Agapornis

Los agapornis son unas de las aves más queridas por los amantes de los pájaros de compañía. ¿Y cuál es el motivo? Pues si hacemos caso a su nombre común, inseparables o periquitos del amor, podemos hacernos una ligera idea. Aparte de su belleza, sus bonitos colores y que son fáciles de criar como mascota, son animales con un comportamiento muy cariñoso, son sociables e interactúan mucho con su propietario.

En CurioSfera.com te queremos explicar sus características, carácter, hábitat y alimentación. Además te damos consejos para su compra, la jaula, cuidados, adiestramiento, dieta, enfermedades y cría. ¿Te apetece? También  puedes conocer otros tipos de aves exóticas.

Índice de contenidos

🐦 Tipos de agapornis

Los agapornis son un género de pájaros psitaciformes formado por 9 especies. A continuación te mostramos las clases, razas o tipos de agapornis más populares. Si deseas obtener más información sobre cada uno de ellos, solo tienes que hacer click en las fotografías de agapornis o en su nombre:

‎🐦 Características del agapornis

qué es un agapornis

Exactamente, ¿qué es un agapornis? Pues bien, lo primero que debes saber es que el nombre científico de este pájaro exótico es Agapornis roseicollis. Forma parte de la familia de los Psittaculidae, que son originarios de África, y son familiares lejanos de estos.

Estas aves son conocidas familiarmente por el nombre común de “inseparables” o “loritos del amor”. Su nombre proviene de la palabra griega ágape, que quiere decir amor o afecto, y ornis, que significa ave.

Este nombre es ideal para este tipo de aves, ya que el macho y la hembra están juntos la mayor parte del tiempo, son inseparables, se acicalan las plumas mutuamente o se acurrucan juntos. Son realmente amorosos el uno con el otro.

Y ¿cómo es el agapornis? Tienen una forma bastante curiosa: son como un loros pequeños, que miden de tamaño entre 12 y 16 centímetros en función de la especie. El color de sus plumas es muy vistoso y su cola es corta.

Los más frecuente es que el color principal de sus plumas sea el verde, con el área de la cara y cuellos en color amarillo, rojo o naranja. Pero también los hay con la cabeza negra o con el cuerpo amarillo.

Su pico está bien proporcionado con el resto del cuerpo y suele ser de tonos anaranjados o rojizos. Además, es bastante fuerte y curvado, lo que le permite poder utilizarlo para conseguir su alimento.

Cuenta con unas patas de tamaño medio que puede mover con bastante agilidad. Esto le permite, aparte de caminar y saltar con soltura, las utilizan frecuentemente para coger comida y llevársela a la boca.

Comportamiento del agaporni

agapornis carácteraves amazonEste tipo de aves tienen un comportamiento muy sociable y bastante confiables con los humanos, pero lo son mucho más con los de su propia especie y con otras aves. Habitualmente no acostumbra a ser violento ni suele atacar, a no ser que se vea amenazado.

A partir del primer año de edad, buscan pareja, y cuando la encuentran, pasarán con ella el resto de su vida. Tendrán polluelos, jugarán, dormirán y envejecerán juntos. Se han dado casos de ejemplares que han muerto de tristeza al poco de morir su pareja. De ahí uno de sus nombres comunes “pájaros del amor” o “lovebirds” en inglés.

Es una especie de pájaro diurno, y les encanta pasar el día tomando baños y alimentándose. Del mismo modo no les importa piar o cantar, emitiendo sonidos constantemente. Les gusta también formar parte de un grupo, por lo que no es extraño encontrar bandadas de bastantes ejemplares.

Los agapornis conviven en colonias jerarquizadas en las que existe un ejemplar dominante que es el encargado de resolver los problemas. Para buscar semillas, son capaces de recorrer grandes distancias.

Aquí te describiremos algunos rasgos que te ayudarán a saber cuál es el estado de ánimo del agapornis.

  1. Tranquilo: Si el ave está tranquila, posará con las plumas ahuecadas y estirará sus patas. Si ves que el agapornis echa la cabeza para atrás cuando está en su percha, también significa que está muy tranquilo.
  2. Agresivo: No es habitual ver a un agapornis agresivo, pero, si lo está, enseguida te darás cuenta, porque empezará a mover las alas y emitirá ruidos constantes y amenazantes, arañará con las patas o atacará con picotas. Cuando un agapornis actúa de este modo es porque quizá cree que sus crías corren peligro.
  3. Alegre: Si el agapornis está contento y feliz, estará muy activo, emitirá sonidos, se peinará el plumaje y observará con curiosidad todo lo que hay a su alrededor. No va a parar ni un momento, esto va a demostrar que está de buen humor.
  4. Sociable: El agapornis es un ave muy sociable. Esto lo puedes ver cuando con otras aves se dan de comer unos a otros, no paran de emitirse sonidos mutuamente o se sitúan los dos juntos en el palo.
  5. Triste: Lo habitual es que el agapornis se esté moviendo. Pero si ves que el ave no parece tan sociable como de costumbre o no se mueve, es porque está triste, puede ser que quiera salir de su jaula o que se sienta solo en ella.

Dónde viven los agapornis

hábitat agapornis

Si quieres crear el entorno adecuado para esta especie de aves, debes conocer más cosas sobre el hábitat natural del agapornis. Estas aves son muy resistentes, ya que las especies salvajes se ven obligadas a pelear con multitud de climas y entornos.

El continente africano es el hábitat natural del agapornis. Encontraremos más cantidad de estas aves en las estepas de Etiopía, Nabinia, Malawi, Kenia y Tanzania. En estas zonas, el clima que domina es el tropical, es decir, hace mucho calor durante el día y, en cambio, por la noche hace frío.

Johann Friedrich Gmelin, en 1788, descubrió la única especie de agapornis que no vive en África continental. Dicha especie es el agapornis canus, sus ejemplares conviven en la isla de Madagascar libremente.

El cambio de hábitat hace que sean muy distintas las características de la especie, es por eso que necesitan mucha más humedad y menos sol para así poder sintetizar vitaminas. Las zonas preferidas por los agapornis son las que tienen gran cantidad de arbustos y también los pequeños bosques de las estepas.

Es muy habitual verlos saltar y trepar de un lado a otro con gran agilidad cuando buscan frutos silvestres y bayas para alimentarse, porque son aves muy hábiles.

Estos animales son muy sociables e inteligentes, por este motivo pasan una gran parte del día interactuando unos con otros. Es habitual que vayan a buscar comida a las poblaciones rurales, sobre los campos de cultivo, es por esta razón por la que las localidades nativas no les tienen mucho aprecio.

Este tipo de aves construyen sus nidos con hojas, hierbas y corteza desmenuzada en los huecos de los árboles. Cada especie de agapornis es distinta, pero todas ellas en cada nidada ponen un promedio de tres a cinco huevos. Después de nacer, la hembra cuida a las crías y el macho se encarga de buscar comida.

¿Cuánto viven los agapornis?

cuántos años duran los inseparablesEsta es una buena pregunta. La verdad es que la esperanza de vida de estos animales es la misma en todas las especies, más o menos todos acostumbran a vivir el mismo tiempo. Tienes que tener en cuenta también que es una de las especies de aves que más años viven.

Los agapornis suelen vivir unos 12 años, pero si están bien cuidados pueden vivir perfectamente hasta 15 años de edad, siempre y cuando se les haya dado una buena alimentación y haya tenido los cuidados necesarios por parte de su dueño, lo cual es muy sencillo, ya que estas aves solo necesitan unos 20 minutos de atención al día.

¿Qué comen los agapornis?

de qué se alimentan los inseparablesaves amazonLos agapornis, que se denominan comúnmente “Inseparables o periquitos de amor”, habitaban únicamente en zonas tropicales de Madagascar y África, antes de que el hombre interviniera. Las especies que viven en dichas regiones se caracterizan porque se alimentan de frutas, semillas, brotes, bayas, insectos, larvas y flores.

Existen conflictos por la competencia, porque cada especie tiene sus propios hábitos de alimentación. Por ejemplo, el Agapornis pullaria come las semillas que encuentra en el suelo, y en cambio, el Agapornis swinderniana se alimenta de insectos e higos en las zonas altas de los árboles.

Estas aves, en su estado salvaje, se alimentan de más de cuarenta variedades distintas de plantas, por este motivo no es nada fácil saber cuál es su consumo diario; del mismo modo, si se pudiera llevar a cabo este análisis, no se podría emplear para conocer el tipo de alimentación que necesitan estas especies en cautividad, ya que sus  necesidades nada tienen que ver con la de las salvajes.

¿Cómo se reproducen?

apareamiento cortejo agapornisSi te estás preguntando ¿cómo se reproducen los agapornis?, en este apartado te vamos a explicar la reproducción en estado salvaje o en libertad. Más abajo podrás encontrar otra sección en la que hablamos de la cría en cautividad.

El cortejo

A finales de julio o principios del mes de agosto, el macho de agapornis ronda a la hembra. Abre y bate sus coloridas alas y ambos se vuelven más cariñosos que de costumbre. El instinto de reproducción despierta en ellos hasta que se produce la cópula o apareamiento.

La puesta

Una vez emparejados el macho y la hembra agapornis, la primera puesta de huevos se produce a finales de agosto. La hembra suele poner un promedio de 6 huevos. Además lo hace de una manera muy interesante: pone un huevo un día sí y otro no.

Incubación

El período de incubación del agapornis es de entre 19 y 22 días. La hembra es la que se encarga de empollar los huevos y darles calor para que se desarrollen correctamente. El macho se responsabiliza de traer comida al nido para alimentar a la hembra y también de las tareas de vigilancia del nido.

Los polluelos

Cuando las crías tienen cerca de 3 semanas de edad ya se puede diferenciar el sexo, ya que en los macho crecen plumas de color blanquecino y las hembras cuentan con la cabeza totalmente de color.

Cómo y dónde comprar un agapornis

consejos comprar agapornis

Lo primero que debes preguntarte es: ¿este tipo de aves se tienen que adquirir a un criador o en una tienda de animales? Todo va a depender de la experiencia que tengas y de lo que quieras hacer con ellos; es decir, si lo quieres como animal de compañía o si lo que deseas es dedicarte a la reproducción de estas aves.

Tienes que saber que, en los comercios especializados, los vendedores pocas veces conocen bien a los pájaros y no te podrán responder a todas las preguntas. Pero, sin embargo, tienen unos precios más competitivos y mejores.

Por el contrario, los criadores de agapornis que se hallan en las exposiciones poseen buenas referencias por parte de las asociaciones ornitológicas y exponen diversas especies que acostumbran a criar durante mucho tiempo.


Además, como lo que desean es transmitir su pasión por las aves, también les interesa mucho ocupar los mejores puestos para poder contestar a cualquier pregunta.

Habitualmente, no hay que comprar pájaros mal cuidados o sucios: las condiciones de higiene tienen que ser inmejorables, su jaula tiene que estar muy limpia y también ser espaciosa (nunca tiene que estar superpoblada), y los agapornis tienen que observarse activos y curiosos (nunca tienen que estar en un rincón encogidos).

¿Cómo saber si un agaporni es macho o hembra?

cómo saber si un inseparable es hembra o machoHabitualmente se dice que si quieres diferenciar un agapornis es un macho o una hembra lo mejor es mirar sus órganos genitales, ya que los huesos de la pelvis del macho están más juntos, y en cambio, los de la hembra son redondeados y están separados, esto hace que pueda poner los huevos. Pero, además, aquí te vamos a dar otras pistas que te ayudarán a conocer su sexo.

Por ejemplo, a diferencia de lo que pasa en otras especies, las hembras acostumbran a ser más grandes que los machos, esto es debido a la dura labor de poner huevos.

Las hembras tienen el pico más grande y su cabeza acostumbra a ser redondeada, en cambio, los machos tienen un pico más pequeño y su cabeza es más uniforme. Las hembras acostumbran a ser más territoriales y agresivas con otras aves que los machos.

Comprar la jaula para agapornis

tamaño jaula agapornis

El hogar de tu agapornis, la jaula, no puede ser de cualquier tipo. Tendrás que adquirir una jaula de buena calidad, ya que va a ser allí donde vivirá para siempre.

Vamos a hablar, primero, de su tamaño. Por lo general se dice que “cuánto más grande, mejor”, aunque no hay que “irse a lo más grande”. Por ejemplo, para una pareja de agapaornis, la jaula es aconsejable que sea de 1 metro de largo, 0,6 metros de ancho y 0,6 metros de alto.

En cambio, si solamente tiene que haber un pájaro, la jaula  tiene que medir 0,5 metros de largo y 0,5 metros de alto y de ancho. Aunque es mejor que sea una jaula para dos agapornis, puesto que así el ave tiene más espacio a la hora de volar. Y además, como las jaulas siempre tienen juguetes dentro, al final se acaban haciendo pequeñas.

Piensa que la forma que tenga la jaula es tan importante como su tamaño. Te aconsejamos que no sea redonda, porque les provoca inseguridad, ya que no tienen un punto de referencia con el que sentirse tranquilos, ya que todos los puntos de la jaula son iguales.

No tiene que ser tampoco una jaula con forma de casita, porque, como la mayoría están hechas de plástico, esto hace imposible que puedan subir por las paredes. Por lo tanto, lo mejor que puedes hacer es optar por una jaula rectangular con barrotes horizontales, para que, de este modo, se puedan agarrar con el pico o las patas.

La distancia que tiene que haber entre los barrotes no debe ser superior a 1,5 cm, de esta forma vas a evitar que puedan meter la cabeza entre ellos y asfixiarse.

La jaula, como mínimo, tiene que tener dos puertas, una para que les puedas suministrar la comida y el agua, y la otra, para que tengan un nido en el exterior si lo que quieres es dedicarte a la cría o para que el ave salga a estirar las alas cuando quiera.

aves amazonAsimismo, los comederos es mejor que se rellenen desde la parte de fuera, ya que si se rellenan por dentro puede ser que el agapornis se escape de la jaula. Pasaría lo mismo con el agua, hay que comprar un tubo de plástico para que el ave pueda beber, sobre todo en la época estival.

Se habla mucho acerca de la rejilla inferior que hay en las jaulas de los agapornis. La verdad es que la jaula se limpia con más facilidad si no hay rejilla, pero el problema es que estas aves pueden comer el alimento que se les haya caído al suelo, que puede estar contaminado por sus defecaciones, y esto no es recomendable en absoluto.

Tienes que poner en el fondo de la jaula algo que te sea sencillo de limpiar, como puede ser papel de periódico o de cocina, además de tierra especial para aves o también maíz triturado. Lo que nunca tienes que poner es arena para gatos, ya que el poder de absorción de esta podría secar el buche del agapornis, ni tampoco puedes utilizar papel perfumado.

¿Qué debo comprar para la jaula?

bebederos y comederos para inseparablesEs habitual que cuando compres una jaula para agapornis, esta tenga unas perchas de plástico que ya van incluidas. Estas perchas no son perjudiciales para estas aves, aunque tampoco les benefician, ya que con el plástico no se pueden limar las uñas.

En cambio, hay unas perchas que no son para nada recomendables, aunque en las tiendas digan que sí, son las percha “limauñas”, ya que pueden lastimar sus patas, porque son rasposas.

Lo que te recomendamos es que utilices perchas de ramas naturales. Puedes encontrar una gran variedad de estas en las tiendas, aunque también las puedes construir tú mismo.

aves amazonEste tipo de perchas no son perjudiciales para los pájaros y pueden limarse las uñas en ellas sin miedo a lastimarse, del mismo modo, podrán saltar de rama en rama y así podrán hacer algo de ejercicio dentro de la jaula.

Uno de los errores más comunes que tienen muchos dueños primerizos es meter una gran cantidad de juguetes en la jaula, ya que realmente lo que esto hace es que las aves no tengan mucho espacio para moverse, porque la jaula, al estar tan llena, se queda pequeña.

Es por eso que te sugerimos que compres solamente un par de juguetes, como puede ser un columpio o una cuerda.

A diferencia de lo que ocurre con otras aves, a los agapornis se les puede poner un espejo, aunque de todos modos no es beneficioso para ellos, porque se sienten atraídos por sí mismos, ya que piensan que tienen en la jaula a un compañero y no querrán separase de este.

Limpieza e higiene de la jaula y del agapornis

cómo limpiar la jaula de mi inseparableEstas aves son muy limpias, esto es algo que podrás comprobar cuando veas que a cada momento se están acicalando las alas. Esto es porque son bastante presumidos, por este motivo quieren vivir en jaulas muy limpias.

Tendrás que desinfectar completamente la jaula una vez a la semana, en esta limpieza deberás incluir los juguetes y los barrotes, para ello tendrás que emplear una bayeta (solamente  para esta labor) con agua tibia y un poco de lejía diluida. Después, tendrás que enjuagarla para que no queden restos y la deberás secar con una toalla o un paño.

En lo que respecta al agapornis, lo habitual es que se limpie las plumas él mismo, aunque también le puedes poner un cuenco o una taza grande, con agua en su interior, para que se pueda meter dentro y bañarse, verás como de este modo se lavará él solo.

A este tipo de aves no les gusta mucho que los humanos les limpien, por lo tanto, te recomendamos que dejes que se limpie él solo.

¿Dónde colocar la jaula?

mejor ubicación jaula inseparable¿Cuesta mucho hallar el lugar idóneo para colocar  la jaula de un agapornis? La verdad es que esto puede suponerte más de un problema, ya que tiene que estar colocada en un lugar en que no haya corrientes de aire, es decir, no tienes que colocarla cerca de ventanas, puertas ni en balcones, como hace equívocamente mucha gente.

El lugar más adecuado para la jaula es que esté situada en un lugar en que dos partes de esta estén pegadas a la pared, lo cual proporcionará a tu mascota una sensación de seguridad, y además, tiene que estar libre de humos y luces  que le puedan dar directamente.

Cómo alimentar a los agapornis

qué dar de comer a mi agaporni

Es fundamental la alimentación de los agapornis papilleros, ya que tienen tendencia a engordar si no salen de su jaula para volar un poco. Es por este motivo que tienen que tomar una dieta equilibrada o balanceada.

Lo habitual es que los agapornis coman una mezcla de distintas clases de semillas de un tamaño medio, pero entre ellas no pueden haber ni pipas ni grasas, para que el ave no engorde.

Estas semillas las podrás encontrar en el mercado, y la composición idónea de las mismas sería: un 40% de alpiste, un 8% de cártamo, un 12% de mijo amarillo mezclado con un 12% de mijo blanco, un 6% de cañamón, un 6% de mijo rojo, un 4% de trigo sarraceno, un 2% de avena pelada, un 4% de negrillo y un 6% de linaza.

En cambio, los agapornis también pueden comer otras cosas, lo cual es esencial para mantener su salud en buen estado. Por lo tanto, les puedes dar como extra un pienso que está pensado específicamente para ellos, que les ayudará a estar sanos, porque les aportará muchos nutrientes. Puede ser que primero no quieran comerlo, pero ya verás que poco a poco lo irán aceptando como otra comida cualquiera.

Te recomendamos que un par de veces por semana incluyas en su dieta algunas verduras y frutas, que van a ser muy beneficiosas para su organismo. Entre las frutas más recomendables hallamos la naranja, las fresas, la pera, la manzana, la papaya, el pomelo y la mandarina.

Y, entre las verduras más beneficiosas para ellos, encontramos la lechuga, el maíz, los ajos tiernos o las judías verdes. Tienes que dárselo todo muy triturado, así es mucho más sencillo a la hora de comer.

Pero has de tener cuidado, porque hay algunos alimentos prohibidos para los agapornis, que pueden llegar a causarles la muerte, como las patatas, la carne, el aguacate, la calabaza, el perejil, el café, las bebidas gaseosas y alcohólicas, los dulces, el chocolate o los alimentos salados. Tampoco les puedes dar de beber leche en vez de agua, porque les puede provocar importantes problemas digestivos.

Una manera de asegurarse de que tu mascota está sana, sobre todo en la época de cría, es dándole algunas vitaminas, que se las puedes suministrar a través del agua, en pequeñas dosis, de este modo el ave no las detectará y se las comerá. Hay diversidad de marcas pensadas específicamente para los agapornis, por lo tanto, hay que hacer uso de ellas.

Tienes que tener en cuenta que las crías no pueden alimentarse de lo mismo que comen los padres. Para las crías tendrás que adquirir pastas o papilla de cría, que es un alimento específico para ellas.

Hay muchos estudios que han llegado a la conclusión de que las crías que comen este tipo de pastas crecen mucho mejor. Hay mucha variedad de pastas que se pueden adquirir en los mercados, y se han fabricado en colaboración entre los criadores profesionales y las grandes marcas.

¿Cómo hacer que mi agapornis confíe en mí?

mi agaporni no confíaExisten muchos vídeos en Internet en que se muestra cómo los dueños llevan a sus agapornis posados en su hombro o en su mano. Tienes que saber que esto no lo vas a lograr de la noche a la mañana, porque te va a suponer mucha paciencia y trabajo que el ave te tenga confianza.

Lo mejor que puedes hacer, al principio, es mantener un poco las distancias. Tienes que tener en cuenta que el ave, como va a estar encerrada en una jaula, se va a sentir triste al verse privada de libertad.

Y además, estará en un ambiente que para ella será desconocido, lo cual le va a intranquilizar un poco. Así que te aconsejamos que los primeros días no lo toques ni lo intentes agarrar.

Cuando hayan pasado un par de días, puedes comenzar a intentar ganarte su confianza. Para conseguirlo, lo más importante es que la jaula se halle colocada en una sala dónde se haga bastante vida social, como puede ser un comedor o un salón.

Deberás acercarte a la jaula poco a poco y pronunciar su nombre, para que se acostumbre a esta palabra. Pero si ves que el agapornis no quiere mantener contacto contigo es mejor que lo dejes tranquilo, ya verás como con el tiempo el ave irá acercándose a ti para reconocerte, aunque todavía no estará preparado para que lo toques.

Con el paso del tiempo, va a llegar un momento en que el ave ya no se asustará cuando vea a su dueño aproximarse a la jaula. Cuando suceda esto, tienes que intentar comenzar a ofrecerle alimento directamente de tu mano y, eso sí, tendrás que estar tranquilo en todo momento.

Primero, puede ser que el animal recele un poco a la hora de aproximarse, pero ya verás que poco a poco lo hará. Puede ser que no lo logres enseguida, pero con el tiempo lo vas a conseguir.

Cuando ya hayas logrado que coma sus “snacks” de tu mano, tendrás que empezar a intentar que el agapornis se suba a tu dedo. Para lograrlo, tienes que tocar su abdomen suavemente y darle un empujoncito para que se suba.

Probablemente bajará enseguida, por lo que te aconsejamos que le dejes tranquilo y ya lo intentarás al día siguiente. Verás como al cabo de poco tiempo se va acostumbrar a subirse a tu dedo, es en este momento cuando tendrás que sacarlo de su jaula con mucho cuidado.

Es fundamental que la habitación esté cerrada, porque seguramente querrá salir a investigar lo que hay a su alrededor.

Sacar al agapornis de su jaula

puedo sacar agaponis de la jaulaDel mismo modo que pasa con los periquitos, no hay ningún problema en que dejes al agapornis salir de su jaula para que vuele por tu hogar. Aunque es importante saber que esto es mejor hacerlo cuando el ave ya tiene confianza con su dueño y con el resto de miembros del hogar.

Puedes dejar volar a tu agapornis por el hogar, pero tienes que asegurarte de que todas las ventanas están cerradas. Aunque de todos modos, al principio, lo mejor es que cierres la puerta de la habitación donde esté, de esta manera vas a evitar problemas.

Ya verás que cuando tu mascota se canse de investigar, ella misma se meterá de nuevo en su jaula. Y si ves que no lo hace, ponle un poco de sus snacks preferidos y ya verás cómo así lo hará.

No debes sufrir porque se golpee con los muebles, ya que esto es muy normal si no conoce la habitación en la que se halla.

¿Cómo adiestrar a un agapornis?

adiestramiento agapornisAl agapornis se le denomina bastante acertadamente, “perrito con plumas”. Y esto es porque estas aves son muy listas y se les puede amaestrar, eso sí, hay que ser bastante constante a la hora de entrenarlas para que de este modo aprendan algún truco.

No hablará tan correctamente como otro tipo de loros, como los guacamayos o las cacatúas, pero es bastante probable que si lo llamas acuda a ti, puede ser también que te quite el lápiz con el que estés escribiendo o que beba agua de algún vaso que haya encima de la mesa. Asimismo, puede ser que se suba a la cabeza para picotear, eso sí, cariñosamente (hay ciertas personas que les dan de comer directamente de ella).

Si quieres entrenar a esta ave, tendrás que empezar cuando esta sea muy joven, la edad adecuada es cuando tienen dos o tres meses, aproximadamente, ya que en esta etapa es cuando el agapornis es más receptivo a la hora de aprender cosas. Pero deberás tener en consideración varias cosas:

Al agapornis le puede parecer muy interesante aprender cosas nuevas, pero puede ser que se acabe aburriendo al tener que hacer lo mismo de manera repetitiva, por tanto, si observas que no tiene interés en el ejercicio, es mejor que lo dejes tranquilo.

Deberás dedicar cada día un par de sesiones al adiestramiento del agapornis y tendrás que tener mucha paciencia, ya que al principio no te va a hacer demasiado caso.


Siempre que haga algo bien, es importante que lo recompenses con su comida preferida o con un snack. Pero para que sea algo más “especial” para él, tiene que ser algo que coma pocas veces, como puede ser una golosina que le des un par de veces a la semana, como mucho, lo que hará esto es que se esfuerce mucho más para comerla.

La habitación donde se haga el entrenamiento tiene que estar cerrada cuando empiece el mismo, para que no se escape por la puerta o la ventana.

Si hay algo que el ave no quiere hacer, no le obligues a que lo haga. Porque aunque ya tenga un vínculo contigo, puede que se resista un poco a la hora de probar algo nuevo, aunque le llame  mucho la atención.

En los primeros días del entrenamiento es muy probable que te picotee. Si esto sucede, tienes que decirle “no” y meterlo otra vez en su jaula, de este modo aprenderá que eso no lo puede hacer cuando quiera.

Por lo general, a los agapornis se les enseña a comer de la mano o subir al dedo. Primero, esto tienes que llevarlo a cabo dentro de la jaula, pero en el momento en que el animal ya tiene algo de confianza y deja que lo saques de la jaula subido a tu dedo, puedes comenzar a probar que acuda a ti al oír su nombre.

Al principio, tendrás que estar cerca de su jaula, y después, con el tiempo, podrás alargar la distancia, de este modo se  acostumbrará a acudir en cuanto oiga su nombre. Tienes que recompensarle con su chuche preferida, si logra hacerlo.

Hay varias cosas que le puedes enseñar a un agapornis, como puede ser ir a la mesa para que coma con el resto de los miembros del hogar o con los invitados, también puedes enseñarle a hacer alguna pequeña travesura que consiga llamar la atención de los miembros del hogar.

Pero, lo que no tienes que hacer nunca es agarrarlo si él no quiere, ya que esto hará que pierda su confianza en ti. Si observas que empieza a volar por la sala, tienes que dejar que sea él el que vuelva a su jaula.

¿Cómo criar agapornis?

criar inseparablesLo habitual es que los agapornis construyan los nidos ellos mismos, sin embargo, les puedes poner un nido artificial, de madera o nidos mochileros, para que puedan vivir en él. Y estos nidos tienen que ser amplios, porque en cada puesta pueden llegar a poner entre cuatro y seis huevos.

Si observas que la hembra se vuelve más agresiva, no tienes que asustarte, porque es una conducta habitual cuando están en celo. Querrá permanecer en el nido y el macho será quien la alimente regurgitándole en el pico la comida, esta es una muestra del amor que se tienen. No tienes que obligarlas a que críen, hay que dejar que la naturaleza siga su curso.

Teniendo en cuenta que la hembra está débil durante el tiempo que dura la cría, es importante que le suministres una comida que contenga calcio, una pieza de fruta o también le puedes dar algunas vitaminas con calcio en el agua, de este modo se va a fortalecer.

Después del apareamiento, la hembra se pondrá en el nido y allí permanecerá todo el tiempo. Un día pondrá un huevo y otro no, y podrá llegar a poner hasta 6 huevos.

Cuando ya haya puesto los huevos, habrá que esperar unos 24 días de incubación para que nazcan los pollitos y un mes y medio más para que estos sean suficientemente autónomos como para tener en la jaula su propio módulo.

Cómo cuidar a los agapornis

consejos cuidados inseparablesAhora ya sabes cómo tienes que cuidar de tu agapornis, pero te daremos unos últimos consejos sobre los cuidados de los agapornis:

  1. Cuando vayas a adiestrarlo es fundamental que los entrenamientos no duren más de 20 minutos, porque si duran más tiempo, el ave puede cansarse. Si entrena 20 minutos al día, estará muy contento con su dueño.
  2. Es esencial que no le des demasiadas golosinas, porque puede engordar fácilmente. Le tienes que acostumbrar a que también es un premio una caricia, un beso o una alabanza.
  3. No grites nunca a un agapornis ni le lastimes, ya que esto le producirá desconfianza y miedo.
  4. Es importante que el agapornis pase por lo menos 22 horas dentro de su jaula, de este modo no se acostumbrará tanto a estar en el exterior. Puedes dejar que salga de ella, pero que únicamente sea para comer de tu mano o para que, una vez esté adiestrado, lo puedas mostrar a tus amistades.
  5. Es muy probable que, al principio, te picotee si quieres darle de comer de tu mano. Si esto llega a suceder, no debes retirar la mano, porque pensará que su pico es su arma y podría atacar con él.
  6. A la hora de establecer un vínculo con el agapornis, como tocarlo, no tienes que perder la calma, porque estos animales detectan el nerviosismo y como consecuencia de ello también se ponen nerviosos.

Enfermedades y problemas de salud del agapornis

mi agapornis está enfermoLos agapornis, como las demás aves, pueden sufrir ciertas enfermedades. Algunas de ellas pueden llegar a producirles la muerte, sin embargo, hay otras que, si se detectan precozmente, se pueden curar en pocos días. Veamos las más comunes o habituales:

  • Acariasis respiratoria: El ave respira fatigado, le carraspea la garganta y sus plumas están alborotadas. Por lo general, esto es debido a unos ácaros que se encuentran en las mucosas de la garganta. Esta enfermedad se puede curar perfectamente con antibióticos.
  • Asma: Tendrá fatiga y estará abatido. Esta enfermedad se debe a que el ave está en una zona de la casa en que hay mucha humedad o puede ser que tenga hongos o bacterias en su comida. Para lograr su recuperación, tendrás que mezclarle antibióticos con su comida.
  • Catarro: Esta dolencia hará que al ave le cueste respirar, sacará mucosidad por sus orificios nasales y sus plumas estarán alborotadas. Si tiene un catarro seguramente es porque está en una zona donde hay grandes corrientes de aire.
  • Colibacilosis: Cuando estas aves tienen esta enfermedad, pierden el apetito y acostumbran a estar todo el día durmiendo y les sienta mal cualquier cosa. Esta enfermedad puede ser mortal, por lo tanto, hay empezar a darles antibióticos lo más rápidamente posible.
  • Coccidiosis: Si tu ave tiene esta enfermedad, sus excrementos contendrán sangre a causa de unos parásitos, que son los que le han contagiado. Lo que tienes que hacer es desinfectar la jaula y la comida antes de que los consuma.
  • Disentería: Sus excrementos serán blandos, tendrá unos movimientos bruscos, pero desganados y, en los casos más graves, puede ser que picoteen la comida de manera agresiva. Esta enfermedad puede estar provocada porque consuma alimentos en mal estado o porque coma un exceso de verduras o frutas demasiado maduras.
  • Enteritis: El ave perderá el apetito a causa de la inflamación intestinal, pero, en cambio, tendrá mucha sed. Los culpables de esta dolencia son unos parásitos que tendrá en su organismo por haber ingerido alimentos en mal estado o quizá también por un estrés emotivo. Para combatir estos parásitos, hay que suministrarle antibióticos con el agua para que los pueda expulsar.
  • Muda anómala: Repentinamente empezarán a haber partes de su cuerpo en las que no tendrá plumas, y tendrá un plumaje alborotado y deformado. Para curarle, hay que suministrarle alimentos que contengan muchas vitaminas. La causa de esta enfermedad es porque se sienten solos o porque han perdido a su compañera sentimental.
  • Parásitos externos: En sus plumas verás piojos, ácaros u otros parásitos. Para combatirlos es imprescindible que limpies bien la jaula y que le des al ave un lugar donde poder asearse.
  • Picaduras: El ave puede tener picaduras de mosquitos, si en el hogar hay este tipo de insectos. Si esto sucede, tendrás que poner en la jaula protectores para que los mosquitos no puedan pasar. Si el agapornis ya ha sufrido picaduras, tendrás que ponerle una pomada especial en la zona afectada.
  • Pulmonía: Si tu mascota sufre de pulmonía, verás que respira con dificultad porque tendrá mucha mucosidad en sus orificios nasales. Se produce, del mismo modo que el catarro, porque la jaula está colocada en una zona con fuertes corrientes de aire. Para que se recupere de esta enfermedad tendrás que darle vitaminas y antibióticos.
  • Psitacosis: Esta es una enfermedad producida por un virus, pero en la actualidad es poco común, aunque algunas veces aún se da. Esta dolencia no tiene cura y es mortal, también para el humano. El pájaro estará nervioso, tendrá mucho sueño, no comerá ni beberá y además tendrá mucha diarrea.
  • Salmonelosis: Si padece esta dolencia, el ave tendrá el vientre muy hinchado, aunque parecerá que está delgado, su respiración será agitada, tendrá poca hambre, pero en cambio, va a tener mucha sed. Si tu mascota se ve afectada por esta dolencia, tendrás que suministrarle, mezclándolo con la comida, antibióticos y vitaminas del tipo B.

¿Quieres saber más sobre aves?

En CurioSfera.com esperamos que te haya gustado este post titulado El agapornis. Si deseas ver más artículos educativos parecidos o descubrir más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, puedes entrar en la categoría de mascotas o la de animales.

Si te resulta más cómodo, puedes preguntar tus dudas en el buscador de nuestra web. Si te ha sido útil, por favor, dale un “me gusta” o compártelo con tus familiares o amistades y en las redes sociales. 🙂

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here