el animal e incluso incapacitarlo para desempeñar algunas tareas de la vida ordinaria.

Por ello, la primera medida que debe tomarse para evitar dicha afección es controlar el estado de las caderas en todos los individuos mayores de 12 meses y no utilizar nunca para la reproducción a aquellos perros que la padezcan de forma severa.

Otro pilar básico es el ejercicio, que durante el crecimiento debe ser el justo y necesario para colaborar en el desarrollo armónico del animal pero sin propiciar lesiones ni alteraciones debidas a un sobresfuerzo.

Otras afecciones comunes en la raza son la torsión de estómago, para la que se debe estableen un protocolo de alimentación adecuado a fin de evitarla, y algunas enfermedades oculares.

enfermedades el american Staffordshire terrier

Pero de estas últimas se conoce tan bien su mecanismo de transmisión que basta con apartar de la cría a los ejemplares afectados o portadores para erradicarla en un breve espacio de tiempo.

Aparte de por estos problemas de salud puntuales, se trata de una raza muy sana, fuerte, sufrida y resistente, y en principio basta con realizar las visitas rutinarias al veterinario para mantener su salud plenamente controlada.

Es importante cumplimentar los programas de vacunaciones que haya iniciado el criador y mantener una pauta de revacunaciones anuales, tanto contra las enfermedades más comunes como contra las de especial incidencia en la zona donde viva o las que legalmente puedan ser exigidas.

El veterinario debe ser también el encargado de la identificación del cachorro mediante la implantación de un microchip subcutáneo, de forma que en caso de pérdida, accidente o robo el perro pueda ser convenientemente localizado.

Asimismo, las desparasitaciones internas y externas, son fundamentales para la salud del animal porque los parásitos, además de actuar como vectores de muchas otras enfermedades, inactivan el efecto de las vacunaciones, dejando al animal expuesto a un sinfín de peligros.

Por último, las zonas más sensibles del perro, es decir, ojos, oídos, piel y boca, también deben ser controladas regularmente por el veterinario para detectar de la manera más temprana posible cualquier tipo de problema y actuar en consecuencia.

Cuidados específicos de la raza

cómo cuidar american Staffordshire terrier perros amazonRespecto a cómo cuidar un american Staffordshire terrier, el acicalamiento de este perro es muy sencillo y apenas da trabajo, pues su pelaje solo requiere de un cepillado rutinario, utilizando un cepillo de crin o una manopla de terrier para retirar el pelo muerto

Tampoco es necesario bañarlo con mucha frecuencia, ya que se trata de un animal rústico. Cuando se lo bañe, es bueno, eso sí, utilizar un champú específico adecuado a su tipo de pelo y tener la precaución de aclararlo bien, sin dejar restos de jabón para mantener la textura natural del pelo.

¿Quieres saber más sobre perros?

Desde CurioSfera.com esperamos que este post titulado El american Staffordshire terrier te haya gustado y sido de utilidad. Si quieres ver otros tipos de perros, te recomendamos que visites nuestra categoría razas de perros. Y si quieres acceder a consejos y respuestas sobre salud, alimentación, comportamiento y mucho más… pásate por la categoría de perros.

Del mismo modo, puedes escribir tus preguntas en el buscador de respuestas de nuestra web que encontrarás a continuación. Y recuerda, si te ha gustado, compártelo con tus amistades y familiares en las redes sociales, o déjanos un comentario. 🙂

COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here